lunes, 2 de octubre de 2006

Cocina sin colesterol

A medida que pasan los años una va adquiriendo nuevas costumbres, manías y vicios que nos acercan cada vez más a eso que evitamos a toda costa: parecernos a nuestras madres (con todo el respeto y cariño para las mamás :P). Últimamente yo he descubierto que cocinar es una terapia anti-estrés increíble, por lo que buscar recetas y llevarlas a la práctica se ha convertido en una de mis aficiones favoritas.

En mi caso, tengo el handicap del colesterol por lo que, aunque mi satisfacción a la hora de cocinar no puede ser completa (es una especie de cocinus interruptus) sí que estoy orgullosa de utilizar de la mejor manera posible los alimentos que están permitidos en mi estricta dieta, sobre todo a la hora de los postres que todo el mundo asocia a un exceso de grasa. Pues bien, el bizcocho de la foto (ayer me desestresé un poco haciéndolo :P) es un dulce sano y muy fácil de preparar, incluso para personas como yo que no tienen demasiada experiencia en la cocina. Esto es como todo, cuestión de probar e ir aplicando la técnica de ensayo/error.


A la hora de hacer el bizcocho debo tener en cuenta que la mantequilla y los huevos son dos de los alimentos que más colesterol contienen, así que directamente los elimino de mi receta personal. ¿Cómo se hace un bizcocho sin huevos ni mantequilla? Pues los ingredientes son, aproximadamente, (yo mido casi todo a ojo o a vasos de yogur :P) 150 gr. de harina normal, 150 gr. de harina integral, 100 gr. de azúcar blanco, 150 gr. de azúcar moreno integral, 1 yogur natural desnatado, ½ vaso de aceite de oliva, 2 pastillas de chocolate negro ralladas o en trocitos, un puñado de almendras trituradas, ½ sobre de levadura Royal y 1 ó 2 vasos de leche, dependiendo de cómo nos vaya quedando la masa de líquida. En vez del chocolate y las almendras también se le pueden añadir trozos de manzana o de alguna otra fruta y quedará todavía más sano. Estudios recientes afirman (y reafirman) que el chocolate negro no contiene colesterol puesto que no cuenta con ningún ingrediente procedente de animales, como sí ocurre con la leche en el chocolate con leche, por ejemplo.

Yo no soy muy metódica a la hora de la preparación; normalmente mezclo las harinas con el azúcar y luego le voy añadiendo todo lo demás y removiendo hasta que se forme una pasta y le añado la leche hasta que quede lo suficientemente líquido como para verterlo en el molde. El horno se precalienta a unos 220º y cuando se mete el recipiente se cuentan unos 25-30 minutos, hasta que el bizcocho suba. Después se va bajando la temperatura durante otros 10 minutos más o menos, hasta que esté cocido. Estos tiempos son orientativos, porque yo no entiendo mi horno y uno de cada tres bizcochos se me suele quemar :P El caso es que con esta receta consigo un bizcocho para desayuno o merienda sin apenas grasa saturada ni colesterol que, si bien no está tan esponjoso y apetecible como los pasteles industriales o los dulces de las abuelas, me lo como bastante más tranquila porque sé lo que lleva y sé que no me hará daño.

Si no tenéis horno convencional, este tipo de bizcocho también se puede hacer en microondas, aunque en un molde no metálico y tened en cuenta que no quedará doradito por encima. Eso se puede solucionar espolvoreando un poco de azúcar moreno sobre el bizcocho para que coja un tono más tostado. Yo he sacado muchas ideas y recetas de la página del canal de televisión Canal Cocina, que tiene por ejemplo un programa específico de cocina para microondas y varios apartados de cocina sana y recetas especiales. Así que ya no hay excusa para los que no sepan cocinar :)

10 comentarios:

  1. Hmmm... otra adicta al canal cocina... En mi familia hay algunos también. Habrá que probar la receta, y cuando me lo coma me pondré la camiseta que me regaló Kenditho, en la que pone "Me voy a poner famosa" :)

    Por cierto, a la susodicha tinerfeña le gusta mucho últimamente repetir bizcocho en catalán: "Pa de pessic" (pan de pellizco, literalmente xD). (Y una vez más, nooo, no nos subvenciona la conselleria de turismo, ni de cultura, ni ningún organismo oficial catalán!)

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, nada, este tipo de bizcocho te va a dar poca fama, q está hecho mu sanamente XDD

    Eso de pa de pessic suena bien. Para continuar con las culturas del mundo, en gallego es biscoito (yo busco a ver si a la Xunta se le escapa alguna ayuda al blog del emigrante...)

    bezitos

    ResponderEliminar
  3. Yo puedo confirmar que estaba bueníiisimo. Con la practica se llega a la perfección y tu ya estás cerquita wapi :)

    Muchos Besos.

    Esto.....cuando haces mas?

    ResponderEliminar
  4. Jajaja Giela. Chica, deja q me estrese un poco y ya la semana q viene o así hago otro pa desestresarme XDDD Q me recuerdas a uno q yo me sé pidiendo bizcocho! Hello Babyyyyyyyy XDDDDD

    muackis

    ResponderEliminar
  5. No soy el único al que ha hecho gracia lo de biscoito.

    Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. Será q todos sois unos mal pensados, Seven :P

    ResponderEliminar
  7. Hola, mi nombre es Ludi, encontré tu blog por casualidad y me encantas tus recetas, por aquello del colesterol.
    Tengo una nena de 11 años y tiene problemas con el desde los 2 años.
    Te envío una recta que quizá te sea útil.
    En mi tierra (León) lo llamamos mazapán, aunque creo que no tiene nada que ver.

    Paso a los detalles:
    -100 gr. de azúcar.
    -100 Gr. de harina.
    -4 huevos (de los cuales puedes sustituir 3 por sus respectivas claras)
    -1 sobre de levadura.

    Batir muy bien los huevos con el azúcar hasta que tomen un color blanquecino, añadir el harina y la levadura. Batir hasta obtener una pasta homogénea.

    Pasar al molde previamente untado con una pizca de mantequilla y harina espolvoreada.
    Temperatura: 170º
    Tiempo de horneado: entre 30 y 40 minutos.

    Un saludo.
    Ludi.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu comentario y por tu receta, Ludi. Espero que algunas de las mías le gusten a tu niña :) Lo del colesterol es a veces un poco frustrante, y supongo que aún más para una niña de 11 años como tu hija, a la que resultará difícil eliminar algunas cosas de su dieta habitual.

    Supongo que si tu niña tiene colesterol desde los 2 años será algún tipo de hipercolesterolemia familiar (consulta el link de la fundación que hay en mi página: tiene un montón de información útil!) así que, salvo otra indicación de su médico, lácteos desnatados, pocas carnes rojas, aceite de oliva, nada de quesos grasos enteros... Mucha fruta y verduras es lo ideal, además de alguno de los postres ligeritos hechos en casa, como este bizcocho, que siempre la harán feliz y con ellos podrá desquitarse de no poder comer muchos otros dulces comerciales :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  9. Hola, me gustó tu blog, tengo una hija de 6 años con problemas de colesterol, no pude conectarme con el link de la fundación...¿qué puedo hacer?. Te escribo desde Chile... Gracias

    ResponderEliminar
  10. Mónica, gracias por tu visita. Ya arreglé el link de la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar, que estaba roto. Seguro que en esa web encuentras un montón de consejos de nutrición y vida sana para ti y tu familia.

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails