martes, 13 de marzo de 2007

No me gusta demasiado la lluvia porque me produce morriña. Me recuerda a otras épocas, mirando las gotas resbalando a través del cristal y escuchando el incansable sonido del agua. Sí, puede ser agradable dependiendo de la situación, pero hay muchos kilómetros de distancia entre esa lluvia mágica y la de hoy que inunda mi sonrisa.

3 comentarios:

  1. gardaremos esa choiva para cando veñas. sempre sentimos morriña do que non temos. ás veces mesmo eu a teño tendo o que ti non tes agora... así son os seres humanos. sorrí, que estás máis linda. pertísimas

    ResponderEliminar
  2. Gracias Hannamary y Brandelia por vuestro apoyo :*

    Qué mala es la lluvia cuando no se quiere :)

    bezitos pa las dos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails