jueves, 24 de enero de 2008

Top Chef

Hace un par de semanas me enganché a un reality show que emite el Canal Cocina de Digital +, aunque está producido por la cadena estadounidense Bravo TV. Se trata de "Top Chef", un entretenido concurso que consiste en que 15 jóvenes muestren sus habilidades culinarias en varios retos que les proponen los jueces del programa. El formato es muy similar al que ya se pudo ver en "El aprendiz", otro concurso en el que el multimillonario de la construcción Donald Trump sometía a los candidatos a duras pruebas para al final elegir a un ganador que trabajaría con él en una de sus empresas.

En "Top Chef", que en Estados Unidos ya va por la cuarta temporada (en Canal Cocina están emitiendo la segunda estos días) el juez supremo de los platos que preparan los aspirantes es Tom Colicchio, un prestigioso chef responsable de una destacada cadena de restaurantes con base en Nueva York. También participa un miembro de la conocida revista "Food & Wine" y en cada programa aparecen distintos cocineros y famosas estrellas relacionadas con el sector.

Los 15 aspirantes a "top chef" tienen que cocinar platos originales pero siguiendo siempre las premisas indicadas por los organizadores de las pruebas. Deberán preparar recetas para todo tipo de público en unos casos, para experimentados chefs en otros, con determinados ingredientes o con unas características concretas, además de demostrar sus conocimientos de gastronomía. Cada semana uno se salvará de la nominación ganando un primer reto culinario mientras que, al final de la segunda prueba eliminatoria, los jueces decidirán quién debe abandonar el concurso por su mala actuación ante los fogones.

Aunque yo no sacaré mucho en claro de las recetas (todavía estoy asimilando términos como "reducción" y "emulsión" aplicados a la cocina) me encanta el estilo del programa y me río muchísimo con la actitud elitista que muestran muchos de los chefs. Tampoco faltan los cuchillos clavados por la espalda, sobre todo en las pruebas en grupo donde todos culpan de los desastres a los demás y desprecian a los compañeros que no son tan refinados. La presión del tiempo será un aliciente más para que cada uno pueda demostrar su capacidad de reacción y adaptación ante los imprevistos que se pueden dar en las cocinas de cualquier gran restaurante.

Gracias a "Top Chef" yo he descubierto que la mayoría de los americanos confunde la comida española con la latina, que les apasionan los macarrones con queso, las salsas de aguacate y papaya y que a los cocineros les gusta que la carne esté cruda (argh). Me gusta mucho la creatividad de los profesionales culinarios aunque no termine de convencerme que en el plato haya una "muestra" de comida, siguiendo el estilo minimalista de los restauradores modernos, en vez de un plato decente que sacie el apetito.

El reality muestra lo mejor (y lo peor) del universo gastronómico y resulta imprescindible para todos los aficionados a la cocina, entre los que me incluyo aunque todavía no sepa preparar una emulsión de trufa sobre lecho de cebollino e higos al aroma de jenjibre...

3 comentarios:

  1. Pues mira, está bien, por lo menos saben hacer algo... (no como los de Gran Hermano que están todo el día en el sofá).
    Menos mal que no tengo el Canal Cocina, porque soy un enviciado de los programas de cocina.

    ResponderEliminar
  2. Mu fuerte! Jajaja. A mi es que el mundo de la gastronomía cada vez me deja más desconcertado. Quiza sea cosa de trabajar en Metrópoli y tener un conocimiento mayor del que querría de este mundo.

    Pero bueno, tú tranquila, que no son imprescindibles emulsiones, reducciones o (esto juro que existe) reconstrucciones para que algo esté delicioso...

    Un abrazo!

    (jo, mira que hacía tiempo que no me pasaba por aquí, no?)

    ResponderEliminar
  3. Angus yo también soy adicta a los programas de cocina y a las recetas por internet XD Todo me parece delicioso, buenísimo... No llegaré a ser top chef pero me conoceré todos los entresijos de las cocinas de la tele, jajaja.

    Rubenvike, si es que eres un hombre muy ocupado y ya no me visitas, snif :P Tú que has tenido la suerte de estar en algún que otro restaurante refinado ya me dirás cómo te las ingeniaste para traducir lo de la carta y saber qué coño ibas a comer XDD

    saluditos a ambos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails