martes, 18 de marzo de 2008

Pan de molde con semillas

Tras mi primera experiencia con el pan rústico normal, que relaté por aquí hace unos días, me decidí a probar con el pan de molde. Siguiendo de nuevo los consejos de Bea, experta en pan de molde aparte de muffins, jeje (gracias otra vez!) busqué una receta adaptada a los ingredientes y los utensilios de los que disponía. Como ninguna preparación era exactamente lo que yo quería hacer, tomé como siempre un poco de aquí y un poco de allá para configurar una receta personal y me dispuse a probar.

Mis ingredientes fueron: 200 gramos de harina de fuerza, 200 gramos de harina integral, un sobre de levadura de panadería en polvo, una cucharada de aceite de oliva, una cucharadita de sal, 200 ml. de leche desnatada, cuatro cucharaditas de azúcar moreno integral, dos cucharadas de salvado, dos cucharadas de semillas de lino tostado y dos cucharadas de semillas de sésamo. Como no tengo un molde específico para pan de molde, ni con tapa como desearía, utilicé un molde metálico de cake, que la verdad dio muy buen resultado.

Lo primero que hay que hacer es mezclar las harinas con la levadura. Después se agrega la sal, las semillas y el aceite y se amasa, mientras se le añade poco a poco la leche tibia. Yo amasé durante unos 10 ó 15 minutos hasta conseguir una masa uniforme, no pegajosa y ligeramente enharinada. Se deja reposar tapada con un paño durante unos 30 minutos hasta que más o menos duplique su volumen. Pasado ese tiempo se amasa de nuevo unas cuantas veces y se introduce en el molde, que yo forré con papel de horno. Se deja reposar de nuevo tapado con film transparente o con un paño alrededor de una hora, en un sitio templado y libre de corrientes de aire (yo lo metí en el horno apagado).

Finalizado ese proceso de levado, se precalienta el horno y se mete el pan a 200º durante unos 45 minutos. Yo bajé la temperatura a 180º pasados los primeros diez minutos y, como mi horno apura bastante, lo tuve sólo una media hora. Cuando está listo se desmolda rápidamente y se deja enfriar en una rejilla, sin cortarlo hasta que no esté completamente frío.

Uno de los errores que debo solucionar con este pan es que la corteza me quedó por la parte de arriba demasiado tostada y crujiente, algo que dificulta el corte y que supongo que no es lo habitual en un pan de molde. He leído en algunas recetas que para evitar eso se debe colocar un recipiente con agua en el interior del horno durante la cocción, pero la verdad es que a mí me asustaba un poco esa idea y no lo puse. En segundo lugar, la impaciencia hizo que no esperara a que el pan se enfriara del todo para cortarlo, con lo que se deshizo un poco en algunas partes.

A pesar de todo, el aroma que desprendió al cortarlo fue impresionante y su sabor, para mi gusto, muy satisfactorio. La miga quedó bastante compacta, algo que me gusta especialmente porque a la hora de ponerle algo encima la tostada aguanta mucho mejor. Yo corté de mi pan un total de 16 rebanadas, tirando a gruesas, y procedí a congelar la mayoría de ellas en paquetitos de film transparente para sacarlas cada mañana y ponerlas directamente en la tostadora, algo que leí en el blog de Bea y que funciona genial. Repetiré pronto la receta porque ya se me están acabando las provisiones! :D

7 comentarios:

  1. Oh-oh... Me veo comprándome un molde para hacer pan. Me gusta tu receta y tiene buena pinta. Sobre todo saludable. Uhmmm... La pega es que en mi dieta está excluido el pan. ¡Jaja! Lo cual no significa que no me apetezca comerlo, pero no tengo "permiso" xD Hay que veeeer... xD

    ResponderEliminar
  2. Hannamary, gracias :) No sé si en tu dieta está definitivamente excluido el pan, pero si en algún momento te lo permiten, sin duda el pan integral hecho en casa es mil veces mejor que cualquiera que puedas comprar. Sabes siempre lo que le pones, así que te lo puedes comer más tranquila. Cualquier molde de cake alargado te servirá si quieres probar, es muy facilito.

    Ánimo con la dieta pero no te obsesiones eh, que el resultado llegará :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Ay ay ay ay ay pero que bien te ha salido ese pan maja!!!! estarás superorgullosa!!!! Te aseguro que a partir de ahora no volverás a comprar pan del supermercado, jajajaj!!!

    Perdona que no te haya visitado antes, pero he estado un poco desconectada!!!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Es que con las prisas se me olvidan las cosas... yo el pan lo corto en rebanadas... y tal cual lo meto en una bolsa de congelación de esas del Mercadona...y lo congelo directamente.... por la mañana las cojo directamente congeladas y se despegan perfectamente con la mano... si hay alguna rebanada un poco "rebelde" pinchas con un cuchillito entre dos rebanadas y se despegan directamente.. ....

    ResponderEliminar
  5. Bea, gracias :D Me quedan un par de rebanadas aún pero ya estoy buscando hueco para preparar otro, jaja. Si me dices que en la bolsa normal de congelar se despegan bien lo meteré ahí entonces, que así ahorro film transparente XD

    Estoy encantada de haber hecho esta receta, la verdad, y el molde de cake me ha servido perfectamente :) Gracias por tu información y tus ánimos! Y disfruta de estos días de descanso.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  6. Guauu, quien diría que es tu segundo pan, menuda pinta mas buena te ha quedado, y que rico todo!! Enhorabuena!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Cristina :) Estoy segura de que estoy teniendo la suerte del principiante, jajaja. En cuanto piense que lo tengo dominado me saldrá de pena, ya verás XDD

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails