domingo, 6 de abril de 2008

Lentejas

Si quieres las comes, y si no las dejas. O mejor me las das a mí, porque me encantan, jajaja. Soy una gran fan de las legumbres y tengo la suerte de que algunas de las que vienen cocidas en frasco de cristal, como las alubias blancas o los garbanzos, tienen buena calidad y buen sabor, por lo que son ideales para preparar una comida rápida. En el caso de las lentejas, siempre que me es posible prefiero utilizar las secas y cocinarlas en la olla express, que apenas lleva 15 minutos.

Aunque mucha gente le llama lentejas guisadas o potaje de lentejas, yo siempre le he llamado a este plato “lentejas” sin más. Como hace mucho tiempo que no puedo cocinar con los típicos ingredientes de unas lentejas tradicionales (carne, chorizo, jamón) mi forma de prepararlas es estrictamente vegetariana. Mis ingredientes son: lentejas (yo uso castellanas, aunque las pardinas o cualquier otra clase valdría igual), patata, zanahoria, calabacín, cebolla, ajo, sal, pimentón dulce, aceite de oliva y, a veces, si tengo abierto un bote de tomate natural triturado, le añado un par de cucharadas. De manera opcional se le puede poner también puerro y pimiento verde, aunque mis ingredientes básicos son los anteriores.

Lo primero es echar un chorrito de aceite en la olla y dorar en él la cebolla picada y el ajo. Tras este proceso se añadirán el resto de las verduras peladas y troceadas muy pequeñas y por último las lentejas. Yo no suelo dejar las lentejas en remojo, pero podéis hacerlo si os acordáis, jeje, siguiendo las indicaciones del paquete. En la olla rápida nunca se me han quedado duras ni se me han pasado, así que lo único que hago es lavarlas un poco en un colador antes de echarlas. Por último se añaden los aderezos, sal y pimentón y se cubre de agua, unos dos o tres dedos. Se cierra bien la olla y se espera a que el aroma inunde la cocina :). Si no tenéis olla a presión podéis hacerlo en cualquier tartera normal siguiendo los tiempos de cocción que indica el paquete de las lentejas, que normalmente estará entre 30 y 45 minutos.

Es necesario recordar que todos estos platos mejoran con el tiempo, así que si podéis prepararlas por la noche para consumir al día siguiente estarán muchísimo más ricas. Aunque a primera vista parezca que están muy líquidas, pasado un tiempo siempre espesarán, así que tampoco es buena idea quitarles líquido. Si os sobra mucha cantidad, también se pueden congelar y aguantan así varias semanas hasta que queráis volver a incluirlas en el menú.

10 comentarios:

  1. Uy, yo muero con las lentejas! y las hago pa matarse!! mencantaría invitarte un dia a comé lentejas. Me he encontrado tu blog de rebote buscando sobre Ray Heredia. "Lo bueno y lo malo" me tiene ido este fin de semana. Un saludo y me encantaría conocerte. Raúl

    ResponderEliminar
  2. Es curioso como los platos de cuchara los apreciamos más a medida que vamos creciendo. Personalmente echo en falta restaurantes especializados en platos de cuchara, cocidos, fabadas, lentejas,... que cocinen este tipo de platos con la calidad que seguro tú le das a este plato ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Raúl, me alegro de que te guste mi blog, y las lentejas también :) Muchas gracias por tu visita.

    Sese, pues es cierto que no hay muchos restaurantes especializados en este tipo de platos. La cocina casera está un poco desprestigiada en los últimos tiempos, como si cualquiera pudiera cocinar una receta clásica para que sepa estupenda. Y lo digo yo que, atención, jamás conseguí freír un huevo dignamente XDD Gracias por tu comentario :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Me apunto a la receta, lo que pasa es que a mi las lentejas me gustan con chorizo, morcilla, huevo duro y un poquito de tomate (muy poco). Tu receta es mas saludable y a lo mejor tendre que pasarme a ella porque mis quilos de mas ya parecen unos parientes plastas de esos que no hay manera de sacarlos de casa una vez los tienes apalancados en el sofá. Bueno hasta otra, simplemente saludos desde Embolica y sigue visitandonos de vez en cuando ... Yo me he dado un garbeo por el tuyo y mola ... volveremos a pasar un dia de estos ... de todas formas lo siento pero yo he votado al Chiqui-Chiqui ...

    ResponderEliminar
  5. Hola Lillu.....a mi me encantan las lentejas.. pero hubo una temporada que las hacía tan a menudo que apenas las hago en casa... En el hotel las hacen dos veces a la semana, taaaaan rics y taaan caseras (bueno y todos los potajes) que no me merece la pena hacerlas para mí sola... Y tu ni siquiera le puedes poner el choricito auque solo sea para el sabor....y no te lo comas??? Un besito. Bea

    ResponderEliminar
  6. Jordi, gracias por tu visita y por el voto... aunque sea al chikichiki, jajaja, para eso es la encuesta, para que cada uno vote lo que quiera :D.

    Bea, a mí si me sobran muchas suelo congelar un par de tuppers, pero no suelen sobrar; me empacho cada vez que las hago XDD Lo del chorizo en el caso del colesterol es imposible, porque precisamente la grasa que suelta para darle ese saborcito tan rico tiene casi tanto colesterol como el chorizo en sí. En una persona sana eso no afecta tanto porque su cuerpo elimina de forma natural el colesterol sobrante, pero el mío se lo queda todo, egoísta que es :P De todos modos, estoy ya tan acostumbrada a hacer los guisos sólo con verduras que sólo me acuerdo de los ingredientes cerdícolas cuando los veo en otras recetas :D De vez en cuando me puedo permitir un lomito de cerdo o un filete de ternera sin grasa, o incluso un pedazo de tarta con mucha nata, jaja, pero suelo reservarlo para ocasiones muy especiales.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  7. Ah!, ya se me antojaron. A mí me encantan las lentejas pero nunca las hacía porque pensaba que era algo muy laborioso, tú receta está bien sencilla y tiene el plus de ser muy saludable. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Meli, el mayor esfuerzo de este tipo de platos es picar las verduras, que en realidad depende más de la destreza del cocinero que de otra cosa :) Yo, que soy bastante torpe con el cuchillo, tardo unos 15 minutos en preparar todo y cerrar la olla. No es mucho teniendo en cuenta el resultado luego, ñamñam! :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  9. Hay que ver... Las haces parecidas a mí en cuanto a ingredientes pero el procedimiento es diferente. Yo le tengo tirria a las ollas exprés y uso calderitos de toda la vida y gas, nada de vitro xD (Las pongo de remojo la noche antes, claro...)
    Me quedan bastante bien, no es por nada; pero siempre estoy con el ojo (y la nariz) sobre el caldero hasta que se "apotaja" la cosa, porque son pegonas las jodías lentejas. Basta que te despistes un poco para que se peguen al fondo.
    ¡Vivan las verduras! Que yo tampoco les pongo grasas animales y aquí estoy xDD
    Buen provecho :)

    ResponderEliminar
  10. Hannamary, yo me he acostumbrado ya mucho a hacer lentejas, alubias, guisos de arroz y otros potajes en la olla express. Y también prefiero la vitrocerámica, que aunque puede que no cocine exactamente igual que las cocinas de gas, para mí son mucho más cómodas, seguras y limpias. Yo me llevo muy mal con el gas, la verdad, así que me alegro de tener vitro.

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails