martes, 24 de junio de 2008

Dorayaki

Hace un tiempo decidí probar a preparar un plato japonés, concretamente un dulce muy apreciado por los niños en ese país: dorayaki. Este pastel relleno es muy conocido por ser el favorito del gato Doraemon, uno de los mangas más exitosos de todos los tiempos en Japón y en otros muchos países.

Para elaborar este dulce seguí al dedillo la receta que publica Azul en su blog “Vida en Japón” con el título
“Cómo preparar dorayaki”, y no me atreví a cambiar ni medio ingrediente, por si acaso, jaja. Para los dorayaki se necesitan 100 gramos de harina, dos huevos, 50 gramos de azúcar, una cucharada de miel, 80 cc. de agua y media cucharada de levadura. La preparación de esta masa no dista mucho de la de unas tortitas y la forma de hacerlas es muy similar.

Primero se baten los huevos y se les va añadiendo el azúcar y la miel. Se mezcla suavemente y se agrega la harina tamizada, la levadura y el agua poco a poco, sin dejar de remover. Se deja reposar durante un ratito y ya está lista para utilizar. Se les da forma de tortitas en una sartén con una gotita de aceite de oliva para evitar que se peguen, no demasiado finas. Cuando comienzan a burbujear se les da la vuelta, se dejan un par de minutos por el otro lado y ya estarán listas.

El relleno de este dulce se llama
anko y está preparado a base de judías azuki o judías dulces. Como yo no sabía exactamente donde encontrar ese tipo de judía utilicé 100 gramos de judías rojas normales, siguiendo igualmente las indicaciones de Azul: se cuecen durante una hora aproximadamente en 400 cc. de agua (si se han dejado en remojo) a fuego fuerte y cuando están blandas se les añaden 80 gramos de azúcar y una pizca de sal.

Las judías se remueven y se van aplastado con cuidado de que no se quemen. Si se quiere más dulce se le puede añadir más azúcar (yo utilicé azúcar moreno, por lo que tuve que agregarle un poco más de esos 80 gramos). Cuando esté formada la pasta de judías, ya estará lista para utilizar. Se pone el anko sobre una de las porciones de masa y se sitúa otra tortita por encima para cerrar, aplastando ligeramente para que se queden bien unidas. El resultado es una especie de bollicao pero redondo y relleno de judías en vez de chocolate.

Aunque para nosotros es algo extraño consumir las judías como dulce, en Japón y otros países orientales es lo habitual. El anko se usa como relleno de varias modalidades pasteleras y gusta a los niños casi tanto como el chocolate, siendo además más sano. A mí me sorprendió un poco el sabor al principio pero no me disgustó, aunque la costumbre hace que todavía prefiera las judías cocinadas al modo tradicional de occidente. De todos modos, mi anko quedó demasiado fuerte, tal vez por el tipo de judía utilizada o por el azúcar y al segundo bocado ya empalagaba un poco, sin embargo he probado otros dulces similares en restaurantes japoneses que estaban buenísimos. Será cuestión de seguir practicando.

10 comentarios:

  1. ¡Qué bien te han quedado!
    A ver si me atrevo yo a hacer dorayakis, que los que trajo mi padre de Japón duraron poquisimo u_u
    Me gustaron mucho sobretodo porque no son demasiado dulces y la masa es ligera, aunque me recordó muchísimo el sabor a algo que no logré identificar (algún pastelito de mi infancia quizás?).

    Busca las azuki en herbolarios o tiendas de dietética, allí las encontré yo (y te aseguro que en Murcia me cuesta horrores encontrar cosas que se salgan de lo común). No sé cómo saldrá el anko con judías normales, pero desde luego las azuki son bastante dulces, me sorprendió bastante.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Jolin! Menuda pinta!! Tienen que estar de muerte!!

    Claro, que seguro que no quedo ni una para darnos a probar, a que no? :p

    ResponderEliminar
  3. OOOOOOOOOO creí que el relleno era Nutella......ya había oído hablar de estas judías dulces... creo además, que fue en el blog de Akane... creo que me animaré... y si las come el gato.... tienen que estar buenas!!! Besos- Bea

    ResponderEliminar
  4. Akane, yo creo que mi anko quedó demasiado dulce en comparación con los que había probado en algún restaurante, porque como las judías no eran las específicas de la receta le añadí más azúcar del señalado. A mí la masa me parece casi igual a la de las típicas tortitas, pero con este relleno queda un sabor super diferente :D Miraré en algún herbolario, es verdad, que seguro que pueden tener las judías azuki. Gracias!

    Jose, llevé la prueba al trabajo y volaron, la verdad XDD

    Bea, con tu buena mano estoy segura de que te quedarán geniales! Si a los niños de Japón (y al gato) les encanta este dulce, por algo será XDD

    Saluditos!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el sushi, pero en cuanto a dulces... seguro que con nocilla estaría mejor.

    ResponderEliminar
  6. Angus, pues este sabor yo creo que te sorprendería. Si tienes oportunidad, prueba algún dulce relleno de anko bien hecho, a ver qué te parece. Lo que yo digo, tantos niños japoneses no pueden estar equivocados! XDDD

    saluditos

    ResponderEliminar
  7. mi sobrina está loca con doraemon

    las venden en herbolarios, las compré una vez pero las use a lo spanish, no sabía que se usaban para dulce

    voy a visitar ese blog del que hablais que no lo conozco

    por cierto, el tuyo me gusta

    un beso

    ResponderEliminar
  8. Eu, muchas gracias :) Me da que en Japón les debe resultar tan raro consumir las judías saladas en guisos o así como a nosotros consumirlas dulces, jaja. Para la próxima vez que prepare anko las buscaré en un herbolario, a ver si me sale bien la cosa.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  9. Hostias que buena pinta... Siempre me pasa con los dorayakis que cada vez que los veo o cada vez que imagino a doraimon comiendo me entra hambre, pero luego leo la receta y veo lo de las judias y se me quita. Creo que mejor intentaré primero el pastel del otro dia, ahora que tengo mas tiempo.

    Por cierto, vaya ritmo de posts que llevas. Vas a llenar Internet¡

    ResponderEliminar
  10. Jajaja Sergio, en serio que la pasta de judías sabe dulce y no recuerda demasiado a una fabada eh :D Si te apetece probarlo te digo como a Angus, elige algún dulce relleno con anko de alguna tienda especializada o algún restaurante, y verás como te sorprende.

    Sobre lo de los posts... cachis, me has descubierto: mi intención es dominar el mundo con mi blog! Mwahaaahaahaa ;D

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails