martes, 15 de julio de 2008

Abadejo en papillote con ensalada templada de lentejas

Estoy de vuelta en casa tras un viaje relámpago a mi tierra y retomo el blog después de un pequeño descanso. Es que una también merece vacaciones de vez en cuando :D

Hasta hace poco no comía demasiado pescado y tampoco sabía muy bien cómo prepararlo. Buscando por internet he encontrado recetas fáciles que hacen para los perezosos como yo el hecho de cocinar mucho más sencillo y limpio. A pesar del rimbombante título de la receta que publico hoy, este plato resulta facilísimo y muy saludable.

Los ingredientes básicos que yo utilicé son:
abadejo de Alaska (filetes sin piel y sin espinas, yo los compré congelados en Mercadona, muy ricos y baratos), aceite de oliva, pimiento verde, cebolla, romero, pimienta negra y sal. Se puede añadir también un poco de zumo de limón. Para la ensalada de lentejas hacen falta, como no, lentejas, trigo entero y zanahoria rallada.

Para preparar el pescado utilicé el método del
papillote, un sistema que consiste en envolver bien los alimentos en papel de horno o de aluminio, cerrar el paquete lo mejor que se pueda para que no entre aire y cocinar al horno. Con este método los productos se cocinan en su propio jugo, absorbiendo todos los aromas de los condimentos que los acompañen. Es una técnica muy saludable puesto que evita en lo posible las grasas y hace que los alimentos mantengan gran parte de sus propiedades y todo su sabor.

En mi caso yo utilicé abadejo de Alaska, que tiene un sabor similar a otros pescados blancos como la merluza. Coloqué un filete fino sobre el aluminio, untándolo con un poco de aceite de oliva, sal, pimienta negra y romero. Por encima corté en tiras un poco de cebolla y pimiento verde, pero se le pueden añadir las verduras o especias que prefiráis. Tras cerrar bien el paquete se introduce al horno unos 20 minutos (en realidad serían unos 10 desde que el paquete se infla dentro del horno) a unos 180º. Cuidado al abrirlo cuando termine la cocción porque el vapor puede quemar. Es importante que el paquete quede perfectamente sellado para que la cocción sea la ideal. Si no se infla, es que no está bien cerrado.

Para preparar la ensalada templada de trigo y lentejas yo usé
trigo ecológico en grano, aunque patiné un poco con la cocción. Lo dejé en remojo unas 6 horas y lo puse a cocer en la olla express unos 30 minutos, pero cuando el agua ya se había consumido el trigo todavía no se había inflado lo necesario y se quedó un poco duro. Como es la primera vez que cocino trigo no sé muy bien si la cocción es diferente según la variedad, pero seguí las indicaciones del paquete y el resultado no me gustó demasiado. Sé que existen marcas que lo venden precocido, pero yo no lo encontré y, de hecho, me costó encontrar en un herbolario el que usé.

Una vez cocido con un poco de sal, el trigo puede mezclarse con cualquier verdura o legumbre. Yo usé lentejas cocidas de bote, escurridas y lavadas. Si no os gustan las lentejas de bote se pueden cocer lentejas normales y escurrirlas igualmente, aunque para tomar en ensalada a mí me parecen perfectas las que vienen ya cocidas. Por último añadí una zanahoria rallada y mezclé bien con el trigo todavía caliente. Se puede aliñar al gusto, aunque yo suelo poner sólo un poco de aceite de oliva, a veces.


En la foto no se aprecia apenas el trigo porque quedó oscuro y se confunde con las lentejas, pero el trigo que yo he probado en otras ocasiones queda más blanco y tierno. Si se usa trigo precocido, que tarda unos 10 minutos en prepararse, el plato estará listo en apenas 20 minutos, que será el tiempo de cocción del pescado en el horno. Y os garantizo que el aroma del abadejo al abrir el paquete de papel de aluminio es buenísimo!

7 comentarios:

  1. ¡¡¡Pero qué sana eres!!! A mí el papillote no me gusta mucho porque queda todo demasiado blancucho, como hervido. Prefiero algo un poco churruscado con el gratinador, aunque se le escapen vitaminas (que no estoy mal alimentado :)
    Del trigo sólo he probado el precocido (marca NOMEN) y la verdad es que es comodísimo y me encanta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Angus, ese trigo es el que voy a ver si encuentro, que está mucho más rico que el que yo utilicé. Sé que lo venden en Alcampo, aunque a mí me queda un poco a desmano :/

    Lo de la comida sana es que no me queda más remedio. Poniéndole verduritas y condimentos al método este del papillote queda todo con muy buen sabor, no te creas, e incluso coge algún colorcillo aunque no se dore.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  3. MMMMmmmm!
    Ya tengo hambre tan sólo leyendo esta receta... y no puede ser porque son casi las once de la mañana.

    Pues, hablando de comida, yo hoy intentaré hacer un experimento culinario con unas truchas, dátiles y jamón al horno. Y de postre una tarta de queso. :)~~~~

    Ya te pasaré la receta de las truchas si resulta todo comestible. En cuanto al postre,... lo cierto es que cada vez que lo hago le cambio o le añado ingredientes... y siempre está de "rechupete".

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. NimRi, mi padre es un gran pescador de río y recuerdo las truchas con jamón al horno muchos días en mi casa :) Los dátiles seguro que le dan un toque especial. Aquí en Canarias no hay muchas truchas, jeje, aunque supongo que se podrán encontrar congeladas. Yo sigo traumatizada con la raya, que me encanta y aquí no la hay en ningún sitio :(

    saluditos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Toma yaaa! Comida sana y además apetecible, que a veces cuesta que ambos términos vayan de la mano. Yo también uso el trigo de vez en cuando. Me triunfa bastante y las lentejas son algo que como con frecuencia para ayudarme a subir el hierro. Este plato me va a molar, sobre todo por la técnica del papillote que jamás me atreví a probar aún porque mi horno tiene su puntillo, pero me voy a proponer practicarlo. Tiene buena pinta... Eres la mejor :D

    ResponderEliminar
  6. Jaja gracias Hannamary! :) Aunque la experiencia del trigo salió un poco fallida ya me he agenciado un paquete del trigo precocido de la marca Nomen que comentó Angus, que se hace en sólo 10 minutos.

    Lo del papillote a mí al principio me asustaba un poco también, pero lo único que hay que tener en cuenta es que los filetes sean finos para que se hagan pronto y que el paquete esté bien cerrado. Puedes ponerle las verduras que prefieras para darle un mejor sabor y te aseguro que el resultado sale riquísimo. Ya me contarás :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por explicarme mejor. Creo que sí, que me voy a animar. No sólo de repostería vive la cocinillas :P ¡jeje!
    ¡Eres una maestra! :)

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails