martes, 26 de agosto de 2008

Still Waiting

En breve cambiaré de trabajo. Me encuentro a la espera de que me llamen para concretar fecha de inicio, duración del contrato, horarios y con quien debo contactar, aunque la plaza ya la tengo. Es un cambio deseado (mucho más en los últimos tiempos) y muy necesario para reconducir mi estado de ansiedad reciente y normalizar mi situación laboral. Aunque soy consciente de que es algo temporal y lo más probable es que luego me vaya al paro, se trata también de un paso que debía dar y que ha llegado en el momento justo, cuando más falta me hacía.

Lo de ser funcionaria interina no creo que sea el sueño de muchos de vosotros pero para mí, creedme, significa una inmejorable oportunidad para salir de la empresa privada que tan poco me satisface desde hace años. Estoy esperando con nervios pero también con mucha más ilusión de la que imaginaba, por lo que la compensación es más que suficiente. Voy a trabajar lo mismo, cobrar el doble y sólo seré responsable de las labores inherentes a mi cargo. Sí... me gusta :P

12 comentarios:

  1. Bueno, yo lo veo sobre todo como un primer paso. Ser interina te dara mas puntos para el futuro... y oye, siempre es bueno, no?? :)

    Y el resto, por lo que dices, tampoco es malo. Asi pues...

    ENHORABUENA!!! :D

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jose :D Estoy de los nervios mientras no se concreta la cosa, jajaja, pero bueno, confío en que vaya bien y me dé tiempo para seguir estudiando para opositar a una plaza fija.

    Saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Ánimo, Lillu, y suerte en tu nuvo trabajo!

    Me alegra saber que poco a poco tu vida va mejorando. :D

    Biquiños desde Compostela!
    Nim

    ResponderEliminar
  4. Pues me alegro...primero de que estés contenta y que lo hayas conseguido... y después de que trabajes lo mismo y ganes el doble...eso es "lo mejor" Besos. Bea

    ResponderEliminar
  5. NimRi y Bea, muchas gracias :) Lo de trabajar igual y cobrar el doble tiene su cosilla, eh?, jajaja.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  6. Hola

    Me alegro bastante de este cambio de trabajo. Es cierto lo que ya te han dicho, que la interinidad te da puntos. Lo que suena mejor es eso de doble sueldo y mismo trabajo :).

    La pequeña empresa privada está muy mal, e irá empeorando día a día... cada vez son más obligaciones, más impuestos, cuotas de Seguridad Social por las nubes y, por tanto, menos dinero para los sueldos de los que trabajamos. El gobierno sólo quiere a las empresas grandes y a las públicas, donde los sindicatos son fuertes.

    Ya sabes que hubo una época en que quise seguir tus pasos, pero las circunstancias me llevaron a lo que me llevaron.

    Un saludo.

    Juan.

    P.D.: Un comentario tuyo en una entrada de mi otra bitácora me dio la idea... estoy dando un curso breve de esperanto en http://sinciforma.wordpress.com (ahora que no tengo olimpiadas, no sé con qué llenarla :D). Facilito, ya verás :)

    ResponderEliminar
  7. Juan, la verdad que el aspecto económico influyó mucho en mi decisión, pero no hubiera sido tan importante si mi situación personal en la empresa hubiera sido mejor. En los últimos tiempos he tenido serios problemas en ese aspecto que han acelerado mis ganas de opositar.

    Todo lo que comentas de la pyme es cierto, pero los empleados sufrimos unas condiciones igual de penosas que las de los empresarios. Yo no tuve un aumento de sueldo en 5 años y las pagas estaban prorrateadas, por lo que al final acabas estancado económicamente. Tampoco hay posibilidades de promoción, porque para los pequeños empresarios "promocionar" significa aprender más cosas, abarcar más trabajo, trabajar más horas, pero cobrar lo mismo (o de forma equivalente, que lo mismo da; no existe una compensación por el esfuerzo, vamos). Con esa situación, difícil no pensar en un puesto público o una gran multinacional, francamente.

    Por cierto, me pasaré por tu otra web, a ver si guardo la dirección que la otra vez fui desde el link de tu blog pero me olvidé de añadirla a favoritos. Le echaré un vistazo a lo del esperanto :D

    saluditos!

    ResponderEliminar
  8. Vaya, que casualidad.

    Yo he empezado hoy en una conselleria, como asistencia de un concurso que ha ganado mi empresa.

    Muchisimas felicidades.

    ResponderEliminar
  9. Hola

    No, no, los problemas de la pyme de los que hablaba en el otro comentario los decía desde la óptica de los trabajadores. En realidad, los mayores problemas de las pymes son la burocracia, la legislación aberrante que impone obligaciones aberrantes, muy fáciles de cumplir para las multinacionales pero imposibles de cumplir para las pequeñas (no exagero... hablo de una ley en concreto), la indefensión ante los robos y las subidas de los impuestos fijos - tipo IAE, IBI (que van a duplicar este año)... -.

    El aumento de las cuotas de la Seguridad Social afecta principalmente a los trabajadores (y a los socios trabajadores), porque impide remunerar convenientemente a la gente que tienes a tu cargo. Tengo la desgracia de haber vivido de la pequeña empresa toda mi vida (salvo un año mágico, en que trabajé por cuenta ajena seis meses y como becario otros seis). Como en todo, hay dos tipos de mentalidad: la de los "especuladores" (normalmente gente sin escrúpulos o empresarios muy novatos) y la de las empresas que desean tener permanencia. Ten en cuenta que si quieres pagarle 1000 euros mensuales a una persona, tienes que sumar 350 más al mes sólo para la Seguridad Social. Y no se puede... De hecho, el sueldo que tenemos los socios de mi empresa en el que incluimos la Seguridad Social - que se va íntegramente al Estado - está por debajo del mileurismo, a cambio de trabajar las horas que haga falta. No se trata, en muchos casos, de ganas de explotar a la gente, sino de que no hay para más (nosotros no nos íbamos a explotar a nosotros mismos, no :D ). Pero hay que aguantar porque se nota la mejoría día a día.

    Para la mentalidad "especuladora" esto no afecta mucho. Se buscan becarios, o se contrata a la gente por una miseria. Te da igual que se te vayan como has hecho tú, o de que haya un becario nuevo cada tres meses. Total, solo vas a ganar cuanto más mejor, y el servicio, el nombre, o el futuro de tu empresa te importan un pimiento. Para los que pensamos de otra manera, esto nos impide tener gente experta y comprometida con tu empresa, que solo puedes retener con un salario decente y un ambiente de trabajo adecuado. Por ejemplo, necesitaríamos como el comer un comercial, pero no tenemos dinero para darle un sueldo razonable, porque si cobra una miseria eso mismo es lo que nos iba a vender (y no me parece decente, ni funcionaría, tenerlo sólo "a comisión" sobre todo porque tendría que pagarse 250 euros todos los meses del autónomo, venda o no...).

    Claro, pero nosotros podemos malvender haciendo de comerciales entre línea y línea de código (o entre reparación y reparación) e ir tirando... Por eso el problema de verdad es del comercial que busca trabajo y al que no podemos contratar, no nuestro... Sus habilidades y perfil encajan, pero no nos lo podemos permitir. Ni los estudios, ni las habilidades, ni los cursos de esta persona le sirven para conseguir un puesto en una pyme... No hay futuro.

    Un saludo.


    Juan.

    P.D.: Te responderé en sinciforma.wordpress.com a lo del esperanto :D

    ResponderEliminar
  10. Kano, pues que te vaya muy bien a ti también! :)

    Juan, nada que añadir; estoy totalmente de acuerdo. Cuánto me suena lo del modelo especulador, jeje, como si lo hubiera vivido! :P

    saluditos

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena y a ver si ponen a trabajar pronto, que hay que levantar el país :)

    ResponderEliminar
  12. Angus, gracias! jeje, yo por ahora poco puedo hacer porque aún no me entero de nada XDD He empezado hoy y todo lo que he visto me ha sonado a chino, pero intentaré ponerme al día lo antes posible. La Administración me necesita! jajaja.

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails