domingo, 23 de noviembre de 2008

Pasta Noviembre

Como estos días he estado muy liada, he tratado de preparar comida en grandes cantidades para congelar o guardar en la nevera, además de platos improvisados que precisaran poco tiempo. La pasta es un recurso ideal en estas circunstancias, puesto que se cocina muy rápido, acepta multitud de combinaciones y aguanta perfectamente en la nevera un par de días.

Otra de las consecuencias de disponer de poco tiempo últimamente es que apenas he podido hacer una compra decente, así que mi alimentación subsiste con las reservas de las alacenas y la opción nunca desdeñable de los productos congelados. En esta ocasión se me ocurrió preparar unos macarrones con cualquier cosa que le pudiera ir bien de lo que encontrara en mi cocina. El resultado fue esta "Pasta Noviembre", receta a la que bautizo así por transcurrir el mes de noviembre, ni más ni menos.

Mis ingredientes básicos para esta sencillísima opción son: macarrones (del tipo que prefiráis, yo utilicé plumas), judías verdes redondas (congeladas), trigo de cocción rápida (de la marca Nomen el mío) y espinacas, también congeladas. La proporción de los ingredientes será la que más se adapte a vuestros gustos. En una olla se pone a hervir agua y, cuando esté hirviendo, se le añade la sal. Yo nunca añado aceite al agua de cocción porque leí en algún sitio que no es necesario siempre y cuando se remueva bien la pasta. Se echan los macarrones y casi al mismo tiempo el trigo y las judías, que tardan aproximadamente unos diez minutos en cocerse. Se revuelve la pasta durante la cocción y cuando falten un par de minutos se añaden los cubitos de espinacas, que se disolverán en nada.

Si os gusta la pasta más cocida podéis dejarlo al fuego algunos minutos más, pero entre 10-12 minutos será suficiente para que el plato esté en su punto. El indicador será cuando el trigo haya crecido bastante y la pasta tome un tono más claro. Yo le escurrí el agua a la olla en lugar de volcar el contenido en un escurridor, para no perder los trozos pequeños de espinaca. Todo escurrido se coloca de nuevo al fuego, se añade un buen chorro de aceite de oliva y albahaca seca, mezclándolo bien para que se integre. Y listo!

Aunque no es una receta espectacular ni mucho menos, es una opción tan válida como otra cualquiera para solucionar una comida de forma rápida. Se puede añadir queso rallado al servirlo, aunque yo no lo hice y el sabor me encantó sin ningún aderezo más.

18 comentarios:

  1. ¡Tiene buena pinta! Soy aficionado al trigo trigo Nomen desde que lo probé, y lo uso en preparaciones parecidas al arroz o la pasta, pero nunca se me había ocurrido juntarlo con pasta...

    ResponderEliminar
  2. Trigo Nomen... suena a Soma o Soylent Green xD

    Las judías verdes esas no es que me disgusten, pero nunca me apetece comerlas, curioso. ¿Las plumas son macarrones?

    Sí que tiene buena pinta la verdad. Que gran invento la pasta. Los que no sabemos cocinar falleceríamos de hambre sin ella

    ResponderEliminar
  3. Pues tiene buena pinta, si señora. Vaya cocinera que estas hecha!! :D

    Yo ultimamente soy de poco pasta... (y no, no es por la crisis :p) y tiro mas de verdurita. Por eso este plato me ha gustado ;)

    ResponderEliminar
  4. Angus, la verdad es que lo de la pasta con el trigo suena un poco a pan con pan, pero como sabe diferente está bueno :) Yo también me he hecho fan del trigo Nomen, sobre todo desde que probé con el seco normal, lo tuve como 40 minutos al fuego y no se coció!

    Möbius<, no sé si te consuela pero he conocido a varias personas que no soportan las judías verdes, curioso! Las plumas son un tipo de macarrón, sí, aunque yo suelo llamarlos a todos genéricamente macarrón sean del tipo pluma, tiburón, pajarita o espiral :)

    Jose la pasta es una solución ideal para platos vegetarianos, por ejemplo. Mucha gente sólo cocina la pasta con salsa de tomate, carne o atún o a la carbonara, y mira que hay muchísimas más combinaciones.

    Saluditos y gracias a los tres por el entusiasmo ante mi modesta receta :)

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡ tienes que ir a la compra ¡¡¡

    Yo fui el viernes y desde entonces soy una mujer nueva, una felicidad, una ilusión.


    NOTA: si, efectivamente me tome unas cañas antes de ir a la compra (y después).

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que yo soy un tragaldabas pero la cocina no me atrae nada salvo en el caso de la pasta que es tan fácil y agradecida que siempre recurro a ella cuando no hay más remedio.
    Y encima vale poca "pasta"...

    ResponderEliminar
  7. ¡Hummmm! Me gustan las pastas :D. Por cierto, deberías probar la solución que da eu, aunque yo, lo que suelo hacer es pasar de la compra y tomarme las cervezas solamente :D

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  8. Eu, como ya casi estamos a fin de mes voy a aguantar hasta la semana que viene, aunque hoy me surtí de lo básico para subsistir estos días... yogures, leche y galletas XDD

    JuanRa la verdad es que la pasta se deja cocinar (y comer) con casi todo. Además, como bien dices, es el recurso básico de fin de mes para estudiantes y/o resto de mortales mileuristas (o seiscienteuristas...).

    Juan jajaja, pocas ganas de hacer una compra decente te veo yo a ti eh!! :D La cosa es que yo tengo difícil hacer la compra que sugerís Eu y tú, porque no bebo XDD Y además, a mí personalmente me gusta ir al supermercado y soy capaz de pasarme horas dando vueltas por los pasillos y leyendo las etiquetas de los productos.
    ...
    Bueno, otros tienen otros vicios, no??? XDD

    saluditos!

    ResponderEliminar
  9. Que rico Lillu!! me encanta la pasta con verduras!! ésto del trigo lo tengo que probar, me intriga mucho! Un besote.

    ResponderEliminar
  10. De aquí a sustituir al Arguiñano ,maja jajaja

    No tiene mala pinta, desde luego...

    besos! ( espero que cuentes tu gazapo en la radio eh ¬¬ jaja)

    ResponderEliminar
  11. Cristina, este trigo de cocción rápida soluciona muchísimo una guarnición o un plato de verduras. Cuando lo pruebes ya me dirás en qué lo usas para copiarte! :)

    Glory, hay cosas que no se deben contar nunca para mantener el prestigio! jajaja. Sobre la comida, una hace lo que puede para solucionar un plato rápido cuando el tiempo escasea, y bueno, salen cosas como ésta :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  12. Oye Lillu, que ya toca poner otra música!!
    Ya que la entrada es de pasta pon algo italiano, ¿no?

    (A la Carrá, por ejemplo: Mama, dame 100 pesetas... ;D)

    ResponderEliminar
  13. Jajaja JuanRa, la música en este blog se cambia los miércoles, pero como no he podido buscar nada tampoco esta semana así se ha quedado. Prometo ir pensando en algo para la semana que viene y libraros de la maldición NKOTB! jajaja.

    Gracias por el interés :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  14. Sommer, te puedo asegurar que estaba rico, jeje :) Gracias!

    saluditos

    ResponderEliminar
  15. ¿Queda bien eso del trigo con la pasta? Jamás se me hubiera ocurrido, pero no lo veo descabellado. Todo lo contrario. Por texturas y sabores seguro que tiene buen sabor. Lo de las espinacas ya... Yo prefiero un pesto u otra cosita :P

    Espero que la situación mejore pronto y se calme. Muchos ánimos mi niña.

    Salu2

    ResponderEliminar
  16. Pues yo también soy del trigo Nomen, es más lo mezclo con cebada perlada (cocción rápida) y algún que otro cereal entero y está delicioso.
    Hablando de otra cosa, he estado escuchando el video de tu entrada sobre el pleno del Ayuntamiento y la respuesta de la "iluminada"... es de verguenza total, pena de país con estos representantes. Me pregunto cuantos libros se leerá la susodicha al año... aparte del extracto de la cuenta corriente después de ingresarle el sueldo como "representante" del pueblo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Hannamary, pues a mí sí que me gustó la combinación. Lo de las espinacas, yo le puse muy poquitas, sólo como para darle un aire y realmente no marca mucho el sabor. Pero supongo que se podrá probar con cualquier otro tipo de verdura de hoja troceada.

    Muchas gracias por los ánimos :) La situación sigue difícil pero un poquito más tranquila, así que espero retomar pronto las costumbres habituales.

    Adi no he probado nunca la cebada perlada, pero echaré un vistazo a ver si la encuentro también.

    Sobre lo de la concejal intelectual esa que tenemos por aquí, no tengo conocimiento de que a esta mujer se le haya sancionado ni nada por esa muestra de irresponsabilidad. Sólo nos queda confiar en que por cada político sin interés por su labor haya al menos otro que sí crea en lo que hace y se esfuerce en ello.

    Saluditos a las dos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails