domingo, 29 de junio de 2008

Pudimos! Alemania 0 - España 1

Pues nada, que los chicos de la selección española se merecen una entrada más dedicada al fútbol. En primer lugar por haber conseguido esa Eurocopa, en segundo lugar por haber desarrollado un juego francamente bueno y en tercer lugar por haber conseguido que yo me entretenga viendo un partido de fútbol. Y esto último es mucho, no os creáis.

Para no romper el maleficio, y aunque no soy supersticiosa, seguí los consejos de Plissken y llevé a cabo los mismos preparativos que efectué para el España-Rusia de semifinales: hice palomitas, me afané con la repostería casera y me situé delante de la tele junto a GeekDraz dispuesta a sufrir con el 90% del país. No sé si los rituales sirvieron para algo, pero el caso es que la victoria de España fue efectiva y nuestros futbolistas demostraron una vez más que en técnica y velocidad no les gana nadie.

Sólo una pega a las decisiones del seleccionador: por qué cambió a Fernando Torres cuando era el que más ocasiones de gol estaba creando para nuestro equipo? El caso es que la selección al completo se merece un enorme aplauso y, por una vez, nuestra más sincera felicitación y admiración por el gran trabajo realizado. Yo personalmente me he enamorado del "niño" Torres... y de Iker... y de Sergio Ramos... y de Senna...y de... y eso que no me gusta el fútbol.

Por cierto, la encuesta sobre gustos futbolísticos demuestra que entre los visitantes de este blog son mayoría los hombres seguidores de este deporte (63%) frente a un tímido 9% de mujeres que se declaran futboleras. Hoy hasta mi madre (con odio manifiesto por el balompié) vio el partido de la final de la Eurocopa... Hmmm, algo está cambiando en este mundo :P

sábado, 28 de junio de 2008

El síndrome de Tourette

Muchas veces hemos visto a niños hiperactivos, con extraños tics, movimientos de brazos involuntarios, patadas, guiños de ojos o muecas, repitiendo sin cesar palabrotas, chillando o tocándose obsesivamente alguna parte del cuerpo. La mayoría de las veces pensamos que ese comportamiento se debe a la mala educación que los padres están dando a ese niño o a un problema de desatención. Pues bien, cada vez más se plantea como posible explicación a esa actitud el padecimiento de una patología neurológica bastante desconocida: el síndrome de Tourette.

Esta enfermedad, que lleva el nombre del neurólogo francés
Georges Gilles de la Tourette, muestra sus primeros síntomas en la infancia, síntomas que se traducen en tics motores y vocales crónicos, de difícil control para los que los sufren. Aunque su causa es desconocida, se sabe que los que padecen este síndrome presentan anormalidades en determinadas zonas del cerebro, en los niveles de dopamina, serotonina y otras sustancias neurotransmisoras que ayudan a la comunicación de las células nerviosas.

Mi desconocimiento sobre este desorden neurológico era absoluto hasta hace unos días, cuando vi el documental
“I have tourette’s but tourette’s doesn’t have me” (“Tengo tourette pero tourette no me tiene a mí”) acerca de esta alteración, contada desde el punto de vista de varios niños americanos que la padecen. Para ellos lo más importante es no sentirse observados ni diferentes, que sus compañeros y profesores comprendan en qué consiste la enfermedad y que sepan cómo actuar con ellos sin menospreciarlos, regañarles o mofarse.

Aunque pueden sacar de quicio al más tranquilo con sus involuntarias muecas o sonidos, sus capacidades intelectuales son exactamente iguales a las de los demás e incluso en muchas ocasiones superiores. Esto se debe en gran parte a que dejan de tener los odiados tics cuando se concentran en algo, por lo que la mayoría de estos enfermos se sienten cómodos desarrollando actividades que requieran mucha atención, como tocar algún instrumento musical, dibujar o practicar un deporte. La historia cuenta que grandes artistas como el compositor Wolfgang Amadeus Mozart o el escritor Hans Christian Andersen padecían el síndrome de Tourette, interpretado en aquellas épocas como meras excentricidades.

Aunque se trata de un mal hereditario, lo bueno es que no es degenerativo y tiende a atenuarse o incluso desaparecer una vez pasada la adolescencia. El porcentaje de adultos con síndrome de Tourette es muy bajo en comparación con los niños que lo sufren, siendo además el sexo masculino más afectado por este trastorno que las chicas. Es muy difícil dar cifras concretas aunque se estima que en España padecen este desorden alrededor del 1% de la población adulta, alcanzando casi el 3% en el sector infantil.

Existen medicamentos para reducir la presencia de los tics nerviosos pero no hay ningún tratamiento que cure efectivamente la enfermedad. Los propios afectados pueden controlar a veces sus tics en situaciones concretas, pero eso les requiere un enorme esfuerzo y provoca posteriormente violentos ataques de “desfogue” de todos esos movimientos reprimidos. No es que no quieran controlar los tics; es que no pueden. Además de esos gestos involuntarios los “tourettes” suelen padecer también
Déficit de Atención con Hiperactividad y Trastornos Obsesivos Compulsivos (TOC).

La enfermedad en sí sólo tiene componentes psiquiátricos y neurológicos, a pesar de que muchos niños desarrollan también trastornos psicológicos debido a las burlas de sus compañeros o las recriminaciones a su conducta. Estos hechos pueden afectar al futuro comportamiento del adulto y requerir terapia, aunque por lo general el síndrome de Tourette va remitiendo en la segunda década de vida y en muchos casos permite a esas personas hacer una vida prácticamente normal, sin depender de medicación alguna.

Para orientar a los “tourettes” y a sus familiares existen en España varias asociaciones como la
Fundació Tourette, a través de la cual se difunde información sobre este trastorno. Hay que tener en cuenta la dificultad de adaptación social que sufren la mayoría de los que padecen este mal tan incómodo y desconocido, más aún siendo gran parte de sus afectados niños de entre 6 y 14 años. Aunque resulten graciosos y ellos mismos muchas veces se tomen con humor su problema, no dejan de ser víctimas de una enfermedad rara, hoy por hoy incurable, y socialmente muy poco comprendida y aceptada.

miércoles, 25 de junio de 2008

Suzanne Vega

Hacía mucho tiempo que no escuchaba nada de Suzanne Vega pero ayer, viendo un canal de vídeos musicales, pusieron una canción de un nuevo disco suyo publicado en 2007. Hace aproximadamente 20 años me enamoré totalmente de esta artista estadounidense, de su hermosa voz y sus frágiles rasgos. A pesar de que no se ha prodigado mucho en cuanto a producción musical, ha escrito algunos de los temas más bonitos de los últimos tiempos.

Uno de esos temas es sin duda “Luka”, una canción que hablaba sobre el maltrato infantil y que fue todo un éxito cuando salió a la luz en 1987. En ese disco, titulado “Solitude standing”, se incluía también
“Tom’s Diner”, un curioso tema cantado a capella que años después se haría muy conocido gracias a la versión disco de un grupo británico.

A pesar de disfrutar ya de un notable éxito gracias a esos temas, Vega decidió alejarse de los sonidos comerciales y experimentar en sus siguientes trabajos. En la década de los noventa editó cuatro discos intimistas y personales, sin preocuparse en absoluto de su repercusión mediática. Tuvo una hija, se casó y se divorció, lo que nutrió de letras reflexivas y tristes sus siguientes discos. Comenzó a involucrarse también en eventos sociales, colaborando activamente a través de su música con ONGs como
Amnistía Internacional.

Quizás el hecho de mantenerse al margen del estrés de la industria discográfica fue lo que le facilitó crear preciosos temas con letras comprometidas y música envolvente. En 2004 su tema “Caramel” fue incluido en la banda sonora de la película
“Closer” (aquí el trailer donde suena, precioso), dando a conocer al público más joven a esta artista que ya roza los 50 años. En julio del año pasado veía la luz su último trabajo hasta la fecha, “Beauty and Crime”, un disco urbano que mantiene en su totalidad la esencia de esta genial cantautora.

Esta semana suena pues el conocidísimo “Luka” de Suzanne Vega.

martes, 24 de junio de 2008

Dorayaki

Hace un tiempo decidí probar a preparar un plato japonés, concretamente un dulce muy apreciado por los niños en ese país: dorayaki. Este pastel relleno es muy conocido por ser el favorito del gato Doraemon, uno de los mangas más exitosos de todos los tiempos en Japón y en otros muchos países.

Para elaborar este dulce seguí al dedillo la receta que publica Azul en su blog “Vida en Japón” con el título
“Cómo preparar dorayaki”, y no me atreví a cambiar ni medio ingrediente, por si acaso, jaja. Para los dorayaki se necesitan 100 gramos de harina, dos huevos, 50 gramos de azúcar, una cucharada de miel, 80 cc. de agua y media cucharada de levadura. La preparación de esta masa no dista mucho de la de unas tortitas y la forma de hacerlas es muy similar.

Primero se baten los huevos y se les va añadiendo el azúcar y la miel. Se mezcla suavemente y se agrega la harina tamizada, la levadura y el agua poco a poco, sin dejar de remover. Se deja reposar durante un ratito y ya está lista para utilizar. Se les da forma de tortitas en una sartén con una gotita de aceite de oliva para evitar que se peguen, no demasiado finas. Cuando comienzan a burbujear se les da la vuelta, se dejan un par de minutos por el otro lado y ya estarán listas.

El relleno de este dulce se llama
anko y está preparado a base de judías azuki o judías dulces. Como yo no sabía exactamente donde encontrar ese tipo de judía utilicé 100 gramos de judías rojas normales, siguiendo igualmente las indicaciones de Azul: se cuecen durante una hora aproximadamente en 400 cc. de agua (si se han dejado en remojo) a fuego fuerte y cuando están blandas se les añaden 80 gramos de azúcar y una pizca de sal.

Las judías se remueven y se van aplastado con cuidado de que no se quemen. Si se quiere más dulce se le puede añadir más azúcar (yo utilicé azúcar moreno, por lo que tuve que agregarle un poco más de esos 80 gramos). Cuando esté formada la pasta de judías, ya estará lista para utilizar. Se pone el anko sobre una de las porciones de masa y se sitúa otra tortita por encima para cerrar, aplastando ligeramente para que se queden bien unidas. El resultado es una especie de bollicao pero redondo y relleno de judías en vez de chocolate.

Aunque para nosotros es algo extraño consumir las judías como dulce, en Japón y otros países orientales es lo habitual. El anko se usa como relleno de varias modalidades pasteleras y gusta a los niños casi tanto como el chocolate, siendo además más sano. A mí me sorprendió un poco el sabor al principio pero no me disgustó, aunque la costumbre hace que todavía prefiera las judías cocinadas al modo tradicional de occidente. De todos modos, mi anko quedó demasiado fuerte, tal vez por el tipo de judía utilizada o por el azúcar y al segundo bocado ya empalagaba un poco, sin embargo he probado otros dulces similares en restaurantes japoneses que estaban buenísimos. Será cuestión de seguir practicando.

domingo, 22 de junio de 2008

Las Finúsquidas

Me he reído un buen rato con esta viñeta de Las Finúsquidas. Estas dos chicas (una de ellas mi cuñada, para más señas) se han propuesto dormir menos de tres horas al día en los próximos años con la intención de hacer dibujos y comics sin parar :P Bueno, realmente sólo les ha dado un ataquito creativo y han publicado en apenas tres días una veintena de comics.

Las Finúsquidas son Irene y Júlia, estudiantes de Diseño en la Escuela BAU de Barcelona, y muestran sus trabajos en la web de Electropandas. También se puede seguir el webcómic en su fotolog Las aventuras de las finúsquidas. Confirmo que las dos se parecen enormemente a sus alter ego reales y que los temas de sus viñetas son rigurosamente verídicos y además muy divertidos.

sábado, 21 de junio de 2008

American beauty

Cuando se estrenó "American beauty" allá por principios del año 2000, GeekDraz me llamó y me dijo “acabo de ver una película fantástica; qué pena que jamás premiarán algo así en los Oscars”. Cuando yo la vi le di totalmente la razón, tanto en lo increíble que me pareció la película como en la seguridad de que los anticuados miembros de la Academia de Cine americana nunca se atreverían a hacer honores a una cinta que critica parte de su base como sociedad capitalista y bombardea sin piedad el denominado sueño americano. Con una nominación a tiempo lavarían su imagen y todos se quedarían tan contentos.

Cual no sería nuestra sorpresa cuando en la edición de ese año “American beauty” ganó cinco de las ocho estatuillas a las que optaba y se convirtió en la vencedora absoluta del año. De repente, los americanos medios habían despertado del letargo y veían en Lester Burnham a su vecino, su hermano, su primo, su amigo o a sí mismos, con una naturalidad tan aplastante que parecía imposible. El padre de familia perfecto se extinguió de pronto y Hollywood también se atrevió a tener en cuenta otros valores a la hora de juzgar un film. El sarcasmo, la ironía, el odio y los impulsos pasaron a formar parte del bagaje cinematográfico estadounidense, tras haber sido durante muchos años coto privado de los realizadores europeos.

*** Spoilers! ***

“American beauty” constituye desde mi perspectiva un punto de inflexión en la forma de hacer cine en Estados Unidos. Hasta ese momento, las películas comerciales que se atrevían a retratar perdedores, obsesos, maniáticos y vividores en general lo hacían desde el humor o desde la moralina. Aunque esta película no es irreverente en las formas, sí lo es en el fondo, con todo un conjunto de intuiciones a cargo del espectador sobre lo que ocurre en la cinta: el comportamiento lascivo y caprichoso de un padre de 42 años con la amiga adolescente de su hija, los pensamientos parricidas de la hija hacia sus progenitores, el adulterio sin arrepentimiento manifiesto de la esposa, el consumo de drogas, la homosexualidad y otros muchos aspectos raramente asociados a la estabilidad familiar en la puritana sociedad americana.

Son precisamente todos esos detalles los que hacen de una película algo diferente. No vemos a la típica familia feliz sino a una típica familia real con problemas normales de incomprensión, estrés, desatención e infinidad de incompatibilidades. No por ello la narración está falta de lirismo. La historia se cuenta con una crueldad dura pero tierna al mismo tiempo, dibujando unos personajes situados en los límites de la desesperación.

Académicamente hablando, la película utiliza el conocido recurso de la voz en off para iniciar y terminar el metraje, hecho que caracteriza muchas de las obras de Sam Mendes. El protagonista nos cuenta lo que va a ocurrir desde el principio y vaticina su muerte, sin que por ello se pierda el factor sorpresa ni la fuerza de un guión estupendo escrito por Alan Ball. Como en toda buena película, cada pieza encaja perfectamente en su lugar cuando llega el final y no hace falta explicar nada.

“American beauty” trata sin duda sobre la belleza, pero no sólo sobre la belleza física que nubla la razón del pobre Burnham, sino sobre esos bellos momentos que explica el inadaptado Ricky Fitts mientras muestra al personaje de
Thora Birch la famosa escena de la bolsa de papel mecida por el viento. Esas son las pequeñas cosas que pasan en la vida, esos instantes que hay que guardar y que a la larga son los que recordaremos de nuestra ajetreada vida. Pero para mí el gran tema central de esta película es la incomunicación, esa bestia que nos domina a todos hoy en día y que hace que cada uno haga su propia interpretación errónea de lo que los demás sienten o intentan transmitir.

*** Fin de spoilers! ***

El director británico
Sam Mendes (que repetiría éxito en 2002 con “Camino a la perdición”) ha sabido captar perfectamente el concepto que se quería mostrar con “American beauty” y creo que todos hemos normalizado un poco con eso la imagen de la imperfección familiar. Muchas veces vemos a otras familias o parejas y pensamos “qué bien se llevan, qué bonito”… Pues no; definitivamente en todos lados cuecen habas y lo que se ve casi nunca es fiel reflejo de lo que es. La hipocresía innata es para mí uno de los principales defectos de esta sociedad desarrollada y base inequívoca de tantas inseguridades y malentendidos.

Para dar vida a los imperfectos y viciados miembros de la comunidad de “American beauty” no podía haberse elegido un reparto mejor.
Kevin Spacey ganó su segundo Oscar por esta película demostrando una vez más su enorme versatilidad mientras que su pareja en la pantalla, Annette Bening, también fue nominada ese año por su papel de la maniática y perfeccionista Carolyn. La joven Thora Birch borda su rol de adolescente acomplejada e inadaptada, junto con el enigmático Wes Bentley, mientras que Mena Suvari encarna sin tapujos a la deslenguada y provocadora Angela Hayes, aunque la primera opción para interpretarla no fuera ella sino Kirsten Dunst, que rechazó el papel.

En definitiva es una película casi perfecta tanto en cuestiones técnicas como de guión e interpretación, que no pierde en un segundo visionado y que despierta algunos instintos de autocrítica en los espectadores. Sin embargo no tiene moraleja ni nos conmina a actuar de otro modo, sino que nos deja claro que los humanos nos equivocamos precisamente por nuestra condición humana y mortal y que casi siempre se está a tiempo de retomar el camino de la felicidad tomando nuestras propias decisiones. Casi siempre.

Película totalmente imprescindible.

viernes, 20 de junio de 2008

Mi primer disco

Aunque de todos es sabido que no suelo seguir memes, este de "Mi primer disco" me ha gustado, sobre todo porque no me lo han pasado sino que lo he cogido yo, jaja. Ayer lo publicó Akane en su blog "Albahaca y canela" y me pareció muy divertido. Desde allí invitaba a todo el que quisiera hacerlo a elaborar su primera portada musical según las siguientes reglas:


  1. Ve a esta página: http://en.wikipedia.org/wiki/Special:Random. En ella aparecerá un artículo de Wikipedia al azar y el título del artículo que aparezca será el nombre de tu grupo.

  2. Ahora ve a esta otra página: http://www.quotationspage.com/random.php3. Las cuatro últimas palabras de la última cita será el título de tu primer álbum.

  3. La última página a visitar es http://www.flickr.com/explore/interesting/7days. La tercera foto, no importa lo que sea, será la portada de tu disco.

Pues bien, tras elaborar esa portada, este es el resultado de mi primer disco:

A mí me parece que ha quedado muy profesional, no? :P Es un meme simpático así que, como Akane, invito a todo el que quiera cogerlo a descubrir cómo sería la portada de su primer disco!

miércoles, 18 de junio de 2008

Simply irresistible

Hoy hace ya dos años que subí mi primer post a este blog. No sé si esperaba que esto funcionara durante tanto tiempo, pero realmente estoy orgullosa y contenta de lo que he compartido con los que han querido leerme. Sobre todo, he de agradecer la fidelidad y cariño de todos los que pasáis por aquí, porque sin vosotros esto sería sólo un rinconcito de silencio más, perdido en la red de redes.

No es que pretenda celebrarlo con el tema “Simply irresistible” (la soberbia tiene un límite) pero es que hace ya tiempo que quería poner alguna canción de
Robert Palmer, y ésta es precisamente la que me ha apetecido hoy. Se trata de uno de los temas más conocidos de este autor británico fallecido inesperadamente en 2003 debido a un ataque al corazón, con sólo 54 años.

Palmer estuvo desde el principio de su carrera muy influenciado por el jazz y el blues, mezclando otros muchos estilos en sus canciones de corte pop-rock. Inició su andadura en solitario a principios de los setenta, aunque fue en la década siguiente cuando le llegó el reconocimiento del gran público. Tras el single “Johnny and Mary” realizó varias colaboraciones con músicos del entorno new wave y en 1985 alcanzaría el número uno de las listas con “Addicted to love”, canción que le propiciaría también un premio Grammy.

A finales de los ochenta se traslada a vivir a Suiza y edita otro exitoso disco, “Heavy Nova”, en el que está incluido este “Simply Irresistible”. Pero además de por su música, Robert Palmer ha tenido también gran notoriedad por su elegancia y por sus vídeos musicales, muchos de ellos protagonizados por su banda de chicas sexys, siempre con el pelo recogido, labios rojos y gesto imperturbable. Es el caso de los vídeos de
“Addicted to love”, “Simply Irresistible” y algunos otros, ejemplos de pura plasticidad visual.

La muerte le cogió desprevenido a él y a todos sus fans, puesto que acababa de publicar precisamente en 2003 su último trabajo, “Drive”, un disco de versiones de blues que comenzaba a promocionar con una pequeña gira. Este ecléctico artista ha dejado para el recuerdo una quincena de LPs con temas que serán siempre recordados como hitos en la historia de la música. Hoy, "Simply Irresistible" en mi blogoversario :D

martes, 17 de junio de 2008

Pushing Daisies

Aunque he sido seguidora fiel de bastantes series de televisión, últimamente no había ninguna que me enganchara lo suficiente como para dedicarle mucha atención. La tercera temporada de "Perdidos" me decepcionó bastante y de la segunda de "Héroes" me bastó con ver un capítulo para decidir que no quería ver más.

Sin embargo, vi cielo abierto cuando descubrí “Pushing Daisies”, una serie que Canal + emitió en versión original subtitulada en castellano hace unos meses y de la que ya está grabada una segunda temporada.

“Pushing Daisies”, que en español viene a significar algo así como “criando malvas”, es una comedia con toques dramáticos, surrealistas e incluso con características del musical. La serie es del mismo creador de “Tan muertos como yo”, otro serial televisivo de gran éxito también cargado de humor negro. De hecho, en un principio se planteó “Pushing Daisies” como un spin-off de “Tan muertos como yo”, aunque posteriormente la idea evolucionó y cogió fuerza por sí misma. Desde mi punto de vista la serie aporta una dosis de frescura al panorama de la televisión actual, un poco saturado de superhéroes y dramas históricos.

*** Spoilers! ***

El protagonista de “Pushing Daisies” es Ned, un pastelero con una extraña habilidad paranormal: es capaz de hacer retornar a los muertos a la vida… pero sólo durante un minuto. Más allá de ese tiempo, otro ser vivo morirá en el lugar del recién resucitado. Además, otro roce de Ned y esa persona a la que ha devuelto la vida volverá a su estado mortal definitivamente. Ned vive con esa peculiaridad oculta que sólo conoce el detective privado Emerson Cod (fantástico
Chi McBride), quien además se beneficia de ella para resolver intrincados crímenes consultando directamente a los fiambres la identidad de sus asesinos.

El sistema funciona hasta que pastelero y detective reciben el caso de una joven asesinada durante un crucero en extrañas circunstancias, que resulta ser el amor de infancia de Ned. Incapaz de tocarla de nuevo para sumirla en el sueño eterno, la joven Chuck pasa a formar parte de la vida del pastelero, sin poder tocarse pero profesándose un tierno amor. La última pieza en este puzzle es Olive (interpretada genialmente por
Kristin Chenoweth), la empleada de Ned en la cafetería, una soñadora e inocente mujer que se verá derrotada en su admiración por su jefe ante la llegada de su competidora Chuck, pero que jamás perderá su alegría y buen corazón.

*** Fin de spoilers! ***

En cada capítulo se soluciona un crimen, normalmente a cada cual más enrevesado, con multitud de secundarios cómicos y escenas surrealistas que hacen de la serie una caja de sorpresas. Hay escenas francamente divertidas y, aunque pudiera parecer una temática repetitiva, cada entrega ofrece avances en la historia y las relaciones entre los personajes. Precisamente los secundarios son los que más originalidad aportan, mientras que la pareja protagonista llega a quedar a veces un poco sosita ya de tanto amor pasteloso :D

La primera temporada consta de nueve capítulos y, aunque como dije fueron emitidos casi al mismo tiempo en Estados Unidos que en España en original con subtítulos, parece que Canal + los emitirá también próximamente doblados al castellano. Sólo recomiendo verla sin subtítulos a los que entiendan muy bien el inglés, puesto que los diálogos son muy rápidos y en ocasiones ni siquiera da tiempo a leer los subtítulos (va, una que es lenta…).

Se trata de una serie corrosiva, con chistes ácidos y temática truculenta, pero amena, divertida y muy bien valorada tanto por la crítica como por el público. Ha recibido varios premios de televisión y también fue nominada a los Globos de Oro en las categorías de mejor serie musical o comedia, mejor actor (
Lee Pace) y mejor actriz (Anna Friel). Es muy recomendable para pasar un buen rato olvidándose de catástrofes y tragedias romanas.

domingo, 15 de junio de 2008

Oposiciones

Hoy ha tenido lugar el primer examen de las oposiciones para auxiliar administrativo del Estado. No puedo decir que las haya preparado como tenía que hacerlo y por ello no espero ni de lejos un resultado positivo. Es la segunda vez que me presento al Cuerpo General Auxiliar del Estado y puedo confirmar que la diferencia entre estudiar bien y estudiar mal está en apenas dos puntos, según las primeras plantillas provisionales no oficiales.

Aunque llegado este momento siempre toca lamentarse por no haber preparado mejor el examen, la verdad es que este año el estudio me ha cogido anímicamente muy lejos de mi mejor momento. Empecé a prepararlas con una razonable dosis de interés y un buen plan pero algunos acontecimientos desagradables, sobre todo en mi entorno laboral, hicieron que mi concentración desapareciera y, con ello, el ánimo para continuar. En las últimas tres semanas apenas he tocado los apuntes, salvo un par de repasos de última hora que son los que conseguirán que mi nota final no sea ridícula.

Tengo claro que si no es este año será el siguiente y si no son éstas serán otras. Admiro a la gente que puede trabajar, estudiar, llevar una casa, organizarse con todo ello y mantener la concentración a pesar de todo, como intento hacer yo (aunque sin conseguirlo a veces), puesto que el esfuerzo al final siempre tiene su recompensa. Yo estoy convencida de que las sacaré, conseguiré un puesto de trabajo decente con un buen sueldo y con unos derechos laborales que hoy por hoy escasean en gran parte de la empresa privada, por mucho que digan.

A pesar de que casi con toda seguridad no pasaré el corte, estoy orgullosa de lo que he conseguido y no pierdo la ilusión de convertirme en funcionaria a corto plazo. Para los que estén pensando "vaya, ilusión por ser funcionario?" sólo decirles que cada uno busca su realización personal en lo que prefiere y mi ilusión es dedicarme a cualquier trabajo que pueda desarrollar con efectividad y que me permita disfrutar del resto de mi vida. Y nunca lo he tenido más claro.

No guardaré los apuntes para no olvidarme de cuál es mi principal objetivo laboral. En lo personal, estoy mucho más arropada hoy por hoy, y eso no tiene precio.

miércoles, 11 de junio de 2008

El partido de fútbol

Continuando con el tema estrella de la semana, se me ha ocurrido poner hoy la canción "El partido de fútbol", un tema que popularizó Gelu en los años sesenta. Seguro que todos habéis oído alguna vez esa letra que dice "por qué por qué los domingos por el fútbol me abandonas..." Pues el tema fue un gran éxito en aquella época, en la que también el fútbol despertaba pasiones sobre todo en el sector masculino.

María de los Ángeles Rodríguez, más conocida como Gelu, nació en Granada en 1945 y desde muy pequeña sintió inclinación por el mundo de la música. Siendo una adolescente ganó un concurso en la radio de su ciudad y poco después se trasladó a Madrid y posteriormente a Barcelona para convertirse en un icono musical para la juventud del momento. Su fama creció cuando en 1963 grabó junto con Los Mustang, otro conjunto emblemático de los sesenta, la canción "El partido de fútbol", tema originalmente interpretado por la italiana Rita Pavone.

El estilo y la característica voz de Gelu le dieron gran fama en aquella década. Grabó más de cien sencillos y fue premiada con tres discos de oro, además de cosechar también grandes éxitos en Latinoamérica. Sin embargo, en 1968 decidió abandonar la música para casarse con el también artista Santy y dedicarse a su hogar y su familia.

En homenaje a todas las sufridoras esposas de los futboleros, a todas las mamás (como la mía) que en aquella época se parecían a Gelu y a Conchita Velasco, y a una de las décadas doradas de la música de guateque, esta semana suena "El partido de fútbol" de Gelu.

martes, 10 de junio de 2008

Te gusta el fútbol?

Ya que hoy comienza la participación española en la Eurocopa 2008, se me ocurre plantear una nueva encuesta para ver si los tópicos se cumplen. Por tradición, los deportes en general y el fútbol en particular son cosa de hombres. Salvo raras excepciones, como quizás la gimnasia rítmica o la natación sincronizada, la mayoría de las modalidades deportivas arrastran a muchos más seguidores del sexo masculino.

Bien es cierto que en los últimos años se han puesto de moda las fans futboleras, desde mi punto de vista más por una mera cuestión de gusto físico que deportivo. No es ninguna novedad que hay futbolistas que gracias a sus relaciones con modelos salen casi tanto en la prensa del corazón como en la deportiva y despiertan pasiones entre las quinceañeras (y las treintañeras, y las cuarentañeras...).

A pesar de que soy o he sido seguidora fiel de muchos deportes en determinados momentos de mi vida (baloncesto, tenis, voleibol, gimnasia, natación, atletismo,...), nunca he conseguido que me apasione el fútbol. Entiendo el juego, conozco las reglas e incluso hace años me sabía los nombres de muchos jugadores, su club y su estilo de juego, pero no me entretiene en absoluto ver los partidos. Cierto es que cuando juega la selección española la cosa suele ser diferente. Yo he visto concursos de hípica, partidos de waterpolo o sesiones de halterofilia en los Juegos Olímpicos por el simple hecho de que destacaban algunos españoles con opciones de medalla.

No sé si ése es el mejor motivo para seguir un determinado deporte, pero es tan válido como cualquier otro y, pese a todo, los colores de una bandera y una nacionalidad siguen congregando a grupos de personas que en otra situación compartirían poco o nada. Pero, puede traer el fútbol la felicidad? A los que le guste, por supuesto, y a los que no, no les queda nada, porque estos días no se habla de otra cosa. Me gustaría saber si el fútbol gusta tanto como parece y si, especialmente, gusta tanto como parece a las mujeres. He situado la nueva encuesta en el margen; gracias por participar :)

domingo, 8 de junio de 2008

SL: Gothic Lillu

Aunque ya no entro demasiado en Second Life, de vez en cuando encuentro lugares adecuados para hacer algunas fotos y practicar con el Photoshop. Estas escaleras de una tienda gótica me ofrecieron el fondo ideal para vestirme de Gothic Lolita y tomar unas cuantas imágenes con estética de la época romántica victoriana.

viernes, 6 de junio de 2008

El jardinero fiel

No sabía de qué iba esta película y al final ya casi estaba intrigada. Temía un drama romántico al estilo europeo, lento y denso aunque con los típicos detalles de una música maravillosa y una fotografía cuidadísima. Pues bueno, una vez vista no se acercaba tanto a ese preconcepto que yo tenía pero tampoco se aleja demasiado del cliché de cine europeo porque, a pesar de estar dirigida por un brasileño, se basa en la novela “The constant gardener” escrita por el británico John Le Carré.

En primer lugar, he de decir que
“El jardinero fiel” me ha gustado bastante. Se trata de un thriller político, que aborda desde el punto de vista de denuncia social una historia dramática situada en Kenya, cercana quizás al estilo de “La intérprete”, film dirigido también en 2005 por el recientemente fallecido Sydney Pollack. En este caso, el director Fernando Meirelles toma un camino similar para mostrar desigualdades e injusticias como ya hizo en esa otra gran película que algún día tengo que comentar aquí, “Ciudad de Dios”.

*** Spoilers! ***

Ralph Fiennes interpreta en “El jardinero fiel” a Justin Quayle, un diplomático británico destinado en Kenya junto con su esposa, una activista muy interesada en la lucha social ante la opresión y pobreza que vive la población del país. La actriz Rachel Weisz es la encargada de asumir en la gran pantalla a Tessa, esta joven altruista y emprendedora que no se frena ante ninguna amenaza y decide llevar hasta el final sus investigaciones sobre la experimentación farmacéutica en África. En su camino encontrará la muerte, mientras su esposo no cejará en su empeño por descubrir los verdaderos motivos del asesinato encubierto de su mujer.

Pero en esa aventura, Quayle conocerá además la parte más oculta de Tessa, los proyectos y el mundo que ella no compartía con él para no involucrarlo y dañar su imagen política. Ante los ojos del jardinero aficionado surgen multitud de chantajes, intereses económicos y variados delitos auspiciados por los Gobiernos, no sólo de su país sino de gran parte del primer mundo, en detrimento de los indefensos pueblos africanos. La investigación llevará al funcionario a desconfiar de todo el mundo y a dejar de creer en su trabajo. Atados todos los cabos y comprendiendo por fin por qué y para qué vivió y murió Tessa, no deseará otra cosa más que reunirse por ella.

La historia no deja de ser la típica llamada de atención sobre acontecimientos que nos quedan demasiado distantes como para prestarles atención. Logra, en consecuencia, revolver un poco al espectador y que éste se posicione. Por otro lado, también consigue emocionar con la relación de Quayle y Tessa, una aventura amenazada por el fantasma de la infidelidad y que al final resulta ser más fuerte y pura de lo que cualquiera podría imaginar.

*** Fin de Spoilers!***

Para llegar a cumplir esos objetivos, evidentemente la película tiene que estar bien contada, que lo está, e incluir algún otro aderezo como una fotografía fantástica, un montaje correcto (aunque con un ligero abuso de flashbacks) y una música de lo más interesante, obra del español
Alberto Iglesias. Ninguno de los actores se encuentran entre mis favoritos pero Fiennes casi llega a emocionar con su interpretación (en algún momento me hizo recordar al papel de “El paciente inglés”), algo loable en un actor con muy poca facilidad para cambiar de registro expresivo. Rachel Weisz ganó el Oscar a la Mejor Actriz Secundaria por su papel de Tessa, mientras que el resto del reparto cumple su cometido sin muchas pretensiones.

Personalmente no me gustan mucho las películas de denuncia social porque me parecen un tanto tramposas, pero “El jardinero fiel” se deja ver muy bien gracias a la historia de amor paralela y a los momentos de tensión. Es una producción interesante y entretenida que, por cierto, han traducido de un modo engañoso del original “The constant gardener”, ya que yo creo que en español el adjetivo “fiel” no tiene el significado que se le quiso dar a ese “constante” en el libro, más cercano a la persistencia que a la fidelidad. En todo caso, una buena película.

miércoles, 4 de junio de 2008

Every breath you take

Acaban de cumplirse 25 años desde que se publicó este tema de los míticos The Police, incluido en su disco de 1983 “Synchronicity”. Posiblemente sean esta y “Roxanne” las dos únicas canciones que los aficionados a la música comunes recordamos de la banda antes de disgregarse y de que comenzaran las carreras en solitario de sus miembros.

La aventura de Police comenzó en Gran Bretaña a finales de los setenta, siguiendo un estilo new wave con toques punk. Sus componentes, Sting, Andy Summers y Stewart Copeland dejaron de tocar como grupo en 1984, siendo por entonces uno de los conjuntos más populares del momento. Durante ese tiempo sacaron al mercado solamente cinco discos, siendo el último el que los lanzó a la fama mundial y los encaramó a todas las listas de éxitos.

Aunque su separación nunca fue oficial, cada uno inició proyectos por separado, colaborando con otras bandas.
Sting fue el que más beneficios obtuvo de su periplo como solista, lo que le permitió experimentar con nuevos sonidos y otras muchas actividades dentro de la esfera social. El año pasado los tres miembros de Police se reunieron de nuevo para anunciar una gira mundial, que está en progreso, aunque no han confirmado si el grupo preparará nuevo material en conjunto.

“Every breath you take”, una de las canciones más recordadas de la historia de la música, dentro de su enorme simplicidad musical, ha sido objeto de numerosas versiones, las más conocidas la de UB40 y los samples que del tema utilizó Puff Daddy en “I’ll be missing you”, como homenaje al rappero asesinado en 1997
The Notorious B.I.G. Yo siempre he preferido la versión original de Police, que es la que suena esta semana como homenaje a sus 25 años de presencia en nuestras vidas.


Every breath you take
Every move you make
Every bond you break
Every step you take
I’ll be watching you

Every single day
Every word you say
Every game you play
Every night you stay
I’ll be watching you

Oh, can’t you see
You belong to me
How my poor heart aches
With every step you take

Every move you make
Every vow you break
Every smile you fake
Every claim you stake
I’ll be watching you

Since you’ve gone I been lost without a trace
I dream at night I can only see your face
I look around but its you I can’t replace
I feel so cold and I long for your embrace
I keep crying baby, baby, please...

Oh, can’t you see
You belong to me
How my poor heart aches
With every breath you take

Every move you make
Every vow you break
Every smile you fake
Every claim you stake
I’ll be watching you

Every move you make
Every step you take
I’ll be watching you

I’ll be watching you
I’ll be watching you
I’ll be watching you
I’ll be watching you...



martes, 3 de junio de 2008

El laberinto del fauno

Guillermo del Toro es sin duda uno de los directores hispanos más interesantes. Domina con maestría los ambientes oscuros cercanos al género de terror y, a pesar de poner su sello personal en cada una de sus películas, consigue que todas sean originales y tengan sus propias genialidades. “El laberinto del fauno”, que el realizador mexicano rodó en 2006, supone una nueva colaboración con el cine español, esta vez tanto en lo relativo a la historia como al reparto y demás consideraciones técnicas.

*** Spoilers! ***

A pesar de que el argumento aborda una vez más el trillado tema de la postguerra española y la dictadura franquista, la película mantiene un perfecto equilibrio entre los datos puramente históricos y la fantasía que envuelve la aventura paralela de su joven protagonista, Ofelia. Aunque he leído alguna crítica al trabajo de guión de Guillermo del Toro por mostrar una imagen de buenos y malos en ese contexto de la España de los años cuarenta, creo que es tan válido contarlo desde este punto de vista como desde cualquier otro. Al fin y al cabo ese hilo conductor no deja de ser el escenario para algo que va más allá de una ficción histórica al uso.

Tras la muerte de su esposo, la madre de Ofelia decide volver a casarse con un capitán del ejército nacional con la intención de ofrecer un futuro mejor a su pequeña y al hermanito que viene en camino. Pero la niña no encuentra nada agradable su nueva vida y decide escapar de la realidad. Para ello, se sumerge en un universo fantástico en el que un
fauno le propone tres pruebas para confirmar su linaje real. La niña, interpretada muy convincentemente por la joven Ivana Baquero, lleva su situación real al límite, desafiando a su padrastro, al mismo tiempo que su imaginación la libera y la oprime hasta su trágico final.

El maquillaje y la caracterización de los personajes que Ofelia encuentra en su particular laberinto son impresionantes, creíbles incluso dentro de la fantasía, y muy adaptados al entorno de plena naturaleza en que se desarrolla la historia. Mientras ella descubre paso a paso su propio mundo repleto de criaturas mágicas, en el otro mundo del que ella desea huir las cosas no mejoran para su madre ni para los pocos que se portan bien con ella, simpatizantes del bando republicano que mantienen su propia lucha en la montaña para sobrevivir.

La película en sí es una delicia y, aunque la narración se ralentiza un poco en algunas partes, mantiene el interés constantemente y consigue hacer dudar al espectador sobre la realidad de las invenciones de Ofelia. La historia tiene también mucho pesimismo y su toque de crueldad, como ya vimos en otras obras de Del Toro como “El espinazo del Diablo”, otra gran película del mexicano. Hay algunas escenas no aptas para público sensible, con bastante violencia, pero que no están fuera de lugar si tenemos en cuenta la historia.

*** Fin de spoilers! ***

En cuanto a los intérpretes, parece que muchos han descubierto a la genial
Maribel Verdú en esta película, una actriz que lleva trabajando desde los 14 años y que tiene en su haber más de cuarenta producciones para la gran pantalla. Precisamente el otro día vi “27 horas”, una de sus primeras películas en la que se metía en la piel de una heroinómana adolescente en la España de los primeros ochenta, cuando se desconocía el efecto de las drogas y la juventud del momento carecía de rumbo mientras el país cimentaba la endeble democracia.

También aparece en “El laberinto del fauno” el aclamado
Sergi López, un actor español que ha desarrollado gran parte de su carrera en Francia y al que en nuestro país todavía no se le acaba de reconocer el mérito. López interpreta al sádico Capitán Vidal, papel que ha desarrollado con gran convencimiento a pesar de provenir de una tradicional familia republicana.

Por su parte, el director y guionista
Guillermo del Toro consagra su talento con esta película que fue nominada a seis Oscars en la edición del año pasado, ganando los correspondientes a Fotografía, Maquillaje y Dirección Artística. También ha demostrado su gran intuición produciendo “El orfanato”, que se convirtió en la película más taquillera de 2007 en España con una recaudación de más de 24 millones de euros y más de cuatro millones de espectadores en cines.

Dentro de lo que ya me suele gustar de por sí el trabajo de Del Toro, “El laberinto del fauno” es una magnífica película digna de los mejores elogios por su perfecta factura y su maravilloso argumento. Toda una clase magistral de cine altamente recomendable.

Related Posts with Thumbnails