miércoles, 29 de octubre de 2008

It's my party

Siguiendo de nuevo una inspiración de Rubenvike, esta semana suena por el blog este conocidísimo tema de Lesley Gore, “It’s my party”. Aunque la canción fue grabada originalmente por la británica Helen Shapiro, fue la cantante estadounidense Gore la que lo popularizó en 1963, alcanzando el número uno de la Billboard de ese país.

Buscando por internet he encontrado una versión buenísima del “It’s my party”, muy ochentera, interpretada por
Barbara Gaskin y Dave Stewart. El inconfundible Bryan Ferry también grabó un cover de esta canción en 1973, que podéis escuchar en este link de YouTube. En esta ocasión sí que tengo serios problemas para tomar partido por la original o por las versiones, puesto que todas me parecen impresionantes.

Aunque siendo sincera he de reconocer que la primera vez que yo escuché esta canción fue en un capítulo de la inolvidable serie “Beverly Hills 90210” o “Sensación de vivir”, como se tituló en España. La escena en concreto era una
performance de Shannen Doherty (la gemela Brenda Walsh) en la cafetería donde se reunían todos aquellos jovenzuelos. Me ha entrado nostalgia, así que igual un día de estos hablo de esa serie que nos acompañó en la adolescencia a unos cuantos de mi generación.

Mientras, a disfrutar porque es mi fiesta y lloro si quiero. Ea!.

martes, 28 de octubre de 2008

Galiñanes

En los últimos días he estado trabajando en un blog para mi madre, en el que ella quería mostrar sus cuadros y las exposiciones en las que va tomando parte. Ella lleva casi toda su vida pintando, aunque sólo en los últimos años se ha dedicado casi por completo a la pintura y ha decidido mostrar sus obras fuera de los reducidos círculos de amistad.

A lo largo de su trayectoria artística ha tocado casi todos los estilos y ha experimentado con técnicas diferentes, aunque la gran mayoría de sus pinturas son óleos sobre lienzo. Últimamente se me ha vuelto un poco abstracta (yo prefería que se volviera impresionista, qué le vamos a hacer) pero continúa tomando como referencias muchas escenas al aire libre que siempre han estado ahí como su principal línea de inspiración.

Si a alguien le gusta la pintura y le apetece ver sus cuadros o comentar si también apoyáis que dé un giro al impresionismo (jijiji), podéis visitar el blog
Galiñanes en este link.

viernes, 24 de octubre de 2008

El aeropuerto más pequeño del mundo

Hace unos días, en mi regreso desde Galicia, cogí por primera vez un vuelo desde el aeropuerto de Peinador, en Vigo. Las instalaciones me parecieron de juguete en comparación con las inmensidades de los aeropuertos más transitados del país. Incluso era pequeño comparado con otros como el de Lavacolla, en Santiago de Compostela, o el de Los Rodeos, en Tenerife, tradicionalmente considerados aeródromos de pequeña entidad.

Pero el aeropuerto más pequeño del mundo se denomina
Juancho E. Yrausquin, y está situado en la isla de Saba, en las Antillas Holandesas. Su pista de aterrizaje tiene una longitud de 396 metros y en ella sólo pueden tomar tierra los modelos de avión DHC-6, los BN-2 y los helicópteros. Por su situación en la isla, una de las más pequeñas del archipiélago antillano, está considerado también uno de los aeropuertos más peligrosos, al estar la pista bordeada de colinas por un lado y de acantilados por el otro.

El aeropuerto Juancho Yrausquin fue construido en 1963 y actualmente sólo la compañía
Windward Islands Airways opera con él, en conexiones diarias con la isla de San Martin. Cada trayecto dura unos 15 minutos y el viaje de ida y vuelta cuesta aproximadamente 185 dólares. La torre de control de la isla no ofrece servicio de control de tráfico aéreo y en las instalaciones del aeropuerto tampoco se puede repostar, por lo que los aviones deben llegar a Saba con el combustible necesario para el trayecto de vuelta.

Sólo los pilotos más experimentados pueden
aterrizar en esta pequeña pista, por lo que el aeropuerto permanece siempre cerrado a la aviación comercial, exceptuando los vuelos de la aerolínea local Winair.

En España, la pista más pequeña se encuentra en el aeropuerto de Sabadell, con 900 metros de longitud, aunque sus instalaciones se usan sólo para aviación general (planeadores, escuelas de pilotos, aviones privados, avionetas deportivas, etc.).

Sin embargo, el aeropuerto comercial más pequeño es el de la isla de
El Hierro, en el archipiélago canario. Su única pista mide 1.250 metros y fue inaugurada en 1972 en el término municipal de Valverde, capital de la isla. El año pasado este aeropuerto acogió a más de 180.000 pasajeros, lo que lo convierte en el aeródromo canario con mayor crecimiento.

La aerolínea que opera en este aeropuerto es
Binter Canarias, una pequeña compañía creada en 1988 que realiza vuelos entre las islas del archipiélago. Binter también tiene conexiones desde Canarias con Funchal (Madeira), Marrakech (Marruecos), El Aaiún (Sahara Occidental) y Nuakchott (Mauritania). El precio de un pasaje de ida y vuelta entre Tenerife y El Hierro para un no residente en las islas ronda los 130 euros. La duración de cada trayecto es de unos 40 minutos.

miércoles, 22 de octubre de 2008

Ave María

Mi punto fuerte esta semana no es precisamente la inspiración. Estoy un poco descolgada de la rutina que tanto me gusta y eso hace que no encuentre todavía el orden mental. El cuerpo se recupera muy despacio (al menos el mío) de los excesos y los desórdenes emocionales. Como ninguna de las canciones que he escuchado estos días me ha transmitido nada digno de mención, me ha venido a la mente un recurso típico: la música clásica. Y aunque dentro de los clásicos, las piezas cantadas no son las más conocidas, quizás el "Ave Maria" de Franz Schubert sí sea una de las más famosas.

Schubert, compositor austríaco nacido en 1797, fue un músico muy prolífico que publicó más de 600 lieder, pequeñas obras para voz y piano consideradas como las precursoras de las canciones modernas. Enmarcado dentro del romanticismo de principios del s.XIX, muchas de sus composiciones se basaban en poemas de su contemporáneo Goethe y otros autores de la época. Europa florecía por entonces en el aspecto cultural y abría sus puertas a incontables expresiones artísticas, entre las que se encontraba también la música, apoyada por escuelas y mecenas.

El lied "Ave María" fue compuesto por Schubert en 1825 y, aunque inicialmente su letra provenía del poema épico "La dama del lago", de Walter Scott, con los años se ha hecho más conocida su versión de oración católica adaptada para actos litúrgicos. Apenas tres años después de componer esta obra, el músico austríaco moriría debido a una sífilis complicada con fiebres tifoideas, enfermedades muy comunes por entonces y con un alto índice de mortalidad. Tenía 31 años y había escrito más de un millar de partituras.

Como curiosidad, el "Ave María" ha sonado en multitud de series de TV y películas, entre las que se encuentran "Novia a la fuga", "Chicken run", "El jovencito Frankenstein" o "Fantasia", de Walt Disney. La soprano británica Sarah Brightman también ha hecho su personal versión de esta conocida canción, no demasiado religiosa por lo visto en el vídeo pero sí más comercial.

martes, 21 de octubre de 2008

So Strange

Estoy de vuelta. Mi abuela paterna nos dejó la semana pasada y tuve que viajar inesperadamente a Galicia para despedirla y desearle una agradable estancia allá donde esté. Ya no tengo más abuelos ni abuelas, así que desde aquí quiero mandar un beso para los cuatro, Quinso, Manolo, Pura y Manola, y decirles que tengo un pedacito de recuerdo de cada uno siempre conmigo.

Tras una semana de inestabilidad, cansancio y nervios, estoy de regreso intentando recuperar la tranquilidad de la rutina. La foto estaba preparada desde antes de irme, así que por qué no ponerla y comunicar al mundo que a veces la vida es tan extraña... Lo dicho, cogiendo fuerzas.

sábado, 11 de octubre de 2008

Laggy

ATENCIÓN! Si no te gustan los lagartos, mejor no leas este post :)

Hace aproximadamente un año se coló en nuestro patio un lagarto. El animal en cuestión me dio un susto de muerte puesto que lo primero que pensé cuando vi algo moverse era que se trataba de un ratón. Cuando comprobamos que en realidad era un reptil adulto, que parecía no tener intención de marcharse, decidimos adoptarlo, ponerle nombre y alimentarlo.

Aquí en Canarias existen varias especies de lagartos endémicos protegidos, dada su escasez y gran valor ecológico, así que buscamos información para asegurarnos de que no estábamos dando asilo a un lagarto en peligro de extinción. Comprobada su identidad, llegamos a la conclusión de que posiblemente se trate de un
lagarto tizón (gallotia galloti), especie común en la isla de Tenerife y La Palma.

El lagartito, que mide aproximadamente 13 centímetros sin contar la cola, fue bautizado como Laggy y aunque lo tratamos como a un macho sus características físicas indican que tiene más probabilidades de ser hembra, ya que no muestra las manchas azules laterales típicas de los machos. Mis limitados conocimientos científicos sobre fauna animal no me permiten comprobar este extremo, así que sólo espero no causarle un problema de identidad a nuestro reptil al llamarle "pequerrechiño".

Laggy, que llegó al patio con más o menos su tamaño actual, puede tener ya dos o tres años. Según los datos de la
Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles, los lagartos de esta especie pueden llegar a vivir ocho o nueve años (ya puede ponerse a trabajar antes para ganarse el sustento, tal y como están las cosas con la crisis…).
No sé lo que prefieren los demás lagartos en libertad, pero Laggy disfruta comiendo pimiento (sobre todo rojo), tomate, col, plátano y manzana. He probado a ofrecerle algunos otros vegetales y frutas pero suele despreciarlos. Da la impresión de no necesitar agua para sobrevivir (o la consigue de un modo que desconozco) y, a pesar de poder irse por el mismo lugar por el que entró, no parece querer abandonar nuestro humilde patio interior.

Aunque desde donde habita no le da prácticamente nunca el sol, por las mañanas busca la claridad y se sitúa en el alféizar de la ventana, mirando hacia dentro y levantando el morro, con una característica pintita blanca en la punta. Al mediodía se sitúa cercano al lugar donde le dejamos los trocitos de comida y ya por la tarde, cuando oscurece, se cobija bajo un mueble del patio y no parece tener actividad nocturna.

Tampoco muestra mayor interés por entrar en casa, sobre todo desde que le cerré la puerta que da a la cocina el día que lo vi con ánimo de investigar de donde procedían los alimentos que le dábamos. Ha perdido bastante el miedo pero suele esconderse siempre que oye ruidos fuertes o cuando salimos al patio. Lo único malo es que todavía no he conseguido que haga sus necesidades siempre en el mismo lugar y el patio a veces parece un campo de batalla de restos de comida y cagaditas de lagarto… gggrrrrr :P

Sé que no es muy emocionante contar la vida de una mascota, y menos cuando se trata de un lagarto que no acude cuando se le llama, pero en fin, que me apetecía presentarlo en sociedad. Mis padres ya lo han visto incluso en vídeo! :D

miércoles, 8 de octubre de 2008

Oblivion

A veces hay temas que se quedan pegados a la piel durante años e incluso décadas, por motivos que muchas veces desconocemos. Eso me ocurrió a mí con la canción "Oblivion", del grupo británico Terrorvision. Un buen día la escuché, me gustó, me enganchó y hasta hoy nunca me he cansado de oírla.

Esta banda de rock no figura entre mis favoritas ni por estilo, ni por imagen, ni por ninguna otra razón coherente de afinidad, pero su tema "Oblivion" es posiblemente una de las canciones que más he escuchado en los últimos 15 años. A veces estas pasiones no tienen explicación consciente, como digo. El tema es muy pegadizo y divertido, pero el resto de composiciones de Terrorvision no me dicen gran cosa.

Terrorvision se formó a finales de los ochenta y, aunque se disolvieron en 2001 y cada uno de sus miembros inició proyectos alternativos, recientemente han vuelto a trabajar como grupo, con gira de conciertos incluida. Hasta su separación habían publicado cinco discos con resultados de mercado más bien discretos. Su canción "Tequilla" fue quizás la más conocida, gracias a un remix bailable que alcanzó el segundo puesto de las listas de éxito británicas en 1999.

El vídeo de "Oblivion" copia descaradamente el estilo de otro grupo que personalmente me encanta... alguien intuye a quienes se parecen? A pesar del "homenaje", la canción sigue pareciéndome increíble.

Sweet Oblivion Band

Y aunque no tiene nada que ver, salvo en parte del nombre, voy a aprovechar para promocionar por aquí un grupo gallego que se llama Sweet Oblivion Band y que están haciendo una música buenísima. Si vivís por aquellas tierras posiblemente tendréis la oportunidad de verlos en directo en algún local, puesto que ahora mismo están presentando su segundo disco. Visitad su MySpace desde el link de arriba, donde podréis escuchar algunos de sus temas, a ver qué os parecen.

martes, 7 de octubre de 2008

Habitación Perdida

“Habitación perdida” es una mini-serie estadounidense rodada en 2006 que, dentro de la desorientación actual de la mayoría de las series televisivas, ofrece una idea bastante original y bien narrada. Uno de sus principales puntos a favor es precisamente que se trata de una serie autoconclusiva, por lo que los guionistas se evitan tener que inventarse nuevos giros a medida que avanza la serie y dependiendo del éxito que vaya teniendo la misma. No voy a poner ejemplos…

En el caso de “Habitación perdida”, aunque el final queda ciertamente abierto de cara a una segunda temporada, no parece que sea ésa la intención de los productores. En total se rodaron tres capítulos que en España se emitieron divididos cada uno en dos, haciendo un total de seis episodios de unos 45 minutos cada uno. El género podría encuadrarse dentro del thriller sobrenatural, algo bastante de moda en los últimos tiempos.

*** Spoilers! ***

Peter Krause (conocido ya por su participación en la serie “A dos metros bajo tierra”) interpreta aquí a un detective de policía que, durante la investigación de un extraño caso, se hace con una llave que tiene poderes sobrenaturales. La llave en cuestión abre cualquier puerta que disponga de cerradura y conduce a la habitación de un motel perdido, el Sunshine. Basta el deseo de estar en algún lugar concreto para que, al abrir la puerta de la habitación, se acceda a ese destino soñado.

El detective Joe Miller descubre que existen otros objetos mágicos diseminados por toda la geografía del país y que sus poseedores sufren de distinto modo los efectos de esos codiciados ítems. Un sector de seguidores los busca para destruirlos, puesto que los poderes de algunas cosas son demasiado peligrosos para la humanidad. Otro grupo los persigue para tener precisamente esa ansiada superioridad sobre los demás. Dos sociedades de recolectores se enfrentan en esa tarea.

Sin saber muy bien su posición en ese juego, Miller se implica a fondo cuando su hija pequeña desaparece al entrar accidentalmente en la habitación del motel. Así, intenta descubrir de dónde proceden los objetos, cuáles son las características de cada uno y cómo puede conseguir que su hija regrese sana y salva al mundo real y actual. Encontrará en su camino gente que querrá entorpecer su búsqueda y otros que intentarán ayudarle, como Jennifer Bloom (
Julianna Margulies), que también vivió cómo un objeto destrozaba la vida de su hermano, recluido ahora en un psiquiátrico.

La historia de cada objeto es diferente y sus cualidades también, todos originalmente situados en la habitación del Motel Sunshine en una fecha concreta de los años sesenta. Aparte de la llave, existe un billete de autobús que envía al medio de un desierto al que lo toca, un peine que hace detener el tiempo, un ojo de cristal que puede curar o dañar la carne, unas tijeras que giran a voluntad a la persona a la que señalan o un bolígrafo que calcina lo que toca. Se estima que existen decenas e incluso cientos de objetos indestructibles relacionados con la habitación número 10 de ese misterioso motel.

Resulta bastante adictivo eso de descubrir objetos y ver lo que hace cada uno, de forma paralela a la trama principal de la serie. En
este enlace de la Wikipedia (en inglés) hay una relación muy completa de los diferentes objetos que aparecen en la serie, sus propiedades y su dueño. De hecho, uno de los personajes más logrados de “Habitación perdida” es la secundaria oriental (interpretada por Margaret Cho) que dirige una lavandería y con su ordenador localiza geográficamente cualquier objeto que se le pida a cambio de una poco negociable suma de dinero.

*** Fin de spoilers! ***

Para mi gusto el final resultó un poco atropellado y previsible, pero la historia en sí es bastante novedosa y está bien contada. Resulta entretenido verla y al no tener continuidad es mucho más coherente que otras series interminables. La serie está bastante bien valorada por la crítica y el público, aunque la mayoría de reconocimientos y premios recibidos se refieren a su aspecto técnico en categorías como el diseño de producción o el sonido.

domingo, 5 de octubre de 2008

Mermelada de melón

Siguiendo la receta de Cristina en su blog "La cocina de la Crinch" me decidí hace un par de días a preparar mi primera mermelada. Siempre me había dado la impresión de que lo de hacer mermeladas y confituras era una cosa compleja, lenta y pesada, pero la verdad es que lo único que lleva es tiempo pero no excesivo trabajo.

Como tenía algo menos de medio melón ya bastante maduro en la nevera y no sabía muy bien qué hacer con él, tomé la idea de Cristina para prepararlo en mermelada. Para ello podéis seguir las cantidades que ella pone en su blog, pero en mi caso fue lo siguiente: un cuarto de melón (aproximadamente), media manzana golden, tres cucharadas grandes de azúcar blanco, un vasito de agua y un poco de zumo de limón. La proporción aproximada de azúcar por cantidad de fruta sería de más o menos la mitad. A mí estas cantidades me dieron solamente para medio bote pequeño, aunque es suficiente puesto que en mi casa no le gusta a nadie más el melón.

En primer lugar se corta el melón y la manzana en trozos pequeñitos y se ponen en un cazo al fuego con el agua, hasta que la fruta comience a ablandarse. Entonces se le añade el azúcar y el limón, se remueve y se deja cocinar a fuego lento durante unos 45 minutos (alrededor de una hora si la cantidad de fruta es más grande). Se va removiendo de vez en cuando hasta que adquiera una textura espesa y brillante. Se retira del fuego y se echa caliente en tarros de cristal que se colocarán bien cerrados boca abajo durante 24 horas para que creen vacío. Pasado ese tiempo, la mermelada estará lista para consumir.

Yo la extendí sobre las dos últimas rebanadas de pan de molde casero que me quedaban en el congelador, para desayunar esta mañana. El sabor de esta mermelada es francamente sorprendente, muy fresco y agradable. En cuanto tenga ocasión probaré a elaborar más mermeladas con esta sencilla receta, sobre todo para aprovechar la fruta que se va quedando en la nevera y al final nunca se come.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Have you ever seen the rain?

Hoy cuando salí del trabajo me pilló la lluvia. No sería nada raro en cualquier punto de la península puesto que ya estamos en octubre, pero en Tenerife la lluvia es más bien ocasional y la temperatura ni siquiera ha bajado en estas fechas de los 20 ó 22 grados. Con este motivo endeble he decidido que suene esta semana una canción que habla precisamente de la lluvia, "Have you ever seen the rain?" de la banda de rock californiana Creedence Clearwater Revival (CCR).

Si ya la semana pasada el tema que elegí había dado pie a varias versiones, con esta canción de 1970 ocurre más de lo mismo, pero a gran escala. "Have you ever seen the rain?", compuesto por el líder del grupo CCR, John Fogerty, se convirtió rápidamente en un clásico del rock. De hecho fue uno de sus últimos éxitos, puesto que la banda se disolvió un par de años después y cada uno de sus miembros emprendieron carreras en solitario.

Ya en 1969 la CCR había firmado la que sería quizás su canción más conocida y una de las más versionadas de todos los tiempos, "Proud Mary", que fue interpretada entre otros por Ike & Tina Turner, Status Quo y otros muchos artistas en directo y en multitud de eventos. Seguro que muchos de vosotros habéis escuchado el tema en cualquiera de sus versiones sin haber escuchado nunca la original (como era mi caso hasta hace poco tiempo).

La canción "Have you ever seen the rain?" también tuvo varios covers de la mano de gente tan importante como los Ramones, Joan Jett o Rod Stewart. En YouTube hay muchas más versiones menos conocidas y, aunque no tienen demasiada calidad por ser directos, he querido añadir también los links de las de R.E.M. y los españoles Héroes del Silencio, ambas de los inicios de estos grupos hoy tan admirados. Hay para todos los gustos, pero en mi caso me quedo con la original y después con la de Ramones y la de Joan Jett.

Creedence Clearwater Revival - "Have you ever seen the rain?"
Ramones - "Have you ever seen the rain?"
Bonnie Tyler - "Have you ever seen the rain?"
Rod Stewart - "Have you ever seen the rain?"
Joan Jett - "Have you ever seen the rain?"
The Jeevas - "Have you ever seen the rain?"
R.E.M. - "Have you ever seen the rain?"
Héroes del Silencio - "Have you ever seen the rain?"

Related Posts with Thumbnails