viernes, 14 de agosto de 2009

Seis años sin fumar

Parece que fue ayer pero hoy se cumplen ya seis años desde que dejé de fumar. Es increíble que todavía me considere vulnerable, aunque no he recaído nunca en ese vicio hasta ahora y me he mantenido firme en mi convicción de que mi vida sin tabaco es infinitamente mejor.

Como siempre digo, cada uno es libre de fumar o no fumar y, sobre todo, de decidir cuándo dejarlo. Porque sí, creedme, tarde o temprano lo dejaréis. Es una evolución natural: la sociedad oprime cada vez más, los años pasan y el dinero se lo fuma uno, esas pequeñas molestias en forma de tos, cansancio, mal aliento o piel amarillenta se harán cada vez más desagradables y las cosas que nos va ofreciendo la vida nos harán desembocar en el momento exacto en el que tomaremos la decisión. Tendrá que ser ése momento y no otro, ése en el que de repente nos veamos con fuerza para hacerlo y nos sintamos más cerca de aquellos que desean que lo dejemos. Pero no lo haremos por nadie, sino por nosotros mismos.

Yo no quería dejar de fumar pero llegó mi momento y lo hice. Lo dejé muy convencida y sigo convencida de que fue la mejor decisión. Pero no me engaño: el hábito me gustaba, fumar era agradable y físicamente noté más achaques cuando lo dejé que mientras fumaba, pero no cambiaría mi vida actual de ex-fumadora por nada del mundo. He pasado malos momentos y no he recurrido al tabaco, lo que para mí es un motivo de orgullo.

Si quieres dejar de fumar, hay muchas formas de hacerlo, sólo tienes que encontrar aquella con la que te sientas más capaz de afrontarlo. Hay varios libros que dicen que funcionan, como el famoso “Es fácil dejar de fumar si sabes como” e incluso un juego para la NintendoDS,
“Mi experto en vida sana: Dejar de fumar”. Yo no tuve que utilizar ningún método especial pero me encerré en casa unos cuantos días, sin dinero para evitar la tentación de bajar a comprar tabaco y, eso sí, atrincherada con un par de kilos de caramelos Solano sin azúcar y muchas botellas de agua. Y funcionó!

Six years, 3 hours, 52 minutes and 18 seconds.
43843 cigarettes not smoked, saving 4.384,32 €.
Life saved: 21 weeks, 5 days, 5 hours, 35 minutes.

18 comentarios:

  1. Pues que solo sean los seis primeros de muchos mas!! :)

    Yo como nunca he tenido el habito no he tenido este problema, pero veo a gente que le ha costado mucho... pero normalmente les cuesta si no estan totalmente decididos a dejarlo.

    Supongo que este no seria tu caso ;)

    ResponderEliminar
  2. La ciencia médica considera que el mal aliento es un posible síntoma de procesos fisiológicos o patológicos orales y extra-orales, o de inadecuadas prácticas de higiene bucal. También puede aparecer como manifestación de secuelas producidas por hábitos relacionados con la alimentación, el tabaco y el alcohol. Más información en www.cuidatualiento.com

    ResponderEliminar
  3. Six years, 3 hours, 52 minutes and 18 seconds.
    43843 cigarettes not smoked, saving 4.384,32 €.
    Life saved: 21 weeks, 5 days, 5 hours, 35 minutes.
    Joder, cuatro mil euros, que pasada. Comprate un coche de segunda mano o algo, asi lo podrás disfrutar 21 semanas más.
    Aunque no creo que hayas ido guardando el dinero de cada paquete de tabaco en un botecito, no? xD

    ResponderEliminar
  4. Como ya te dije en otra ocasión: felicidades por haber dejado el hábito. De mis 3 hermanos solo dos han sido fumadores. Uno sigue siéndolo y se aferra al vicio como si fuera un salvavidas, cuando en realidad es un quemavidas. ¡Qué le vamos a hacer! Nos seguirá ahumando al resto durante un tiempo más, ojalá que breve. Si no lo deja él, por lo menos porque yo le pierda de vista con sus cigarros :P

    ¿A que la comida sabe y se aprecia mejor sin fumar? Es un hecho.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo, desgraciadamente, aún fumo como una loca, y sigo gastando ese dinero y sigo perdiendo salud, pero como bien dices, no vale lo que digan otros, tiene que ser uno mismo, aún no he encontrado esa fuerza dentro de mí, hace miles de años lo dejé por un año y luego recaí y hasta el día de hoy...felicidades por haberlo logrado..

    ResponderEliminar
  6. Felicidades. Yo soy una ex fumadora también. Lo dejé hace 11 años después de dos intentos. Yo como tú al principio me comía caramelos a montones sin azúcar y poco a poco los fuí dejando. Me pillaba unos empachones terribles!Aún hay momentos en que lo echo de menos, sobre todo con el café en invierno pero me vienen los malos recuerdos también y me digo No Way!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pues yo jamás he fumado, ni he querido hacerlo. Y de hecho, me molesta muchísimo que la gente fume: tú te duchas, te arreglas, te pones ropa limpia, y en media hora hueles a mierda, porque es como hueles con un fumador al lado.

    Además, jamás saldría con un chico fumador y en mi casa no dejo que la gente fume.

    Cuando empezó lo de la ley del tabaco era totalmente feliz al poder ir a la facultad y salir oliendo igual que entré. ¡¡maravilloso!!

    Además, siempre digo que si en una cafetería, el que tengo al lado se pincha o esnifa algo, no me molestaría tanto como si fumara. Bueno, es que ni siquiera me molestaría, pero eso de que te ahumen sin piedad... pufff

    Como ves, estoy deseando que prohíban ya el tabaco en todos los bares: quien quiera que fume en su casa sin molestar a los demás; yo no voy por ahí dejando a la gente con olor a rancio, y pido respeto para que no lo hagan conmigo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Felicidades!
    Yo nunca he fumado, pero sé que cuesta muchísimo dejarlo, y no te digo yo, mantenerse, así que ánimo!!

    ResponderEliminar
  9. Mira: hoy precisamente sale en los periódicos que la ministra de sanidad va a plantear la prohibición del tabaco en todos los lugares públicos.

    Es mi sueño: ir a tomar un café/cenar/de bares sin apestar cuando vuelvo a casa...

    ResponderEliminar
  10. Yo había dejado de morderme las uñas después de toda la vida haciéndolo.... pero he vuelto a recaer. ¿Existirá un libro de autoayuda también para mí? :p

    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  11. Isi, te prometo que me mantendré alejada de tí, mientras fume, si algun dia nos conocemos, al menos 100 metros, y si es posible poner el muro de berlin por el medio, mejor, jajaja.

    ResponderEliminar
  12. Estodevivir: es que de verdad me molesta un montón, no lo puedo evitar. Si se pudiera fumar sin echar humo... jajajaja.
    Además ¿para qué se fuma? ¿para gastar el dinero? si a alguien le sobra, que me lo de!! :))

    Peibol: creo que hay una especie de pintauñas que sabe a mierda y cuando acercas la lengua ya da igual lo que comas en todo el día, te va a quedar el sabor del pintauñas.

    ResponderEliminar
  13. Pues eso sería un remedio, que hicieran los cigarrillos con sabor a mierda, no digo yo, seguro que lo dejo....aunque pensándolo bien, siempre hay su masoquista por ahí..

    ResponderEliminar
  14. Jose, no te creas, a mí me costó lo suyo sobre todo los primeros días, pero me convencí mucho de que no podía recaer. Y así ha sido hasta ahora!

    Cuida tu aliento, ciertamente, el aliento de un fumador es bastante repugnante. Cuidaremos nuestro aliento :P

    Fernando, efectivamente no he guardado todo ese dinero XD Lo único que tengo claro es que no me lo he fumado, jaja.

    Hannamary, estoy segura de que a tu hermano fumador también le llegará el momento de decidirse y lo dejará, ya lo verás, pero tiene que ser él quien se convenza. Por experiencia, por mucho que te digan, si tú no lo tienes claro nunca darás el paso porque fumar es muy agradable para los fumadores, aparte de muy adictivo, claro está.

    Estodevivir, tranquila, como le digo a Hannamary sobre su hermano, también a ti te tocará el momento en el que te sientas bien para poder afrontar ese esfuerzo. Si ya lo dejaste una vez es muy posible que lo vuelvas a intentar, y con más fuerza. No te agobies, que será cuando tenga que ser :)

    La prima de Audrey, yo creo que esos recuerdos placenteros del tabaco no se van nunca. Lo nuestro es un constante ejercicio de autocontrol, jaja. Quién nos mandaría haber empezado a fumar, verdad? :) Enhorabuena por cierto, que con 11 años ya eres el doble de ex-fumadora que yo!

    Isi, yo desde que dejé de fumar me he vuelto mucho más intolerante con el humo y el olor a tabaco. En mi casa tampoco dejo que fume nadie y procuro ir siempre a restaurantes y cafeterías para no fumadores. Si estoy con gente que fuma mucho, cuando llego a casa toda la ropa me huele fatal, algo que en mi época de fumadora no notaba en absoluto. Y en gran medida dejé de salir de noche porque no tolero el humo concentrado en los pubs ni el ambiente que deriva del exceso de alcohol, porque tampoco bebo. Por suerte hay muchas más cosas para hacer en mi tiempo de ocio :D

    Peibol, pues lo que te han sugerido por ahí de un pintauñas que sabe a rayos es lo único que se me ocurre. Se lo ponían a mi hermana de pequeña, porque yo nunca me he mordido las uñas. Aparte de eso, la fuerza de voluntad es la única solución para ese tipo de cosas.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  15. Peibol, yo me mordía las uñas, pero dejé ese feo vicio hace muchos años sin ayudas ni libros de "Dejar de morderse las uñas es fácil si sabe cómo".

    Una amiga se echaba el pintauñas ese asqueroso, pero al final le cogió el gustillo, o eso decía ella ....

    ResponderEliminar
  16. Me sumo a las enhorabuenas y encima te aplaudo.
    Yo no he fumado nunca a pesar de que en mi casa mi padre fumaba a todas horas. Lo dejó en varias ocasiones pero siempre recaía. Una vez en la que buscó por papeleras y cubo de basura alguna colilla para fumar porque no tenía tabaco se aborreció a sí mismo de tal forma que decidió dejarlo para siempre. Y lo consiguió. De todas formas ya había hecho mucho daño a sus arterias y fue operado del corazón para un triple bypass.

    Yo te animo a que no vuelvas a fumar jamás.

    ResponderEliminar
  17. JuanRa, yo llegué también a fumarme mis propias colillas... Es en esos momentos cuando te das cuenta de que tienes una adicción asquerosa y que tienes que hacer algo. No tengo intención de volver a fumar, la verdad. Tu padre, aunque tardó en dejarlo, lo hizo y eso es lo que cuenta. Lo importante es que se encuentre bien y disfrute de la vida, que el tabaco no hace falta para nada para ser feliz :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  18. Eys! Sé que llego tarde, me estoy poniendo al día. Enhorabuena por haberlo dejado! He sido antitabaco toda mi vida, y eso que mis padres son fumadores los dos (ak, ak, ak, ak).

    Me alegro mucho, de verdad. ¡Chica lista!^^

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails