viernes, 27 de febrero de 2009

Carretera perdida

Como prometí, vayamos con un pequeño comentario de la película de David Lynch "Carretera perdida". El director estadounidense aúna de nuevo una personal estética con un surrealismo perturbador que marca casi la totalidad de sus trabajos. Hay clichés de personajes que se repiten en casi todas sus obras y escenas que recuerdan peligrosamente a otras.

Todo esto puede ser por una parte lo grandioso del cine de Lynch y por otra el motivo para no seguir su cine.

En mi caso, a mí Lynch me deja perpleja. Mientras veo sus películas voy percibiendo todos sus traumas, sus recursos neuróticos, sus repetitivos personajes, su peculiar montaje visual... y sin embargo continúa interesándome hasta el final como si estuviera viendo algo nuevo. "Carretara perdida" no ha sido una excepción, por supuesto.

Me aburrí casi soberanamente durante la primera media hora de película y de repente todo dió un vuelco y la historia volvió a empezar para mí. Esto responde a la propia estructura del film, con una primera parte lenta, sin apenas diálogos, con excesivas reiteraciones narrativas que tampoco aportan demasiado, y luego una segunda parte más aclaratoria, que ahonda más en el argumento y va desentrañando los misterios sembrados al principio.

*** Spoilers! ***

Para mí, esta película va sobre un músico de jazz celoso, apático y sexualmente fracasado (Bill Pullman) que sospecha que su bella esposa (Patricia Arquette) le es infiel. Un buen día la mata y la culpabilidad hace que comience a torturarse con recuerdos inventados, intentando dar un motivo razonable a su muerte. No sólo se crea un pasado adaptado a su nueva situación (mi mujer era en realidad una fría furcia infiel que se merecía morir) sino que él mismo se mete en la piel de otra persona, un joven y fogoso mecánico cuyo pene trabaja a jornada completa con gran éxito.

Mi personal interpretación del film es que el señor ese raro que aparece de vez en cuando por la escena para tocar las narices es en realidad el complejo de culpa del protagonista, Fred Madison, que aparece para recordarle lo que hizo y que debe pagar por ello. No vale abstraerse de la realidad sino que cada acción debe tener su consecuencia para bien o para mal. Su esposa muerta, Renee, reaparece también en su imaginación en la piel de Alice, una prostituta ambiciosa y sin escrúpulos que utiliza a los hombres a su antojo. Con ese pasado, para Madison tendría toda la lógica del mundo cargársela.

Precisamente para mí una de las escenas más impactantes de la película es el momento en que Alice está tirándose al incauto mecánico en pleno desierto, en una noche oscura, totalmente entregados a la pasión, y de repente ella le susurra al oído: "nunca me tendrás". Acto seguido se aleja desnuda y entra en la cabaña a la que se supone que iban a buscar dinero de un amigo de Alice para huir, tras haberse cargado a otro "amigo" de ella. Ahí es cuando ella muestra su verdadera cara, Pete el mecánico se convierte de nuevo en Fred el saxofonista y la tortilla se da la vuelta, sin Alice, sin Pete... solamente él en el desierto, el espontáneo raro y su esposa Renee muerta en la memoria.

*** Fin de Spoilers! ***

Puede que en general la pelicula sea una ida de bola más de su director (insisto, tiene un gran prestigio por la incomprensión generalizada de su obra) pero tratando de buscarle sentido al argumento siempre aparece "algo". Lo malo es que cada vez que se piensa en ello aparece algo distinto. Yo todavía tengo pendientes bastantes películas de David Lynch pero en "Carretera perdida" he visto algunos paralelismos con escenas de la serie "Twin Peaks" y con varios personajes de "Terciopelo azul", con la que me parece que incluso el argumento en sí guarda bastantes coincidencias.

No soy fan de Lynch pero, lo quiera o no, siempre consigue que me devane los sesos pensando en sus delirios fílmicos. En este caso, el otro responsable de este resultado es Barry Gifford, guionista colaborador habitual de Lynch con el que también trabajó en "Corazón salvaje" o la serie "Hotel Room". A cargo de la enigmática fotografía está Peter Deming, también asiduo del director estadounidense, y con el genial diseño de producción, con una estétita totalmente atemporal, la resolutiva Patricia Norris.

Algunos de vosotros ya habéis dado vuestra opinión sobre "Carretera perdida" en el post anterior, dedicado a su estupenda banda sonora, pero me gustaría saber si alguien más ha visto la película desde mi perspectiva o tiene una interpretación totalmente diferente. He de reconocer que al principio pensé incluso en una posesión demoníaca o algo así! También hay la posibilidad de que alguno de vosotros odie a Lynch en toda su extensión, algo que no me parecería en absoluto extraño vista su trayectoria. El debate está abierto :)

Y por cierto, Patricia Arquette impresionante para mi gusto.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Carretera perdida: This magic moment

David Lynch se ha hecho famoso por sus películas en primer lugar, por el hecho de que nadie entienda sus películas en segundo lugar, y por las bandas sonoras de sus películas en tercer lugar. Bueno, antes de sus películas debería haber señalado que muchos siguen conociéndolo sólo por la serie "Twin Peaks", de la que ya estoy tardando en hablar en este blog.

Sea como fuere, una de las características principales de Lynch es que da siempre un toque especial a sus films a través de la música, algo que después de él también ha utilizado con éxito por ejemplo Quentin Tarantino, que se dedica a recuperar temas olvidados y relanzarlos gracias a sus producciones. En el caso de Lynch, las canciones que elige son las encargadas de crear el ambiente de la película, el estilo propio, el envoltorio de la historia.

"Carretera perdida" es una película suya de 1997 casi más conocida por su banda sonora que por su contenido. Muchos la considerarían una ida de bola más de su director y otros la ensalzarían como una obra maestra del thriller de cine negro o del surrealismo cinematográfico. Como he pensado comentar esa película próximamente, por ahora sólo haré un pequeño repaso a sus canciones, todo un lujo para los amantes de la música industrial.

La banda sonora de "Carretera perdida" ("Lost highway") cuenta con la colaboración del asiduo compositor de David Lynch para sus proyectos, Angelo Badalamenti, y también con Trent Reznor, líder de la banda Nine Inch Nails, que fue el encargado de seleccionar los temas junto con el director. La canción "I'm deranged", de David Bowie, apertura el film mientras que a lo largo del metraje suenan temas de los propios Nine Inch Nails, Rammstein, The Smashing Pumpkins o Marilyn Manson, entre otros. También aparece una canción de Lou Reed que me ha encantado, una versión de "This magic moment" que he elegido como tema de esta semana en el blog.
Lou Reed, verdadero exponente del rock alternativo, es considerado un poeta de la música, con su voz rasgada y su extraña y cambiante actitud ante los medios. Sus canciones han aparecido en casi un centenar de series de TV y películas, sobre todo el conocidísimo "Walk on the wild side", que podéis escuchar en ese link.

Os dejo además el tema de David Bowie que encabeza el film, otro experto en poner música a las imágenes rodadas con casi 200 apariciones de sus temas en cine y TV. Bowie también tiene una estrecha relación con el cine como actor, habiendo protagonizado grandes clásicos como "Feliz Navidad, Mr. Lawrence" o "Dentro del laberinto". El tema "I'm deranged", compuesto conjuntamente con Brian Eno, fue publicado en 1995 dentro del album "Outside" pero se hizo conocido gracias a su aparición en "Carretera perdida".

martes, 24 de febrero de 2009

Matisse bate su récord

La obra "Les coucous, tapis blue et rose", del pintor francés Henri Matisse, se ha convertido en la más valorada del autor obteniendo un precio de 32 millones de euros en una subasta celebrada ayer en París. El cuadro formaba parte hasta ahora de la colección privada de Yves Saint-Laurent y Pierre Bergé, conformada por 730 obras de importantes autores que se subastarán hasta el próximo día 25 de febrero.

La segunda obra mejor pagada fue una escultura del rumano Constantin Brancusi, que se situó en 26 millones de euros. La recaudación de este primer día de subasta también ha batido ya un récord histórico, alcanzando más de 200 millones de euros y situándose a la cabeza en beneficios de las colecciones privadas. El modisto y compañero del fallecido Saint-Laurent, Pierre Bergé, destinará lo que le corresponda de estas ventas a la lucha contra el SIDA.

Esta destacada subasta ha sido organizada por la casa Christie's y en ella se expondrán además obras de otros pintores como Picasso, Manet, Degas, Cézanne, Piet Mondrian, Géricault, numerosas piezas de arte moderno, platería alemana, esculturas romanas, arte oriental y mobiliario de diversos estilos. El diseñador tenía en su casa un verdadero museo que ahora se vende al mejor postor.

sábado, 21 de febrero de 2009

IKEA

Me he hecho fan de IKEA. Sé que se trata de una cadena comercial que despierta tantas pasiones como odios, pero a mí personalmente me encanta. Las multinacionales no agradan a todo el mundo ni el método de "hágaselo usted mismo" satisface a todos los usuarios; a mí en general me gustan mucho sus productos, el trato de su personal me parece correcto y sus instalaciones garantizan la máxima comodidad de los visitantes.

Para ser sincera, la culpa de este reciente enamoramiento la tienen los edredones nórdicos. En Galicia no había hasta hace muy poco tiendas de IKEA así que yo apenas conocía la cultura del nórdico. Aquí en Tenerife ni siquiera se me había pasado por la cabeza la opción de adquirir un nórdico, pensando (erróneamente) que me asaría de calor. Pues bien, he descubierto que los edredones de este tipo tienen varios niveles térmicos, por lo que los de menos nivel dan menos calor que los siguientes.
Muchos de vosotros estaréis pensando que menuda cateta que no conocía los nórdicos! Pues más vale tarde que nunca :D El caso es que en una visita a IKEA, asesorada por familiares expertos en el tema, compré un edredón nórdico de nivel térmico dos, relleno de pluma y plumón. La cultura del nórdico exige disponer también de varias fundas nórdicas para colocarle al edredón, que serán las que se laven más a menudo y protegerán al edredón en sí. Eso hace que se ahorre el uso de sábanas superiores, puesto que el nórdico ejerce al mismo tiempo de sábana y edredón.

Como yo tengo en el dormitorio dos colchones juntos, compré dos nórdicos, dos fundas para cada uno (uno de los modelos reversible) y dos juegos de sábanas bajeras por colchón. Además, completé el kit sueco con cuatro almohadas sencillas, cuatro fundas protectoras de almohada y un par de fundas de almohada exteriores, ya que cada funda nórdica viene también con su funda de almohada. En total, me gasté unos 150 euros lo que, teniendo en cuenta lo bien que hemos dormido estos días y que mis juegos de sábanas normales ya estaban pidiendo a gritos la jubilación, me parece un dinero muy bien empleado.

Poseída por el espíritu de IKEA adquirí también un banco zapatero corriente, para ordenar un poco mi calzado, que venía cómo no en el típico paquete plano para montar yo misma. La verdad que el montaje era muy sencillo y la utilidad del mueble en cuestión inmejorable para mis necesidades. Creo que su precio era de nueve euros. También caí en la tentación de los tuppers y me compré unos cuantos juegos. Y yo no sé lo que tiene IKEA pero es como un embrujo que te incita a volver pronto aunque sólo sea para pasear entre sus exposiciones.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Guns N' Roses


A finales de los ochenta surgió una banda de rock precursora de la locura de los noventa, aficionados a las drogas, a todo tipo de desórdenes, con mala prensa y sin nada que hiciera parecer que marcarían algo en la historia de la música. Estos "chicos malos" eran Guns N' Roses, un grupo formado en Los Angeles a partir de varios grupos extintos y encabezados por el vocalista Axl Rose y el guitarra Saul Hudson, más conocido como "Slash". A pesar de su fama de provocativos, drogadictos y folloneros, empezaron a hacerse un hueco en el panorama musical estadounidense gracias a su calidad y en 1987 editaron su primer disco de estudio.

"Appetite for destruction" se convirtió en el disco debut de un grupo con más ventas de la historia, alcanzando los 28 millones de LPs vendidos. La portada del disco fue censurada y cambiada, puesto que mostraba escenas de de un robot violador, y la MTV se negó a emitir sus vídeos musicales. A pesar de todos esos inconvenientes, tres canciones de ese trabajo se colaron en el Top 10 y el disco se alzó al número uno de las listas de éxitos.

Son precisamente de esa época las canciones que me gustan de Guns N' Roses. "Welcome to the jungle", "Paradise City" y la que he elegido para que suene, "Sweet child o' mine" se encuentran entre mis favoritas. El grupo se hizo más famoso si cabe por su participación en las bandas sonoras de varias películas, como "La lista negra" (de la serie de Harry el Sucio, de Clint Eastwood, donde suena unos segundos "Welcome to the jungle"), "Días de trueno" con su impresionante versión del "Knockin' on heaven's door" de Bob Dylan y, sobre todo, "Terminator 2: El juicio final", con el tema "You could be mine", de su disco de 1991 "Use your illusion II".

Tras la publicación de sus dos discos de "Use your illusion" en 1991 (al que pertenece otra canción que me encanta "November Rain") su carrera se fue diluyendo y los problemas dieron paso a rupturas e incidentes en la banda californiana. Sus giras empezaron a ser un cúmulo de enfrentamientos y se organizaban auténticas batallas campales en los conciertos, jaleadas sin pudor por los componentes del grupo. Las diferencias entre ellos hace que se separen tras la edición del disco de versiones punk "The spaghetti incident?", en 1993, que apenas tuvo repercusión.

Tras cinco años de silencio, Axl Rose vuelve a reunir a ex-componentes de otras bandas para resucitar Guns N' Roses y una década después, tras años de retrasos en el lanzamiento, sale a la luz un nuevo disco de estudio, "Chinese democracy". No he escuchado nada de ese disco pero no creo que la formación vuelva nunca a ser lo que fue aunque Rose se mantenga al frente.

Para los nostálgicos de aquella época de Guns N' Roses suena esta semana en el blog "Sweet child o' mine".

martes, 17 de febrero de 2009

La foto de un virus

Pues a pesar de su belleza, se trata ni más ni menos que de lo que dice el título del post: la foto de un virus. Ayer varios medios publicaban esta información: un equipo de científicos de la Universidad de Rice (Houston, Texas, Estados Unidos) habían conseguido fotografiar en tres dimensiones la distribución exacta de los cinco millones de átomos que conforman una cápsida vírica.

El resultado de tres años de investigación fue publicado esta semana en la revista de divulgación científica "Proceedings of the National Academy of Sciences", que muestra una instantánea de la estructura protectora del virus lograda a partir de cientos de imágenes de rayos X. El virus utilizado en este estudio fue el Penicillium stoloniferum F., una variedad de cápsida esférica que infecta al hongo del que se consigue la penicilina pero que no afecta al ser humano. Este modelo vírico es muy similar al rotavirus que causa el resfriado.

Estos virus tienen una estructura básica de esfera, con una disposición de cuatro piezas (tetrámero) que se entrelazan para formar dicha estructura. Esa cápsida de gran simetría protege y aisla del exterior al material genético del virus, que contiene exactamente 120 copias de una única proteína, destinadas a multiplicarse al invadir una célula.

Conocer con detalle el proceso de formación de este tipo de cápsida podría contribuir de forma importante al desarrollo de nuevas terapias antivirales, según los responsables de la investigación, teniendo en cuenta que la mayoría de los más de 5.000 tipos de virus conocidos poseen una cápsida helicoidal o esférica similar a la estudiada.

domingo, 15 de febrero de 2009

300

“300” es una auténtica delicia visual. Sin tener en cuenta la historia ni ningún otro aspecto formal, la película es un ejemplo de elegancia fílmica, un derroche estético con una envoltura épica muy adecuada. He de reconocer que me la perdí en el cine por tonta, porque en aquel momento no me apeteció verla y han tenido que pasar casi dos años para poder enmendar mi error y juzgarla en este espacio.

Ante la lluvia de críticas negativas que he leído sobre esta película, tengo que decir que por supuesto no estoy de acuerdo con la mayoría de ellas o al menos no al 100%. Es cierto que no es una historia original, porque ni siquiera lo es del todo el cómic de
Frank Miller en el que se basa, inspirado a su vez en otra película estadounidense de 1962 (“El León de Esparta”, titulada originalmente “The 300 Spartans”). A pesar de ello, no creo que “300” pretenda mostrar nada nuevo en lo referente al guión, sino en el aspecto puramente artístico.

Y en ese sentido, para mí es un sobresaliente. Visualmente no hay nada que no me encaje en la idea del film: por un lado, 300 guerreros griegos cuadrados, con sus tabletas de chocolate y pectorales bien marcados, criados y entrenados para combatir; por otro, miles de soldados persas orientales, enigmáticos y con técnicas extrañas que en occidente sonaban a pura brujería. Todo aderezado con una fotografía exquisita y unos efectos especiales perfectamente incorporados.

Las críticas continúan con el uso y abuso de la cámara lenta y el ocre. Posiblemente sí haya un exceso de ralentización de algunas escenas para enfatizar los momentos clave de las batallas, y de igual modo el rojo de la sangre se enturbia para que la película no se convierta en una producción totalmente gore, y siguiendo además fielmente el tono del cómic. No veo nada tan aberrante ni en una cosa ni en la otra, por tanto. Me gustan muchísimo menos las películas en las que se suceden las explosiones sin control con movimientos de cámara al hombro totalmente mareantes.

Acerca de que la
batalla de las Termópilas narrada en la película no es fiel a la lucha real que tuvo lugar en el 480 a.C., pues evidentemente no estamos ante un documental sino ante una película inspirada en un hecho histórico concreto. La falta de guión no es para mí una crítica fundada puesto que se cuenta lo que hay que contar sin mucho aderezo: una encarnizada pelea entre dos bandos, con el único objetivo de aniquilarse. Precisamente los aderezos puede que empeoren en este caso la fuerza de la narración. En este sentido, no debemos contemplar los hechos con nuestra visión del s.XXI sino situándonos en aquella época, donde lo más importante era la victoria de la libertad sobre la opresión de cualquier otro reino invasor, con mayor o menor sentido.

Sobre la imagen de los soldados, si vemos pinturas de artistas representando aquella batalla (como el cuadro que aparece en el link de arriba de la Wikipedia) podremos observar que se retrata a los espartanos apenas vestidos con una capa y sus protecciones bélicas, con un cuerpo cultivado físicamente y preocupados únicamente por la lucha. Nada extraño pues en la desnudez de los protagonistas, ni en su trabajado torso, ni en su fijación con la guerra, que parece que a todo el mundo le ha molestado ver a 300 hombres musculosos hechos por ordenador con cara de Terminator. No necesito ahí mayor interpretación que la que vi, así que ningún problema por mi parte.

Puede que, efectivamente, el rey persa
Jerjes no encaje del todo con la imagen que de él se ofrece en “300”, pero con las licencias habituales permitidas en este tipo de revisiones históricas tampoco me parece fuera de lugar mostrarlo como un hedonista horadado por innumerables piercings e invadido de tatuajes, algo muy oriental, de hecho, y poco conocido por entonces en el imperio griego. Lo de su estatura responde más a la intimidación que provoca y yo le restaría importancia a ese detalle físico, desde luego. Lo del comportamiento más o menos gay en algunas escenas lo dejo a interpretación del espectador, pero he de decir que yo tampoco estallé en carcajadas porque estaba bastante metida en la película.

En general la película me ha gustado mucho, con sus tópicos históricos incluidos, y me ha parecido fascinante en el aspecto visual. Aunque no he leído la
novela gráfica “300”, guionizada y dibujada en 1998 por Frank Miller y coloreada por Lynn Varley, sí he visto algunas ilustraciones y creo que la película y el cómic comparten el mismo espíritu. Además, fuentes competentes en este sentido (estoy rodeada de lectores de cómic adictos) me han asegurado que el parecido entre las obras es más que palpable. Si puedo me leeré la novela gráfica y opinaré, pero mientras, ahí va mi aplauso para la película y su director, Zack Snyder que, francamente, se lo ha currado.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Marlango

Llevaba muchísimo tiempo queriendo poner una entrada sobre Marlango, el grupo que formó la polifacética actriz Leonor Watling junto con Alejandro Pelayo y Oscar Ybarra. Lo malo de ponerla esta semana era que me apetecía, después de muchas semanas anglosajonas, subir al blog algo de música en castellano. Recordé entonces esta maravillosa versión del "Vete" de Los Amaya.

Esta tremenda canción forma parte de la banda sonora de la película de 2005 "Malas temporadas", que tengo apuntada para ver próximamente. Leonor Watling también tiene un papel en esta cinta que dirige Manuel Martín Cuenca, el mismo que realizó la adaptación cinematográfica de uno de mis libros favoritos, "La flaqueza del bolchevique".

La mayoría de las canciones de Marlango son en inglés, por lo que esta versión de "Vete" constituye una pequeña joya. No tiene nada que ver, musicalmente hablando, con la original de hermanos Amaya (que por cierto también me gusta mucho) pero los sentimientos que transmite tienen la misma raíz. La voz melancólica de Leonor es un auténtico regalo para los oídos en todos sus temas, pero especialmente en éste.

Para los que no conozcan la original de Los Amaya, grabada a finales de los setenta, a continuación pondré un reproductor de GoEar que nunca he utilizado dentro del blog, así que espero que funcione. Y esta semana pues, doble versión de "Vete" por Los Amaya y Marlango.



El amor es algo bello que estropeas sin darte cuenta.
Te di mi vida entera, mis besos y ahora te alejas.
Qué quieres de mí?
Qué quieres que yo haga más por ti?
Todo el amor que yo tenía te lo di.
Qué quieres de mí? Qué quieres de mí?

martes, 10 de febrero de 2009

Médico de cabecera de Febrero

Qué emoción! Ha llegado a mi correo la primera cabecera ideada y elaborada por un visitante, tras la propuesta que lancé al cyberespacio hace unos días. Como prometió, JuanRa Diablo me ha enviado dos creaciones fantásticas que encabezarán este blog durante las próximas semanas.

JuanRa es responsable a su vez de un blog que me encanta, que lleva el nombre de "A la edad del Diablo". En él derrocha creatividad, imaginación y una pizca de nostalgia que comparto al 100% y que nunca debería faltar en nuestras vidas. Los retos que propone el mismísimo Diablo en esa página son uno de los mayores alicientes, que no el único, de un blog personal al que me enganché sin remedio desde mi primera visita.

Creo que su cabecera ha sabido captar la parte más sosegada y tierna de Lillusion, mi pasión por las letras e incluso ha acertado en los colores. El toque otoñal me ha vuelto loca! Mil gracias JuanRa por compartir un pedacito de tu tiempo conmigo y con mis lectores.

viernes, 6 de febrero de 2009

Mi médico de cabecera(s)

Los que me visitáis habitualmente sabréis que periódicamente cambio la cabecera del blog. En un principio los diseños eran míos, elaborados en plan cutre con Photoshop, retocando alguna que otra imagen, añadiendo un tipo de letra mono y poco más. Viendo mi poca soltura con el tema, mi amigo NimRi, diseñador y gran fotógrafo, me envió una cabecera personalizada para este humilde espacio. Desde entonces, Nim ha hecho varias de las cabeceras que han aparecido en Lillusion, entre ellas la que figura actualmente desde hace ya unos meses.

Sobre este tema he pensado que quizás a alguno de vosotros os apetezca también crear una cabecera para mi blog, independientemente de si os dedicáis profesionalmente o no al mundo del diseño. No puedo ofrecer ninguna compensación más que mi compromiso de mantener la cabecera en Lillusion durante un mes y nombraros mi médico de cabecera virtual en un post con un link a vuestro blog o página, para que mis lectores puedan también visitaros y ver vuestros trabajos.

Los requisitos para la cabecera son los siguientes:

- Las medidas deben ser: 650 pix. ancho x 175 pix. alto.
- Formato preferentemente en .jpg.
- En el diseño debe aparecer el título del blog Lillusion y el subtítulo Ganándome las Alas.
- La temática es totalmente libre (algo acorde con los contenidos del blog estaría bien, jeje).
- Enviar por correo electrónico a la cuenta de Gmail que aparece en la barra lateral, poniendo en el asunto “Cabecera Lillusion”.

No sé si me llegarán muchas o pocas propuestas, así que en caso de colaboración masiva con esta causa quizás tenga que reducir el tiempo de exhibición de cada cabecera para que todas puedan tener su oportunidad de aparecer en el blog. Iré eligiendo las que más me gusten o las que me parezca que representan mejor el espíritu de Lillusion. Sobre todo, gracias a todos por participar y, si sois tan nulos como yo en esto de diseñar, espero que disfrutéis con los trabajos que me envíen.

Aquí podéis ver algunos ejemplos de las cabeceras que ha tenido Lillusion desde su inauguración en junio de 2006:

Las mías…
Las de NimRi…

miércoles, 4 de febrero de 2009

Pennsylvania Polka

Siguiendo la estela del Día de la Marmota y de "Atrapado en el tiempo", se me ha ocurrido que suene esta semana uno de los temas centrales de la película, la "Pennsylvania Polka". Esta canción fue compuesta por Frankie Yankovic, un descendiente de eslovenos que fue conocido como el "Rey de la polka" en Estados Unidos.


La obra representa a la perfección la alegría de la festividad que se celebra en Punxsutawney, en el estado de Pennsylvania, y se repite insistentemente durante toda la película. "Groundhog Day" será recordada, entre otras cosas, por los acordes sin fin de esta polka.

Y para los que tengan curiosidad, el tema que suena día tras día en la radio cuando Phil se despierta es el "I got you babe" de Sonny & Cher, una canción de 1965 que alcanzó por entonces el número uno de las listas de éxitos. En YouTube está un vídeo de la canción correspondiente a aquella época.

Mientras la marmota Phil decide si sale o no de su hibernación, bailemos todos esta semana la "Pennsylvania Polka".

martes, 3 de febrero de 2009

Atrapado en el tiempo

Ayer 2 de febrero se celebró el Día de la Marmota (Groundhog Day), conmemoración que en España no tiene apenas repercusión pero que en Estados Unidos y Canadá cuenta con una larga tradición. Emigrantes alemanes (aunque otras teorías dicen que fueron irlandeses) llegados a Pennsylvania hace más de un siglo utilizaban a las marmotas para predecir si la primavera llegaría pronto o si seguiría el invierno.

El método, como veremos a continuación, no es nada científico ni mucho menos pero se ha consolidado como una celebración de los cambios estacionales, similar a la fiesta de Halloween.

Para los que no conozcan el mito lo explicaré brevemente, aunque en la Wikipedia hay abundante información sobre ello. En sus orígenes esta costumbre surgió como una especie de rito pagano, según el cual los agricultores observaban a una marmota cuando salía de su hibernación: si la marmota veía su sombra se asustaba y corría de nuevo a su madriguera, a hibernar durante seis semanas más; si en cambio no había sol, la marmota salía confiada pensando que había llegado la primavera.

La marmota más famosa es Phil, consultada cual oráculo en la localidad de Punxsutawney año tras año e inmortalizada en la película de 1993 "Atrapado en el tiempo". El título original es, como no, "Groundhog Day", aunque los distribuidores españoles debieron suponer que ese nombre no diría nada a los espectadores ajenos a la festividad. Gracias a la película, dirigida por el incombustible Harold Ramis, la marmota Phil fue promocionada por todo el mundo y mucha gente descubrió el Día de la Marmota.

*** Spoilers! ***

La película en sí narra las desventuras del egocéntrico periodista y meteorólogo Phil Connors (Bill Murray) que debe viajar como cada año a Punxsutawney para cubrir el famoso Día de la Marmota, evento que no le apetece en absoluto presenciar. Tras la predicción anual de la marmota Phil (otras seis semanas de invierno) una ventisca deja a Connors y a su equipo atrapado en el pueblo. Al día siguiente, al despertar, descubre con asombro que se suceden exactamente los mismos hechos acaecidos el día anterior. Y al día siguiente de nuevo lo mismo, y al siguiente, y al siguiente, como en un bucle sin fin.

El desesperado hombre del tiempo lo intenta todo para cambiar el curso de los acontecimientos, pero al final se rinde a la evidencia de que está atrapado en Punxsutawney y en el Día de la Marmota. Esa cárcel temporal le sirve para hacer lo que le apetece en cada momento sabiendo que al día siguiente no habrá consecuencias, pero también para conocerse a sí mismo y a los que le rodean, sobre todo a la productora de su programa, interpretada por Andie MacDowell, a la que por supuesto intentará conquistar por todos los medios (recordemos que es una peli de principios de los noventa pero con reminiscencias ochenteras...).

La cinta tiene momentos muy divertidos. Aunque ninguno de sus protagonistas es santo de mi devoción, la historia es original y la trama no se alarga en reflexiones inútiles, defecto del que ahora adolecen muchas producciones. En "Atrapado en el tiempo" no hay necesidad de mostrar profundos soliloquios para comprender la desesperación del protagonista y su evolución cuando descubre que no hay más días que ése. Es una historia simple dentro de la complejidad del tema, que ahonda sólo lo suficiente para dar un delicioso toque tragicómico.

*** Fin de Spoilers! ***

Esta película se encuentra entre las comedias mejor consideradas de los últimos tiempos y, además de plantear una situación muy divertida, técnicamente está muy bien tratada a través del montaje. El IMDB la sitúa en el puesto 177 de las 250 películas mejor votadas por los usuarios, lo que supone un gran logro para una comedia (y de los noventa!). Y por si fuera poco, 15 años después de su estreno no pierde interés ni vigencia.

Por cierto, la marmota Phil ha pronosticado que este año nos tocan otras seis semanas de invierno. Teniendo en cuenta que sólo acierta en el 28% de las ocasiones yo no le haría demasido caso a ese bicho peludo :D

Related Posts with Thumbnails