domingo, 24 de enero de 2010

TV callejera

Desde hace unos años se han puesto de moda los programas televisivos de reportajes de actualidad con cámara al hombro. Este formato puede verse por ejemplo en “Comando Actualidad” de Televisión Española o “Denominación de origen” en La Sexta, pero el referente de todo el género es sin duda “Callejeros”, que emite Cuatro.

Gracias a estos programas (o por culpa de ellos, que eso aún no lo tengo muy claro) muchos hemos conocido lo peorcito de nuestro país, los barrios más conflictivos, los puntos negros de la droga y la pobreza más extrema de cada ciudad en forma de edificios ruinosos. Tengo que reconocer que yo siempre he vivido en ciudades pequeñas y había visto muy en la distancia toda esa marginación social y esa delincuencia que, ahora cada vez más, domina el extrarradio, y a veces incluso el mismo centro, de nuestras urbes.


Hablamos de barrios que a lo mejor a algunos de vosotros os suenan: Las 3.000 Viviendas, El Vacie, Los Pajaritos, Torreblanca (Sevilla), La Mina (Sant Adrià de Besòs-Barcelona), El Raval (Barcelona), Sa Penya (Ibiza), Son Banya (Mallorca), El Cabanyal (Valencia), Los Asperones, Palma-Palmilla (Málaga), Los Colorines (Badajoz), El Puche (Almería), Cuesta Piedra, San Matías (Santa Cruz de Tenerife), El Polvorín, Jinámar (Las Palmas de Gran Canaria), Las Barranquillas, Orcasitas, Pan Bendito (Madrid), Las 600 (Albacete), Las Mil Viviendas, Virgen del Remedio (Alicante), San Francisco (Bilbao), Penamoa (A Coruña), Polígono de Almanjáyar (Granada), Oliver, El Gancho (Zaragoza), Los Vikingos (Córdoba), Espíritu Santo, La Paz (Murcia). Como no los conozco personalmente, me gustaría saber si todos esos barrios que he nombrado y que tienen fama de conflictivos son realmente tan peligrosos como los pintan, o son simplemente distritos humildes donde los edificios antiguos comienzan a dejar notar el paso de los años.

En algunos casos, como en El Raval barcelonés, se unen ciertas calles muy peligrosas con otras históricas o típicas de las salidas nocturnas, con bares y locales de ocio, mientras que algunos de los barrios considerados como “malos” lo que sufren básicamente es la dejadez y el vandalismo urbanístico, lo que los hace parecer auténticos polvorines. La mayoría de estas zonas son poblados chabolistas, zonas viejas con alto porcentaje de población gitana y de otras etnias, mucha inmigración, problemas de prostitución y, sobre todo, presencia continua de drogas. Muchas calles de esas barriadas son conocidas como supermercados de la droga, que suele ser el principal motivo de su mala fama.

Pero es curioso que cuando entran las cámaras de TV a esos lugares sin ley resulta que allí nadie vende drogas (puede que dos calles más allá sí, pero allí mismo, jamás), nadie consume nada de nada (bueno, sólo algún porrito de vez en cuando, ya sabes), están todos los entrevistados en paro porque nadie les da trabajo (se les ve hacendosos buscando, allí sentados al sol los lunes, los martes, los miércoles… mientras tintinean sus cadenas de oro) y, esto ya no sé cómo decirlo, se dedican a hacer trompos por las pistas de tierra con coches que cuestan lo que cualquier currito de a pie gana en seis meses. Eso por no decir que ellos ven el “Callejeros” en una televisión plana diez pulgadas más grande que la mía.

Expulsado el párrafo demoníaco que me carcomía, puedo volver al tono documental del post. La exclusión social y la marginación se han adueñado de barrios que, por su condición humilde y su antigüedad, son caldo de cultivo para todo lo demás que pueda venirles encima. Igual que el dinero llama al dinero, supongo que la pobreza sólo llama a más pobreza. Conocer toda esa depresión social me hace pensar, como casi siempre, que el problema de fondo es la educación y no la escasez en sí.

Muchos de los colectivos más desfavorecidos (no todos, pero muchos sí) se automarginan y se deshacen en críticas al Gobierno por no darles más ayudas, pero no muestran tampoco interés por cambiar o mejorar su situación, porque además no consideran que su manera de hacer las cosas sea cuestionable. A mí es que me cuesta mucho entender por qué casi todos los parados que aparecen en estos reportajes tienen un cigarro en la mano, cuando con el dinero que se gastan en fumar podrían pagar la comida de toda la semana. Pero entrando ahí me salgo un poco del tema que quería tratar.

La solución para las miles de familias que malviven en los asentamientos chabolistas de las afueras de algunas ciudades pasa por el desmantelamiento de esos poblados y el realojo de las familias en otras viviendas. Así ha ocurrido por ejemplo con el coruñés poblado de Penamoa, invadido por los drogadictos, donde sus vecinos están siendo realojados en otras casas para construir en los terrenos una circunvalación. Es importante en esos casos dispersar al grupo para evitar que los problemas de venta de drogas, en caso de haberlos (para qué engañarnos, realmente es lo habitual), se trasladen con los inquilinos al nuevo barrio.

Llegaremos así a la conclusión de que el problema no está en el barrio en sí (una casa no suele atacarte…) sino en sus moradores y que todas las zonas tienen su riesgo potencial. Eso sí, si algún barrio sale en “Callejeros” yo no pasaría por allí ni con escolta policial, porque además la Policía es muy mal recibida en esos lugares, paradojas de la vida. Y si la zona se llama “Las xxx Viviendas”, mejor huir, que seguro que no es buen sitio para ir de compras... a no ser que tengamos claro lo que vamos a comprar.

*** Para elaborar esta entrada me he guiado por la documentación visual del programa “Callejeros” y por algunos foros de internet con debate sobre barrios conflictivos. Las imágenes son de "Callejeros" y sacadas por mí del Street View de Google.

18 comentarios:

  1. Si, la verdad es que un sitio donde la policía incauta AK-47 (3000 Viviendas, Wikipedia dixit) no es de lo mejorcito para darte un garbeo.

    En más de un programa he visto calles que parecen traídas piedra a piedra de Calcuta, pero que luego entras por la puerta de la chabola y flipas: muebles de madera, pantallón plano, equipo de música de la hostia, cada chiquillo con un portátil (que ya es decir)... Flipante.

    San Matías no lo sé, pero Cuesta Piedra parece haber cambiado bastante desde que yo era pequeño, aunque tampoco es que pase por allí más que en coche. Hay lo hay, pero tampoco va saltar un tipo desde detrás de una esquina a atracarte en pleno día. Añaza lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, mira estoy de acuerdo con lo que dices, hasta que salió mi barrio. El Gancho de Zaragoza Vivo en él desde los 11 años. Mi padre nació en él, y gran parte de mi familia vive en él.

    Cuando salió el reportaje en Callejeros, los vecinos del barrio, esperábamos con gran espectación e ilusión. El resultado, fue que apareció un barrio desconocido para mí, y sin duda también para muchos vecinos, porque han llamado a los programas de radio de ámbito local.

    Puedo decirte que yo tengo trabajo, (soy profesora), y he ido a la Universidad. También te puedo decir que la educación que recibí fue en el colegio público del barrio (Santo Domingo), y en el instituto público del barrio.

    Tengo que añadir que si que hay mucha población inmigrante de unos a esta parte... Que en alguna ocasión, he visto como efectivamente se etregaban pequeños paquetes... Claro que si, pero tengo que decir que en otros barrios también lo he visto... Y que por lo general, o son muy discretos, o yo muy despitada, o ambas cosas.

    Y lo del gimnasio me parece lo peor, sobre todo porque he ido a ese gimnasio intermitentemente desde hace cinco años (cada vez que intengo ponerme en forma), y mi herman va de continuo al mismo desde hace 6 o 7 años.
    Intentan que parezca el gimnasio algo casi grotesco, cuando tanto los chicos que lo llevan como los que van son encantadores. Son supereducados, agradables, simpáticos...

    En fin,no seré el grado de verdad que tendrán los reportajes de los otros barrios, pero te puedo garantizar que el de El Gancho es nulo. Unas cuantas imágenes sacadas por completo de contexto, buscando que la gente "tenga miedo de esto barrios", y los considere "peligrosos".

    Siento enrrollarme tanto, pero es que me dolió mucho. ¿Y cuando apareció aquel matrimonio que les habían atracado en numerosas ocasiones? Debo ser muy afortunada, y claro, la gente que me rodea... Ahora, dudo bastante, que si en el barrio hay carteristas, ladrones de bolsos... y todo lo que decían aquellos señores, se dedican a hacerlo en el barrio... Sobretodo, estando Plaza España y Paseo Independencia (el centro) a 5 minutos...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. No me gusta nada este programa, lo veo efectista y morboso, está claro que van a un barrio ya sabiendo la imagen que van a dar de él, sea verdad o no.
    Lo que dice Robin no me sorprende mucho, la verdad.

    Respecto a los reporteros y sus poses de "soy un periodista de verdad y por eso me hago esta foto con cara de duro", me ponen hasta de mal humor, porque me dan la impresión de no conocer la marginación ni por referencia, y me recuerdan un poco a esas señoras de los comités de caridad de película de Berlanga, que hablan de "los pobres" con sus abrigos de visón.

    ResponderEliminar
  4. No he visto el programa porque tengo la sensación, confirmada por estos comentarios, que sólo busca el sensacionalismo. Supongo que cada barrio debe ser un mundo y que sólo sacan lo peor, cosa por otra parte fácil dada la indefensión de sus protagonistas, ¿por qué no hablan de las drogas de las fiestas de la jet set y de otros ámbitos "importantes"?, por ejemplo. El problema es que nadie ataca el problema de fondo: la mejor sociedad no es la que tiene más policía, sino la que necesita menos. Como dices es una cuestión educacional que nadie se ocupa de solucionar

    ResponderEliminar
  5. Bueno, yo no sé si lo que sacan es del todo cierto o no, porque no veo la tele ni ha salido ningún barrio que yo conozca.
    Pero estoy de acuerdo en que los "marginados" muchas veces se marginan ellos solos. En mi barrio había antes gitanos que iban a mi colegio y, al llegar a los 8 o 10 años, sus padres les dejaban de llevar al cole y les ponían a pedir en el centro. Entonces ¿para qué sirve que les den los libros y el material gratis? para nada.
    Cuando los desalojaron del barrio (empezaron a construir parques y carreteras en esa zona, que por supuesto no era suya) les llevaron a otro donde les habían construido unas casas prefabricadas, por supuesto sin que pagaran un duro. Y resultó que los domingos siguientes, en el rastro, ellos vendían todo el mobiliario de esas casas.

    O sea, que se podían ir a tomar por ahí y que las ayudas que tienen, mejor que se las den a alguien que las aproveche y necesite más. Joder, que son unos impresentables.

    ResponderEliminar
  6. Pretendo extenderme como los demás, pero creo que tengo vía libre para hacerlo. Si no es así, pido disculpas por adelantado.
    Como los demás que han comentado en general este post, yo tampoco veo "Callejeros" pero es que no veo ningún programa de esta clase. Y para qué mentir: jamás veo cuatro. Para lo poco que veo la tele, cuando me pongo delante prefiero ver algo divertido o constructivo.
    Sí conozco el programa y sé que se pasan. Sé que mienten, que exageran, que ridiculizan, que hacen mofa, que "morbosean" (perdón por el neologismo) todo lo que pueden y más, etc.
    Creo que recordar que hará aproximadamente un año -o quizá más porque para mí el tiempo pasa volando- un programa como ese (quizá ese) trató el barrio de Jinámar que tú nombras. Sí que es algo peligroso, sí. Sí que es deprimido, sí. Sí que es feo, sí. Y por descontado que es la zona del distrito sur de la capital que peor está. Y de la capital entera. Muchas veces me pregunto porqué sigue formando parte de LPGC y... Si me tildan de elitista... ¡Me da igual! Es cierto que es una lacra y que da vergüenza. Yo no necesito entrar en esa zona para nada nunca. Lo bueno es que está "lejos" y lo celebro. El barrio de El Polvorín que nombrabas, Lillu... ¡Ya no existe! Desalojaron a sus habitantes para enviarlos a otros barrios, repartidos en pequeñas "porciones". Al mío trajeron unos cuantos y desde entonces... ¡Ya no es lo mismo! Y eso no lo exagero. Ayer mismo vi a una señora penar y gritar porque le robaron el bolso, a plena luz del día en mi calle. Delante de mi casa. 3 puertas más allá. ¡Heavy ehhh! Y el mes pasado, 2 atracos en sendos comercios. Uno de ellos tan desvalijado, que cerró por la quiebra.
    El antiguo Polvorín es ahora una zona urbanizada muy mona que ha costado un pastizal -del bolsillo de todos- para meter a desgraciados manirrotos, drogatas o simplemente parásitos. (Me encanta despacharme a gusto)
    A mí me cansa que en tv se hagan eco de cosas como esa y que al final todo lo que saquen por la cámara y que comenten sea pura basura, incierta. Ya sea por camuflaje o por exageración. Me cansa y me da verdadero asco. Pienso que la prensa de esa clase es denigrante y que fastidia a quien haga un trabajo auténtico por aquello de que se generaliza y siempre pagan justos por pecadores. Es lo que hay. Somos así.
    No tengo mucho más que añadir porque cosas que pienso ya las han dicho otros aquí... Y en su mayoría estoy de acuerdo.
    Lo importante es tener criterio y que cuando focalicemos nuestra atención sobre algo sepamos ser críticos y tomar la distancia apropiada para formar nuestra opinión propia, buscando que sea lo menos influenciada posible. Que para ovejas de rebaño ya hay tiempo y espacio que haya...

    Salu2 a todos.
    Y gracias por este post tan bueno, Lillu.

    ResponderEliminar
  7. Zorrocloco, hay barrios que han cogido mala fama por x motivos y eso es muy difícil quitárselo de encima después. Yo tampoco suelo ir por ninguna de las zonas de Tenerife que he nombrado, ni siquiera Añaza, cuyo centro comercial es una monada, por cierto, pero estando donde está no me llama demasiado. Me han comentado también que la Vuelta de los Pájaros es un sitio ideal para que te abran la puerta del coche y te roben el bolso a nada que te pares. En fin, a lo mejor es que cuando el río suena...

    Robin, lo mismo que comentas tú le pasó a gente del barrio del casco antiguo de Vigo, que también fue protagonista de un "Callejeros". Se indignaron muchísimo porque se mostró sólo lo peor, los cuatro yonkis que son conocidos y las cuatro casas ruinosas, cuando la zona tiene mucho más que eso. Yo, como no conozco la mayoría de las zonas, me he guiado por los comentarios de alguna gente en foros, donde también han salido estos nombres. Pero está claro que casi en cualquier barrio hoy por hoy existe el riesgo de que te atraquen si vas de noche o de encontrarte con drogas o prostitución delante de las narices. En todo caso, gracias por tu aporte al tema :)

    Loquemeahorro, hazte una idea de por qué dejé el periodismo! :D Está claro que muchos de esos programas no pretenden reflejar la realidad, sino rebuscar lo morboso, lo tercermundista, lo peor. El periodista hace una labor de manipulación importante para que el reportaje quede efectista y dé una imagen de marginación extra añadida a la que ya de por sí puede tener el barrio en cuestión. Que ojo, habrá zonas que se las traen, pero como estáis comentando muchos de vosotros, hay de todo y ahí sólo muestran el reverso de la moneda.

    Sese, estoy totalmente de acuerdo. Las drogas que se venden en los poblados chabolitas de las afueras muchas veces no se consumen allí, sino en las fiestas de gente de clase alta. Pero la diferencia es que esa gente no se dejaría grabar tan fácilmente con esa parte mísera de su existencia, por muchos motivos que todos conocemos.

    (continúa en el siguiente comentario... :P)

    ResponderEliminar
  8. Isi, ésa es la otra visión del problema, que yo también conozco por terceras personas. Sé de familias gitanas que fueron realojadas en pisos de protección oficial y a los pocos días arrancaron las puertas de las casas y colocaron cortinas en su lugar, metiendo incluso al burro dentro de la vivienda. Eso, evidentemente, causa un problema de convivencia en la comunidad, con un trasiego continuo de gente de un descansillo a otro, ruidos y malos olores. Con ello se demuestra que la falta de integración del colectivo es más dificultosa por parte de los gitanos que de los payos. Muchas veces yo misma he pensado por qué se le facilitan tanto las cosas si luego no lo aprovechan, o por qué no pagan luz ni agua y no pasa nada, y los demás sí tenemos que pagarlo. En un programa de "21 días", donde la protagonista vivía 21 días en una chabola de El Vacie, se observaban continuas infracciones de la ley por parte de los moradores, sobre todo hurtos. Pero luego se llevaban las manos a la cabeza cuando la Policía se llevaba a esa persona para ingresar en prisión por acumulación de penas y decían que es que la gente confundía a unos gitanos con otros. No sé, yo creo que la ley debe ser para todos igual y hombre, robar para comer es una cosa, pero hay muchas asociaciones que dan comida gratuíta así que la mayoría de las veces no me creo que roben para eso.

    Hannamary, no sabía lo de El Polvorín, pero está claro que los realojos de los colectivos marginados acaba siempre trayendo ese tipo de problemas. Sigo manteniendo que es un problema de educación. No creo que sea cuestión de elitismo; yo misma no conozco ninguno de estos barrios, ni siquiera Penamoa cuando vivía en Coruña, porque allí no se nos pierde nada a la gente que llevamos otra línea de vida, igual que a los chabolistas no se le pierde nada en una tienda de Tous, digo yo (ni a mí, vamos XD). El caso es que las grandes ciudades generan ghettos que se convierten muchas veces en puntos negros y mi padre tendría un refrán para la ocasión: "Dios los da y ellos se juntan". Pues eso mismo.

    Sobre los programas en sí, soy una renegada del periodismo, así que no puedo decir que apruebe siempre ese tipo de trabajo. Uno de los motivos por los que dejé la profesión fue porque no se informa, se opina directamente. Y para opinar no hace falta ser periodista. Aparte del estrés del gremio y de la falta de tiempo, que también pesan ;)

    Muchas gracias a todos por colaborar con vuestros comentarios!!

    saluditos

    ResponderEliminar
  9. Es increible la miseria, y la gente más pirada que hay en España. Yo siempre he vivido en barrios de Madrid de los denominados: pobres y con mala fama.

    Es cierto que hay gentuza, pero hasta tal punto nunca había visto. Por eso no me fio. Yo se de buena fuente que algunas veces se paga a la gente para que haga esas chorradas delante de la cámara. Pero aun así es alucinante.

    ResponderEliminar
  10. Tampoco a mí me gusta el programa (bueno, en realidad estoy tan desenganchado de la tele que ya no veo apenas nada y no debería juzgar como bueno o malo lo que en realidad no veo)Pero de lo poco que ví una vez me dio la impresión de que se explayaban de forma morbosa.

    De todos los barrios que nombras el que más cerca me pilla es el de las Mil Viviendas de Alicante, que en su día remodelaron e intentaron hacerle un lavado de cara porque era lo más cutre y lamentable de la ciudad. A pesar de los esfuerzos de infraestructura sigue siendo un lugar poco recomendable a ciertas horas.

    En Elda existe un barrio marginal (La Tafalera) que tiene los días contados pues se está demoliendo a pasos agigantados, cosa que alegra a los vecinos pues es el principal punto de venta de droga de la ciudad. Pero pienso que no por ello se acabará el problema. Si esa droga no se vende más allí se venderá obviamente en otro sitio.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Buenas, JuanRa.

    ¿Eres de Elda? Por lo que veo en tu comentario, eso parece :-D

    ResponderEliminar
  12. Desgraciadamente, vivo en el barrio del Ventorrillo, el cual está a menos de 300 mts del poblado de Penamoa.
    Penamoa está considerado con el mayor supermercado de la droga del Noroeste de España.
    A pesar de los intentos de obviar eso por parte de nuestro Ayuntamiento, éste se defiende en llamarnos racistas a los vecinos que exigimos que eliminen el poblado ya.
    No me extiendo más. Decir únicamente que es posible que callejeros tenga un punto de morbo, pero si tiene éxito es porque la gente lo mira. Creo que hacen un buen trabajo, y dan a conocer una problemática muy habitual en las grandes ciudades, por desgracia para nosotros, pero es la realidad, la cruda realidad.
    En nuestro Blog del Ventorrillo, el tema Penamoa ocupa prácticamente el 90% de la información, así que si hay alguien interesado en ello, será bienvenido.
    Desde La Coruña, un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  13. Se me olvidaba. En nuestro caso no hay viviendas viejas ni nada de eso.
    Todo nació cuando en pleno centro de la ciudad, el Ayuntamiento trasladó una serie de familias gitanas a otro barrio. ¿Y por qué ? Porque en su lugar han hecho el Corte Inglés, y el poblado nos lo enviaron a nuestra vera, dejando que creciera hasta llegar a más de 1000 personas, en donde conviven ratas, inmundicia y tráfico de drogas, porque las tv,s de plasma y los vehículos de alta gama se dejan ver "a esgalla".
    Claro, y nosotros, los que clamamos al cielo, "somos los malos, los racistas, xenófobos etc...".
    En Santiago, ¿no había algún poblado parecido? ¿No era el de O Vao?

    ResponderEliminar
  14. Hola Kano
    Sí, nacido en Elda aunque hoy vivo en Yecla, ¿y tú?

    ResponderEliminar
  15. Jajaja :-D

    Me lo imaginaba. Yo soy de Elda, aunque ahora vivo cerca de Valencia desde hace años. Y de hecho, toda mi familia esta repartida entre Elda y Petrer.

    Para no desvirtuar los comentarios, lo que comentas sobre la Tafalera es cierto. Es un barrio que durante mucho tiempo ha generado muchísimos problemas a la población, y como comentas, si no estan ahi estaran en otro sitio.

    Pero el problema no es solo ese, sino la actuación de determinados ayuntamientos, como el de Petrer, que hasta hace poco a cualquier persona conflictiva le "aconsejaban" que se largase. ¿A donde iban? Pues al barrio de la Tafalera, donde sabian que podian conseguir lo que buscaban.

    Cosas similares han pasado en Elche con el barrio de las Casitas Rosas (que tambien conoceras). Cuando una poblacion como Santa Pola tiene un indice de criminalidad muy baja en temas de drogas, no es porque ahi no se droguen, sino que los drogadictos suelen ser "invitados" a abandonar la poblacion.

    En ambas poblaciones (Elda y Elche) se ha realizado (o se esta realizando) una limpieza de los barrios conflictivos. ¿Donde van a ir ahora? Porque, desde luego, desaparecer no van a desaparecer, y menos cuando esas partes de la poblacion a las que se les ha denominado Generacion Ni-Ni descubran que entrar en la droga es mas facil que salir.

    ResponderEliminar
  16. Javi, está claro que en todas partes hay de todo, pero hay zonas más predispuestas por un sinfín de motivos. Muchas veces es cierto que los barrios de clase obrera son los más castigados por la delincuencia y las drogas, siendo la mayoría de sus gentes familias normales que no tienen nada que ver con todas esas movidas, pero que les tocan por vivir donde viven.

    JuanRa, el problema básico es ése, que por mucho que desmantelen poblados o barrios enteros, la gente no desaparece, sólo se traslada a otros lugares. Cuando hay grandes eventos como olimpiadas, expos, etc, se suele hacer "limpieza" de drogadictos, mendigos y sin techo para dar la mejor imagen posible de la ciudad. Pero claro, no solucionan el problema sino que lo alejan un poco para que no se vea, pero sigue estando ahí, fastidiando a otros vecinos que hasta ese momento vivían tranquilos.

    Ventorrillo, gracias por tu información de primera mano. Estoy de acuerdo en que si estos programas tienen éxito es porque las gente los ve, sin duda alguna. El formato es revolucionario y, a pesar de que sean muy morbosos, saben captar el interés del espectador. La forma de captarlo resulta más cuestionable, pero aún dentro de eso siempre hay cierta verdad (aunque pueda estar manipulada). Yo no creo que ninguno de estos casos sea una cuestión de racismo. A mí me daría exactamente igual que en la puerta de mi casa vendiera o consumiera drogas un gitano, un payo, un ruso o un japonés; me parecería igual de malo. Creo que la gente que más critica el derecho de los vecinos a no tener esa degradación delante de sus narices es precisamente la que no la sufre.

    Sobre lo del poblado de Santiago, la verdad que no sabría decirte, porque llevo muchos años fuera de allí y no lo recuerdo. Sé que había un grupo de gitanos que se dedicaban a la mendicidad en la zona de la entrada hacia Conxo, pero ahora han edificado y construído nuevas carreteras por allí, así que no sé a donde se habrán trasladado.

    Kano, lo que decíamos: el problema sólo cambia de sitio pero no se arregla. Difícil solución tiene, francamente.

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar
  17. Ya veo...quieres ganarte las alas. Da pena leer esto que bajo un monton de buen sentimiento huele mal a buena conciencia. No tienes ni idea de la realidad y tus heroes de callejeros son de lo peor o según de lo mejor para acariciar a nuestra buena conciencia y a la bestia personal en el buen sentido del pelo...Demasiado amor propio y falta de amor en general, lo siento para tus alas, asi no se ganan...es que no se ganan.

    "la buena conciencia obra maestra del diablo" decía un cardenal, los vecinos de Dachau veían también que alli se encerraba toda la escoria molesta del mundo, luego decían que no se habían enterrado...Enterate.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo, has leído la entrada y las aportaciones de los demás lectores? Si no es así, te lo recomiendo :)

    un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails