viernes, 19 de febrero de 2010

Arroz con leche

Hoy por fin, una receta de cocina! He constatado que el arroz con leche tienen tantos fans como detractores. Cuando lo hago tengo que controlar bien las cantidades porque de la gente que puede venir a comer a mi casa no le gusta a nadie, así que como haga de más tengo arroz con leche para una semana.

Hay cientos de recetas diferentes para preparar este postre. La mía, como casi todos mis platos, está adaptada a mi problema de colesterol, por lo que para hacerla uso leche desnatada. Mis ingredientes son: una taza de arroz redondo (se puede preparar con cualquier tipo de arroz pero a mí me gusta más el grano redondo para este plato), dos tazas de agua, dos tazas de leche desnatada, media taza de azúcar blanco, dos o tres cortezas de limón, canela en rama, canela molida y una pizca de sal.

Lo primero que yo hago es poner en una olla el agua mezclada con la leche, la canela en rama (si no tenéis se puede añadir una cucharadita de canela molida), las cortezas de limón y lo llevo a ebullición. Cuando rompa a hervir se le añade la pizca de sal y el azúcar, removiendo durante un par de minutos. Mientras, se lava bien el arroz y se escurre.

Bajamos el fuego y añadimos el arroz, removiendo de nuevo y tapando la olla sólo parcialmente (la foto de arriba la pongo básicamente para mostrar la botella de cristal que me compré para guardar la leche, que me encantó :D).

Dependiendo del tipo de arroz, tendremos que dejarlo cocer entre 15 y 20 minutos, teniendo en cuenta que el arroz con leche debe quedar más bien blando así que no importa que se pase un poco de cocción. Es importante que removamos de vez en cuando para que no se pegue y controlar que no se quede sin líquido. Si esto ocurriera, podemos añadir poco a poco más leche para que no se nos seque. El resultado debe quedar cremoso, aunque es cierto que con la leche desnatada nunca conseguiremos el mismo efecto que con la entera.

Una vez cocido, retiramos el trozo de canela en rama y las cortezas de limón y lo vertemos en una fuente baja, dejándolo enfriar totalmente antes de consumir. Es recomendable ponerlo en la nevera durante unas horas y decorarlo con canela molida antes de servir. Si lo guardamos en un recipiente hermético el arroz con leche nos aguantará en la nevera tres o cuatro días. Si se queda demasiado seco podemos añadirle un poco de leche fría a cada porción individual y mezclarlo ligeramente a la hora de servirlo.

Y vosotros sois fans del arroz con leche?

13 comentarios:

  1. Yo no soy fan, soy MEGAFAN del arroz con leche. Y mi familia. La última vez que se hizo en mi casa apenas me dio tiempo a probar una esquinita de una fuente como la de tu imagen.

    En serio (en broma en realidad), ¿se puede no ser fan? :)

    ResponderEliminar
  2. me encanta la botella de leche!!!!!
    (pero.... ¿cuando la leche es de vaca también la metes ahí? jejej)

    Yo tenía unas ganas tremendas de probar el arroz con leche, pero un día fuimos de excursión y comimos en un restaurante de Castellón, se podía pedir de postre el arroz con leche, así que lo pedí para probarlo y no me gustó demasiado...
    lo siento jejejej
    =)

    ResponderEliminar
  3. Lo haces parecido a mi madre. Solo que seguro seguro, ella lo hace más insano que tú. ¡Jajaja!

    Particularmente yo le tengo asco al arroz con leche. De siempre. A mis hermanos mayores les vuelve locos pero no es mi caso. Me aterra ver un bol de eso frente a mí... :S

    Pero te felicito por tus buenos resultados. Además me gusta mucho la presentación que haces con la "celosía" de canela en polvo :)

    SAlu2

    ResponderEliminar
  4. Me chifla, es uno de los postres más ricos que hay. El tuyo tiene una pinta fantástica, así sequito. Para estar hecho con leche desnatada y con arroz lavado (que siempre pierde almidón), está super cremoso.
    Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  5. Pues yo reto a los cuatro que me preceden a ver quién es más fan del arroz con leche... Les gano seguro!!

    Estando yo en la mili (no sé qué pasa pero últimamente te hablo de mi mili por tu blog, parezco el abuelo Cebolleta! :P) el cocinero me subía de extranjis una jarra enorme de arroz con leche si le regalaba uno de los paquetes de tabaco que yo vendía. Y yo me la jalaba entera!!

    A mí el sabor de la canela además es que me encanta. (Mi hermano la odia, dice que sabe a momia egipcia rallada XXDD)

    PD. Pues sí, para qué negarlo, la botella de las ovejillas es muy chula.

    ResponderEliminar
  6. A mi también me gusta mucho, pero hace demasiado que no lo pruebo! Antes de que me diagnosticaran intolerancia a la lactosa... Yo no me animo a prepararlo porque es un postre que asocio totalmente a mi infancia y tiene el sabor casero de la cocina de mi madre...
    De todas formas tengo pendiente intentar una versión sin lactosa. Puesto que tú debes evitar el colesterol, quizá también podrías investigar con leches vegetales. He pensado en usar leche de arroz, por redondear la receta, pero no sé si el sabor sería demasiado potente...
    Habrá que hacer pruebas :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡¡me encanta!! y nunca lo he hecho. Jolin, con tu receta parece que es súper fácil, así que el finde que viene ya sé lo que me toca (este finde ya lo tengía planeado para otra tarta).
    Una pena que no vaya al horno, porque ¡¡tengo horno nuevo!! ayy qué maravilla :D

    ¡la botella es chulísima! (casi tanto como mi horno)

    ResponderEliminar
  8. Hola Lillu!

    gracias por tu comentario sobre AVATAR dejado en mi blog de cine...

    Sabes que el arroz con leche es de mis postres preferids junto a la tarta de queso?... lo he saboreado leyéndote!, gracias!

    ResponderEliminar
  9. Rubenvike, me imagino en tu casa hasta peleas muy serias por la última cucharada de arroz con leche!! XDD Pues aunque te cueste creerlo hay gente que no lo soporta. Curioso!

    Therwis, quizás deberías darle otra oportunidad, mujer; hay veces que determinadas comidas no entran bien a la primera o por la forma de prepararlas, y hechas de otro modo sí gustan. Yo odiaba la remolacha hasta los 16 años... y ahora me encanta!

    Busqué también botellas con vaquitas pero no había, así que cometo el sacrilegio impuro de meter la leche de vaca ahí, sí...

    Hannamary, ya sabía yo que había algún detractor de arroz con leche por ahí! :D Yo también sigo la receta de mi madre, pero saneándola un poco, jaja.

    Angus, yo siempre lavo el arroz, sea para lo que sea. Supongo que será una costumbre. Y como dije no está tan cremoso como si llevara leche entera, pero yo me lo comí todo con una alegría que no veas XD

    JuanRa, no quiero sangre en el blog, no se me peleen!! XD A mí me gusta mucho la canela también, se la suelo poner a las tartas de manzana y a otros muchos postres que hago.

    A que mola mi botella! Si recuerdo dónde la compré, me compraré otra XD

    Akane, la verdad que hasta ahora las únicas leches vegetales que he probado son las de soja y la de coco (esta última me parece que no le va bien a mi colesterol, pero tampoco lo tengo muy claro). Y las de soja no me han convencido nada de nada. Tienen un sabor bastante raro para mi paladar :/ Quizás en los postres se note menos, eso es verdad, pero tampoco he experimentado mucho.

    Isi, lo primero, no es que parezca fácil hacer el arroz con leche, sino que ES fácil :D Es además rápido de preparar. Y lo segundo... aaaahhh qué envidia más mala me da lo de tu horno nuevo!!!! Yo que malvivo aquí con mi mini horno de sobremesa que a veces funciona y otras veces no, snif... Ays, lo que daría por tener un horno de verdad. Disfruta el tuyo por las dos eh :D

    Ricardo, a mí me gusta mucho la tarta de queso también pero no la suelo preparar por el tema del colesterol. Gracias por pasarte tú también por aquí :)

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar
  10. Soy fan, soy fan! que rico y que pinta! últimamente tomo leche de soja (por si al bebé le sentaban mal las proteinas de la leche, aunque creo que no), no sé yo si hacer raro experimento, creo que me gusta así tal cual la has hecho! Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Uf, yo no soy muy fan pero este tiene una pintaza...
    El único que me ha gustado lo probé en Asturias, fíjate.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  12. Cristina, el mío es bastante ligerito, así que yo creo que dentro de unos meses hasta tu bebé podría comerlo sin problema :D

    Vero, es que en la mayoría de los platos influye muchísimo la forma de prepararlo. Por eso en ocasiones es mejor probar las cosas dos veces, hechas de diferente forma, antes de decidir si nos gusta o no! Gracias por comentar :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  13. Probado con leche de soja! sale muy rico! ahora a la que le sienta regular la leche es a mí, por hacer experimentos! toma! Besitos.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails