domingo, 23 de mayo de 2010

Pan de leche de soja

Yo lo he intentado, pero no consigo que me guste la leche de soja. He probado varias marcas y su sabor no me convence para tomarla como a mí me gusta, sola y fría. Así que cada vez que me obligo a intentarlo de nuevo la leche de soja termina abandonada en la nevera hasta que pasa a mejor vida. En esta última ocasión, antes de tener que sufrir por tirarla, decidí emplearla en algunas recetas.

Hacía mucho tiempo que no horneaba pan y, aunque mi horno no está de mi parte en esas andanzas panaderas, no pude resistir la tentación de preparar un pan con la leche de soja. Busqué en mi libro de “365 recetas de pan” de Anne Sheasby, por si había alguna receta que se ajustara un poco a lo que yo quería. La mayoría de los panes de soja llevan harina de soja, pero no leche, así que elegí una receta más tradicional de pan de leche y decidí arriesgarme a sustituir la leche de vaca por la de soja.

Aparte de adaptar los ingredientes, también los reduje a la mitad, puesto que para mí sola un pan de 700 gramos es demasiado grande. Al final empleé: 250 gramos de harina de fuerza blanca, 150 gramos de harina integral normal, 200 ml. de leche de soja, 25 ml. de aceite de oliva suave (en sustitución de la mantequilla de la receta original), medio sobre de levadura seca de panadería, una cucharadita de sal y una cucharadita de azúcar blanco.

Seguí las instrucciones del libro para la preparación aunque no al pie de la letra, puesto que añadí el aceite tras mezclar bien todos los ingredientes secos (harina, sal, azúcar y levadura). Posteriormente añadí la leche templada y fui amasando sobre una superficie enharinada, durante aproximadamente unos diez minutos. Cuando la masa alcanzó una textura homogénea y elástica la coloqué en un cuenco untado con aceite, la tapé con un paño y la dejé levar en un sitio caliente hasta que dobló el volumen.

Mi masa se duplicó en algo más de hora y media y, tras el primer levado, la amasé de nuevo para quitarle el aire y formé los panes, dejándolos levar durante otra media hora. Con el horno precalentado a 200º introduje los panes (uno grande dentro de un molde metálico y dos pequeños, uno de ellos con semillas de sésamo por encima) y los dejé cocer durante casi una hora (en cualquier otro horno seguramente ese tiempo se reducirá bastante), tapándolos con papel de aluminio a mitad de cocción por miedo a que se tostaran demasiado. Al terminar la cocción es mejor dejarlos enfriar bien antes de cortarlos.

El resultado fue bastante bueno, la verdad, aunque yo cometí el error de añadirle demasiado aceite de oliva (me olvidé de reducir la cantidad a la mitad y puse más de esos 25 ml.) y para mí tenía un gusto un poco fuerte, pero GeekDraz también lo probó y a él le encantó el sabor del pan. Es un tipo de pan más indicado para desayuno o merienda, muy crujiente, que se desmigaja con facilidad y que combina muy bien con las semillas de sésamo que le puse a uno de ellos. Como el experimento no ha salido mal pienso repetir, pero ajustando mejor las cantidades y añadiendo el sésamo a todas las piezas.

Pregunta a las expertas en pan!

Aprovechando que sé que me leen algunas expertas cocineras (y panaderas), me gustaría hacer una consulta acerca de las famosas máquinas panificadoras. He pensado en comprarme una, sobre todo viendo el mal resultado que me da mi horno Twenty L. Concretamente he visto la de Lidl, de la marca Bifinett, que todo el mundo dice que funciona genial y es muy cómoda, además de barata. Mis dudas básicas son si consume demasiado (igual que un horno convencional? Más?), si se pueden hacer también bizcochos sin problema, si se puede cocinar algún otro plato (por ejemplo algo como patatas o verduras), si viene o se puede adquirir aparte un accesorio que he visto de dos cubetas en vez de una (la que traen habitualmente las panificadoras para mí es demasiado grande) y si me compensaría para mí sola, teniendo en cuenta que posiblemente me bastaría con utilizarla una vez a la semana y luego congelar el pan. Gracias por vuestra ayuda! :)

11 comentarios:

  1. Justo esta semana visité a un amigo y me dio a probar pan de su panificadora de Lidl, y estaba muy rico. Pero ni idea del consumo, oiga.

    Salud

    ResponderEliminar
  2. Yo al final he dado con mi leche de soja, Alpro, de Central lechera Asturiana, aunque casi nunca la tomo sola. En general la uso siempre en cualquier receta que requiera emplear leche; con el pan da buenos resultados, como bien demuestras :)

    Siento no poder aconsejarte en lo de la panificadora. Por el momento yo aguanto sin una (aunque me tienta...); eso sí, tengo la batidora-amasadora de la misma marca del Lidl, y va muy bien, no me ha dado ningún problema.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. No te puedo ayudar mucho... creo que no he probado la leche de soja, y haciendo pan tampoco es que tengo mucho que decir.

    ResponderEliminar
  4. No te puedo ayudar Lillu,desconozco el mundo de las panificadoras....sorry
    saludos....ah a mi tampoco me gusta la leche de soja..

    ResponderEliminar
  5. Yo la tengo, aunque ahora mismo no la uso mucho porque no tengo mucho tiempo.
    Ni idea de lo que consume.
    Lo que tiene bueno es que metes los ingredientes, das a un botón y te vas a hacer tus cosas, que sólo tienes que quitar las varillas antes del horneado y punto. Se pueden hacer muchos tipos de panes (los que vienen en el libro de recetas + cualquier receta de pan que tengas tú) normales, y pan bimbo. También sirve para hacer mermelada (mi madre ha hecho mermelada de fresa para todo el año y le ha quedado muy rica).
    Y también puedes hacer masas de pizza, brioches, etc, porque tiene un programa qu ees sólo de amasar.
    Lo de los bizcochos sospecho que también se pueda hacer (yo no he probado) porque hay un programa que sólo hornea, lo que pasa es que supongo que tendrás que estar pendiente del tiempo y de pararlo cuando esté (el programa es una hora, no se para antes ni después a no ser que lo pares tú).
    NO creo que sirva para cocinar comida normal.
    Y bueno, no sé qué más... tampoco la he utilizado mucho, pero pienso hacerlo!
    En el blog de Kanela y limón la usa para casi todo, es una pasada!

    ResponderEliminar
  6. Möbius, gracias por decirme que al menos el pan sale bueno! :) Seguiré indagando los detalles, que total, hasta que Lidl vuelva a sacar la oferta igual pasan unos meses.

    Akane, tampoco he visto esa batidora-amasadora de Lidl pero estaré pendiente, gracias, porque yo ni siquiera tengo batidora de varillas :/ De hecho llevo unos días deseando hacer un Angel Food de esos que he visto en tu blog y el de Bea pero el hecho de tener que batir las claras a mano ya me agobia sólo de pensarlo XDD

    Jose, pero tú haz como Möbius, si te enteras de que algún amigo/a la usa, me lo dices! :)

    Lázaro, es que por mucho que digan que el sabor es parecido al de la leche de vaca... nada que ver, y eso que yo la tomo siempre desnatada, que se supone que no sabe a nada XD

    Isi lo de las mermeladas es interesante! Yo deduzco que si hace pan también podrá hacer bizcochos, si trae un programa para ello. Lo del consumo es más que nada porque he leído por ahí que tarda como 3 horas en hacer el pan, y claro, si son 3 horas en funcionamiento pues eso tiene que gastar un montón, no? Ay, a ver si me entero cómo va eso. Visitaré el blog de Kanela y limón que comentas, que igual ya he estado pero no me acuerdo. Gracias por la info!

    saluditos!

    ResponderEliminar
  7. Ni experto panadero ni experto cocinero, sólo tragaldabas :D

    Hace dos o tres años que decidí no beber más leche y pasarme a la de soja y sí me gusta, eso sí, caliente (Alprosoja es la marca) Como al paladar me resulta algo espesa lo que hago es aguarla un poco y me he acostumbrado perfectamente.

    Me llaman mucho la atención los panes que utilizan ingredientes distintos a los habituales. Cuanto más oscuros y compactos son más me gustan, por muy fuertes de sabor que estén.

    Un saludo, panadera! ;)

    ResponderEliminar
  8. Lillu: no tiene programa para bizcochos, porque sólo amasa, no bate; entonces es imposible que salga un bizcocho bien, pienso yo.
    Por otra parte, sí que tarda 3 horas, pero son 2 horas entre amasar y dejar levar (son dos amasados y dos levados y no creo que sea un gasto excesivo) y la última hora más o menos es el horneado, que supongo que sea lo que más gaste. Quiero decir que cuando deja levar es casi como si estuviera apagada, porque no hace nada, y lo de amasar son unos 15 minutos, así que tampoco creo que gaste en eso.

    ResponderEliminar
  9. JuanRa, por lo que veo es la misma marca que comenta Akane, así que igual es la que mejor sabe. No sé, quizás con tus truquitos la tolere, pero me temo que acabaría otra vez en un bizcocho o similar XD Aún así, soy perseverante (incluso pesada) y estoy segura de que me veré otra vez comprando otra marca y probándola XD

    Isi, muchas gracias por los datos! Lo de que no está las 3 horas trabajando me tranquiliza :D Que no haga bizcochos o no tenga un programa específico para ellos me desilusiona un poco, porque mi intención es usarla también para eso. Miraré si todas las marcas son así o hay alguna que los hace, a ver si compensa. De nuevo, gracias :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  10. Desgraciadamente soy nefasta en la cocina, así poco puedo aportar al respecto. Sin embargo, tenía que decirte que ese pan tiene una pinta increible en la foto.

    ¡Gracias por la receta! A ver si me atrevo a ponerla en práctica...

    Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Perséfone, todo es cuestión de práctica, incluso la cocina! Aunque para empezar por el pan quizás es mejor alguna otra receta más sencilla y que seguro te salga bien :)

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails