domingo, 9 de enero de 2011

Crónica vacacional (III)

Después de mi segundo “running time” gallego el día de Navidad (próximamente os haré partícipes de mi nueva afición al arte de correr) me cogí un pequeño resfriado que ya no me abandonó hasta que terminé mi visita a tierras celtas. Es más, fue empeorando paulatinamente hasta dejarme K.O. el día de Fin de Año, cuando mi temperatura corporal subía ya de los 38 grados. Tuve que quedarme en casa durante los siguientes días, entre brebajes caseros a base de cebolla y caramelos de limón-melisa, dejando algunos planes para mejor ocasión.

La cena de Fin de Año, aderezada por la fiebre, la tos y la congestión, tuvo un momento muy emotivo gracias a la sorpresa que preparó mi hermana. Se trataba de unas cajitas hechas artesanalmente por ella y su pareja que escondían una galleta de la suerte (fortune cookie), la típica galleta que vemos en los restaurantes chinos de las películas.

Emocionados abrimos nuestras galletas, que albergaban un mensajito bilingüe escrito en inglés y en alemán. En el mío ponía “You will be awarded some great honor”, lo que viene a significar que seré agraciada con un gran honor. Pensé en la lotería del Niño, ya que en la de Navidad no había rascado nada, pero no creo que el “gran honor” se refiriera a eso. Yo nunca había abierto una de estas galletas que, por cierto, estaban además muy ricas. El gran honor, como el horóscopo, ya veré a qué lo puedo aplicar durante el año.

Para reírse de mi maltrecho estado de salud el día 1 de enero amaneció con un cielo totalmente despejado, increíblemente azul. Mis últimos días en Santiago los pasé al abrigo del hogar, intentando no empeorar mi agresivo resfriado transmutado en gripe aviar o porcina incluso dependiendo del día y la cantidad de mucosidad evacuada.

Foto 1: Caja artesanal Fin de Año.
Fotos 2, 3 y 4: Galleta de la suerte.
Foto 5: Primer cielo compostelano del 2011.

12 comentarios:

  1. ¡¡pídeles la receta de esas galletas!! jejejeje

    Espero que se vaya pasando la gripe mortal esa que has cogido. Es que con tanto cambio de temperaturas...

    ResponderEliminar
  2. Nunca he visto una galleta de esas... nada mas que en las peliculas, o cuando Homer se hizo autor de los mensajes... ¿seria uno de los suyos? :p

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco las había visto. Qué sorpresa más currada.

    Y que será ese honor que te deparará el destino????

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco he visto nunca esas galletas, pero me apetecería probarlas. ¿Solo se puede comer una o te puedes atiborrar a tragar y leer?

    A lo mejor ese honor que te auguran es que vas a ganar una medalla en alguna marathon. Si tanto te has aficionado a correr... :P

    Saludos, mocosa XD

    ResponderEliminar
  5. Hola

    Pues feliz año nuevo, si aún no te lo he dicho y certificar que, desde luego, coger un buen catarro justo cuando en Año Nuevo no llueve en Galicia. En Málaga llovió a cubos ese día :)

    Me estás dando ganas de volver a hacer una visita a Santiago... La última vez estuve en 1997 :(

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  6. He estado leyendo tus crónicas y me alegra ver lo bien que lo has pasado estos días por tu tierra :)

    ResponderEliminar
  7. Pue sla verdad es que en los chinos de aqui no he visto esas galletas, pero hay un supermercado de comida oriental en el que las tienen :)

    ResponderEliminar
  8. Al menos hubo algún día de buen tiempo, con cielo despejado, eso ya es algo tratándose de Galicia en invierno.
    Esas galletitas con mensaje tienen su gracia, pero a mí me harían más gracia si las galletas estuvieran buenas :-)

    ResponderEliminar
  9. Malos tiempos para una gripe. El cambio de clima sin duda ayudó a ello, además de esa afición a correr (¿pero no era de cobardes, jeje?)

    Saludos y gracias por enseñarnos un trocito de Santiago.

    ResponderEliminar
  10. Isi, si es que una va de chula desde tierras cálidas y así me pongo después. Ya tengo falta de costumbre, ay! :)

    Jose, yo era la primera que me comía también. Y el mensaje sonaba serio, no parecía de Homer :P

    CreatiBea, yo espero que el honor sea el bombero treintañero que le pedí a Papa Noel y a los Reyes Magos (para reforzar)... XDD

    JuanRa, pues oye, si no es el bombero lo del marathon tampoco está mal XD En breve aparecerán por aquí también mis crónicas del running! :D

    Juan, pues ya sabes, nunca es tarde para volver a Compostela :) En efecto, hacía muchos años que no se vivía un Fin de Año sin lluvia. Aunque ya estos días lo están compensando con las mayores precipitaciones de los últimos años, jeje.

    Cristina, sí, salvo ese molesto resfriado-gripe-loquesea, el resto del tiempo intenté disfrutarlo como siempre :)

    Aya Decadencia, oh, tienes que decirme en cuál! A ver si me sale un mensaje más sugerente, jaja.

    Javi, sorprendentemente, las galletas estaba muy ricas! Son crujientitas, del estilo de las galletas de helado :)

    Sese, y quién ha dicho que yo no sea cobarde y por eso corro? :P Ahora estoy pagando las consecuencias y no termino de recuperarme, jo!

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante este paseíto por Santiago de Compostela. No sabía que eras gallega. Menudo salto pegaste: de Santiago a Tenerife, jeje...

    Siento lo del resfriado. A mí me llegó un poco después: el 5 de enero. Aún me estoy reponiendo.

    Saludos. Y ya nos contarás lo del honor cuando te llegue ;-)

    ResponderEliminar
  12. Kinezoe pues sí, gallega en el exilio voluntario, jaja. Deberían contratarme para promocionar Santiago en el próximo Xacobeo! :D

    A mí también me dura aún el resfriado-gripe o lo que fuera que me dio. Tú procura cuidarte que este año está dando fuerte y mejórate pronto!

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails