martes, 29 de noviembre de 2011

Tarta de piña


Aunque no publique las recetas, estoy horneando casi todos los fines de semana. La cuestión es que, o me olvido de hacer las fotos, o me olvido de los ingredientes que le puse al postre una vez comprobado que el resultado es comestible (este motivo es un clásico). Y a pesar de que en esta ocasión el resultado no fue tan satisfactorio como debería haber sido, lo comparto con vosotros por si la idea os soluciona algún postre.

El caso es que a veces tenemos esas rodajas de piña en su jugo en la nevera, que se nos quedan de una lata abierta que hemos usado para otra cosa y no sabemos muy bien qué hacer con ellas. Pues mi solución a esa incertidumbre es, cómo no, hacer un bizcocho de piña! Más bien podría llamarse tarta, porque queda más húmeda que un bizcocho convencional, pero en definitiva se trata de un postre con piña.


Mis ingredientes fueron: dos huevos, tres vasos de harina normal, dos vasos de azúcar blanco, medio vaso de aceite de girasol, cuatro rodajas de piña al natural, un vaso de jugo de piña, medio sobre de levadura de repostería, unas almendras fileteadas para adornar.


La preparación es sencilla, como la de cualquier otro bizcocho: Se mezclan los huevos con el azúcar, el aceite y el jugo de piña. Yo lo hice con batidora de varillas. A continuación se añade la harina mezclada con la levadura y se bate de nuevo. Cuando la mezcla esté homogénea se le pone la piña troceada muy pequeña, revolviendo con una espátula. Se vierte todo en un molde y se espolvorea con la almendra laminada y con un poco de azúcar moreno. No hagáis lo que hice yo de colocar la rodaja de piña justo encima en el centro, puesto que quedará muy bonito pero la parte de la tarta que queda justo debajo no se cocerá bien. La masa ahí estará como una crema y, aunque con buen sabor, al fin y al cabo estará cruda.

La tarta se hornea a 180º durante unos 40 minutos. Hay que tener cuidado al desmoldarla porque estará bastante húmeda y blanda debido a los trozos de piña. Para comerla puede ser necesaria incluso una cucharilla, aunque si se prefiere más consistente también se puede aumentar un poco el tiempo de cocción, vigilando que no se queme por encima.

11 comentarios:

  1. osheaa de mi-lata29 noviembre, 2011 19:13

    Pues esta la pruebo, lo sepas. Me encanta la piña!!!

    Ya te diré el resultado :)

    Besote y gracias

    ResponderEliminar
  2. Mmmm, pues tiene buena pinta, la verdad. Habrá que probar.

    Salud y saludos y besos.

    ResponderEliminar
  3. No es justo!! Hasta que no nos puedas pasar un trocillo para probarlo, no deberias poner mas recetillas!! :p

    ResponderEliminar
  4. Osheaa, espero que te salga buenísima :)

    Exseminarista ye-ye, pero yo creo que para ti se le puede dejar la rodaja de piña en el centro y todo XD

    Jose, pero si hacía un montón que no ponía una receta!! ;)

    saluditos

    ResponderEliminar
  5. A mi me viene de perlas la receta, que estoy en la fase de aprendizaje e iniciación repostera.

    Una pregunta, cuando dices 'vaso' a que tipo de vaso te refieres ¿?

    Disculpa mi ignorancia pero lo de las medidas me trae de cabeza.

    Beso!

    ResponderEliminar
  6. CreatiBea nada de ignorancia, que aquí todos estamos aprendiendo todavía! :) Yo normalmente tomo la medida de un vaso de yogur (o similar). Estaremos hablando de unos 100-125 gramos en cantidad. Si estás empezando te recomiendo que practiques la receta del bizcocho 3-2-1, que siempre sale bien: 1 yogur, 3 vasos de yogur de harina, 2 de azúcar y 1 de aceite, levadura y poco más :D Ése es el estilo de bizcocho que hago yo casi siempre como base y luego le añades a mayores lo que quieras: fruta, frutos secos, chocolate... Ya verás como en nada te conviertes en una experta repostera! :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  7. Qué rico, tiene muy buena pinta! Yo tengo pendiente hacer un bizcocho con piña, pero cuando tengo esta fruta se acaba antes de poder usarla para hornear. Dicen que combina de maravilla con la zanahoria, a ver si un día pruebo alguna receta parecida :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. A mí también me pasa lo de la piña esa abandonada a su destino en la lata, pero me temo que ahí se va a quedar, porque si hago una tarta, después voy, y me la como.

    pd. Oye, yo como las tartas (las que al final hago) con cucharilla ¿no es lo normal?

    ResponderEliminar
  9. Akane, yo ya es el tercer o cuarto intento, y en todos me he quedado o corta de cocción o se me ha roto al desmoldarlo o me ha pasado algo raro XDD Pero de sabor quedan increíbles!

    Loque pero mujer, si esto es sanísimo, que no lleva casi grasas ni nada :) Lo de la cucharilla lo digo porque si queda compacto yo me lo como con la mano, cual bizcocho. Pero vamos, también depende del molde donde lo hornees o simplemente del gusto personal.

    saluditos

    ResponderEliminar
  10. A mi cuanto más calada esté una tarta más me gusta.
    Mejor cucharilla que mano.
    Y mejor aún cucharón que cucharilla. xD

    ResponderEliminar
  11. JuanRa en este caso estaba más bien cruda por debajo de la rodaja de piña, pero vamos, comestible era y de hecho hay gente que se comió esa parte con deleite... y con cucharilla! XD

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails