jueves, 28 de abril de 2011

Bear Cupcakes de amigurumi

Tenía pendiente publicar esta foto desde hace casi un año. Bueno, tampoco es tanto retraso...

Bien, el caso es que estos Bear Cupcakes de amigurumi (en cristiano son magdalenas de cabeza de osito, básicamente) se hicieron para el Salón del Manga de Tenerife del año pasado. Allí se vendieron casi todos, los de la foto y alguno más que hice a posteriori. Son muy tiernos, muy kawaii, y admiten todo tipo de colores, accesorios y expresiones.

En internet existe la web
Amigurumi Kingdom, creada por una auténtica profesional de los bear cupcakes. Su autora, Jou Ling Yee, una estadounidense de origen asiático, lleva años elaborando pastelitos de amigurumi y toda una red de merchandising propio como chapas, pendientes, imanes o colgantes a partir de ellos.

Últimamente yo no puedo dedicarle mucho tiempo al ganchillo así que mis creaciones están aparcadas hasta que les encuentre nuevo hueco en mis horarios. Eso sí, tengo muchísimas ideas nuevas (o inspiradas, como estos cupcakes) y algún día reventaré de creatividad :D

miércoles, 27 de abril de 2011

In the lap of the mountain

Como ayer comenté que me había gustado mucho la canción de los créditos finales de "Buried (Enterrado)", hoy he decidido acercar al blog este tema para los que no lo habían escuchado. La banda sonora de la película está compuesta por Víctor Reyes, autor de la música de muchas películas españolas. Además, ha trabajado como compositor en series de televisión tan conocidas como "Sin tetas no hay paraíso", "Hospital Central" o "Ángel o Demonio".

Rodrigo Cortés, el director de "Buried", ya había contado con Reyes para la banda sonora de su anterior film, "Corcunsante". Con él compuso la canción "In the lap of the mountain", única con letra de toda la película y que intérpretan el irlandés Garrett Wall & The Breath-No-Breathers. Tanto la música como el tema original estuvieron nominados en la pasada edición de los premios Goya, aunque no consiguieron ganar.

Como no he encontrado el tema en GoEar ni en Spotify, os dejo el vídeo de YouTube (sobre imagen fija, tranquilos que no hay spoilers). Esta semana estaremos en Lillusion al abrigo de la montaña con "In the lap of the mountain".


martes, 26 de abril de 2011

Buried (Enterrado)

Aunque no me ha disgustado del todo, pienso que a “Buried (Enterrado)” le sobran muchos minutos. Creo que sería un corto fantástico pero, partiendo de una idea muy buena, una forma de rodar correctísima y un final sobrecogedor, se ha ido rellenando por el medio con momentos francamente prescindibles. He de decir que comencé a verla con muchísimo interés y enseguida me enganchó.

Pero sin saber muy bien por qué, hacia el minuto 20 de metraje mi atención comenzó a disiparse. No me puse tampoco a pensar en la lista de la compra pero empecé a analizar cada plano y cada línea de diálogo con demasiada conciencia. Ello me llevó a pensar que había partes de la película que sobraban claramente y que, retomando la historia 20 minutos antes del final la producción habría sido redonda.

El mérito del realizador de origen gallego Rodrigo Cortés, sin embargo, es grande. “Buried” es su segundo largometraje después de “Concursante” (2007) y tras una amplia experiencia como director de cortos. Para su producción ha contado con un equipo internacional y una estrella en ciernes, el canadiense Ryan Reynolds, sobre el que recae casi todo el peso del film a nivel interpretativo. Además, la película se rodó en inglés y ha tenido un buen recorrido fuera de España gracias a todos esos factores.

*** Spoilers! ***

El argumento no deja de ser simple pero bastante efectivo: Paul Conroy, conductor de una empresa de construcción destinado en Irak, se despierta un día enterrado dentro de un ataúd de madera, con un teléfono móvil como único contacto con el mundo exterior. La historia se teje a través de las llamadas de auxilio que él mismo realiza y las que recibe, entre las que se encuentran las de sus secuestradores, la empresa para la que trabaja, su familia y la embajada de su país. El tiempo de margen entre vivir o quedarse sin aire y morir allí solo y agonizando se estrecha cada vez más, mientras el Gobierno hace lo posible por cambiar su suerte.

La película mantiene bastante bien la tensión, salvo esos momentos en los que se va del aceptable realismo en el que se suceden los hechos. Por ejemplo, la escena de la serpiente para mí no tiene mucho sentido y acerca más el film a la serie B que otra cosa. Algunos planos me recordaron inevitablemente a “Kill Bill” (no recuerdo si la 1 ó la 2) con la misma situación de Uma Thurman enterrada viva.

*** Fin de Spoilers! ***

A nivel técnico, impecable. Cortés logra captar a la perfección ese ambiente opresivo que requiere la historia. La trabajada fotografía consigue transmitir al espectador la claustrofobia y la soledad del protagonista. Sonido perfecto también, inquietante y envolvente, con una canción de créditos finales que me encantó además. Tanto el guión original (del joven norteamericano Chris Sparling) como el montaje y el sonido fueron premiados en los Goya de este año, contando además con otras siete nominaciones, entre ellas la de mejor película.

Visualmente pues, pocas quejas, aunque a nivel argumental es una pena que se quede un poco falta de recursos en el medio del metraje, para mi gusto. Se palpa un interés por alargar la situación, y eso que la película no es en absoluto larga (dura apenas 90 minutos), pero apoyo firmemente la teoría de que el formato del cortometraje o mediometraje le hubiera dado muchos más puntos a favor.

En todo caso, entretenida y arriesgada propuesta para una de esas películas españolas que no parece española sino global y que por suerte cada vez se ven más en nuestras pantallas. Donde hay buenas ideas, sobra la nacionalidad.

Puntuación: 6 sobre 10.

sábado, 23 de abril de 2011

Esos libros "especiales"

Todos tenemos esos libros especiales que, por uno u otro motivo, han sido muy deseados o muy queridos. Y no me refiero única y exclusivamente al contenido del libro, sino a su edición, a su posesión física (hoy tan distinta debido al auge del ebook) e incluso al significado que tuvo la irrupción de ese volumen en nuestras vidas.

Con motivo del Día Internacional del Libro he querido recordar algunos de esos libros que para mí tienen un especial valor en mi biblioteca, igual que el año pasado hice con las lecturas que cambiaron mi vida. Están ordenados, como a mí me gusta, en riguroso orden cronológico:

- Guía Oficial de Diablo II: Jugué a Diablo II online durante unos dos años, de forma continuada. Me convertí en una experta y llegué a tener hasta ocho cuentas de usuario en las que sólo guardaba objetos mágicos para intercambiar con otros jugadores. Todo esto sucedió a principios de este siglo y mi perfeccionismo característico (también denominado adicción...) me llevó a aprender todo lo posible del juego a través de páginas de internet o guías oficiales, como este libro. Todavía hoy instalo de vez en cuando el Diablo II y me hago algunas quests del principio, en algunos de esos ataques de nostalgia de los MMORPG que me dan. Sé que los que no hayan jugado nunca a ningún juego online posiblemente no entenderán por qué este libro tiene ese significado "especial" para mí y me trae buenos recuerdos.

- El Señor de los Anillos: Bien, tengo que reconocer que GeekDraz y yo compramos estos libros porque la edición era preciosa, aunque todavía no los he leído (el de "El Hobbit" aún tiene el plástico protector incluso). Se trataba de una colección de kiosko, en tapa dura, con una combinación de colores muy acertada y buenas ilustraciones. Y además buen precio, aunque por desgracia la colección se nos quedó inacabada. En mi poder están tres volúmenes de J.R.R. Tolkien de "El Señor de los Anillos", "El Hobbit" y la "Guía completa de la Tierra Media", que me tocaron en la separación de bienes ya que GeekDraz tiene desde hace años una edición mucho más valiosa. Son esas típicas obras que embellecen nuestras estanterías además de nuestros cerebros. También tengo una edición muy bonita de "El Quijote", que tampoco he leído...

- Nacho Vidal. Confesiones de una estrella del porno: Voy a hacer yo también una confesión: en ocasiones veo cine para adultos. Sí, soy una defensora de la industria del porno, me parece un trabajo como otro cualquiera y, mientras no sea bajo coacción, creo que todo el mundo es libre de dedicarse a lo que le dé la gana. Me compré este libro para confirmar mi tesis de que las producciones de cine X eran tan normales como cualquier otra película, con profesionales sanos, que separaban perfectamente su trabajo del resto de su vida y que se cuidaban mucho tanto física como intelectualmente, que no eran meros cachos de carne viciosos. Mi tesis sólo se confirmó a medias, la verdad, y me llevé alguna que otra desilusión tras leer el libro, pero aún así constituye un destacado en mi biblioteca por lo que significó su compra, lectura y posterior debate. Y no, no veo pelis porno para comprobar si al final se casan XD

- Hombres G. Seguimos locos, ¿y qué?: El mismo día que compré el anterior volumen sobre Nacho Vidal adquirí esta revisión de la trayectoria de Hombres G, uno de los grupos que más me marcó en mi infancia. Mi primer concierto fue uno suyo, cuando yo tenía 12 años, y hace unos días asistí también a su primer concierto online a través de la página EmeEvents, disfrutando con sus canciones como cuando era adolescente. Se trata de otro punto importante en mi cajita de nostalgias y tener este libro, aparte de toda la discografía de Hombres G original en CD, demuestra lo importante que ha sido este grupo a lo largo de mi vida.

- Donde los perros sueñan: Este libro fue un regalo de GeekDraz, hará unos cinco años por lo menos. No tengo libros de este estilo, con ilustraciones y citas solamente, pero éste en concreto tuvo un significado muy especial. Para los que sí sean asiduos de estas obras, que sepan que existe otro volumen similar pero protagonizado por felinos: "Donde los gatos meditan".

- Las hermanas Brontë: Estos libros formaban parte de otra edición de kiosko que me encantó. El caso es que me compré en 2008 el de "Jane Eyre", de Charlotte Brontë, pero jamás conseguí el de "Cumbres borrascosas", de su hermana Emily. Como siempre que se me queda algo pendiente que no logro terminar, mantuve la esperanza de poder hacerme con él algún día, aunque fuera en alguna tienda de segunda mano, y poder así cerrar el círculo Brontë. Mis plegarias fueron escuchadas y "Cumbres borrascosas" se reeditó a finales del año pasado y volvió a salir a la venta junto con una revista (no recuerdo cuál) en los kioskos, al mismo precio original. Ambas novelas las leí siendo adolescente en las ediciones que mis padres tenían en casa, creo que del Círculo de Lectores, pero tener mis volúmenes propios de ellas en mi casa era casi una necesidad.

- 365 Recetas de Pan: Este volumen específico de gastronomía tuvo el especial significado de ser el primer libro de este tipo que entraba en mi biblioteca. Ya tenía por entonces en mi poder compendios del estilo "Cocina fácil y sana: Ensaladas" o "Cocina catalana", pero ningún libro tan profesional como este de Anne Sheasby que me regalaron por mi cumpleaños en 2008. He de decir que le he sacado muchísimo rendimiento y me ha inspirado para casi todos los panes que he preparado desde entonces.

- Los colores olvidados y otros relatos ilustrados: Las Navidades pasadas mi gran amiga C. me regaló este precioso libro de cuentos. "Los colores olvidados" constituye un proyecto personal de Silvia G. Guirado, con la colaboración de varios ilustradores de la agencia Play Creatividad. La obra tiene una edición cuidadísima y además el 10% de sus ventas están destinadas a la ONGD Educación sin Fronteras. Disfruté mucho del libro y le estoy muy agradecida a C. por habérmelo regalado, por todo lo que significa. Os invito a visitar la página web que crearon para este libro de cuentos, que es realmente maravillosa.

Mi biblioteca actual es más bien pequeña (142 libros, acabo de contarlos). La mayoría son novelas, muchos en edición de bolsillo y gran parte de colecciones de kiosko, de las que soy una gran fan por su buena relación calidad-precio. El resto son regalos o compras puntuales, como los que os he mostrado. No tendría sentido traer hoy al blog los libros que ya sabéis que leo habitualmente, así que he querido mostraros la parte más desconocida de mi estantería.

A pesar de que soy asidua de las bibliotecas y estoy a favor de los libros electrónicos (todavía no tengo lector pero ya caerá), creo que siempre habrá libros que serán irresistibles por sus ediciones y su presentación. En ese sentido deberán trabajar, desde mi punto de vista, las editoriales si quieren hacer frente a las nuevas tendencias de forma eficaz.

Y ya sabes, hoy más que nunca, haz como Christopher... Lee.

miércoles, 20 de abril de 2011

Lemon tree

Aunque Fools Garden no encajan totalmente en el calificativo de one-hit wonder, la verdad es que yo sólo conozco de ellos el tema que hoy traigo a Lillusion, "Lemon tree". Es posible que así por el título no os suene de nada, ni la canción ni el grupo pero, como ocurre en tantas ocasiones, eso puede cambiar en cuanto le deis al play.

Fools Garden es una banda alemana fundada a principios de los noventa, enmarcada en el género del britpop y con un sonido muy en la línea de los Beatles. En 1995, con su segundo disco obtuvieron un razonable éxito debido sobre todo al single "Lemon tree", que tuvo mucha repercusión en las listas musicales de Alemania, Gran Bretaña, Irlanda y otros países europeos y también asiáticos como Corea. En Austria lo desbancó del número uno el "Macarena" de Los del Río, mientras que en España "Lemon tree" alcanzó el primer puesto de los 40 Principales el 20 de julio de 1996.

La canción se hizo más conocida recientemente en nuestro país debido a su utilización en un anuncio de la compañía de seguros Catalana Occidente. Hay que decir que tiene un sonido beatle muy marcado (el grupo es aficionado a hacer covers de ellos) e incluso en algún momento me sonó a The Police o Sting, aunque quizás este parecido sólo se lo vea yo.

Fools Garden sigue en activo y editó en 2005 su último álbum de estudio. Como yo sólo conozco la canción que menciono, es la que va a sonar esta semana en el blog. Todos a coger limones del árbol que nos indican los Fools Garden: "Lemon tree".



Por si no podéis escucharlo en GoEar, aquí el enlace de "Lemon tree" en Spotify.

martes, 19 de abril de 2011

Charlie y la fábrica de chocolate

Tenía esta película pendiente desde hace más de un año pero nunca me decidía a verla. Ni la temática, ni el estilo me llamaban la atención, aunque me gusta mucho Johnny Depp y sí me apetecía ver su actuación. Tim Burton fue hace años uno de mis directores favoritos y mantiene arrebatos de genialidad en todo lo que hace, aunque en este caso no me ha gustado mucho.

Yo mantengo películas suyas como “Eduardo Manostijeras” o “Sweeney Todd” entre mis favoritas, aparte de otras cintas dirigidas por él que ya se han convertido en grandes clásicos como "Bitelchus", "Batman" o "Ed Wood".

El caso es que por fin he visto “Charlie y la fábrica de chocolate” y me he quedado igual que antes de verla, es decir, que no me ha aportado nada. Tampoco es que esperara demasiado, pero de ahí a desear que la película terminara cuanto antes… La cinta cuenta una historia de realismo mágico en la que Willy Wonka es el magnate de una gran productora de chocolates, aislado de todo el mundo en el fortín de su fábrica y con miedo a que le roben sus ideas. Todo ello resultado, obviamente, de muchos y variados traumas infantiles.

*** Spoilers! ***

El caso es que Wonka decide catequizar al mundo a través de su filosofía de vida y abrir las puertas de su peculiar fábrica a unos pocos afortunados, los cinco que encuentren un billete dorado en sus chocolatinas. Los críos elegidos hacen gala de algunos pecados capitales como la gula o la soberbia, a imagen y semejanza de sus progenitores. Pero entre ellos está un niño especial, Charlie Bucket, procedente de una familia pobre que acude a la fábrica acompañado por su abuelo, antiguo empleado de la Wonka. Allí se abre un mundo de color, dulces, música, seres extraordinarios (los diminutos Oompa Loompa) y moralejas, muchas moralejas. Demasiadas, diría yo.

*** Fin de Spoilers! ***

La película se convierte enseguida en una especie de musical dogmático bastante predecible y, personalmente, también insufrible. Johnny Depp está un poco sobreactuado y en general todo el contenido del film provoca en mí rechazo. Es una opinión personal, por supuesto. No soporto a los niños, ni las moralejas, ni a los Oompa Loompa, ni siquiera a la perfecta familia humilde de Charlie Bucket.

“Charlie y la fábrica de chocolate” se estrenó en 2005 y está basada en el libro del mismo título de Roald Dahl, un experto en literatura juvenil, que ya vio adaptada esta misma obra en 1971 con el título español de “Un mundo de fantasía”, con Gene Wilder en el papel del trastornado Willy Wonka. Como anécdota, señalar que la música de aquella película obtuvo una nominación a los Oscar, mientras que la versión de Burton sólo pudo optar a ganar el premio al mejor vestuario. También está la curiosidad de que Marilyn Manson quería el papel de Willy Wonka, que finalmente recayó en Johnny Depp para alivio de los niños y sus familias, supongo, jaja.

En definitiva, una película muy infantil con poco interés para mí, bastante bien realizada (faltaría más con los 150 millones de dólares del presupuesto) pero con escasos alicientes. Quizás a los niños les guste, aunque a mí de pequeña creo que me habría horrorizado.

Puntuación: 5 sobre 10.

sábado, 16 de abril de 2011

Sequía lectora y cómics

Hace ya algunas semanas que me cuesta leer. Quizás se deba a que no he elegido las lecturas adecuadas, pero he empezado varios libros que he tenido que aparcar porque no me motivaban en absoluto. Inicié con muchas ganas "La elegancia del erizo" y lo abandoné tras un centenar de páginas, ya que no conseguía meterme en la historia ni empatizar con ningún personaje. Tengo pensado retomarlo más adelante, a ver si consigo entender por qué ha tenido tanto éxito esa obra.

Tras el fracaso, me aventuré con otro libro muy conocido y con buenas críticas: "Expiación", de Ian McEwan, y apenas he conseguido leer unas cuantas páginas. En este caso no es tanto culpa de la temática, que sí me estaba gustando, como de que he tenido menos tiempo para leer. Además, al ser un libro prestado de la biblioteca, he preferido devolverlo y cogerlo de nuevo cuando disponga de más horas libres que dedicarle.

Pero como no me gusta la sensación de no estar leyendo nada, he recurrido a los cómics. Sé que muchos de vosotros no consumís este tipo de literatura gráfica pero a mí me está aliviando las ansias de leer sin la presión que supone la lectura de una novela convencional. Un cómic se puede leer en unas horas, un par de días a lo sumo, y aporta una experiencia diferente. No es comparable a la lectura de un libro tradicional, puesto que los recursos que emplea el dibujo y la forma de narrar también son distintos, pero es igualmente enriquecedor.

Hace un par de días acudí a una exposición de jóvenes artistas canarios, en la que se mostraban varios trabajos de cómic, ilustración, diseño gráfico y fotografía. Algunos me gustaron bastante, entre ellos el más destacado el cómic del que os pongo una página a continuación, "Medidas", del tinerfeño Guillermo Pérez Rancel. El resto del cómic lo podéis ver en su blog, en este enlace.

(click en la imagen para ver grande)
Los dibujos que aparecen en este post también son del mismo artista. Os recomiendo que visitéis su página "Jaque Primate", ya que tiene cosas muy interesantes. Y si os apetece adentraros en el mundo del cómic, visitad mis etiquetas, donde reseño todas las obras que yo he leído. Quizás descubráis un nuevo placer paralelo al universo de la lectura :)

miércoles, 13 de abril de 2011

Eddie Vedder: Into the Wild

Como yo soy muy obvia hoy tenía que poner música de Eddie Vedder, al que ayer nombré en la entrada dedicada a la película "Hacia rutas salvajes". El director del film, Sean Penn, le pidió al vocalista de Pearl Jam que colaborara con la música, tarea que Vedder aceptó sin dudar. Para ello compuso e interpretó una serie de temas que le van absolutamente perfectos a la película. El resto de la partitura corrió a cargo de Michael Brook, experimentado compositor de bandas sonoras.

He de decir que no soy seguidora de Pearl Jam (ni del grunge en general, salvo los típicos temas sueltos) así que prefiero quedarme con esta vertiente más folk-rock de Vedder. Los temas que creó para "Into the wild" tienen la fuerza que requería la historia y captan la crítica a la sociedad egoísta y manipulada de la que el protagonista quería huir. Este trabajo constituye además su primer álbum en solitario, tras una etapa plagada de éxitos al frente de Pearl Jam.

Todas las canciones de "Into the Wild" son una auténtica maravilla y tengo serios problemas para decidirme por una sola. De hecho he escuchado repetidamente la banda sonora durante las semanas posteriores al visionado de la película. Ayer señalaba Dante en los comentarios del post de la película que su favorita era "Society", que es un temazo, y yo tengo quizás predilección por "Long nights" y "No ceiling" (Atención! los enlaces contienen imágenes de la película!), aunque como digo me gustan todas.

Sin embargo, creo que la canción que debe aparecer en Lillusion esta semana es la que le valió a Eddie Vedder un Globo de Oro a la mejor canción original, además de una nominación a los Grammy, "Guaranteed". Es una preciosidad, disfrutadla.



En este enlace podéis escuchar la banda sonora completa de "Into the Wild" en Spotify.

martes, 12 de abril de 2011

Hacia rutas salvajes

Viendo “Hacia rutas salvajes” (“Into the wild”, 2007) dan ganas de abandonarlo todo y lanzarse a la aventura. La película crea la necesidad de sentir esa libertad que su protagonista experimenta, al margen de cualquier interés económico o social. Tenía muchas ganas de verla desde hace tiempo, ya que el cine de Sean Penn me parece siempre interesante, y la verdad es que no me ha defraudado.

La cinta se basa en la historia real de Christopher McCandless, un joven estadounidense, inteligente y de familia acomodada, que un buen día de 1990 decidió recorrer el país en solitario, huyendo del materialismo de una sociedad que aborrecía. Bajo el nombre de Alexander Supertramp vivió temporadas en el campo, alejado de la civilización y sin ningún contacto humano, subsistiendo a base de rudimentarios elementos básicos.

*** Spoilers! ***

Como parte de su experiencia vital, McCandless donó todo su dinero a organizaciones de caridad y renunció a las comodidades que la mayoría de los humanos consideramos ya imprescindibles. Sobrevivía con los recursos que la naturaleza ponía a su alcance, aunque mantenerse de ese modo no siempre le resultó tan sencillo como esperaba. Leía libros de supervivencia, caza y agricultura pero en ocasiones la teoría dista mucho de la práctica. Logró resguardarse del frío extremo de Alaska en un autobús abandonado pero conseguía cazar poco y su experiencia como hombre de campo era muy limitada. Su obstinación en no pedir ayuda le llevó a morir unos meses después, en julio de 1992, debido a su extrema debilidad tras ingerir por error unas semillas tóxicas.

Muchos vecinos de Alaska consideraron a McCandless un suicida inconsciente, puesto que a pocos metros de donde vivía su personal exorcismo dentro del autobús existían caminos rurales para llegar a algún lugar habitado. Decenas de jóvenes marcados por la desilusión del sueño americano siguieron la estela del pionero adentrándose en la vida salvaje, renunciando a las reglas sociales y arriesgando, según los lugareños, sus existencias de manera totalmente innecesaria. El viejo autocar que había acogido a McCandless se convirtió en todo un símbolo, un peregrinaje reflexivo para aquellos idealistas que piensan que siempre hay algo más allá de lo que se nos muestra y eligen el camino alternativo.

*** Fin de Spoilers! ***

El escritor y periodista Jon Krakauer confeccionó un libro sobre la aventura de Christopher McCandless, basándose en el diario personal que el joven escribió durante aquellos meses de exilio voluntario. Sean Penn decidió adaptar el libro en una película totalmente liberadora, no apta para agorafóbicos, en la que la vida salvaje y el destino del ser humano se dan la mano. La fotografía de Eric Gautier nos muestra los mejores paisajes de la América indomable, la naturaleza en estado puro, mientras que Eddie Vedder (Pearl Jam) firma una serie de canciones absolutamente sublimes para la banda sonora del film. El montaje de Jay Cassidy obtuvo además una nominación a los Oscar de aquel año.

El mayor peso de la película recae sobre Emile Hirsch, que interpreta al joven McCandless. El actor se negó a utilizar dobles durante el rodaje, a pesar de las múltiples escenas de riesgo en las que tenía que tratar con animales salvajes o descender en canoa por unos rápidos. En papeles secundarios encontramos a William Hurt y Marcia Gay Harden, como padres del muchacho. Sean Penn, que se involucró profundamente en el proyecto, se hizo cargo del guión además de la dirección y esperó a obtener el visto bueno de la familia McCandless para llevar a cabo la producción.

Más de 118.000 personas han votado esta película en el IMDb hasta situarla en el puesto #147 de las preferidas por el público, con una media de 8.2. De hecho, el mayor porcentaje de votos se sitúa en los que le otorgan un 10, casi un 30% de los espectadores. Para mí “Into the wild” es una película muy inspiradora, honesta y de gran calidad tanto visual como dramática. Muy recomendable.

Puntuación: 8 sobre 10.

viernes, 8 de abril de 2011

Spaghetti con salsa de tomate casera

Como no se puede vivir sólo de panes, bizcochos y galletas (oooooh) hoy he querido publicar también una receta salada, de la que estoy segura que cada uno tiene su propia versión. Se trata de algo tan clásico y socorrido como unos spaghetti con salsa de tomate, el alimento básico de supervivencia para muchos inexpertos en la cocina.

Aunque ahora existen cientos de variedades comerciales de tomate (frito, triturado, tamizado, sofrito con cebolla, con aceite de oliva...) y muchas más de salsas preparadas, yo siempre que puedo opto por prepararla yo misma en casa, con lo que me evito grasas innecesarias. Además, le incluyo los ingredientes que me interesan y la trituro exactamente a mi gusto, así que todo son ventajas a la hora de preparar una salsa de tomate casera.

Mi receta personal incluye aceite de oliva, cebolla, ajo, tomate triturado, pimiento rojo y verde, zanahoria, sal, pimienta, orégano y albahaca seca. Podéis utilizar tomates frescos para elaborarla (muy maduros, quitándole las semillas), pero yo la hago siempre con las típicas latas de tomate triturado simple, que dan muy buen resultado. También se pueden elegir latas de tomate entero pelado o tomate troceado, que funcionan exactamente igual.

En una sartén pongo un chorrito de aceite de oliva y añado la cebolla picada, para que se vaya dorando. Posteriormente el ajo troceado, la zanahoria y los pimientos, salpimentándolo al gusto. Con esos ingredientes preparo un sofrito durante unos minutos, después incorporo el contenido de la lata de tomate triturado y medio vasito de agua (no pondremos el agua si queremos que la salsa nos quede más espesa). Por último se especia con el orégano y la albahaca al gusto y se deja cocer tapado durante unos quince o veinte minutos, a fuego bajo y revolviendo de vez en cuando para que no se pegue.

Tras ese tiempo el último paso sería retirar la sartén del fuego, volcar el contenido en un recipiente adecuado y pasarlo todo por la batidora. Esto también debe ser según las preferencias del consumidor, más o menos triturado según nuestro deseo de encontrarnos trocitos de hortalizas en la salsa o no. No es necesario pero se puede añadir también una cucharadita de azúcar para corregir la acidez del tomate, aunque esa labor ya la hace en esta salsa la zanahoria.

Yo suelo guardar la salsa en tuppers pequeños con raciones individuales y los congelo. Así tengo la salsa preparada para cualquier día que me apetezca pasta, con la cantidad justa para mi plato. También la utilizo para acompañar filetes de pescado blanco, patatas con guarnición e incluso pollo. En la foto los spaghetti eran integrales y la salsa estaba recién hecha. Me ha entrado hambre sólo de volver a verla :P

miércoles, 6 de abril de 2011

Tenacious D

Tenacious D es una banda singular. Formada por los actores Jack Black y Kyle Gass, se dieron a conocer a finales de los noventa a través de una serie de televisión producida por ellos mismos. La serie, que llevaba también el nombre de Tenacious D, mezclaba música con humor y tuvo muy buena acogida entre el público.

En 2001 editaron el primero de los dos discos que tienen en el mercado, en el que se incluye este "Tribute", que constituye su mayor éxito hasta el momento. En el vídeo contaron con la participación además del líder de Foo Fighters, Dave Grohl, que interpreta de forma genial al Diablo. Los vídeos musicales de Tenacious D suelen ser como pequeños sketchs humorísticos que terminan con una canción, muy teatrales y siguiendo un esquema parecido al que utilizaban en su serie de TV. Además, suelen contar con la colaboración de muchos colegas del mundo del cine y la música.

Sin más, os dejo con este "Tribute" que puede ser (o no) la mejor canción del mundo en manos de Tenacious D. Os recomiendo ver el vídeo enlazado arriba para pillar todo el sentido al tema y conocer el peculiar estilo de estos dos artistas.

martes, 5 de abril de 2011

Gritos en el pasillo

Me invadió la curiosidad sobre esta película cuando me enteré de que estaba protagonizada por cacahuetes. Sí, manises con cáscara animados que daban vida a unos personajes más bien tarados recluidos en un mani-comio. Con esa premisa se conforma una película de animación terrorífica aunque no exenta de toques de humor, muy en la línea de la mejor serie B.

“Gritos en el pasillo” fue realizada por Juanjo Ramírez, con la estrecha colaboración de Alby Ojeda, y se estrenó en 2006 en varios festivales de animación, obteniendo destacadas críticas. El proyecto se había iniciado tres años antes, durante los cuales todos los miembros del equipo trabajaron sin cobrar y en su tiempo libre para sacar adelante la película. Toda la animación se hizo a mano, sin tecnología punta ni efectos especiales por ordenador, con lo que el mérito del film es aún mayor.

El argumento no es original, pero funciona. Un prestigioso ilustrador de cuentos infantiles es contratado para decorar las paredes de un centro de salud mental perdido en medio de la nada. Desde el primer momento el dibujante nota extraños comportamientos en el personal del hospital, por lo que decide apurar su trabajo para marcharse cuanto antes. Sin embargo, la situación se le va de las manos cuando le encargan que pinte el pasillo más inquietante del edificio, a oscuras y en el que se escuchan unos horribles gritos tras las paredes.

*** Spoilers! ***

Hilando cabos descubre que el personal del manicomio son en realidad los enfermos, cacahuetes caducados mentales que se han hecho con el mando de la institución tras recluir a los verdaderos responsables en un cuarto al fondo de ese siniestro pasillo. Temiendo volverse loco (o peor aún, terminar como los cuerdos que antes regentaban el mani-comio), intenta huir en una persecución repleta de frutos secos desquiciados y luchas de cáscara contra cáscara.

*** Fin de Spoilers! ***

En los puntos más débiles del film se encuentra el doblaje, bastante pobre para un producto que visualmente no está mal y que tiene una animación muy cuidada, para la que se pintaron docenas de expresiones en los cacahuetes. Evidentemente tampoco es una película que sorprenda ni que aporte nada espectacular a la forma de contar la historia, pero entretiene y tiene momentos algo frikis muy divertidos. Algunos planos se hacen un poco largos pero en general está bien rodada, montada con acierto y con buena estética.

“Gritos en el pasillo” está producida conjuntamente por dos compañías españolas, una canaria (Producciones Bajo la Lluvia) y otra gallega (Perro Verde Films), y ha ganado varios premios en festivales de animación. Existe una versión en inglés bajo el nombre de “Going nuts” (muy acertado el título) y se puede ver también con subtítulos en alemán, francés, japonés y chino.

Parte del equipo de “Gritos en el pasillo” acaba de estrenar otra película de animación con marionetas, “Zombie Western: la leyenda del carnicero oscuro”, en colaboración con la compañía danesa Happy FlyFlish. Aún no la he visto pero la cinta ya ha ganado algunos premios en distintos festivales y quizás les guste a los fans de las historias de muertos vivientes, tan de moda últimamente. Aquí os dejo el tráiler, que realmente sólo tiene unas cuantas escenas y no cuenta nada, para qué veáis el estilo del film.

Puntuación: 7 sobre 10.


domingo, 3 de abril de 2011

Tenis: Novak Djokovic

El tenis es uno de mis deportes favoritos, sobre todo para ver en TV ya que por desgracia hace muchos años que no lo practico. En los últimos años no me he perdido casi ningún gran torneo y sigo con interés la evolución de muchos jugadores a los que he visto despuntar desde que empezaron en el circuito profesional. Es el caso del serbio Novak Djokovic, actual número dos del mundo y con serias aspiraciones a convertirse en primero de la clasificación en cuanto Rafa Nadal se despiste un poco.

Conocido con el apelativo cariñoso de Nole, Djokovic nació en Belgrado en 1987 pero se formó tenísticamente en Alemania. En sus inicios fue casi más conocido por sus imitaciones de tenistas como Maria Sharapova, John McEnroe o el mismo Nadal, imitaciones que no hicieron gracia a todo el mundo. Sin embargo, casi todos sus compañeros del tenis supieron apreciar ese sentido del humor y hoy por hoy es un jugador muy querido en el circuito.

Como showman la verdad es que no tiene precio. Participó en el vídeo musical "Hello" del DJ francés Martin Solveig (en el que también salía otro tenista galo, Gael Monfils) y no ha dudado nunca en actuar en los anuncios publicitarios de sus marcas deportivas con grandes dosis de autoparodia, como el de Head que os pongo a continuación:



La misma marca publicó recientemente otro corto espectacular con Djokovic como protagonista, en el que se retaba al tenista a jugar sobre las alas de un avión en el aire. A través del Facebook de Nole se pudieron seguir los preparativos de la grabación y las declaraciones del serbio previas al espectacular rodaje.



Djokovic no tiene reparo en arrancarse a bailar en cualquier exhibición o incluso en subir a su Facebook vídeos caseros mientras juega con sus colegas al RockBand (canta horriblemente mal, por cierto). No hay que olvidar que tiene 23 años y además de ser un deportista de élite también hace las mismas cosas que los jóvenes de su edad. Incluso interpretó y bailó el conocidísimo "Thriller" de Michael Jackson en una fiesta en Montecarlo, donde reside desde hace años. Por otro lado, se ha convertido en uno de los principales impulsores de actos para recaudar fondos con motivo del reciente terremoto y tsunami de Japón, aprovechando su fama además para colaborar en otras muchas causas benéficas.

En el plano deportivo, aparte de haber mejorado considerablemente los aspectos técnicos de su juego en los últimos meses, el tenista serbio parece haber desterrado por fin los problemas psicológicos que le frenaban en su progresión. El pasado mes de febrero logró situarse a un paso de la cabeza del ranking ATP, tras ganar su segundo Open de Australia frente a otra figura que no termina de despuntar, el escocés Andy Murray. Las otras dos finales de Grand Slam a las que ha conseguido llegar fueron en el US Open, perdiendo ante Roger Federer en 2007 y ante Rafa Nadal el año pasado. Su palmarés se completa con una veintena de títulos individuales y la medalla de bronce de los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.

Personalmente es un tío que me cae bien, me divierte verlo jugar y disfruto de sus partidos. Esta noche se enfrentará una vez más con Rafa Nadal en la final del torneo de Miami, en la que estoy segura de que veremos otro espectacular encuentro entre los dos tenistas más en forma del momento.

sábado, 2 de abril de 2011

El caminante

Este cómic de Jiro Taniguchi me ha dejado un poco fría, la verdad. Quizás esperaba algo que me llegara un poco más, después de lo mucho que me había gustado “El almanaque de mi padre” hace unos años. También es cierto que “El caminante” (“Aruku hito”), realizado por el autor japonés entre 1990 y 1991, tiene un estilo narrativo totalmente diferente y un argumento menos concreto.

Se trata de mostrar el día a día de un hombre que sale a caminar y lo que encuentra en su camino, nada más (y nada menos, dirán algunos). El caso es que es la típica obra con poco texto, donde el peso recae casi por completo en unas imágenes adornadas con muchas onomatopeyas que recrean los sonidos de la ciudad. Con ello el protagonista nos hace partícipes de sus pensamientos y sentimientos durante sus paseos cotidianos, en un cómic intimista que refleja gran parte de la idiosincrasia nipona.

Está considerado uno de los cómics más destacados de su autor, pero a mí me resultó un poco lento, igual que me lo resultan muchas películas japonesas por mucho que intente comprender su tempo narrativo. No me transmitió esa paz espiritual que se supone el principal aliciente de la obra, aunque reconozco que “El caminante” se podría catalogar perfectamente de poema visual, como muchos han dado en llamarlo. Yo personalmente prefiero algo más de acción y emoción que, en este caso al menos, no me transmitió Taniguchi con su trabajo.

Puntuación: 6 sobre 10.

Related Posts with Thumbnails