viernes, 20 de enero de 2012

Bizcocho de limón y almendra

Aunque estoy horneando casi todos los fines de semana, mis resultados reposteros no siempre llegan vivos al momento en que me acuerdo de que tenía que sacarles una foto o apuntar los ingredientes correspondientes. La mayoría de mis bizcochos, muffins o galletas son recetas antiguas, ya publicadas en el blog, a veces con ligeras variaciones, pero nada demasiado novedoso.

En este bizcocho de limón y almendra tampoco es que innovara mucho pero el resultado bien merece un post, por lo rico y esponjoso que quedó. Los ingredientes que utilicé fueron: 2 huevos grandes, 1 yogur natural desnatado, 2 medidas y media de harina (según el bote de yogur), 2 medidas de azúcar blanco, ½ medida de harina de almendra, ½ medida de aceite de girasol, la ralladura de un limón pequeño, medio sobre de levadura de repostería, una pizca de azúcar avainillado y azúcar moreno.

Se baten los huevos con el azúcar, el yogur y el aceite. Últimamente le he cogido gusto a la batidora de varillas así que lo hago casi siempre con ella. Después se le añade la ralladura de limón y las harinas mezcladas con la levadura, batiendo de nuevo. Yo lo puse en un molde redondo de silicona y lo espolvoreé con azúcar moreno por encima, que al dorarse en el horno hace que el bizcocho coja un bonito color.

El horno se precalienta a 180º y la mezcla se hornea durante unos 40-45 minutos a 200º. Para saber si está bien cocido se introduce un palillo en un par de puntos, que debe salir seco. El resultado es un bizcocho esponjoso, con un intenso sabor a limón (poner menos ralladura de limón es una buena opción para reducir ese intenso sabor, jaja), pero delicioso.

10 comentarios:

  1. Mmmmm, qué buena pinta, me acaba de dar hambre :-P

    ResponderEliminar
  2. Me apunto la receta a ver si intento hacerlo un fin de semana de estos.

    ResponderEliminar
  3. Exseminarista ye-ye, eso es una indirecta? :P

    Nocivo es sencillito, seguro que te sale genial :D

    saluditos

    ResponderEliminar
  4. osheaa de mi-lata20 enero, 2012 14:15

    Ains que me voy para la aldea en unos minutos y mis padres tienen un hermoso limonero... al final caeré, lo estoy viendo, ains

    ResponderEliminar
  5. Esos bizcochos son deliciosos con un colacao, Lillu

    ResponderEliminar
  6. La almendra tiene que darle un toque riquísimo. Ufff se me acumulan las recetas y poco tiempo para hacerlas.

    ResponderEliminar
  7. Osheaa, pues llévate unos cuantos limones, mujer! Si al final es más sano comerse esto que cualquier cosa que venga envasada, te lo digo yo :)

    Javi, siiiii! Y con un cafecito con leche también!

    CreatiBea, la almendra le da sólo un toquecito, pero genial. Este bizcocho es rapidísimo, que soy muy vaga para la repostería, jaja. Todo con la batidora, al molde, horno y listo :D

    saluditos!

    ResponderEliminar
  8. Bizcocho y esponjoso deberían ser sinónimos, pero no siempre es así, que hace poco probé uno duro y seco pese a estar recién hecho.

    Seguro que de hacerlo yo echaba el triple de ralladura de limón, que me encanta el sabor

    ResponderEliminar
  9. Qué esponjoso se ve! Me siguen encantando los bizcochos con limón, siempre es un sabor ganador en la repostería :) Combinado con la harina de almendra doy fe de que da resultados deliciosos, así que gran receta la que nos traes hoy ^^

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. JuanRa, pues fíjate que a mí me pareció demasiado limón, pero eso es según el gusto de cada uno, claro :) A mí no siempre me salen muy esponjosos, pero últimamente les estoy poniendo huevos (algo que no hacía antes) y, obviamente, el resultado siempre es mejor.

    Akane, es curioso que la almendra, aunque sea poca, siempre le da un toque delicioso a la repostería, es verdad!

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails