viernes, 17 de febrero de 2012

Plataformas de cine online

Ahora que se ha endurecido la lucha contra las webs de descargas la manera de ver series y películas online en España se ha complicado. Es cierto que una de las opciones es esperar a que las cadenas de TV nacional compren los derechos y las emitan pero, ya sin tener en cuenta el tiempo que eso puede suponer, nos encontraremos con otros inconvenientes. En primer lugar, la opción de ver ese producto en versión original con subtítulos se reduce hasta hacerse inexistente en la mayoría de los casos. No tengo nada en contra del doblaje español, que es uno de los mejores del mundo según dicen, de entre los países que doblan contenidos, pero a pesar de mi lentitud a la hora de leer subtítulos, prefiero mil veces hacerlo y escuchar la expresión y entonación originales de los intérpretes.

El segundo problema de que las series y películas sean emitidas por cadenas de TV comerciales españolas es la publicidad. Un capítulo de 50 minutos se puede convertir fácilmente en una hora y media con bloques de anuncios que, si bien tienen una normativa en cuanto a su duración, siguen fastidiando el visionado, cortan la trama cuando les parece, a veces incluso en medio de una escena, y hacen en general que la experiencia se convierta en algo tedioso.

Las horas de emisión populares, estilo las 3 de la mañana, son habituales en las parrillas para series que no tienen demasiada fama. Eso cuando no les da por cambiar el día de emisión sin previo aviso, porque las variaciones de hora son ya más que normales dependiendo de otros eventos que coincidan en la misma fecha. Y eso cuando directamente no deciden cancelar la serie en cuestión por razones de audiencia. Todas estas circunstancias impiden que se pueda seguir con coherencia una serie televisiva.

La mayoría de las webs oficiales de los canales de TV ofrecen ya la reproducción de sus programas a través del ordenador, con la posibilidad de salvar uno de los escollos más importantes de los espectadores: la incompatibilidad con los horarios de emisión. Aún así, las cadenas no ofrecen todos sus contenidos de este modo, sobre todo los que no son de producción propia, y la opción de TV a la carta en España todavía está poco desarrollada. Muchos consumidores de cine por internet deseamos una alternativa legal completa, fácil de usar y a buen precio.

Y cuáles son ahora mismo esas alternativas? Pues Netflix, la mayor empresa de este tipo que opera exitosamente en Estados Unidos y Canadá desde hace años ha decidido finalmente no instalarse en España. Entre los motivos aducidos están los abusivos derechos de autor que se cobran en nuestro país, lo que convierte su negocio en poco rentable. Netflix, que tiene más de 25 millones de usuarios en todo el mundo, ofrece películas y series en streaming (online) por una cuota mensual de 7,99 dólares. Con esta tarifa plana se accede a un catálogo con más de 100.000 títulos, disponibles para ver a cualquier hora y todas las veces que se desee. Desde hace poco ofrece también sus servicios en varios países de América Latina y en Gran Bretaña e Irlanda.

Descartada pues por el momento la implantación de Netflix en España, entre los proyectos equivalentes que podrían funcionar en nuestro país está Voddler, una empresa sueca que está ahora mismo trabajando en su catálogo español y ofrece ahora mismo alrededor de 500 títulos. Es una oferta todavía bastante pobre, sobre todo teniendo en cuenta que sólo permite el alquiler online de una película concreta durante 24 horas a un precio de 2,49 €, en el caso de los estrenos, y que las series de su catálogo dejan todavía mucho que desear. Por lo que he visto, en la versión beta que empieza a dar sus primeros pasos en España aún no existe ninguna tarifa plana de visionado, pero sí ofrece para los usuarios registrados varios títulos antiguos de forma gratuita, aunque con varios minutos ineludibles de publicidad antes del visionado.

De forma similar funciona Wuaki.TV, una plataforma española que lleva apenas un año en funcionamiento y ofrece todavía pocos contenidos, pero que parece ser también una opción viable en el futuro. Entre las series disponibles están algunas más modernas como la primera temporada de “The Walking Dead”, que se puede alquilar completa por 7,99 euros, o varias temporadas de “Mad Men”, “Sobrenatural” o “The Big Bang Theory”, aunque los precios siguen sin ser del todo populares. En algunos casos dan la opción de comprar el producto, aunque no tengo muy claro si es que te lo envían físicamente a casa o es una compra a través de descarga. Aún así, tiene una interesante sección de contenidos gratuitos, patrocinados por una entidad bancaria, cuyo fin principal es el de probar el sistema y hacer publicidad al banco en cuestión, claro está. Como aspecto negativo, no he encontrado ninguna opción de subtítulos, aunque sí da la posibilidad de ver las películas en español o en su versión original.

Aunque no he podido acceder a ella, porque por ahora sólo funciona por invitación, existe también la opción de Youzee, otra web que ofrece vídeos online en alquiler con precios que oscilan entre los 0,99 y los 4,99 euros. La idea es que ofrezca también una tarifa plana de gran parte de sus contenidos a un precio de 6,99 € y una sección de productos gratuitos. Los usuarios que lo han probado comentan que el sistema de elección de películas es muy sencillo (los nuevos televisores ya tienen una aplicación para poder acceder a estas webs desde el propio mando) y que las emisiones tienen buena calidad.

Por otro lado tenemos Filmin, una iniciativa española que se centra en el cine independiente y ofrece alrededor de 2.000 títulos entre películas y series, con unos precios que oscilan entre los 0,95 € por un episodio televisivo antiguo y los 2,95 € de los estrenos de cine más recientes. Dispones de 72 horas para ver cada película en streaming y un mes para cada serie completa, pero tampoco existe con Filmin una opción de tarifa plana con acceso a todos los contenidos. Lo más cercano es una suscripción premium mensual de 15 € (ellos dicen que son 10 €, pero yo no veo esa opción en la web, salvo que elijas la suscripción trimestral) que te permitirá ver aproximadamente la mitad de su catálogo, excluidos los estrenos de la sección premier y algunos otros productos.

Y también de origen español es Filmotech, una web apadrinada por EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) y que ofrece una tarifa plana de 9 euros para acceder a unas mil películas, todas españolas y latinoamericanas. Sé que la red social Tuenti también ha puesto en funcionamiento recientemente una plataforma de cine online para sus usuarios, con características similares a las de Netflix, aunque no sé cómo funciona exactamente porque no he utilizado nunca el Tuenti. Además, algunos periódicos también incluyen en su versión de internet la posibilidad de alquilar películas online a precios similares a los de estas plataformas.

Tras el éxito de Spotify en el entorno musical (yo estoy encantada con mi suscripción de Spotify Unlimited, sin publicidad y con acceso ilimitado a la música por 4,99 € al mes), opciones como las señaladas más arriba creo que son el futuro de la industria audiovisual. Hoy hay mucha gente que no ve televisión propiamente dicha o que ni siquiera tienen el aparato de TV en sí, pero sí consume películas, series o documentales a través del ordenador. Quieren hacerlo a la hora que quieran, no cuando se lo marque una parrilla de programación, y en muchos casos prefieren la versión original con subtítulos en español. Plataformas como Voddler o Filmin solucionan en parte esas demandas en nuestro país (Filmin no lo sé, pero Voddler sí que tiene una opción para ver la película en V.O.S.E., por ejemplo) y algunas también dan la posibilidad de ver algunos contenidos offline, sin necesidad de estar conectado a internet en el momento de hacerlo. Pero las leyes españolas parecen condicionar bastante la rentabilidad de estas iniciativas, que quizás no se puedan mantener si no alcanzan más acuerdos con las productoras cinematográficas y televisivas nacionales.

Yo tengo claro que pagaría una suscripción de 8 euros en Netflix, por ejemplo, con acceso a contenidos recientes, en versión original con subtítulos y disponibles siempre que quiera, las veces que quiera, al mismo nivel que se pueden conseguir ahora productos pirateados en internet pero de forma legal y con una buena calidad de imagen. En mi caso tampoco necesito ver lo que se está exhibiendo ahora mismo en los cines (para eso está la opción de ir al cine…) pero sí lo que emiten otras cadenas de TV foráneas en el caso de las series, o películas disponibles en video-clubs pero sin necesidad de salir de casa para conseguirlas. Sin embargo, pagar entre 3 y 5 euros por alquilar durante uno o dos días una película a través del ordenador me sigue pareciendo caro y limitado.

Vosotros conocíais estas opciones legales de cine online? Pagaríais por alguna de estas plataformas o ya lo hacéis?

18 comentarios:

  1. Yo no tenía ni idea de las plataformas de cine y series que nombras. Gracias por la info :)
    Ya que estamos, ¿recomiendas alguna serie? Soy una enganchada a Gilmore Girls ^^ Por cierto, una de las series que recomiendo encarecidamente ver en VO, puesto que la traducción, sobre todo de la primera temporada es horrible.
    Saludos,
    Noemí.

    ResponderEliminar
  2. Noemí adoro "Gilmore Girls"!! :D De hecho creo que tengo por el blog un post dedicado a la serie, aunque yo creo que la vi casi toda doblada, creo recordar. Ah, y creo recordar también que ese temazo de cabecera era de Carole King, no? :)

    Yo no soy muy de series, la verdad, porque me gusta el consumo compulsivo y continuado, así que no soporto la espera entre un capítulo y otro. Procuro verme las temporadas completas del tirón XD Si pinchas en mi etiqueta de TV te saldrán las reseñas de algunas de las series que he visto. De las últimas, recomiendo especialmente "Luther".

    saluditos

    ResponderEliminar
  3. Hace poco me llegó una invitación de una amiga para hacerme de una de ellas, no me acuerdo de cuál. Pero a no ser que le encuentre otra utilidad, teniendo en cuenta que la conexión a internet de casa es 3,5G va a ser que no, jejeje.

    Pero bueno, le echaré un ojito de todos modos.

    Salud, saludos y feliz carnaval... XD

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que creo que es el futuro, poder ver las series mediante internet, a la carta y cuando mejor nos venga a los espectadores.

    Yo la verdad, es que no doy a basto para ver todo lo que tengo... y lo que sigo bajando, porque sigue habiendo otras formas de conseguirlas.

    ResponderEliminar
  5. Exseminarista ye-ye, nunca está de más aprovechar las invitaciones a estas cosas, porque quién sabe si más adelante sí podrás disfrutarla. Además en casi todos los registros a estas plataformas no te piden apenas datos, sólo lo típico: cuenta de correo, contraseña y en algunas quizás fecha de nacimiento. Los datos bancarios y todo eso sólo te lo exigen a la hora de las compras.

    Jose, sí, a pesar del cierre de muchas webs de descargas hay otras que siguen funcionando exactamente igual que antes. De hecho, sitios como CineTube acaban de ganar demandas que los protegen porque no alojan ningún contenido propio, sino que sólo comparten links ajenos.

    Yo también sigo descargando de otros sitios también, porque mi portátil ya está viejito y no soporta bien las películas online, pero creo que con un buen equipo conectado a la TV, estas plataformas van a ser muy útiles en breve :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  6. Excelente e interesante post.
    Yo claro que pagaría, y tanto que pagaría, el problema es que no tengo opción.

    Ver series o películas en la TV, descartado. Quiero poder elegir lo que veo y cuando lo veo.

    Entraré con tiempo en todas estas plataformas y curiosearé. Gracias!

    ResponderEliminar
  7. En mi caso ya he utilizado filmin para ver una película desde el ordenador conectado al TV por un cable HDMI. La experiencia fue buena y pagué 2.95 € por la piel que habito. Yo creo que es el futuro y que los contenidos de pago en España son excesivamente caros y se están resistiendo a algo que acabará barriendo. Una pena!!

    ResponderEliminar
  8. Esta claro que servicios como Netflix son el futuro, pero en España no hacen más que poner trabas en favor del formato físico que evitan que este tipo de páginas mejoren sus ofertas.
    Además, los precios de las páginas que existen me parecen caros para lo que ofrecen.

    ResponderEliminar
  9. Sí, el tema es de Carole King (está en el álbum que te recomendé el otro día ^^). De hecho, la cantante sale en la serie, je je.
    El año pasado celebré una tertulia sobre Gilmore Girls para presentar mi estudio sobre la traducción de la serie. En esta entrada hay algunas cosillas de la primera temporada, por si te interesa:

    http://laberintodeideas.blogspot.com/2009/05/la-traduccion-de-las-chicas-gilmore.html

    ResponderEliminar
  10. Hola, perdona que no haga mucho acto de presencia pero este año me parece que el mundo blogger se ha convertido en un lujo.
    Te doy toda la razón, Netflix es la alternativa más razonable al desmoronamiento de Megaupload. Vaya desastre, tenía allí información almacenada.
    Para mí Netflix es una apuesta segura, pero es una empresa que a día de hoy tendrá que lidiar con las entidades de gestión de derechos de autor. Estas entidades, le están pidiendo unos beneficios altos en concepto de derechos y dificultan que la implantación de la empresa en España sea fácil. Enhorabuena por el post. Un tema interesante y candente. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Lillu, te lo has currado!! Yo esperaré a Netflix si algún día llega a implantarse en este puñetero país.

    ResponderEliminar
  12. Yo pagaría encantada, un precio razonable, de hecho creo que es el futuro que debe tener música y otros contenidos en la red, descargas legales pero con un precio competitivo.

    El error es por ejemplo los ebooks que se están presentando con unos precios que claramente "llaman" a la piratería, cuando ya no existen los gastos de distribución, impresión ni minoristas.

    ResponderEliminar
  13. Pues ni idea de todo lo que explicas. Claro que te lo dice uno que lo más que ha hecho para ver una pelio es poner en el google "ver XXXXX on line" y después si se ve muy bien y si no pues a otra cosa...

    Claro que últimamente en casa no nos ponemos de acuerdo para ver cine por internet: unas veces no me apetece verlo a mí y otras cuando a mí me apetece, al ordenador no le viene en gana.

    En fin

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. CreatiBea, el mayor problema que tengo yo ahora mismo es que mi portátil ya tiene unos añitos y le cuesta eso del cine online, pero como opción yo creo que es inmejorable.

    Marcus Antonius, yo también pienso que las alternativas todavía son algo caras para lo que ofrecen, pero es que el futuro pasa inevitablemente por este tipo de plataformas, creo yo.

    Noemí, le echaré un vistazo a tu enlace :)

    Emilio, sé que andas liado, jeje. Lo malo es que la posibilidad de Netflix por ahora es inviable, salvo que se produzcan cambios en las políticas de derechos de autor en España. Algunas de las otras opciones que nombro en el post son parecidas y parecen tener buenas referencias, aunque están muy lejos de ofrecer el mismo número de contenidos que Netflix.

    Angus, gracias :) Quizás haya más plataformas de este estilo, pero esto es lo que he encontrado. Netflix desde luego sería la elección ideal para casi todos, pero se ve que por ahora tendremos que esperar.

    Loque, lo de los ebooks es otro despropósito de las compañías que sólo piensan en su beneficio sin tener en cuenta ninguna otra consideración hacia sus clientes. Tener que pagar 14 euros por un libro electrónico es la mejor manera de que la gente lo piratee, estoy totalmente de acuerdo.

    Sese, échale un ojo a algunas de esas páginas, porque varias tienen películas que se pueden ver de forma gratuita, garantizando un mínimo de calidad. No es lo mismo que buscar algo pirateado por internet y que los subtítulos sean un asco, el sonido sea de la sala con tosidos incluidos y cosas así. Yo en esas condiciones prefiero no ver nada, la verdad, y esperar a que salga en DVD. Por eso la opción de cualquiera de estos programas me parece realmente adecuada siempre que los precios sean razonables.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  15. Gracias por la información, Lillu.
    No conocía nada de todo esto, y sí que pagaría por ver contenidos, dentro de precios razonables.
    Claro que después de haber conocido "la gloria", todo se hace más cuesta arriba por bueno que sea.

    ResponderEliminar
  16. JuanRa, es verdad que cuesta pagar por algo que se puede tener gratis, pero si la lucha contra las páginas de descargas continúa no está de más ir conociendo algunas otras opciones. Eso sí, sigo pensando que tienen que trabajar más en los precios.

    saluditos

    ResponderEliminar
  17. MIL GRACIAS!!!
    Tendrían que hacer alguna especie de videoclub online pero más barato, porque sino la gente pasará y se las descargará ilegalmente.

    ResponderEliminar
  18. Vero, es que todo eso aún está dando sus primeros pasos en España, en parte por culpa de los derechos de autor, que en nuestro país son mayores que en otros y los responsables de estas plataformas no lo ven rentable. Yo por ahora estoy probándolos con emisiones gratuitas y ofertas, ya que mi ordenador tampoco tiene potencia para pagar por los visionados y obtener una buena calidad. Sería ridículo ver una película a saltos pagando por ella. A ver cómo evoluciona el negocio, aunque está claro que el futuro pasa por programas como estos.

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails