jueves, 10 de mayo de 2012

Purgatorio

Continúo con las elecciones aleatorias en los cómics. Vi “Purgatorio” en la biblioteca y me llamó la atención su portada, oscura, un tanto tétrica, pero con unos trazos que me cautivaron. Leí brevemente la contraportada, donde sólo pone estas pocas palabras: “Me llamo Benjamin Tartouche. Perdí mi trabajo, mi casa, mi dignidad. Y luego morí… Y ahí comenzaron mis problemas”. Abrí el cómic por una página al azar y el estilo me gustó, así que no necesité más para llevármelo a casa.

Y esta vez no me equivoqué. “Purgatorio” es un cómic escrito y dibujado por Christophe Chabouté, un autor francés de gran renombre en su país pero poco conocido en España, donde apenas se han publicado obras suyas. Este cómic, editado originalmente en tres volúmenes en los años 2003, 2004 y 2005 tardó más de cinco años en llegar a nuestro país, en una edición integral de Planeta DeAgostini. Por lo que he leído es la primera obra en color de Chabouté, un artista que se mantiene además muy apartado de los círculos públicos.

*** Spoilers! ***

Benjamin Tartouche es un ilustrador que acaba de heredar una casa y conseguir un buen contrato para vender sus trabajos. Pero durante una de sus primeras noches en su nuevo hogar la casa se incendia y todos sus sueños se ven reducidos a cenizas. El ordenador con sus ilustraciones, toda su documentación y el resto de sus pertenencias se evaporan en un abrir y cerrar de ojos. La espera por la compensación que le debe su compañía de seguros se hace interminable, hasta que descubre que el dueño de la aseguradora no tiene ninguna intención de pagarle. Hundido emocionalmente, sin dinero y sin familia ni amigos que puedan echarle una mano, Tartouche se ve obligado a vivir casi en la indigencia, hasta que un día la mala suerte le da la última estocada y muere atropellado por el propio dueño de la empresa de seguros.

Entonces llega a un lugar que parece ser el purgatorio, donde un hombrecillo le informa de que deberá regresar al mundo de los vivos en forma de conciencia invisible y enderezar las acciones de unas cuantas personas. Muchos como él purgan sus pecados de esa forma así que sólo le queda encontrar a la persona adecuada para guiarla hacia la buena senda. Una agria mezcla entre el rencor y el deber le hacen elegir al empresario que lo mató para cumplir su concienzuda misión.

*** Fin de Spoilers! ***

En contra de lo que pudiera parecer a simple vista, no es un cómic con demasiadas connotaciones religiosas, fuera de los conceptos típicos de cielo e infierno que aquí se intentan mostrar de un modo casi racional. El dibujo de Chabouté me encantó, muy limpio y con una gran capacidad para transmitir las sensaciones del joven protagonista. Los diálogos son a su vez muy naturales, por lo que la lectura de este cómic fue realmente muy agradable, a pesar de que el final es un poquito facilón para mi gusto.

En general, un cómic muy recomendable y un artista muy a tener en cuenta.

Puntuación: 8 sobre 10.

2 comentarios:

  1. A mí también me gustó, oigausté.

    Salud y saludos y tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro! aNobii nos acercará un poco más en cuanto a compatibilidades literarias XDD

      bsito

      Eliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails