martes, 6 de noviembre de 2012

A la deriva


En Santa Cruz de Tenerife hay una librería que siempre tiene cómics de oferta, del estilo de tres por 10 euros. Aunque la mayoría son cómics desconocidos, la mayoría fallidos o números sueltos de series incompletas, a veces descubres pequeñas joyas literarias entre esos montones de obras que nunca funcionaron. “A la deriva” corresponde a una de estas compras.

Con una portada atrayente para mi gusto, su autor, el francés Michel-Yves Schmitt nos cuenta la situación de Luc, un joven actor fracasado que no encuentra su sitio. La relación con su padre, muy complicada desde siempre, le llevó a huir a Estados Unidos y cortar los lazos familiares. Durante esa temporada, su madre falleció sin que él pudiera enterarse y desde entonces no se lo ha perdonado, ni a su padre ni a sí mismo. Ahora, de regreso en su país y desengañado de la vida, volver a empezar se le hace cada vez más cuesta arriba sin ninguna motivación que le facilite la tarea.


Paralelamente, su situación sentimental tampoco es mucho mejor. Una tortuosa aventura con la nueva novia de su padre le ha terminado de llenar de rencor. No consigue afianzar ninguna relación y su tendencia destructiva se ceba en todos los que le rodean. Por eso, cuando conoce a Florianne en casa de unos amigos no se decide a acercarse a ella y prefiere recrearse en su amarga soledad, con la esperanza velada sin embargo de que algún día le rescaten.


A pesar de que el final es un tanto “convencional”, la historia me gustó mucho y el dibujo a color me pareció muy bueno y expresivo. El cómic supone una intensa reflexión sobre diversos aspectos de la condición humana, nuestro miedo a enfrentarnos con determinadas realidades y la inevitable sensación de vacío que nos invade cuando somos conscientes de no haber hecho lo correcto, aunque le echemos la culpa de ello a los demás. Las viñetas son muy directas y adultas y en general me parece una obra muy lograda.


“A la deriva” es la primera novela gráfica de Michel-Yves Schmitt, conocido previamente por sus tiras cómicas en varios fanzines. Cambiando radicalmente su estilo, este cómic intimista fue publicado por la revista francesa Patate Douce.


Puntuación: 8 sobre 10.


7 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta. A ver si lo consigo en la tienda de cómics del hermano de mi colega ahora que empiezo a leer algo de cómics.
    Un abrazo, Lillu.

    ResponderEliminar
  2. Es para mi un mundo a descubrir este de los comics.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo a veces veo ofertas así, pero me da cosa arriesgarme con comics de los que no he oído nada. Parece que a veces vale pena ;) Tiene buena pinta, si. Y por cierto últimamente se agradece alguna historia convencional entre tanto intento de ser originales, y no acertar muchas veces! XD

    ResponderEliminar
  4. Javi si tienes amigos o conocidos que te puedan orientar en el mundo del cómic es genial, porque se publica tanto y de tantos temas y estilos que a veces cuesta encontrar la línea que realmente te interesa. Hay novelas gráficas con las que casi seguro que aciertas, así que consulta con el experto, jeje.

    Jaal échale un vistazo a mi etiqueta de "cómics", donde recojo todas las reseñas de lo que he leído en viñetas. Quizás te animes con alguna de estas obras, ya que normalmente son lecturas más ligeras y vienen genial para momentos en los que no se quiere leer algo demasiado largo.

    Nukacola pues no te digo que no tengas razón, porque a veces lees cosas que lo primero que piensas es "pero qué coño es esto??". A veces lo quieren hacer tan original que pierde todo el sentido, es verdad.

    A la hora de elegir yo suelo guiarme por el estilo del dibujo, la presentación del cómic y alguna que otra vez me leo algo de la solapa, pero sólo un par de líneas para ver por dónde van los tiros. He leído grandes basuras, también he de decirlo, jaja, pero la mayoría de las veces la nota tira hacia arriba.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  5. Coincido con los anteriores comentaristas: por lo nos cuentas, parece tener muy buena pinta. A ver si un día se cruza en mi camino... La sección de comics es para mí una visita obligada siempre que voy a una librería. Me encanta curiosear y hojear esos volúmenes tan atractivos. Lo que sucede es que rara vez compro algo, porque ofertas nunca veo, y conocer, lo que se dice conocer, tampoco conozco mucho sobre el tema salvo lo que voy descubriendo en blogs como el tuyo, del que voy sacando alguna que otra recomendación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Kinezoe, como dije arriba, el caso es encontrar la línea que te guste, porque la variedad en el mundo del cómic es infinita. El dibujo, las temáticas, los géneros... es una oferta enorme de la que yo sólo conozco una pequeñísima parte, que es la que vuelco aquí en mis reseñas :)

    Juan Ignacio, es la Librería Canarias, por encima de la Rambla. Suele tener muchos cómics y libros de oferta :)

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails