sábado, 13 de abril de 2013

Dune (serie de TV)

En el año 2000, 16 años después del estreno de la película "Dune", alguien tuvo la genial idea de rodar una miniserie basada en los libros de Frank Herbert. Esta opción no resultaba descabellada a priori, ya que en la película de Lynch se habían quedado muchos asuntos a medio explicar debido a los cortes de metraje y una serie de tres episodios de hora y media cada uno daría margen suficiente para contar mejor la historia recogida en Dune.

Sin embargo, y aunque el planteamiento inicial era bueno y la presencia de algunos actores consagrados como William Hurt hacía presagiar una gran miniserie, el producto resultó un horror a nivel cinematográfico: efectos especiales pésimos (yo creo que peores incluso que los de la película original), interpretaciones muy por debajo de lo aceptable y un ritmo absolutamente tedioso. Argumentalmente hablando aporta algún que otro detalle nuevo, pero ni a nivel visual ni de historia resulta una serie tan reveladora como cabría esperar. Advierto que a partir de aquí puede haber algún spoiler!.

La idea era realizar unos cuantos episodios de cada libro ("Dune", "El Mesías de Dune" e "Hijos de Dune") y en ello trabajó el realizador John Harrison, pero la cosa se quedó en estos tres episodios basados en el primer libro. En 2003 se rodaron otros tres capítulos ("Hijos de Dune") según las otras dos novelas, con cambio de director e incluso de algunos de los principales protagonistas.  

"Dune" tiene, para mi gusto, unos cuantos fallos que la hacen insufrible: en primer lugar, no puede parecer técnicamente peor que su predecesora rodada casi 20 años atrás. Y, francamente, lo parece. En segundo lugar, recuerda en muchos momentos la estética del Dune de David Lynch, con el que no puede competir ni de lejos a nivel visual; tanto los escenarios como los personajes de Lynch tienen mucha más fuerza que estos. Y por último, los episodios de 90 minutos se hacen excesivamente largos, sobre todo debido a lo denso de la historia. Dune es una obra de digestión lenta y, ya de hacer una serie televisiva explicando más ampliamente determinados aspectos de la novela, yo creo que habrían ganado rodando más capítulos aligerados de tiempo y carga argumental.

A favor (vale, también tiene algún punto a favor) tiene que aumenta la presencia de algunos personajes clave en la historia como la princesa Irulan, hija del Emperador o la esposa fremen de Paul Atreides, Chani. En general, también explican mejor algunos conceptos sobre el funcionamiento de la especie y algunos ritos específicos de las Bene Gesserit y los fremen. A pesar de ello, para mí la serie no alcanza un buen nivel de calidad en ningún aspecto.

No he visto la continuación televisiva "Hijos de Dune", pero la verdad es que tampoco me apetece mucho ni creo que aporte nada demasiado positivo a mi idea general de Dune. Estas miniseries sólo se las recomiendo a los fans acérrimos de la obra de Herbert o a los que sufran insomnio y agoten las otras miles de opciones que existen para acompañar su desvelo.

Puntuación: 4 sobre 10.

6 comentarios:

  1. Caramba!!, pues vaya binomio de peli y serie. Asñi que ya puestos anímate a completar la trilogía.

    Y es lo que dices que en este género hay gente que se lo traga todo, que a cualquier producto le encuentra su encanto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho Dune, de David Lynch, así como otras de (como dices) digestión lenta, como Corazón salvaje, pelis no tan destacadas de este gran director entre la crítica y el público, pero que son a tener muy en cuenta. Dune me parece una peli fascinante a pesar de los FX y de que a veces no parece explicar muy bien todo lo que va contando, o no lo suficiente. La serie seguramente me abstenga a pesar de salir alguien tan interesante como William Hurt.
    Un bico, Lillu. Muy buena reseña.

    ResponderEliminar
  3. Hijos de Dune (los libros) representa un giro bastante interesante a todo el universo Dune. A mucha gente los libros siguientes de la saga no le gustan. A mi me resultan muy interesantes y transforman la visión de muchos de los puntos que parecen fijos e inmutables en los primeros. Muy disfrutables. Sobre la serie no sé que decirte, si ya es complejo adaptar los libros de el Dune original (recopilados en el primer tomo de la saga), a partir de ahí todo se vuelve muchísimo más complejo a ciertos niveles (aunque hay otros niveles que se van perdiendo por el camino y hace que estas obras pierdan parte del encanto y la vastedad del primero), así que en parte me gustaría verlos y en parte me aterra los resultados.

    ResponderEliminar
  4. Sese, yo por ahora voy a parar ya con lo de Dune, aunque me están insistiendo para que me lea los libros. Por ahora, me resistiré :P

    Javi, a mí la película de Lynch me gustó más de lo que esperaba, pero esta serie deja mucho que desear.

    Mr. Blogger, entiendo que para los amantes de la ciencia ficción tiene que ser una obra reveladora. A mí es un género que me cuesta bastante leer así que no lo incluyo mucho en mi repertorio.

    A lo mejor tú a la serie le ves más alicientes, porque explican con más detenimiento cosas de los libros. Ahora bien, a nivel cinematográfico, interpretativo, etc, es bastante floja.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  5. Ni siquera recordaba que hubiera existido. Lo de los efectos especiales es un poco penoso, me los imagino como los de "no toque su televisor, no se ha estropeado", que eran infames.

    Pero lo cierto es que esa serie me gustaba, la del televisor roto, digo (para mí no tiene título, que se llame "Más allá del límite" me da igual)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loque, yo no la conocía hasta que Exseminarista ye-ye me habló de ella (y me obligó graciosamente a verla, cough, cough...). Quizás no sea tan cutre como te imaginas tras mi post, pero que no merece la pena te lo digo desde ya XDD

      saluditos

      Eliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails