miércoles, 20 de noviembre de 2013

Dragón de amigurumi

Hace unos meses recibí un encargo de un seguidor habitual del blog. Me pedía que le ganchillara un dragón de amigurumi para una amiga. Mi susto inicial fue notable, ya que un dragón no es un animal simple y, por las imágenes que fui seleccionando en internet, la obra iba a requerir mucho esfuerzo. Como mi lector me dejó vía libre a la hora de elegir modelo, colores, etc, me aventuré en las páginas de amigurumi para encontrar algo que se adecuara a lo que me solicitaban.

Tras una intensa búsqueda de dragones de todo tipo y condición, me quedé con un patrón original de Lucy Ravenscar, una verdadera fuera de serie en esto del ganchillo. La autora compartió libremente el patrón de este "Fierce little dragon" en su blog y yo seguí paso a paso sus indicaciones para elaborar el dragoncito que veis en las imágenes. Una alumna aventajada de mi curso de amigurumi, fan incondicional de los dragones, ya me había hablado de la existencia de este patrón en concreto, que incluso está traducido al español con el permiso de la creadora.

No voy a decir que sea un trabajo fácil, porque sin duda no lo es. Requiere bastante tiempo y coser (oh, coser, qué angustia!) todas las partes que conforman el bicho: cuerpo, orejas, patas cresta y alas. El tamaño final del dragón es considerable, unos 35 cm. de cabeza a cola. En ambos casos decidí combinar distintos tonos de lana para enriquecer el efecto visual y utilizar ojos de seguridad de color en vez de negros. 

Este patrón exige además el conocimiento de algunos puntos más complejos que el punto bajo típico de todo amigurumi. Desde la TARDIS de Doctor Who que ganchillé hace un tiempo, no había realizado ningún trabajo tan complicado. Eso sí, creo que el tiempo y esfuerzo invertidos en los dragones merecieron mucho la pena.

El primer dragón que ganchillé fue el verde, y quedé tan contenta con el resultado que decidí sorprender a una amiga en su cumpleaños con otro rojo, que sabría que le encantaría. A pesar de que el encargo original llegó a su destinataria en julio, el segundo dragón no estuvo en manos de su dueña hasta hace apenas unos días, así que no quería publicar nada sobre ellos hasta ahora para no estropear la sorpresa.

Como siempre, las fotos no hacen justicia a estos adorables dragoncitos de amigurumi. Haz click en las imágenes para ampliarlas y verlos algo más en detalle.

11 comentarios:

  1. Son monísimos y me quito el sombrero ante ti y ante la chica del patrón. Yo alucino, en serio.

    Me gusta más el verde, además es su color en estado salvaje, como todo el mundo sabe ;-)

    ResponderEliminar
  2. Son preciosos!! No sé cuál me gusta más, si el verde o el rojo. El patrón está muy bien, pero claro, hay que tener arte en las manos para conseguir hacerlo. Felicidades! :)

    ResponderEliminar
  3. Eso es nivel máximo, te han quedado geniales. A mi me llama la atención el de color rojo, pero más que nada porque es un color más potente y llamativo.
    Sobre amigurumis, ahora estoy en un verengenal porque, como ya comenté en twitter, estoy intentando hacer un facehugger para regalarle a un amigo por su cumple.

    ResponderEliminar
  4. Qué bien te han quedado, yo soy incapaz, cuando alguien dice petit point me viene un tic al ojo.

    Los dos molan mucho, pero el verde parece más legal. No se ven muchos peluches ni muñecos de dragones :)

    ResponderEliminar
  5. Loque, sí, yo también recuerdo haber visto dragones verdes hace tiempo... uy, estamos un pelín mayores, no? :P

    Yo admiro a la chica del patrón (has visto los otros patrones?? Tiene auténticas maravillas!); al fin y al cabo tiene mucho más mérito ganchillar eso de la nada que hacerlo siguiendo indicaciones. Gracias :D

    Sonix, gracias! La verdad es que requiere bastante esfuerzo ganchillar algo así. Al principio pensé que jamás lo terminaría, jaja.

    Chechu, yo alucino con lo del facehugger. Si lo consigues tú sí que serás mi héroe, en serio :D

    Doctora, gracias! Pues se ve que el verde tiene más "realismo" y el rojo es como más "fantástico", no? :) Me han pedido uno azul, así que a ver cómo lo calificamos, jajaja.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Te felicito, Lillu, porque con estos dragones te has superado! Se nota que han debido ser complejos, pero el resultado es chulísimo.

    Y no me decido a elegir cuál me gusta más. El rojo tiene su punto infernal, y eso me atrae, pero el verde, como dice Loque, es el color natural que tuvieron los dragones antes de extinguirse.

    ¿¿Y ahora uno azul?? Terminarás especializándote en dragones.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JuanRa, gracias! El dragón rojo te pega más, yo creo, jaja. El verde tiene más carita de bueno :P

      saluditos!

      Eliminar
  7. Y qué será lo próximo, los amigurumis no tienen secretos para ti. Una maestra.

    Fíjate que creo que si te pidiera un amigurumi/Sagrada Familia serías capaz de sacarlo y todo!!!!

    Muy bonitos ambos dos dragones pero me quedo con el colorido del colorado.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sese, créeme, hay gente muchísimo mejor que yo ganchillando verdaderas obras de arte por ahí. Lo de la Sagrada Familia igual se le ha ocurrido ya a alguien, quién sabe! jajaja. Yo ni me lo planteo XD

      saluditos

      Eliminar
  8. ¡No te quites méritos! siempre hay personas con talento, ganas y tiempo, no todos tenemos las tres cosas al mismo nivel (y cada cosa varía en cada momento). Son unos dragoncitos estupendos y tu eres una chica estupenda también :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mr. Blogger, gracias, me haces sonrojar!! :D

      saluditos

      Eliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails