domingo, 30 de junio de 2013

Las obsesiones de Lillu (I): No llegar tarde al cine

Domingo. 18.45 h. J. y yo llegamos a la taquilla del cine. Me coloco en la cola en la que parece que hay menos gente.

Lillu: Joder, cuánta gente. A qué hora es la peli?
J.: A las siete.
L.: No llegamos.
J.: Tranquila.
L.: Yo no entro con la película empezada.
J.: Vale.
L.: Joder, esta cola va lentísima. Qué hora es?
J.: Y 47.
L.: No nos va a dar tiempo.
J.: …
L.: A qué hora es la siguiente sesión?
J.: A las nueve.
L.: Mierda, ésa se hace ya muy tarde, no?
J.: Un poco…

(…)

L.: Joder, y 49. No llegamos.
J.: Relájate.
L.: Es que me jode venir al cine así apurada. Me gusta llegar con tiempo.
J.: Ya, y a mí.
L.: La próxima vez no dormimos siesta.
J.: …

(…)

L.: Y es que esta cola no se mueve, ves? Tenía que haberme puesto en la otra.
J.: Pues sí.
L.: No llegamos. Qué hora es?
J.: Y 52.
L.: Es que no vamos a llegar y yo con la peli empezada no entro. Qué sala es?
J.: La ocho.
L.: Vale.
 

(…)

L.: Ya son y 54. Y luego más cola para entrar al cine, ya lo verás, pfff.
J.: Es que hay un grupo ahí delante que no se mueve.
L.: Joder, que en la otra cola ha pasado todo el mundo y en ésta seguimos igual.
J.: Ya, teníamos que habernos puesto uno en cada cola.
L.: Pues también. Vale que a lo mejor la tía de esta taquilla es nueva y yo eso lo entiendo, pero coño…
J.: …
L.: Joder, ya son y 55, no vamos a llegar.
J.: …

(…)

L.: No me gusta nada venir así al cine, lo paso fatal.
J.: Ya…
L.: Qué hora es?
J.: Y 57.
L.: Joder, es que no llegamos! Y yo luego aún tengo que apagar el móvil, ponerme las gafas…
J.: Si quieres vamos a otra.
L.: No, si ya que estamos…
J.: Pues relájate ...

(…)

L.: Ufff, y 59.
J.: Tranquila que ponen tráilers antes.
L.: Ya, pero no me gusta nada entrar con las luces apagadas, porque no veo nada.
J.: …
L.: Ya son las siete. Ya nos movemos, menos mal, pero ahora tenemos que entrar a toda leche…
J.: …


(...)

A las 19.03 nos sentamos en las butacas. La sala ya estaba oscura y nuestros asientos numerados estaban ocupados así que nos sentamos en otros. A las 19.04 puse el móvil en silencio y me coloqué las gafas. A las 19.05 empezó la película. Y al menos me gustó.

Moraleja: Si vienes al cine conmigo y vamos con el tiempo justo, ármate de paciencia porque puedo llegar a ser muy agobiante :P

sábado, 29 de junio de 2013

Crowdfunding: si me gusta, lo compro

Desde hace unos años, las posibilidades de sacar adelante proyectos culturales a través de los cauces tradicionales se han visto drásticamente reducidas, sobre todo por una cuestión económica. No todos los artistas pueden acceder a subvenciones para sus obras ni disponen del dinero necesario para llevarlas a cabo por sí mismos. La financiación privada, los clásicos mecenazgos de la cultura clásica, ha vuelto a ponerse de moda bajo el nombre de crowdfunding, un término que recoge la participación económica en masa de los usuarios finales de los productos sobre los que se trabaja. 

Cierto que este proceso no es nada novedoso pero hoy en día, gracias sobre todo a internet y las redes sociales, se ha conseguido organizar y extender su influencia. Las facilidades para participar económicamente en proyectos de nuestro gusto es ahora infinitamente superior a la de hace unos años. Para ello existen páginas específicas que nos permiten realizar donaciones directamente a través de PayPal o tarjetas de crédito, desde una cantidad meramente testimonial como 1 € hasta sumas importantes de varios cientos de euros si el proyecto en cuestión nos interesa especialmente. 

En la mayoría de los casos, aparte de la satisfacción personal, nuestra recompensa será aparecer en los créditos como productor o una copia física de aquello que hayamos ayudado a financiar en caso de que sea un libro o un disco, entre otras opciones. Con este sistema no sólo conseguimos sacar adelante proyectos y actividades que de otra forma tendrían pocas (o nulas) posibilidades de ver la luz, sino que además participamos activamente en el fomento de esa misma cultura de la que nos gusta disfrutar y ponemos nuestro granito de arena en la construcción del mundo que queremos.

En España existen multitud de plataformas destinadas al crowdfunding, la mayoría de ellas listadas en este Directorio de Crowdfunding que he encontrado en internet. Acerca de proyectos que conozco personalmente, los amigos de Keiko y EvilMrSod ya consiguieron la financiación necesaria para editar su último disco, "Weekend", en formato CD (aquí el proyecto). Otro proyecto que está en curso es el de mi amigo Martiño Picallo (para más señas autor de la actual cabecera de Lillusion) y la artista alemana Helen Bertels.

Su proyecto consiste en la edición en papel del Diario de Nimiedades, un libro muy inspirador con textos y preciosas fotografías. Para llevarlo a cabo han puesto en marcha también un concurso abierto a diseñadoras que quieran hacerse cargo de la maquetación del libro (puedes ver las bases a través de este enlace). La recaudación de fondos para "Diario de Nimiedades" estará abierta hasta finales de julio así que échale un vistazo al proyecto y, si te gusta, puedes participar aportando desde 5 € y aparecerás como mecenas en los créditos del libro.

A mí me parece una manera fantástica de apoyar la cultura y sentirnos, además, parte de ella. Tú ya has participado en algún crowdfunding? Qué te parece este sistema?

viernes, 21 de junio de 2013

La piel fría

Pues igual que hay temporadas en las que todo lo que lees te deja disgustado o, a lo sumo, indiferente, hay otras en las que ocurre todo lo contrario y tus mayores dudas radican en puntuar un libro con un 9 ó con un 10. Es lo que me ocurre últimamente con casi todas mis lecturas y no puedo decir que no esté encantada con ello, la verdad. Tanto en libros como en cómics parece que todo me llega, tanto si son elecciones personales como recomendaciones o regalos.

En este caso el turno de reseña positiva es para "La piel fría", una novela de Albert Sánchez Piñol que llegó a mí a través de una amiga que necesitaba desprenderse de parte de su biblioteca por falta de espacio. Creo que hasta entonces no había oído hablar conscientemente de este título, aunque sí me sonaba el autor, un antropólogo catalán que escribe casi todas sus obras en esa lengua.

"La piel fría" es una mezcla inquietante de ciencia ficción y terror que narra las desventuras de un oficial atmosférico irlandés destinado en una pequeña isla perdida en medio del océano. El islote, alejado de todas las rutas marítimas comerciales, está habitado solamente por él y por un extraño personaje, Battís Caffó, que ocupa el faro y con el que se verá obligado a convivir.

*** Spoilers! ***

Pero desde la primera noche en la isla, el oficial descubre que no están solos: algo procedente del mar les acecha. Se trata de una raza de criaturas marinas con ciertos rasgos antropomóficos y de rudimentario comportamiento, que les superan en número y cuyos objetivos no están del todo claros. Entre los humanos y las bestias está Aneris, una hembra que Battís Caffó ha conseguido domesticar y que se convertirá en el único factor de unión y desunión entre todos los puntos de este complicado polígono.

*** Fin de Spoilers! ***

A medida que iba leyendo la historia me enganchaba más y más. El dramatismo me absorbía totalmente y la sensación de desasosiego llegó a ser incluso agradable durante la lectura. Los que "viven" los libros como yo sabrán de lo que hablo. Pocos autores de ciencia ficción y terror consiguen causar estas sensaciones. Por ese lado, esta novela me recordó a uno de mis escritores favoritos del género, José Carlos Somoza, del que he reseñado varias obras ya en Lillusion. 

El caso es que "La piel fría" (publicado originalmente en catalán en 2002 como "La pell freda") es un libro curioso, diferente a lo que yo me esperaba y donde Sánchez Piñol hace gala también de sus conocimientos de antropología. Un trabajo inteligente y rompedor, con toques muy kafkianos, que para mi gusto da aire al panorama literario de este país sin necesidad de utilizar más subterfugios literarios que la imaginación y una buena narración. 

La novela fue galardonada con el Premio Ojo Crítico en 2003 y tuvo un gran éxito tanto de crítica como de ventas. También hay una adaptación cinematográfica en marcha, aunque todavía se encuentra en proceso de pre-producción y, teniendo en cuenta las características de la obra, no sé si llegará a buen puerto. En todo caso, si no te asusta el terror literario, no te debes perder "La piel fría".

"Siempre nos pasaba lo mismo. En apariencia sosteníamos un diálogo, pero en realidad eran monólogos cruzados."

Puntuación: 9 sobre 10.

martes, 18 de junio de 2013

Fin de fiesta

Pues se acaban las minivacaciones y al final, como suele ocurrir, no he hecho casi nada de lo que quería hacer. Mucha vida social, eso sí (incluso demasiada para mis comedidas costumbres) y mucha y variada comida que no me conviene en absoluto pero ante la que no he podido resistirme. También algunos planes que parece que avanzan y otros que definitivamente se van a descolgar de un momento a otro. El blog parece que aguanta el tirón, aunque no con la asiduidad y calidad que me gustaría. 

Tengo pendientes algunos posts que todavía no puedo publicar, ya que dependen de situaciones ajenas a mí. Uno de ellos es un amigurumi que no verá la luz lillusiana hasta que no llegue a su destinatario final el mes que viene, pero que estoy deseando compartir con vosotros. Por si teníais dudas, no he dejado de ganchillar, pero tampoco he hecho nada realmente nuevo últimamente. Arriba podéis ver a mi último sad bear (ozito triste, vamos), que despierta pasión y rechazo a partes iguales entre mis conocidos y que ya había sido publicado en Instagram.

Y por lo demás, seguiré reseñando lo que veo, leo y escucho, aunque ahora mismo estoy en un momento de transición en el que mi cerebro ya está un poco saturado de cosas y quizás necesita algo de oxígeno. Tranquilos, os mantendré informados de mi evolución existencial :P  

ACTUALIZACIÓN!!: Acabo de darme cuenta de que Lillusion cumple hoy 7 años! Pues no me pilla con el mejor ánimo, no, y ni siquiera se me había ocurrido preparar algo especial, pero bueno, aquí queda constancia de que llevamos esos 7 añazos al pie del cañón. Y como siempre, gracias a vosotros por seguir ahí año tras año! Sin sus maravillosos lectores, este blog no sería lo mismo, ni siquiera parecido ;)

jueves, 13 de junio de 2013

Moon

Había oído hablar bastante de "Moon" y de forma bastante positiva. A pesar de ser una película británica de corte independiente y presupuesto razonablemente modesto (unos 5 millones de dólares), sabía que se trataba de un intenso drama de ciencia ficción con otros alicientes como la participación de Kevin Spacey en forma de voz en off o la banda sonora a cargo del maravilloso Clint Mansell.

El caso es que "Moon" es una buena película pero tiene un final flojo para mi gusto. El film mantiene un buen tono, expectación, tensión... pero al final se desinfla un poco y yo, que esperaba un desenlace realmente impactante y rompedor, me encontré con un cierre convencional y anodino. Quitando ese pequeño detalle, el resto de la película merece mucho la pena y está muy bien trabajada.

*** Spoilers! ***

Sam Bell (Sam Rockwell) es un astronauta que trabaja para la compañía energética Lunar Industries Ltd. Durante tres años ha residido en la base lunar de la empresa extrayendo helio-3, con la única compañía del robot GERTY, una inteligencia artificial (con voz de Kevin Spacey) destinada a ayudarle y protegerle en todo momento. Pero un desafortunado accidente a menos de un mes de su regreso a la Tierra y al reencuentro con su familia revelará la realidad de su estancia lunar: ni está tan solo como pensaba ni tan próximo a reencontrarse con los suyos. 

*** Fin de Spoilers! ***

No quiero desvelar nada de la trama porque, aunque los detalles no suponen una gran sorpresa, sí resultan clave en el interés que despierta el film. Y, sin duda, "Moon" es una película muy interesante, que plantea situaciones que podrían no estar tan lejos de nuestra realidad actual. Además, la genial interpretación de Rockwell, que sostiene el film de principio a fin, es un importante valor añadido. Las cuestiones técnicas están muy logradas y, dentro del entorno de ciencia ficción, no rompen el tono de la narración. El director presentó la película a especialistas de la NASA para que juzgaran la actividad de Lunar Industries y pudieran corregirla, para así mostrar un trabajo con un alto grado de verosimilitud.

"Moon" fue considerada la mejor película británica independiente en 2009 y su director Duncan Jones como uno de los mejores realizadores noveles del año. Y como curiosidad añadida, mientras escribía este post he leído que este muchacho es hijo de David Bowie, del que suena actualmente en el blog el tema "Space Oddity", al que dediqué mi última entrada musical en Lillusion. Nunca dejarán de sorprenderme estas casualidades / coincidencias / actividad-del-guionista-malo. 

Puntuación: 7 sobre 10.

miércoles, 5 de junio de 2013

Día Mundial del Medio Ambiente 2013

Como cada 5 de junio desde hace casi 40 años, hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Este año la ONU ha decidido dedicarlo a la alimentación y, bajo el lema de "Piensa. Aliméntate. Ahorra", pretende concienciar a la población del gran desperdicio de comida que se produce cada año en los países desarrollados y poner en sus manos las herramientas para reducir esa alarmante cifra.

Y cuando hablamos de alarmante nos referimos a que, según la FAO (Food and Agriculture Organization), cada año se desperdician 1,3 billones de toneladas de comida en el mundo. Aunque los medios ya no hagan tanta referencia como antes a las hambrunas, sobre todo en los países africanos, la realidad es que 20.000 niños siguen muriendo de hambre cada día en el planeta. A mí ese número me impacta bastante, la verdad.

En todo esto influye además la sobreexplotación de recursos a la que sometemos al planeta y la prevalencia de las energías no renovables sobre las que sí lo son, con lo que caminamos firmemente hacia la devastación total de la Tierra. No es una catástrofe inminente pero ya estamos notando pequeños cambios a nivel climático y ambiental que a la larga harán insostenible la producción de muchos elementos básicos para nuestra supervivencia. 

Está claro que gran parte del problema depende de las grandes empresas y que a nivel personal poco podemos hacer para paliar esa situación, pero con pequeños gestos como comprar en mercados locales (ahorrando así costes de transporte y emisiones de gas, por ejemplo) o sin desperdiciar nuestros propios alimentos, conseguiremos que los recursos invertidos en producirlos no caigan en saco roto.

Aunque sé que cada persona tiene sus peculiaridades y no todo sirve para todos, voy a compartir mis pequeños consejos para optimizar la alimentación y evitar en lo posible el desecho de alimentos:

- Yo compro en mercados locales siempre que puedo, sobre todo fruta y verdura. Ya no es una mera cuestión de conciencia ambiental, sino que económicamente suele compensar. Como dije arriba, así evitamos los gastos añadidos de transporte y las consecuentes emisiones de gas que eso supondría. 

- Podemos además elegir alimentos  orgánicos (no tratados químicamente) para reducir aún más los gastos y repercusiones nocivas de la producción agrícola. Ahí he de reconocer que ya influye un factor económico (esos productos suelen ser más caros) y sólo me permito comprarlos en ocasiones puntuales.

- Tanto si como en casa como si lo hago en un restaurante, procuro pedir o servirme sólo lo que creo que puedo comer. Odio dejar comida en el plato y normalmente siempre tengo la opción de repetir si me quedo con hambre. Si estoy en casa, guardo siempre lo que me sobra en un tupper en la nevera porque no me gusta tirar comida. Y no, en contra de lo que muchos podéis pensar, esos restos no suelen morir en mi nevera. No me importa repetir el mismo plato en el almuerzo y en la cena o en días consecutivos, así que siempre acabo por comerme lo que guardo y sólo lo tiro si por alguna razón se estropea.

- En relación directa con lo anterior, si dudo de que vaya a poder comerme lo que he guardado, directamente lo congelo. Casi todo lo cocinado es susceptible de ser congelado en buenas condiciones, salvo algunas cosas como las patatas o alguna verdura que no lleva bien ese proceso. Lo único que hay que tener en cuenta es no volver a congelar lo que ya ha sido descongelado previamente y seguir una buena línea de frío a la hora de consumirlo de nuevo.

- Como último paso a eso, si estoy cocinando y me sobra cebolla, pimiento, zanahoria, etc, mi primera opción siempre será trocearlo y congelarlo crudo. La decisión de dejarlo partido en la nevera suele ser mala porque hay muchas posibilidades de que la siguiente vez que lo uses ya esté pasado y haya que tirarlo

- Sobre los productos caducados, creo que ya se ha hablado mucho de que una fecha de "consumo preferente" no indica necesariamente que el producto no se pueda consumir. Teniendo en cuenta pequeños detalles de seguridad alimentaria como una revisión visual y olfativa del alimento para evitar mohos o similares, o productos potencialmente más peligrosos en mal estado como las carnes o los huevos, la mayoría de los alimentos envasados tienen un amplio margen de vida útil tras haber caducado. Además, en muchos casos, un producto puede ser congelado justo antes de que caduque y mantenerse en perfectas condiciones cuando se descongele días o semanas después. Recuerda, la congelación es tu amiga!

- Para aprovechar restos de alimentos cocinados existen también multitud de opciones típicas como las croquetas, que se pueden hacer de casi cualquier cosa, los pasteles de verduras o las tortillas, tanto saladas como dulces en el caso de tener pan de días anteriores. Lo importante es saber reciclar la comida y pensar que lo que estamos tirando a la basura por capricho no sólo atenta contra nuestra economía sino también contra el medio ambiente y nuestro bienestar. Ya sabes, "Piensa. Aliméntate. Ahorra".

Y vosotros, tenéis algún truco para no desperdiciar comida? 

Related Posts with Thumbnails