martes, 9 de septiembre de 2014

Londres (I)

Nos vamos a Londres!!
Casi un mes después... he vuelto!! No, el viaje a Londres se acabó hace ya más de dos semanas, pero la reincorporación al trabajo ha sido traumática y la morriña londinense me invade con cada bandera británica que veo o cada noticia que leo sobre el Reino Unido. No quería faltar a mi cita con la crónica de este maravilloso viaje, que además esta vez pretende ser especialmente amplia y detallada. 

Comenzando por el principio, decir que contratamos todo por separado (avión, traslados, hotel) y, en general, el resultado ha sido bastante satisfactorio, incluso en el aspecto económico. O al menos todo lo que puede serlo en ese sentido un viaje a una de las capitales más caras de Europa en pleno mes de agosto. Desde aquí la primera recomendación si viajáis a Londres es que lo hagáis en temporada baja... de verdad ;)

Tìpica vista desde el avión, primeras tierras británicas
Elegimos volar con RyanAir por los horarios más que por los precios. Tanto el de ida como el de vuelta fueron vuelos muy puntuales y tranquilos, directos desde Tenerife al aeropuerto de Stansted, a unos 60 km. de la capital. El traslado a Londres lo hicimos en tren también por razones de comodidad más que de dinero, ya que en autobús cuesta la mitad pero se tarda el doble de tiempo en realizar el trayecto. Para los viajes por el centro compramos una Travel Card de 7 días, un abono que te permite viajar en metro o autobús todas las veces que quieras durante ese tiempo (hablaré de todos estos detalles más adelante por si alguno de vosotros tiene pensado viajar próximamente a Londres).

Estación de Liverpool St.
Después de la escena Paco Martínez Soria que vivimos en plena estación de Liverpool Street, parados en el hall con nuestra maleta en medio de un torbellino de gente que corría hacia todos lados, por fin pudimos recoger nuestra Travel Card y encontrar la salida. Y lo primero que vimos al salir fue el 99 St.Mary Axe, un famoso edificio más conocido como The Gherkin ("el pepino") que se divisa desde casi todos los puntos de la ciudad. Con 180 m. de altura y diseñado por el arquitecto Norman Foster, constituye todo un ejemplo de la modernidad económica imperante en la gran capital londinense.

Exterior de la estación de Liverpool St.
Aunque llegábamos a la ciudad ya avanzada la tarde, el primer día tuvimos tiempo de dar una vuelta por los alrededores del hotel (un Easy Hotel del que también hablaré con más detenimiento en otro post, muy recomendable) y quedar para cenar con unos amigos que residen allá.

Praed Street
Como algo inherente a la ciudad nos recibió también la lluvia, que sin embargo no consiguió empañar nuestra emoción por llegar a tierras británicas. Aunque en la foto no se aprecia muy bien, Incluso un pequeño arcoiris asomó entre los nubarrones mostrándonos una típica estampa que se repetiría en más ocasiones durante nuestra estancia en Londres.

Súper contenta en Sussex Gardens

*** Haz click en las fotos para ampliarlas.

(continuará...)

7 comentarios:

  1. que corto... déixasnos coa intriga...

    ResponderEliminar
  2. Cómo voy a sufrir de envidia y disfrutar a la vez con tu serie de posts! Yo estuve en Londres hace años, en primavera, y me encantó. Allí probé mis primeros muffins, al regresar corrí a comprar una bandeja con moldes xD. Tengo muchas ganas de volver, así que por ahora me conformaré con tus reseñas ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Brandeñia, así os engancho más para que sigáis leyendo los próximos posts, jijiji :P

    Liliana, yo acabo de regresar y ya quiero volver! Me quedaron tantas cosas por ver y por hacer allí... Pero bueno, haré crónica de todo lo que pude visitar (sobre todo museos) y de otras curiosidades. Seguro que tú puedes hacerte una escapadita pronto, que desde la península queda mucho más cerquita ;) Desde aquí hay que planearlo con más tiempo porque ya sólo el avión son más de 4 horas y la diferencia de temperatura despista mucho a la hora de llevar ropa, jaja.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Me encantan las crónicas detalladas de un viaje, y lo del dinero, pues mira, también viene bien saberlo.

    Me interesa lo del hotel, yo no voy ni a Móstoles de viaje, pero me interesa mucho.

    ResponderEliminar
  5. Tenia muchas ganas de leer tu crónica del viaje a Londres. ¡Animo con la reincorporación al trabajo!

    ResponderEliminar
  6. Loque, oye, que si no recuerdo mal tú has ido a Nueva York! A mí eso ya me queda un poco más lejos por ahora, jeje.

    Aparte de mis posts cronológicos habituales, tengo intención de poner también un par de entradas prácticas con información sobre gastos, desplazamientos, alojamiento, comidas, etc., por si alguien que tenga pensado viajar próximamente a Londres (o no) necesita una opinión más sobre el tema :)

    Chechu, gracias! Espero que te gusten mis crónicas. Intentaré no tardar mucho en completarlas, aunque con la vuelta al trabajo me está costando... arf!

    saluditos!

    ResponderEliminar
  7. Voy a curiosear cómo os fue por Londres. Desde luego es una ciudad (y un país) al que apetece volver una y otra vez.
    Me quedo con la imagen mental de Paco Martinez Soria con la maleta, jaja. Y sí se aprecia al ampliar la foto ese lejano arcoiris sobre el cielo encapotado :)

    Sigo leyendo!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails