viernes, 19 de febrero de 2016

Madrid (V)

Km.0, Puerta del Sol
En el último día de nuestro viaje a Madrid teníamos unas horitas libres antes de coger el vuelo de regreso a casa. Decidimos dar otro paseo por el centro, revisitando la Puerta del Sol y el famoso Kilómetro 0, del que se supone que parten todas las carreteras estatales. Volvimos a pasar por La Almudena y el Palacio Real que, siendo ya fin de semana, mostraban un entorno mucho más concurrido.

Nuestra intención última era visitar el Templo de Debod, una antigua construcción egipcia situada en el Parque del Oeste y que, sinceramente, nos costó un poco encontrar ya que el acceso no está demasiado bien señalizado. Cuando por fin apareció ante nuestros ojos, después de unos cuantos rodeos, su visión resultó bastante emocionante.

Templo de Debod
El templo fue un regalo de Egipto a España en 1968, como agradecimiento por su ayuda en la conservación de los templos de Nubia, en riesgo por la construcción de la Presa de Asuán. Debod tiene unos 2.200 años de antigüedad y conserva en su interior unos grabados de gran interés histórico. En una de sus dependencias muestra una maqueta con su situación original en el valle de Asuán, al lado de otros templos egipcios, muchos de ellos hoy desaparecidos bajo las aguas de la presa.

Templo de Debod, edificio principal
A pesar de los carteles y los esfuerzos oficiales por mantener el templo en buenas condiciones, he de decir que los visitantes con los que coincidimos aquel día resultaron ser de lo más incívicos, ignorando las advertencias de no hacer fotos con flash o no tocar las paredes y dejando restos de bebidas por las esquinas oscuras del templo. Así sólo conseguirán que éste y otros monumentos se cierren al público y que perdamos todos los que de verdad respetamos y valoramos la cultura y el arte. Crítica aparte, es un lugar bonito para visitar.

Congreso de los Diputados
En nuestro paseo mañanero pasamos también por última vez por delante del Palacio de las Cortes, edificio que alberga el Congreso de los Diputados, con sus apuestos leones. Se trata de una construcción emblemática que identifica perfectamente el espíritu de este Madrid que estábamos a punto de abandonar. También pasamos por delante del edificio del Senado, una obra mucho más moderna con un interés arquitectónico similar al interés político de lo que allí sucede, es decir, más bien nulo.

Hacia el mediodía recogimos nuestras maletas en el hostal, compramos unos bocadillos en el muy recomendable Museo del Jamón y nos dirigimos hacia el aeropuerto, con una sensación muy agradable y un bonito recuerdo de Madrid a pesar de la ola de calor. 

León del Congreso
* (Haz click en las fotos para ampliar)

** (Continuará...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails