sábado, 20 de enero de 2007

Cocina: Puré de patata con verduras

En mi cruzada personal contra el colesterol, me veo obligada a buscar recetas bajas en grasas y con alimentos lo más sanos posible. Lo malo de muchos platos es que lleva tiempo prepararlos o requieren de unos conocimientos de cocina o una destreza que yo no tengo. Por suerte, me gustan bastante casi todas las verduras y legumbres, por lo que me permito combinar ingredientes libremente para obtener comidas sencillas y rápidas.

En la imagen de arriba está uno de mis almuerzos de la semana pasada, que se puede preparar de forma rapidísima y que apenas contiene grasas: puré de patata con verduras. Como en casi todos los platos que elaboro, las cantidades son aleatorias y los ingredientes se pueden variar al gusto, según las preferencias del consumidor. Lo más básico es el puré de patata, que si es de bolsa en copos puede estar listo en 4 minutos en el microondas. Yo uso el de la marca Knorr, que se prepara con leche (desnatada) y si se quiere una cucharada de margarina Flora Oliva, que apenas contiene colesterol, aunque sin margarina está igual de bueno.

Para los que no disfruten del puré de patata instantáneo o prefieran el original (yo lo hago cuando tengo más tiempo) simplemente hay que cocer las patatas con un poco de sal y machacarlas al gusto con leche desnatada para suavizar. Queda más compacto y sabroso, como todo lo natural, pero el factor tiempo hace que muchas veces recurramos al de bolsa que, dentro de lo malo, es bastante menos malo que otros productos precocinados.

Para la guarnición yo elijo zanahorias baby y guisantes, en mi caso de la marca Spar. En ambos casos se pueden elegir frescos, congelados o directamente envasados ya cocidos, que es la opción más rápida y cómoda. Estos frascos contienen solamente el producto con sal y azúcar o algún otro condimento, pero sin ningún tipo de aderezo, por lo que sólo aportan alrededor de 0,5 gr. de grasa. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva pico una cebolla y un diente de ajo, para añadir cuando estén dorados las verduras lavadas y escurridas. Como no necesitan cocción bastarán un par de minutos para calentarlas y que cojan sabor, añadiendo si se quiere alguna especia como albahaca o tomillo.

En total se tardan unos 10 minutos en preparar el plato, por lo que conforma una variación sana a los productos precocinados que normalmente se usan cuando no tenemos tiempo y que muchos de nosotros debemos controlar por problemas como el colesterol o el sobrepeso. A mí personalmente me encanta esta combinación de zanahorias y guisantes, aunque se le puede añadir al puré cualquier verdura cocida que encontréis en el supermercado. Como en todo lo que se hace, lo importante de cocinar es disfrutar del proceso pero también de la degustación :)

4 comentarios:

  1. Umm.. That was tasty ! :)

    Ya lo probaré con Brecol y te cuento :)

    Besitos wapi.

    ResponderEliminar
  2. q rico! yo no por colesterol, sino porque estoy pesando 69 kilos!!!! (en teoría mi peso normal es 64) voy a tener que comer cositas así. Por cierto, reconozco el plato! :P mua!

    ResponderEliminar
  3. Ays, me alegra q os guste :D

    Kenditho, eres testigo de q la comida es casera!! No habrás usado tú veces estos platos XDD

    muackssss

    ResponderEliminar
  4. grazas:) virame moi ben:) pertiñas

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails