domingo, 7 de enero de 2007

Dentro del laberinto

"Dentro del laberinto" es una película clásica en el cine infantil que, por avatares de la vida, yo no había visto en mi niñez y que ahora he rescatado para descubrir su magia. Dirigida por el genio de los muñecos fallecido hace unos años, Jim Henson, la cinta nos envuelve en un mundo de fantasía en el que una adolescente intenta recuperar a su hermano pequeño de las garras del perverso Rey de los Goblins. (Spoilers!).

Sarah, interpretada por Jennifer Connelly cuando tenía 16 años, es una adolescente que, harta de los llantos de su hermanito pequeño, invoca a su héroe fantástico más admirado, Jareth el Rey de los Goblins, para que se lo lleve a su castillo. Lo inesperado ocurre y el crío desaparece, sumergiendo a la joven en una aventura maravillosa a través del intrincado laberinto para llegar hasta el escondite de Jareth. Por el camino se encontrará con las criaturas más inverosímiles que intentarán despistarla en su búsqueda por órdenes del rey, aunque también hallará algunos extraños seres dispuestos a ayudarla a conseguir su objetivo. De entre ellos, mi preferido es sin duda Sir Didymus, un apuesto perro de raza Schnauzer miniatura (eso parece) con alma de caballero que viaja a lomos de su flamante corcel, otro perro de lanas llamado Ambrosius. En esta página podréis ver fotos de estos dos personajes así como otras muchas escenas y material de la película (en inglés).

Uno de los principales atractivos del film, aparte de la increíble labor de las marionetas, es la presencia de David Bowie, que interpreta al perverso rey Jareth y escribió e interpretó varios temas para la película. Con respecto a los muñecos, muchísimas producciones de hoy en día envidiarían los efectos conseguidos con unas rudimentarias figuras de tela y un buen montaje. A pesar de que se note la pantalla azul en algunas escenas no debemos olvidar que se trata de una película de 1986, sin efectos por ordenador y en la que la historia nos seduce mucho más que las ganas de fijarnos en los detalles de su factura.

El argumento de la película recuerda en muchos aspectos a las historias de "Alicia en el país de las maravillas" y los diseños a la anterior película de Jim Henson protagonizada también por marionetas, "El Cristal Oscuro" (1982). No tiene más pretensiones que entretener a un público tanto joven como adulto (yo disfruté viendo la película, la verdad) y adentrarlos en un mundo de fantasía con multitud de guiños a otros campos como los efectos ópticos inspirados en la obra de M.C. Escher en la escena final de las escaleras. Merece la pena verla.

Jareth: Sólo témeme, ámame, haz lo que te digo y yo seré tu esclavo.
Sarah: No tienes poder sobre mí.

5 comentarios:

  1. que ninguén teña poder sobre nós:) bicos!

    ResponderEliminar
  2. Hola

    Ya no se hacen películas así :-(.

    Otro saludo.


    Juan.

    ResponderEliminar
  3. La verdad q no, Juan, por eso le tengo un cariño especial a los 80, porque significó un despertar q hoy por hoy ya no tiene hueco. Hoy se repite la misma fórmula hasta la saciedad si ven q funciona y la imaginación brilla por su ausencia en la mayor parte de... todo? Pero no perdamos la ilusión, q de recuerdos no se vive pero se sonríe :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  4. No habìa tenido oportunidad de comentar en tu blog, pues ya sabràs que estoy metida de lleno en la Nutriciòn, pero tambièn, al igual que tù, me considero fanàtica de los 80's, del ànime y toda esa atmòsfera que nos envolvìa en aquellos tiempos.

    Esta es precisamente mi pelìcula favorita. La vìa cuando era muy pequeñita (tenìa 4 años en ese tiempo!!!) y me quedaron tantas imàgenes grabadas en la mente que aunque he visto de nuevo la pelìcula mil veces, me sigue gustando y me transporta incluso al ambiente que se sentìa en la sala de cine a la que fuì a verla hace tantos años (20...oops...jaja)

    Quien puede dejar de recordar la escena del baile de màscaras, la potente frase "No tienes poder sobre mi", el reloj de 13 horas, y la magia en general que envuelve esta pelìcula.

    Como extraño series como She-ra (tenìa el castillo y los personajes...jaja), Caballeros del Zodiaco, La princesa de los mil años, Mazinger, La Ranita Demetan, pelìculas como Laberinto, Los cisnes encantados (versiòn japonesa) y tantas más.

    ResponderEliminar
  5. Isabel, gracias por tu comentario. Algunas de las series q dices eran tb de mis preferidas cuando era pequeña. Acabo de acordarme de la llorera con Candy, Candy! Son bonitos recuerdos, porque como le decía tb a Juan, al menos son cosas q nos hacen sonreir :)

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails