lunes, 29 de enero de 2007

La isla

Aunque "La isla" no me llamaba excesivamente la atención, decidí verla porque me pareció que podía plantear un par de ideas interesantes. De hecho, algunos puntos de su argumento son ciertamente reveladores en el marco de un futuro dominado por la tecnología avanzada y, en un principio, la historia me sorprendió gratamente. Se mostraba un reducto a salvo de una contaminación masiva que habría arrasado con toda la población. (Spoilers!).

En estas instalaciones, altamente modernizadas, los internos conviven pacíficamente sin mostrar ningún tipo de relación o sentimiento más allá de los estrictamente permitidos. En este aspecto la película recuerda a algún otro film de ciencia ficción futurista del estilo de “Código 46” o “Minority report”, donde también el exterior del recinto representa el peligro e incluso el delito.

Durante estos primeros minutos de metraje se describe con gran acierto la situación de perfección que requiere el trabajo que se desarrolla dentro del centro: el cuidado de clones humanos para su futuro uso médico en los legítimos clonados. Me parece fascinante y hasta cierto punto original este argumento (sin olvidar que la película es un remake de un film de 1979 titulado “The clonus horror”, que no nombran en los créditos del guión), vistiéndolo con un halo de credibilidad y sin excesos tecnológicos que hagan dudar de las posibilidades reales de la ciencia dentro de unos años.

Bajo estas premisas, los primeros 40 minutos de película cautivaron mi atención y, a pesar de que la historia no ofrece grandes secretos al espectador, se mantuvo el interés por descubrir los entresijos del extraño experimento que la perversa compañía está desarrollando. En el momento en que uno de los sujetos, Lincoln Seis Echo, interpretado por Ewan McGregor, comienza a tener dudas sobre su estancia en el centro y empieza a actuar al margen de las normas mi fe en las posibilidades de la cinta comienza a resquebrajarse. Ya cuando se inicia la huída del “producto” Echo, acompañado por la omnipresente Scarlett Johansson, mi sistema nervioso comienza a sufrir la segunda hora de película.

En esta segunda parte, claramente alejada de la sobriedad de la primera, se suceden las persecuciones, las explosiones, los destrozos, los saltos imposibles, los disparos sin control... todo eso que forma parte de una película de acción pura y dura y que yo, pobre infeliz, esperaba no encontrar en esta historia que para mi gusto había empezado con buen pie. Pero claro, es en esos momentos cuando recuerdas que el director del film en cuestión no es otro que Michael Bay, archiconocido por su uso y abuso de los efectos especiales en películas que en realidad no son tan malas (“Dos policías rebeldes”, “La Roca”, “Armageddon”), pero que “sufren” desde mi punto de vista el azote de las explosiones.

Nunca creí necesario que en una película aparecieran 200 coches saltando por los aires, un par de fábricas voladas en mil pedazos y un poderoso derroche de munición para considerarse buen cine de acción. En “La isla” confirmo que la película daba para mucho más sin necesidad de mostrar toda esa ristra de fuegos artificiales, aunque también es cierto que la cinta se hubiera quedado en una producción estándar de ciencia ficción, interesante para unos pocos pero demasiado cerebral y compleja para los que sólo buscan un poco de entretenimiento en las salas de cine.


A pesar de que me gusta mucho la idea de la película y de que no resultó ser tan mala como esperaba, me saturaron sobremanera las tomas de acción y la gran destrucción final, con escena de revelación típica incluida y “final feliz” al uso. Un ejemplo más de película que cubre lo que le falta de calidad con una estruendosa promoción y un aprovechamiento máximo de su reparto. En este caso, arrastra a los cines la presencia de la ineludible Scarlett Johansson, que a mí sigue sin terminar de convencerme de nada pero que tiene el don de estar en todas partes (cuidado Dios que te ha salido una competidora).

4 comentarios:

  1. Hola

    A mí esta película me pareció flojilla. Coincido con lo que dices; se podía haber hecho mucho más con el argumento... Al menos, Scarlett alegraba la vista :-D.

    Un saludo.


    Juan.

    ResponderEliminar
  2. dacordo con iso de primeira parte boa e segunda mala. adoita pasar. pertas

    ResponderEliminar
  3. Yo la vi en el cine en su momento y no fui por gusto. Me aburrió bastante precisamente porque toda la acción a la que dieron cabida en lugar de sacarle el jugo al tema de fondo.
    Además de remake, pobre. Siempre me quedaré con la ciencia ficción "futurista" de "Un mundo feliz". Novelón recomendado para todo el mundo. A leer señores, que abre las mentes.

    ResponderEliminar
  4. Hannamary, gracias por tu comentario! Además me has recordado lo de "Un mundo feliz", q llevaba varios días pensando a qué se me parecía esta película aparte de las ya mencionadas, y era precisamente a ese libro. Lo malo q lo leí hace tantos años q, para variar, ya no me acuerdo de gran cosa :/ Tendré q apuntarlo en la lista de relectura :)

    Saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails