martes, 18 de diciembre de 2007

Grease

En 1978 se estrenó otro gran éxito musical del cine de la década: “Grease”. La película estaba basada en un musical del mismo título creado en 1972 por Jim Jacobs y Warren Casey, que se ha representado miles de veces a lo largo de los años con muy buenas críticas. Personalmente me parece una película entretenida y muy divertida, que he visto como media docena de veces y de la que nunca me canso.

La película contaba el último curso de unos jóvenes en un instituto a finales de los años 50. Tras un verano cargado de emociones, la australiana Sandy Olsson (Olivia Newton-John) llega a un nuevo colegio para finalizar su educación secundaria. Allí se encontrará con su amor de verano, Danny Zuko (John Travolta), que sin embargo ha cambiado totalmente su dulce actitud veraniega para mantener su status de chulo entre los miembros de su pandilla. La historia no tiene más aliciente que los números musicales, que se han convertido en grandes hitos de la música y continúan vigentes casi 30 años después.

Aunque Olivia Newton-John no estaba muy decidida a participar en el proyecto, John Travolta la convenció de que merecía la pena. Casi todos los intérpretes superaban con creces la edad que se suponía que tenían en el film (algo clásico en las películas de adolescentes, recordemos la inolvidable serie “Sensación de vivir” :P) e incluso algunos como Stockard Channing, la mayor del elenco con 34 años, había estado ya casada en tres ocasiones.

La película se convirtió pronto en una de las más taquilleras del momento aunque, como ya había sucedido en “Fiebre del sábado noche”, lo que más éxitos le aportó fue la banda sonora. También los Bee Gees estaban en parte involucrados en esta producción, ya que Barry Gibb compuso el tema inicial del film, con el título de “Grease”. La balada “Hopelessly devoted to you”, escrita por John Farrar e interpretada por Olivia Newton-John en la película, fue nominada al Oscar en el apartado de Mejor Canción Original.

El director
Randal Kleiser, que ya había dirigido a John Travolta en el telefilme “The boy in the plastic bubble” dos años antes, volvió a contar con el ya por entonces famoso actor para esta película juvenil, su primera producción para la gran pantalla. En los años siguientes Kleiser se especializaría en el género con otros trabajos como “El lago azul” (con la inolvidable Brooke Shields en cueros por la playa), “Un amor de verano” o “Colmillo blanco” con otra joven estrella en ciernes, Ethan Hawke.

El éxito de “Grease” propició una secuela que se rodó en 1982 de la mano de Patricia Birch, que había trabajado como coreógrafa en la original.
“Grease 2” no era gran cosa y no tuvo apenas reconocimiento, ni siquiera en los temas musicales, aunque sí fue un buen trampolín para una nueva estrella rubia del cine, Michelle Pfeiffer. También hacía su debut en la película el guapo Maxwell Cauldfield, que a mediados de los ochenta se convertiría en todo un seductor gracias a sus apariciones en las series “Dinastía” y “Los Colby”, las telenovelas más seguidas del momento.

1 comentario:

  1. Pues si llegas a vivir la fiebre que supuso su estreno y el impacto que causó en la juventud aún te gustaría más la película.
    Yo tenía entonces 12 años y viví el fenómeno de gomina en el pelo, chupas de cuero y andares chulescos. Me pilló demasiado joven para convertirme en un Travolta... pero casi!

    ¿A que no me esparabas por estos subsuelos?

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails