viernes, 30 de enero de 2009

El caballero oscuro

A tan sólo unas semanas de la entrega de los Oscars, el fallecido Heath Ledger se perfila como uno de los grandes favoritos de esa noche, por su comentado papel de The Joker en “El caballero oscuro” ("The Dark Knight"). Antes de eso la película ya ha marcado unos cuantos hitos como convertirse en la más taquillera en el primer fin de semana de exhibición, con más de 158 millones de dólares recaudados.

He de decir que se trata de una gran película, con muchos y variados alicientes, interpretaciones magníficas y escenas impactantes. También he de decir que para mi gusto no supera a su predecesora, “Batman begins”, una pequeña joya del cine comercial. A mí “El caballero oscuro” se me hizo un pelín larga y algo falta de contenido, aunque en conjunto se trata de una excelente película.

*** Spoilers! ***

Como en la anterior producción de este nuevo Batman, el personaje principal está interpretado por un más que creíble Christian Bale. Los secundarios de lujo Morgan Freeman, Michael Caine y Gary Oldman completan un reparto masculino brillante, con la guinda de Heath Ledger en la versión más natural que se ha hecho del famoso Joker. A Katie Holmes creo que nadie la echa de menos en la historia; su papel es desempeñado con la misma soltura por Maggie Gyllenhaal.

Con un reparto sólido es difícil no hacer una buena película. Aún con los patinazos de guión y los tópicos que siempre acaban coronando las cintas de acción, la historia se mantiene coherente y el visionado de la película es agradable aunque un poco agitado, muy al estilo moderno de no dejar descansar al espectador. No recuerdo sin embargo esa sensación en “Batman begins”, que goza de un equilibrio casi perfecto entre acción, emoción y relajación.

En esta nueva secuela de Batman el Joker reta una vez más al héroe ciudadano de Gotham, con la intención de demostrar que el gen del mal se encuentra siempre en cada persona y sólo hace falta escarbar un poquito para sacarlo a la superficie. La venganza, la ira y algún que otro sentimiento socialmente poco aceptado (ni aceptable) se dan cita en el desenlace de esta historia en la que, cómo no, los buenos vencen… pero no salen indemnes! Eso es lo que hace la película más grande de lo que podría serlo en circunstancias normales: la historia acaba razonablemente bien o razonablemente mal según la perspectiva desde donde se mire. Es fantástico que cada espectador pueda aportar su interpretación de los hechos y esta película lo permite con creces.

Me alegra especialmente que el malo no sea tonto, fallo principal de las películas de buenos y malos, y de igual modo me gusta que el malo, en este caso el Joker, no se vaya por los cerros de Úbeda cuando quiere perpetrar una maldad. Estaba ya un poco cansada de los thrillers en los que los malvados explican durante diez minutos el porqué de sus acciones mientras el bueno (y listo) consigue liberarse de sus ataduras, elige siempre el botón correcto del mecanismo de desactivación y consigue que el malo se ensarte en cualquier pincho que pudiera verse en el metraje. Sólo por esto, viva The Joker :D

*** Fin de Spoilers! ***

Nos encontramos pues ante una muy buena película y una buena secuela, característica ésta última casi más digna de mención que la primera. En mi opinión Ledger se merece el Oscar y con ello acabar de aupar al mito a esta producción que, sin embargo, no ha sido reconocida con otras nominaciones destacadas (sí aparece en varias categorías técnicas como sonido, fotografía o dirección artística). Y a ver si se acuerdan algún día de Christian Bale, que el pobre yo creo que mejor ya no puede hacerlo.

Sobre el director Christopher Nolan sólo decir que posiblemente nos encontremos ante uno de los realizadores más inteligentes de las últimas décadas. Desde “Memento” ha sabido crearse una imagen de marca que personaliza todas sus obras y parece que la fórmula del thriller le funciona mejor que a otros.

No sé hasta qué punto los aficionados al cómic original de Batman estarán de acuerdo con esta adaptación pero creo que, en todo caso, el personaje sale ganando con este toque más adulto y mucho menos fantasioso. No es invencible pero sí difícil de matar (como diría Steven Seagal…) y por eso los superhéroes sin poderes siempre serán mis preferidos.

4 comentarios:

  1. A mí me dejó un poco frío (estoy bastante exigente últimamente, no sé qué me pasa), demasiado enrevesada y poco coherente.
    Me quedo con el Joker de Jack Nicholson.
    P.D.- Memento me flipa.

    ResponderEliminar
  2. No la he visto... pero creo que de estos ultimos tiempos es de las que me gustaria ver!

    ResponderEliminar
  3. Angus yo sí que prefiero al Joker-Ledger, porque Nicholson me parecía como más de dibujo animado, no sé. "Memento" es un peliculón (que por cierto creo que no he posteado aún en el blog sobre ella... lo tendré en cuenta :D).

    Jose es bastante recomendable, al menos para poder juzgar en comparación con otros "Batman" :) Como dije, sigo quedándome con "Batman begins", pero eso no quita que ésta me parezca muy buena también.

    saluditos

    ResponderEliminar
  4. ¡Que sería de los buenos sin esas parrafadas! Son ciertamente entrañables.

    El caballero oscuro es una estupenda película, no cabe duda. Pero aun me falta algo que no sabría definir en estas adaptaciones de Batman. Al menos Nolan nos ha hecho olvidar los desastres de otras adaptaciones anteriores.

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails