sábado, 12 de septiembre de 2009

Sostiene Pereira (2)

Esperaba más de esta película, basada en el fantástico libro de Antonio Tabucchi del mismo título, “Sostiene Pereira”. Es el riesgo que tiene ver las adaptaciones cinematográficas de grandes obras literarias, o simplemente de libros que nos gustan. La mayoría de las veces encontraremos que la película no está a la altura del libro y rara vez lo veremos mejorado.

La película está bien, es correcta y muy fiel a la novela. La dirigió el italiano Roberto Faenza en 1996, realizador no demasiado conocido pero que tuvo el gran honor de contar para este film con
Marcello Mastroianni en el papel del entrañable Pereira. La interpretación del ya veterano actor, que fallecería tan sólo unos meses después del estreno de la película, está llena de fuerza e intención, captando muy bien la esencia del Pereira descrito en la novela. Aparece también como secundario el resolutivo Joaquim de Almeida, actor portugués asiduo del cine europeo de calidad, gracias a su dominio de idiomas como el francés, el inglés, el español o el italiano, además de su portugués materno.

La ambientación de los años treinta está bastante lograda, aunque la tensión se “ve” mucho mejor leyendo que viendo, la verdad. Lo que tampoco me encaja en la película es que el Pereira literario es obeso, mientras que con Mastroianni tuvieron que hacer un obvio trabajo de maquillaje para simular esos kilos de más que el actor no tenía.

Pequeños detalles aparte y aunque las interpretaciones sean correctas, la película no alcanzó a emocionarme tanto como el libro. La historia funciona igual que en la novela, porque el guión no cambia apenas nada del original, pero todo transcurre demasiado lentamente y sin el desgarro que sí transmite la novela.

Para los que no hayan leído el libro quizás la película tenga mejores cualidades. Para mí, todo lo bueno de esta cinta es lo que escribió Tabucchi, por lo que el mérito de Faenza fue simplemente hacer la adaptación más fiel posible y buscar un elenco actoral que estuviera a la altura. Según esos criterios, el resultado es agradable pero no va mucho más allá.

5 comentarios:

  1. Me he leído a la vez las dos entradas dedicadas al libros y a la película (sin el spoiler) y me ha parecido muy interesante la forma de publicación de ambas a la vez.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que en este caso no puedo hablar ni opinar con propiedad ya que no he leido el libro ni he visto la película, pero tienes muchísima razón cuando mencionas el riesgo que se corre al ver la adaptación de ciertas obras literarias, especialmente cuando estas gustaron y emocionaron al lector.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Loquemeahorro, me suele gustar ver las películas de los libros que leo, aunque no siempre sean buenas las adaptaciones. Poniendo los dos comentarios juntos creo que me hago entender mejor sobre lo que me pareció uno y otro, no? :) Gracias, me alegro de que te gustara.

    Perséfone, en la mayoría de las ocasiones me quedo de calle con los libros. Hay películas que merecen la pena también y son adaptaciones bastante dignas de las novelas originales, pero como cada uno entiende y "vive" el libro a su manera, es difícil que tu idea al leer sea igual que la del director o el guionista cuando adapta.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. He visto la película, pero sin haber leído el libro. No guardo un gran recuerdo de ella; más bien le encuentro falta de ritmo y de un hilo conductor que realmente enganche. Pero pienso que el gran Mastroianni es capaz de salvarlo todo. ¡Qué prodigio de actor!

    ResponderEliminar
  5. Treus, pues te recomiendo que leas el libro, porque realmente la historia está muy bien. En la película no han captado bien todo el espíritu de la novela y el visionado, tienes razón, se hace lento y sin rumbo fijo. Yo no tuve esa sensación mientras leía, por eso te digo que la historia cobra mucha más vida en la obra de Tabucchi.

    un bso

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails