martes, 12 de octubre de 2010

La escafandra y la mariposa

Hacía mucho tiempo que tenía esta película pendiente. Está basada en una historia real convertida en novela autobiográfica a cargo de Jean-Dominique Bauby, quien fuera editor de la revista francesa de moda ELLE. El hombre, un cuarentón apuesto y con mucho éxito profesional, sufre un día un infarto masivo que lo deja en coma. Cuando despierta descubre que ha perdido toda capacidad de habla y movimiento, teniendo que enfrentar su vida a partir de entonces desde el denominado síndrome de cautiverio.

Esta enfermedad, también conocida como “encierro cerebral”, afecta a la movilidad de las extremidades y ocasiona trastornos en el habla, aunque permite al que la sufre mantener intactas sus capacidades mentales, visión y audición. En el caso de Bauby, su única conexión con el mundo es el parpadeo de su ojo izquierdo, con el que consigue comunicarse y transmitir sus necesidades.

“La escafandra y la mariposa” narra los últimos meses en la vida del periodista, desde que es ingresado en un hospital especializado, y cómo consigue dictar su libro de memorias a una secretaria mientras ésta recita las letras del alfabeto. La película presenta una visión técnica y narrativa un tanto novedosa, contando los hechos en su gran mayoría desde el punto de vista de Bauby, tanto a nivel de cámara, enfoques y demás, como en lo relativo a sus impresiones de lo que le está ocurriendo a través de la voz en off. Su cuerpo inerte es para él una escafandra que le impide moverse y salir al exterior, una cárcel física que limita a su conciencia totalmente lúcida.

El film es muy emotivo en determinados momentos y también muy duro, sin escatimar escenas sobre la cruda realidad de las personas que sufren este problema. No me estremeció como podía haberlo hecho, pero sí le reconozco una carga dramática importante. Todo ello mezclado con algunos puntos de humor negro en los que el propio Bauby hace chistes de dudoso gusto sobre su situación. Pero quién mejor que él para hacerlos, claro está.

El director Julian Schnabel es experto en biografías cinematográficas: en 1996 dirigió “Basquiat”, narrando la vida del artista callejero del mismo nombre, y en 2000 su producción “Antes que anochezca” mostraba la trayectoria personal del poeta cubano homosexual Reinaldo Arenas, interpretado por Javier Bardem. “La escafandra y la mariposa”, se estrenó en 2007, diez años después de la muerte de Bauby, encarnado aquí por el actor francés Mathieu Amalric. Destaca además la presencia de Emmanuelle Seigner y Max von Sydow en un brevísimo pero intenso papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails