viernes, 2 de septiembre de 2011

Jóvenes ocultos

Un bar al que suelo ir en Santa Cruz de Tenerife organizó el mes pasado un ciclo de cine de vampiros ochenteros. Entre las películas que pusieron, todas en versión original subtitulada, por supuesto, estaba este pedazo de clásico, “Jóvenes ocultos”. A pesar de mis dudas iniciales, he de decir que no ha envejecido tan mal como podría esperarse y me sigue pareciendo una película genial.

Originalmente titulada “The lost boys”, esta película dirigida por el irregular Joel Schumacher en 1987 se convirtió en una cinta de culto que aborda el tema de los vampiros como esos muchachos descarriados, excesivos, violentos y engreídos que se saben por encima del bien y del mal gracias a la vida eterna que corre por sus venas. Pensar en vampiros ochenteros es pensar inevitablemente en Kiefer Sutherland, líder de esta banda de jóvenes marginados que desafían lo establecido y campan a sus anchas por el pueblo californiano de Santa Carla.

Aunque esperaba que con los años me chirriaran muchísimos detalles del film, la verdad es que me sorprendí a mí misma disfrutando de nuevo con la historia de esta peculiar familia (dos hermanos, una madre recién divorciada y un abuelo más para allá que para acá) que se instala en una zona azotada por extrañas desapariciones y bajo sospechas de la existencia de vampiros. Entre el terror, la fantasía y la comedia, Schumacher consigue facturar un producto bastante ágil, con interpretaciones memorables (adoro al binomio de los dos Coreys, que aquí están sublimes en su primera participación juntos: Corey Haim y Corey Feldman) y unos efectos especiales no tan malos como cabría esperar, con un toque gore final un tanto disparatado, eso sí.

Supongo que a los que no la vieron en aquella época la película les parecerá floja o incluso malilla, pero el espíritu de los ochenta está perfectamente plasmado en todas las escenas. Además la estética es de lo más interesante y la música acompaña a la perfección el desarrollo del film, con auténticos temazos como el “People are strange” de los Doors en una genial versión de Echo & The Bunnymen, “Don’t let the sun go down on me” de Roger Daltrey o el tema central, “Cry little sister” a cargo de Gerard McMann.

*** Spoilers! ***

A mí esta película me produce una sensación de nostalgia muy agradable y prefiero obviar los detalles negativos y centrarme en lo divertido que resulta escuchar a Corey Haim decirle a su hermano (Jason Patric): “my own brother, a godamn shit-sucking vampire! Wait’ll mom finds out!”, que en el doblaje español creo que se tradujo como “mi propio hermano es un vampiro de mierda! Verás cuando mamá se entere!”. Toda esa inocencia, esa naturalidad de normalizar lo sobrenatural, le dan a “Jóvenes ocultos” un encanto maravilloso.

Otra escena fantástica es la de las pruebas que los pequeños Coreys hacen al personaje de Max cuando va a cenar a su casa, para comprobar si es o no un vampiro. Resulta divertidísima para mi gusto. Además, la idea de tener que matar al vampiro jefe para que los demás vampiros se conviertan igualmente en mortales me parece original e interesante.

*** Fin de Spoilers! ***

En 2008 se hizo una secuela que lleva el infame título de “Jóvenes ocultos 2: Vampiros del surf”, en la que sólo se atreve a repetir Corey Feldman. Pero no sólo se atrevió con ésa, sino que el año pasado reincidió con la tercera parte de la saga, “Jóvenes ocultos 3: Sed de sangre”, que ni siquiera se estrenó en cines. No las he visto pero, obviamente, no las recomiendo.

“Jóvenes ocultos” es la película ideal para ver en grupo y recordar aquella época en la que los malos iban en moto, fumaban, llevaban ropa de cuero y muñequeras de pinchos. No hay que perder de vista el hecho de que se trata de una peli ochentera con todo lo que eso conlleva, con estética de aquella época y con calificación para “casi” todos los públicos, así que la mirada debe hacerse en consecuencia si se quiere disfrutar.

Puntuación: 8 sobre 10.



10 comentarios:

  1. Me gusta mucho esta película. Yo no la vi de pequeño y, sin embargo, la primera vez que la vi me encantó.

    Una de las pocas salvables de Joel Schumacher, en mi opinión. Y la banda sonora, como comentas, es fabulosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Yo la vi en TV años después de su estreno, pero sí, es una peli ochentera total.

    No sé si quiero volver a verla, nunca fue para mí una peli de culto, ni tampoco me disgustaba.

    ResponderEliminar
  3. Einer, yo creo que también es la mejor de Schumacher, porque el resto de su filmografía (de la que sólo he visto una pequeña parte, la verdad) es bastante mediocre.

    Loque pues mira, muy acorde con lo que comentaba con Einer de que Joel Schumacher es un genio de la mediocridad y así son sus pelis, que ni sí ni no XD De todos modos para mí "Jóvenes ocultos" sí que es una peli de culto :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. No soy fan del vampirismo en el cine ni la literatura, dudo que disfrute viendo el film, lo que sí se adivina es la estética ochentera. Y no sé por qué me ha venido a la mente una de las peores películas que he visto nunca: The Night Flier.

    http://www.filmaffinity.com/es/film881193.html

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Teníamos esta película en el video club donde trabajábamos toda la familia, y es verdad que tenía una atmósfera muy especial. Hasta el poster me atraía.

    No la he vuelto a ver desde entonces pero ahora que la recuerdas me ha apetecido horrores.
    Otra anécdota es que en el CD de músicas favoritas que más escucho en el coche está ese Cry little sister con coro de niños que tanto me gusta.

    ResponderEliminar
  6. La vi hace varios años y tras leer tu reseña me han entrado ganas de revisarla.
    Un detalle, la 2ª parte ya salio directamente en dvd.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Sese, no he visto la que linkeas, pero tiene una pinta horrible, francamente XDDDD Si no te molan los vampiros pues mejor no veas tampoco "Jóvenes ocultos", salvo que estés con colegas y os apetezca reíros un rato de la estética ochentera :)

    JuanRa, esa canción me encanta y, de hecho, creo que tendría que sonar por el blog, no? :)

    Sr. Nocivo gracias por la info; ya me habría extrañado que la estrenaran en cines, la verdad :D De la tercera ya ni hablamos, jaja.

    saluditos

    ResponderEliminar
  9. Como bien dices yo tambien la ví de pequeño y este verano me dio por verla otra vez y la verdad es que no ha envejecido para nada.
    MIKI. salu2

    ResponderEliminar
  10. Miki así da gusto revisar clásicos ochenteros, verdad? :)

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails