martes, 11 de octubre de 2011

El ansia

Tony Scott dirigió “El ansia”, su primera producción para la gran pantalla, antes de inclinarse totalmente hacia el cine de acción. He leído críticas bastante malas sobre ella pero, para mí, es una buena película de vampiros con una historia bastante bien resuelta. Con ella volvemos a los chupasangres ochenteros, pero esta vez con un toque más decadente, más clásico, menos gamberro.

Hay que tener en cuenta que Scott dirigió esta cinta de terror con toques románticos en 1983, antes de que las road movies de vampiros adolescentes se convirtieran en dueñas de las carteleras. Esta reseña puede contener spoilers! a partir de aquí.

Los protagonistas de “El ansia” son vampiros que llevan siglos sobreviviendo a un mundo no preparado moralmente para su forma de vida. Son cultos, refinados, integrados en la sociedad solamente lo justo para no llamar la atención, pero deben alimentarse de sangre humana y para ello deben matar cada cierto tiempo para calmar su ansia, irremediablemente. Lady Miriam Blaylock (Catherine Deneuve) es una vampiresa que lleva siglos coleccionando amantes, humanos a los que convierte y con los que comparte su ansia y su vida hasta que el amor desaparece. Entonces, la eterna juventud se acaba para ellos y sus pútridos cuerpos unidos a sus torturadas almas permanecen encerrados en ataúdes por toda la eternidad.

La última conquista de Lady Blaylock, la doctora Sarah Roberts (Susan Sarandon), es una experta en la investigación de las causas del envejecimiento. Inteligente y muy acostumbrada a los recovecos de la ciencia, no puede evitar sin embargo caer en las poderosas redes de seducción de la vampiresa, viviendo en carne propia esa extraña transformación que la va poseyendo. Pero el destino que prevé para el resto de sus días no le satisface del todo y la ambiciosa doctora decide profundizar en el secreto que Blaylock esconde para perdurar en el tiempo.

Para empezar, las interpretaciones son sublimes, tanto de Deneuve y Sarandon como de David Bowie. Esto tiene su mérito ya que ninguno de ellos se encuentra entre mis favoritos y, aún así, los tres me encantaron en esta película. Muchos se empeñan en afirmar que lo mejor de la cinta es la escena lésbica entre las dos actrices, cuando desde mi humilde opinión la podría calificar incluso de innecesaria. Supongo que en aquellos primeros ochenta daría bastante publicidad al film pero no aporta gran cosa a la historia y se podría haber acortado o eliminado directamente sin que nada cambiara en el desenlace. Tampoco sé si en ese sentido la película es muy fiel al libro en que se basa, la novela del mismo título escrita por Whitley Strieber.

Por otro lado, es brutal el modo en el que John, el personaje de Bowie, descubre que está envejeciendo a pasos agigantados y que su muerte es cuestión de horas. El sentimiento de abandono que sufre, su soledad ante la constatación de que ella ya no le quiere, de que ya no es necesario en su vida, están maravillosamente representados en el film. A ello ayuda también esa iluminación tenue y esa fotografía en tonos sepia, esas cortinas al viento con esa música clásica de fondo, esa sensación de lánguido desgarro en cada objeto inerte que enfoca la cámara.

La estética de “El ansia” (“The hunger”) ha hecho que se convierta en todo un clásico del género. A este tipo de vampiros les gusta el arte porque estaban allí cuando se creó (recordemos que su edad se cuenta por siglos) y tienen además un gusto exquisito. Todo eso está bien aprovechado por Tony Scott para configurar un universo vampírico elegante y decadente, infinito en el tiempo. También se ha criticado el aire de videoclip ochentero que tienen algunos momentos de la película, pero es que rodándose en 1983 yo eso lo veo hasta lógico y necesario. Gracias a eso el realizador firmó uno de los mejores comienzos del cine de vampiros al ritmo de Bauhaus y su “Bela Lugosi’s dead” (no apto para espectadores sensibles, aviso).



Tras esta película Tony Scott dirigió “Top Gun” en 1986, con la que consiguió ese gran éxito de público que no había tenido con “El ansia”, y que también me gusta mucho, la verdad. Cierto que su peli vampírica es un producto de peor digestión, más reflexivo y complejo y, quizás por ello, más valioso a nivel artístico y cinematográfico. En 1997 se inició también una serie de TV con historias de vampiros basada en “The hunger”, que duró un par de temporadas y que tuvo como mayor aliciente la presencia de Bowie en unos cuantos capítulos.

Aunque no sea una película para todo tipo de público, "El ansia" es un buen clásico de terror que le da una vuelta de tuerca al mito de los vampiros y que se deja ver con bastante agrado a pesar de los años transcurridos.

Puntuación: 8 sobre 10.

8 comentarios:

  1. Me encanta esta película, recuerdo que la vi por el reparto y termino gustándome por todo: la historia, el reparto, la estética... ciertas películas de vampiros actuales que "modernizan" el mito deberían tomar ejemplo.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, la pintas tan bien que voy a tener que verla :-)

    Salud y saludos.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me gusta esa decadencia que desprende.
    La escena lésbica entre Susan Sarandon y Cathernine Deneuve (aquí) es bastante erótica; a mi no es que parezca lo mejor del film ya que ésta, en general, está bastante bien, muy conseguida (estoy contigo, Lillu). Es la única de este director que merece la pena, aunque se mantenga, en este caso empiece, con su estética marcadamente publicitaria).
    Está bien lo que comentas acerca del personaje de Bowie, ese sentimiento de perro apaleado emocionalmente (cómo se encontraría el pobre tío, envejeciendo a pasos agigantados y con la que tiene con su querida vampiresa Catherine Deneuve) y abandonado a su suerte.
    Muy buena entrada, Lillu.
    Bicos desde tu tierra querida ;-D

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Pues ya tengo película para ver!!!! Muchas gracias por la recomendación!!!

    ResponderEliminar
  6. Nocivo, a mí me sorprendió muy gratamente, porque había escuchado de todo sobre ella pero no la había visto hasta ahora. Las pelis de vampiros de ahora (no he visto ninguna) creo que ya no profundizan tanto en el mito vampírico ni en nada de eso, me da a mí.

    Exseminarista ye-ye, pues ya me dirás qué te parece :)

    Javi, el personaje de Bowie fue precisamente uno de los que más me gustó. Me enterneció casi :D

    León J. Perses, pues a disfrutarla!

    saluditos

    ResponderEliminar
  7. Es gratificante Lillu, que alguien hable de películas como esta, que ni son novedades, ni tampoco grandísimos títulos clásicos.

    Es curioso que en su momento fue una película famosísima, que armó muchísimo revuelo, y hoy en día, está casi olvidada.

    ResponderEliminar
  8. Loque, yo supongo que gran parte del revuelo que causó en su momento sería por la escena lésbica que comento, con actrices casi consagradas ya por entonces.

    Ya sabes que a mí me gustan las pelis raras, jeje. No veo mucho cine nuevo tampoco y me gusta revisionar pequeñas joyas que, como bien dices, están casi olvidadas.

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails