domingo, 27 de mayo de 2012

Consideraciones sobre Eurovision 2012

Como todos los años por estas fechas, ayer sábado se celebró el Festival de Eurovision, que tuve ocasión de ver y compartir con unos amigos. Para esta edición apenas había escuchado los temas aunque sí vi las dos semifinales previas que se celebraron durante la semana. De ellas salieron 20 finalistas, a los que se sumaron los 5 Big Five clasificados automáticamente por tradición (España, Reino Unido, Italia, Alemania y Francia) y el país organizador por haber ganado el año pasado, Azerbaiyán.

Poca novedad con respecto a otros años, destacando de nuevo la pésima calidad de la mayoría de las canciones, la aburridísima linealidad de casi todos los temas y de los artistas en general. Los que se atrevían a destacar lo hacían por sus puestas en escena estrambóticas (el siniestro barco turco, los gemelos epilépticos irlandeses, las abuelitas rusas de after...) intentando llamar así la atención de un público acostumbrado ya a casi todo en este evento musical. Lo último, como siempre, las canciones, que además de un tiempo a esta parte ya ni siquiera se interpretan en los idiomas de cada país sino en el que les venga en gana.

Sobre las votaciones, más de lo mismo. Desde que se produjo la desmembración de los gigantes rusos y yugoslavos en pequeñas repúblicas, la zona Este de Europa sigue votándose entre ella por afinidad geográfica, social y política y garantizándose los primeros puestos en la clasificación. Sin olvidar que a nosotros nos ocurre lo mismo y Portugal nos dio este año 12 puntos, como también viene siendo habitual.

A pesar de todas estas consideraciones, la ganadora fue Suecia, una de las canciones favoritas según los comentaristas y cuya intérprete, Loreen, me dejó anonadada por el tamaño de sus manos en comparación con su corta estatura y su pequeña envergadura. La canción sueca le sacó más de 100 puntos a la segunda clasificada, Rusia, que apostó fuerte llevando a un grupo de marchosas ancianas ataviadas con trajes típicos.

Una de mis canciones favoritas, la de Dinamarca, se quedó al final de la lista, con sólo 21 puntos, mientras que otro de mis preferidos, el representante de Alemania, consiguió remontar en las últimas votaciones y se situó entre los diez primeros. La española Pastora Soler hizo una digna interpretación, la verdad, y se quedó finalmente en el décimo puesto con 97 puntos. Podéis ver la clasificación completa en la página de RTVE sobre Eurovision. En este mismo enlace podéis acceder a los vídeos de todas las canciones interpretadas en la gala.

Os dejo con el tema alemán, cantado en inglés (en fin...) por el joven Roman Lob y titulado "Standing Still". Para mí, una de las mejores canciones del festival.


10 comentarios:

  1. Ya sabes que no soy especialmente fan de Eurovision pero tengo que reconocer que las veces que hemos quedado para verlo todos juntos es divertido. Sigo diciendo que lo mejor es el comentarista, y ver como es capaz de cuadra casi todas votaciones en base a la política y relaciones internas del propio concurso. Siempre he pensado que al ser un concurso intencional para celebrar la diversidad cultural de Europa los países deberían explotar sus cualidades propias. Por eso mi voto va para Rusia este año por echarle narices y salirse del formula habitual del certamen

    ResponderEliminar
  2. No suelo verlo, pero casi todos los años pico y veo un par de canciones, en este caso la de ¿Serbia?, una chica con un moño estrambótico que queriendo lucirse, desafinaba en los momentos álgidos.

    ResponderEliminar
  3. Nacho yo también creo que debería ser un festival con un poco más de identidad nacional, pero se ve que la tendencia es al contrario, a que todo suene igual venga de donde venga.

    Loque la que dices creo que era la de Albania, que además recibió un montón de puntos (algo inexplicable también para mí). La gente que no entiende de música confunde los gritos con la capacidad vocal, porque esa muchacha metía unos berridos que asustaban XD

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Este año hasta me divertí viéndolo (casi siempre lo pongo cuando están en plena votación). Yo tengo que remarcar que España estuvo bien, a secas; sin hacer el ridículo, pero con una canción sosilla. Y que la ganadora era de esperar, yo al menos en cuanto escuché la canción, ya lo intuí. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues este año no repetimos la festiva experiencia de reunimos para tal conmemoración, aunque eso sí, lo que vi me permitió sacar conclusiones sobre los mimos países que mencionas aunque me da a mí que desde distinto punto de vista: dónde se ha visto que una sueca no sea rubia, y que se desaproveche el potencial femenino ruso en pos de unas ancianas por muy agradables que fueran. Y eso sí, también era fan de la danesa, aunque no sé yo sí por los mismos motivos que tú.

    Saludos (y perdón por el matiz frívolo del comentario, no me lo tengas en cuenta, jaja)

    ResponderEliminar
  6. Vero la verdad es que la canción sueca a mí no me dijo nada la primera vez que la escuché, aunque después sí que me gustó algo más. De todos modos, el tema no era malo y la puesta en escena era arriesgada y, por lo que se vio, efectiva.

    Sese, jajaja, yo tenía al lado a alguien comentando las mismas cosas que tú ;) De hecho, a mí la chica danesa me pareció monísima, aparte de que me gustara también la canción :D Y también comenté que dónde estaban este año los grupos de niñas zorriles de otros años, recordando especialmente a las tres jovencitas rusas de Serebro de hace unos cuantos años :D

    saluditos

    ResponderEliminar
  7. También eran mis favoritas las canciones de Dinamarca y Alemania. Además me gustó el marchoso tema de Ucrania, que sonaba a himno de la Eurocopa.
    A mi lo del idioma me importa menos, (claro que si España cantara en inglés, me repatearía) pero el compadreo de puntos entre vecinos... ¡¡golpe de estado a eso ya, hombre!! xDD

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. JuanRa pues yo de Ucrania ya no me acuerdo tampoco :( La verdad es que escuchando tantas canciones seguidas una acaba armándose un lío, a no ser que alguna le llame especialmente la atención.

    Yo creo que tarde o temprano tendrán que cambiar el sistema de votos para que las opciones se igualen, sino será imposible que algunos países vuelvan a ganar Eurovision.

    saluditos

    ResponderEliminar
  9. Hola

    Sí que estuvo floja la Eurovisión de este año. Eso sí, hubo dos injusticias tremendas. El Reino Unido no mereció el penúltimo puesto tras haber presentado un vals tan bonito. Anggun, que le da varias vueltas a la mitad de los participantes, tampoco quedó donde debería. España no quedó demasiado mal en comparación con otros años, pero la interpretación de Pastora Soler habría merecido un puesto no por debajo del 5...

    En fin, pero ¿y lo divertidas que son las votaciones?

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  10. Juan a mí la canción del Reino Unido no me dijo nada especial tampoco, pero es verdad que la de España no era mala este año. Tanto como el quinto puesto no sé yo, pero a lo mejor alguno más arriba sí le hubiera puesto.

    Las votaciones a mí es que me indignan sobremanera en todas las ediciones, pero siempre las veo año tras año. Una que es masoca o algo así XD

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails