domingo, 21 de octubre de 2012

Y la comida más odiada es...

... el hígado!! Ya se ha cerrado la encuesta y, tras 33 votos, pasaré a analizar con un poco más de detenimiento los votos y los comentarios. Muchas gracias a todos los que habéis participado de uno u otro modo en este sondeo gastronómico.

Parece ser que el hígado se lleva la palma a la hora de ser el alimento menos soportado por los lectores. En muchos casos (el mío incluido) esa fobia se debe a un trauma infantil, ya que hace años los padres creían firmemente que el hierro contenido en el hígado nos haría crecer más fuertes y sanos y, por ello, nos obligaban a comerlo. Hoy se sabe que el hígado, a pesar del hierro que contenga y de ser una potente fuente de vitamina A, no está entre las partes más "sanas" de un animal y por ello su consumo debe ser moderado e incluso eliminado en algunas dietas, por su alto contenido en colesterol, por ejemplo. Yo tengo una excusa perfecta para no comérmelo, no diréis que no :P

Por otro lado, estoy segura de que en esos 16 votos (un 48% del total) también hay personas que odian los sesos, los riñones, los callos o alguna otra variedad de casquería. A mí es que sólo nombrarlas y pensar en comérmelas ya me da cierto repelús, la verdad, aparte de que otra manera de llamar a esas partes de los animales es despojos, lo que ya lleva implícito que muy comestibles no deben ser. En fin, que aquí también nos comemos a los conejos y fuera de España nos ven como unos sádicos que nos zampamos a esas tiernas mascotas de grandes incisivos y orejas largas que van dando saltos por el campo.

A mucha distancia de las entrañas animales está la familia de la col, coliflor, brécol y coles de Bruselas, que han recibido 4 puntos de los votantes. Es verdad que entre las verduras hay algunas más odiadas que otras y parece ser que la coliflor es la que menos simpatía despierta. Y eso que olvidé poner las espinacas, otro gran clásico de nuestra infancia! Los moluscos bivalvos (mejillones, ostras, almejas y similares) han quedado en un digno tercer puesto, con 3 votos. Y aunque la leche no ha recibido ningún voto en su apartado, sí que ha habido varios comentarios al respecto, por lo que podemos situarla también entre los alimentos menos apreciados.

Es bueno saber que hay un amplio porcentaje de visitantes (21% de los votos) que aseguran que les gusta todo y que no odian ningún alimento especialmente. Son ésos a los que da gusto invitar a cenar y que no pasarían apuros si viniera una guerra, como no dudaban en amenazar nuestras madres y abuelas cuando no queríamos comer algo. Y sé que lo habéis hecho a propósito, que nadie ha votado las setas para fastidiarme. Bueno, realmente no las había votado ni yo, porque odio con más énfasis otro tipo de productos como bien pudisteis comprobar en el post que inspiró esta encuesta.

Y por último, una reflexión: a todos a los que no os gusta el hígado, qué tal una tostadita de paté de campaña? Quién no recuerda el tradicional bocadillo de foie gras para merendar? La típica manera de comer hígado (y además de pato!) sin enterarnos. Ahí lo dejo :P 

Gracias de nuevo a todos por participar!

20 comentarios:

  1. Al menos yo te puedo asegurar que no me gusta a pesar de que cuentan que tiene muchas propiedades y de que en algunos lugares que frecuento es habitual como tapa. Te envié un mensaje fb. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Johnny, a mí como si me dicen que me haría crecer 10 cm. de golpe, tampoco me lo comería XDD

      Recibido y contestado el mensaje, gracias!

      saluditos

      Eliminar
  2. Aunque odio la casquería en general, matizo mi voto: los sesos molan, por lo menos en tortilla que es como los he probado.

    Salud y saludos.

    Pdta.: el paté no cuenta como hígado, no tiene ese sabor asquerosamente repugnante, todo lo contrario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exseminarista ye-ye, tampoco es que me muera de ganas de probar los sesos, ni siquiera en tortilla. Además seguro que eso es fatal para mi colesterol :P

      PD: Pero la base sigue siendo hígado! Aunque es verdad que yo de pequeña me lo comía alegremente en bocadillo, cierto es.

      bsito

      Eliminar
  3. Para mi la palma se la llevan las mollejas de pollo. Casaquería avícola. El no va más.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaal, veo que también te apasionan las vísceras :P

      saluditos

      Eliminar
  4. Me encanta el hígado, como ya sabrás. No entiendo, sobre todo mis glándulas gustativas, como ha podido quedar de alimento peor valorado. Como ya sabrás, nuevamente ;-D, encebollado me encanta.
    Tampoco entiendo muy bien lo de la coliflor. Hombre, cocida y sin sal tal vez no sepa; pero con un bacalao bueno y con una ajada ummm.
    Un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javi el caso de la coliflor yo creo que es estrictamente territorial, ya que en Galicia es muy típico el bacalao con coliflor, sobre todo en Navidades, mientras que en el resto de España no ven esa combinación con tan buenos ojos.

      saluditos

      Eliminar
  5. Joo! Quería votar y se me pasó! Pero hubiera votado por el hígado igual JAJ XD A mi lo que no me gusta es la textura más que el sabor, no me gusta que se deshaga de esa forma. Eso si, coincido con un comentario de aquí arriba, los sesos están buenos! Y el paté lo mezclan con tres mil cosas no sabe ni a lo que lleva AJJa XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nukacola otra rara que dice que los sesos están buenos! Ay, señor :P

      muacks!

      Eliminar
  6. Hola

    Vaya... Al final no voté. El caso es que de la lista no había ningún alimento que me desagradase muchísimo, así que no habría sido un buen votante. Las cosas que menos me gustan son las naranjas y las piñas comidas a bocados, pero en zumo sí me las tomo.

    Curiosa encuesta. Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  7. Pues mira por donde me han entrado ganas de volver a probar el hígado a ver si he superado ya el trauma infantil y no es tan malo como lo recuerdo.

    Que a veces son sólo manías.


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está buenísimo, Sese. Manías que le da a uno de vez en cuando... :-D

      Eliminar
    2. Yo lo encuentro muy bueno. Pruébalo, Sese y me cuentas.

      Eliminar
  8. Juan, quizás podrías haber votado por la opción de fruta y luego especificar en los comentarios. La próxima vez intentaré desmenuzar aún más las respuestas, jeje.

    Sese, yo tengo claro que lo mío no es una manía, porque de mayor sigo sin soportar el olor. Con los mejillones también lo volví a intentar de mayor, en trocitos pequeños, y qué va, no hubo forma.

    Ismael, somos muchos los anti-hígado! :P

    saluditos!

    ResponderEliminar
  9. Mira, pues mis odios gastronómicos están con los de la mayoría, y sí, tampoco soporto la casquería en general.

    Yo no le voy a dar otra oportunidad a la víscera, tengo clarísimo que no me gusta, así que me uno a la liga anti-hígado.

    Muy buena esta encuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CreatiBea, que sí, que para qué probar de nuevo algo que ya sabemos que no nos va a gustar tras varios intentos. Yo lo veo igual :)

      saluditos!

      Eliminar
  10. Y yo que el hígado, con un chorrito de limón lo encuentro delicioso.
    Y la casquería, con perejil picado y ajo... riquísima.
    Se ve que yo nado a contracorriente, jajaja.

    He recordado que de niño no podía con el olor de la coliflor hervida, pero hoy me la ñampozampo igual.

    Lo que sí ocurre es que con los años no asimilamos igual de bien algunos alimentos, como la leche, por ejemplo. Yo me pasé hace años a la soja, porque no me sentaba muy bien.

    Muy interesante todo :)

    ResponderEliminar
  11. JuanRa, bueno, gente rara hay en todas partes... cough, cough! :P

    Lo de la leche le pasa a mucha gente, sin embargo a mí me sigue sentando bien y me encantan los vasos de leche fría en verano :)

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails