viernes, 8 de noviembre de 2013

La marca del meridiano

Soy una fan incondicional de la literatura de Lorenzo Silva, pero he de decir que "La marca del meridiano" me ha parecido una novela bastante floja. A pesar del cariño que le tengo a los personajes de esta saga, los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro, este libro no me ha enganchado como otros de este autor y me ha parecido demasiado complaciente con el lector. Y eso que mi predisposición era absoluta hacia todo lo contrario.

Lorenzo Silva aborda en "La marca del meridiano" una nueva aventura policíaca a cargo de los héroes patrios más cercanos, el brigada Rubén Bevilacqua y su partenaire laboral la sargento Virginia Chamorro. A estos dos personajes se les había unido ya en su anterior peripecia el guardia Arnau, un joven recién graduado que aporta cada vez más a este binomio benemérito. 

En esta ocasión, la Guardia Civil debe investigar la muerte violenta de un ex-compañero jubilado del Cuerpo, caso que se le encomienda al mejor, a Bevilacqua, que además mantuvo en el pasado una estrecha relación de amistad con el finado. Sus pesquisas destaparán una trama de corrupción policial al más alto nivel y pondrá a los protagonistas en una compleja situación de duda moral.

Los personajes principales de la saga desarrollan un poquito más sus caracteres en esta novela y en sus páginas también continuamos descubriendo su lado más humano. Fragmentos del pasado de Bevilacqua toman aquí forma para perfilar unas relaciones imperfectas que han marcado su devenir a lo largo de los años y lo han convertido en el casi cincuentón solitario, recto, comedido y afable que es, con sus habituales toques de sarcasmo. La investigación, que les lleva de nuevo a Barcelona y alrededores, vuelve a despertar en el veterano policía reminiscencias de aquella juventud en la ciudad condal cuando daba sus primeros pasos, ya no sólo como guardia civil sino también como adulto.

Pero fuera de ahí y desde mi punto de vista, la novela aporta poco al género. Quizás ahonda más en reflexiones filosóficas y vitales sobre el honor, el deber y la responsabilidad e incluso la territorialidad que otros libros de la serie y eso resulta en parte interesante, pero a mí en concreto no acabó de llegarme. El libro se lee bien pero no encandila ni interesa tanto como esperaba. Es demasiado estándar, diría yo, demasiado típico y un poco plano. Cierto que el desarrollo es correcto y los tiempos están perfectamente medidos para ir avanzando poco a poco hacia un final previsible pero aún así satisfactorio. En este sentido podríamos decir que "La marca del meridiano" es, en general, entretenido para una lectura sin pretensiones, pero recomiendo encarecidamente cualquier otro de la saga de Bevilacqua y Chamorro antes que éste. 

Acerca del Premio Planeta 2012 que le fue otorgado a esta novela, pues lamentablemente he de decir que el autor sí se lo merece, totalmente, pero no por esta obra en concreto. Cualquiera de las publicaciones anteriores de Silva tendrían para mí más entidad para haber sido distinguidos con éste u otros galardones. 

Puntuación: 6 sobre 10. 

6 comentarios:

  1. Que no se entere nadie, pero a mí me parece que a Silva se le está subiendo un poco el éxito. Y a lo mejor con este libro ya vendido a la editorial (que es lo que es en realidad el Premio Planeta) no se lo ha trabajado tanto como en otros casos y empieza a ser demasiado condescendiente consigo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loque, coincido contigo en que creo que no ha arriesgado tanto en este libro como en otros anteriores, aunque le tengo cariño al autor y me cuesta pensar que el éxito lo esté cambiando. Siempre me ha parecido un hombre bastante humilde, razonable en sus apreciaciones, muy inclinado hacia el progreso literario y a dar todo tipo de facilidades a los lectores para acceder a sus obras. Por eso me ha decepcionado encontrarme con un libro tan poco convincente y tan lineal. No me gustaría ver en ello los motivos que comentas, pero es cierto que esta novela no está a la altura de sus anteriores trabajos y eso da que pensar.

      saluditos!

      Eliminar
  2. Sólo he le´çido Carta blanca de Lorenzo Silva y me ha gustado. Pienso repetir, pero me da pereza adentrarme en una saga, como la que comentas. Así que se aceptan sugerencias!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Te reconozco que no he leído nada de este autor, así que poco te puedo comentar sobre el mismo, pero siempre fastidia ver como un autor que te gusta saca un libro flojo, sobretodo si antes de leerlo tienes un montón de expectativas sobre el mismo.

    ResponderEliminar
  4. Sese, si no te lo he dicho ya en alguna ocasión, te recomiendo "La flaqueza del bolchevique", para mí de lo mejor de Silva. Los de la saga Bevilacqua y Chamorro también se pueden leer bastante bien de forma independiente, y en ese caso para mí los mejores son "El alquimista impaciente" y "La reina sin espejo".

    Chechu, es una sensación muy agridulce, la verdad, sobre todo porque le tienes cariño al autor y a su estilo literario y no te gusta sentirte decepcionada.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  5. Pues si a ti te ha parecido floja, yo no la leo, que no soy tan incondicional como tú de Silva... aunque ya sabes que La flaqueza del Bolchevique me FASCINÓ!!
    besitos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails