lunes, 12 de mayo de 2014

Fuerteventura (II)

Molino de viento en Tefía
Finalizando nuestro primer día en Fuerteventura bajamos hacia Tefía, una zona con abundante presencia de molinos de viento tradicionales. El estilo de estos molinos es muy similar al que se podría encontrar en cualquier paisaje manchego.

Y como viento es precisamente lo que no nos faltó en la isla, al subir al mirador de Morro Velosa casi volamos. El mirador, legado de César Manrique en Fuerteventura, ofrece unas hermosas vistas del Parque Rural de Betancuria. Desgraciadamente el día estaba bastante nublado y ya era tarde, por lo que en las fotos apenas se aprecia la vasta extensión de terrenos que se divisan desde allí. 

Vistas desde el mirador Morro Velosa
El edificio alberga un pequeño centro de interpretación en el que se hace un repaso del origen geológico de las Islas Canarias y del entorno. Fuerteventura es la primera que surgió debido a la actividad volcánica, hace unos 14 millones de años.

Guise y Ayoze en el mirador Corrales de Guize
Bajando por el valle de Santa Inés paramos también en otro mirador, el de Corrales de Guize, presidido por las imponentes estatuas de los guanches Guise y Ayose. Las dos figuras de bronce, obra del escultor Emiliano G. Hernández, tienen más de 4 metros de altura y representan a los Antiguos Reyes que gobernaban los reinos de Jandía y Maxorata en la isla, antes de la conquista.

Ya en Betancuria, nos encontramos con una villa preciosa y muy cuidada que en su momento fue la primera capital de Fuerteventura. Como un pequeño oasis de vegetación en medio de las áridas montañas majoreras, Betancuria es el municipio menos poblado de Canarias, con apenas 800 habitantes. Tiene una pequeño núcleo urbano con una bonita plaza donde se sitúa la Iglesia Matriz de la Concepción y un par de museos arqueológicos y de arte sacro que no pudimos visitar al ser festivo.

Betancuria
Al día siguiente comenzamos la jornada en las Salinas del Carmen, al sur de Puerto del Rosario y a un par de kilómetros de Caleta de Fuste. El edificio principal acoge el Museo de la Sal, donde varios paneles informativos explican detalladamente el proceso de obtención de la sal y el funcionamiento de las salinas. 

En el exterior se puede contemplar el esqueleto de una ballena, incluido en el proyecto denominado La Senda de los Cetáceos del Cabildo de Fuerteventura. Los cetáceos varados en las playas de la isla son recogidos, analizados y enterrados en lugares apropiados para, posteriormente, proceder a la recuperación de los huesos y a su montaje como escultura natural. El objetivo de este proyecto es sensibilizar al público sobre la conservación del medio marino.

Salinas del Carmen con esqueleto de ballena al fondo

Nuestra siguiente visita fue al Faro de la Entallada, situado en la punta del mismo nombre. Yo tengo especial predilección por los faros, no sé muy bien por qué, pero intento visitar todos los que puedo cuando viajo. Este faro terminó de edificarse en los años cincuenta y fue el último destinado a ser habitado en Canarias. Se trata además del faro más cercano a las costas africanas y tiene un alcance de 21 millas náuticas.

Faro de La Entallada
(Haz click en las imágenes para ampliarlas!)
(continuará...)

5 comentarios:

  1. ¡Qué chachi! He visitado solamente una vez Fuerteventura (y me avergüenza decirlo) y ahora siento más ganas de volver. Gracias por esta crónica tuya. Esperaré la tercera parte con ganas :)

    ResponderEliminar
  2. Haces bien en ir visitando todas las islas cuando puedes. Si yo viviera allí lo haría sin duda. Disponer de un coche e ir recorriendolas en toda su extensión.
    Lástima que encontrárais tantas cosas cerradas por ser fiesta, pero aún así merece la pena.
    Impresionante el esqueleto de la ballena. Con la foto sin agrandar tan solo parecía una estructura metálica.

    Cuenta, cuenta más :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. AnamariDQ, pues a ti te queda más cerquita la isla, jeje! La verdad es que yo no estoy acostumbrada a ese paisaje tan árido pero reconozco que para pasar unos días de relax, alejada del mundo, es un lugar ideal.

    JuanRa, en los viajes a otras islas pudimos llevar nuestro propio coche en el ferry, pero en este caso fuimos en avión así que alquilamos coche en el mismo aeropuerto. Para mí es la mejor manera de conocer a fondo un lugar, moviéndote tú a tu ritmo y pudiendo parar donde quieras y cuando quieras.

    Lo de las ballenas es bastante sorprendente, porque yo también pensaba al principio que eran de mentira. Un colega de mi pareja participó en esos montajes (hay varios esqueletos a lo largo del litoral de la isla) y la verdad es que son una pasada :)

    Aún me quedan dos o tres entradas sobre el viaje, pero no he tenido tiempo para prepararlas. Me alegro de que te interesen mis impresiones :) En breve continuaré con la crónica!

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los paisajes de Fuerteventura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chechu, yo es que soy más fan del verde, la verdad. Hay miradores muy impresionantes, eso sí, y playas preciosas. Alguna pondré en próximas entradas ;)

      saluditos!

      Eliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails