miércoles, 17 de septiembre de 2014

Londres (II)

Estatua ecuestre de George III, Pall Mall
Nuestro primer día completo en Londres lo dedicamos a cuestiones de intendencia: recoger el London Pass para utilizar otro día en diversas atracciones, ubicarnos en la ciudad, familiarizarnos con los transportes y pasear por la zona más céntrica de compras y negocios.

Vista desde el segundo piso del bus
Decidimos comenzar la mañana subiéndonos a un típico autobús londinense (sí, los rojos de dos pisos) y por supuesto viajando en la planta de arriba como todo turista que se precie. Elegimos una línea que nos dejaba justo al lado de la oficina en la que teníamos que recoger el London Pass gestionado desde España, que teníamos pensado utilizar para visitar algunos de los edificios y monumentos más emblemáticos de la ciudad y ahorrarnos con ello unas libras (explicaré el funcionamiento de este pase en otra entrada).

Sección de Doctor Who en Forbidden Planet
Nuestro segundo objetivo matutino era visitar Forbidden Planet, una de las tiendas de ocio más importantes de Europa con varios locales en el Reino Unido. Tanto en cómics y libros como en vídeos específicos y merchandising variado, su oferta es amplísima. Allí realizamos unas pequeñas compras para seguir después nuestro paseo por los aledaños del Soho, uno de los barrios con más movimiento cultural de la capital. 

Garrick Theatre, con el musical "Let it Be" de The Beatles
Palace Theatre, con el musical The Commitments
Aunque no pudimos visitarlo con mucho detenimiento y además de día no tiene el mismo encanto que de noche, sí pasamos por delante de algunos teatros con musicales en cartel, eventos clásicos del entretenimiento nocturno londinense. También estuvimos por Charing Cross, una calle conocida por sus librerías.

A la hora del almuerzo nos esperaba Covent Garden, un barrio con el mercado como insignia. Cientos de personas se congregaban en su plaza mientras grupos de artistas callejeros actuaban para ellos. Muy pintoresco. Cerquita de allí está la Iglesia de St. Paul, también conocida como la Iglesia de los Actores. Se trata de un sencillo templo del s.XVII en el que se organizan cada año cientos de eventos teatrales y culturales en general, por lo que esta iglesia anglicana tiene una estrecha relación con el colectivo de la farándula. En el momento en que la visitamos estaba preparado el montaje para la representación de "Alicia a través del espejo".

"Alicia a través del espejo", patio de St.Paul's Church
En el interior de la iglesia hay placas en memoria de algunos conocidos actores británicos como Charles Chaplin, Boris Karloff, Robert Shaw o Richard Beckinsale. La parte de los jardines, con numerosos bancos, estaba repleta de gente comiendo, algo muy típico de la cultura londinense. Nosotros también aprovechamos para almorzar allí, tras comprar comida en un local cercano. La mayoría de las cafeterías de la ciudad tienen la opción de "take away" (para llevar) y lo habitual es que la gente salga a comer a alguno de los parques cercanos a sus lugares de trabajo. 

London Eye

Big Ben, el reloj del Palacio de Westminster

Victory Tower, Westminster
Por la tarde bajamos por primera vez hacia las orillas del Támesis. A pesar de que el día estaba oscuro y amenazaba lluvia, los márgenes del río estaban repletos de gente paseando y visitando las atracciones cercanas. Allí tomamos las primeras imágenes del Londres más turístico: el London Eye y Westminster. Como nuestra visita a esos lugares estaba programada para otro día decidimos no pararnos demasiado y continuar hacia St. James's Park, uno de los parques que conforman la red The Royal Parks de Londres. 

Duck Island Cottage, St. James's Park
Tras un breve paseo, bajamos hacia Piccadilly Circus, en pleno West End. Habíamos quedado por esa zona con unos amigos residentes en Londres para cenar, por lo que hicimos tiempo recorriendo de nuevo el sector más comercial de la ciudad. En Regent Street, Oxford, Carnaby o Liberty Street se pueden encontrar las tiendas más exclusivas de Londres. Moda, complementos, artículos de lujo y cientos de objetos de marca en locales acondicionados en los bajos de antiguos edificios señoriales. Un bello contraste, sin duda, puesto que modernidad y clasicismo se unen aquí a la perfección.

Carnaby Street
No soy fan de las compras ni de las marcas así que mi desembolso en esta parte de la ciudad se limitó a pagar la cena en un restaurante italiano ubicado en un concurrido patio interior de uno de estos edificios. El paseo nocturno hacia el metro nos dejó la visión más animada de este distrito, con multitud de gente en los pubs aprovechando las "happy hour" de cerveza a bajo precio. Porque tengamos en cuenta que una cerveza en Londres cuesta alrededor de 3-5 libras dependiendo del sitio (desde 3,80 euros en locales de comida rápida hasta los 6 euros y pico en restaurantes). Hablaré de estos detalles gastronómicos con más detenimiento próximamente ;)

Ganton Street, by night.
*** Haz click en las fotos para ampliarlas.

(Continuará...)

5 comentarios:

  1. He comprado el city pass en un par de ciudades y ¡¡¡viva el city pass!! No solo te ahorras dinero, sino sobre todo colas y problemas.

    En Charing Cross buscásteis el 84? Aunque ya no esté la librería yo, si estuviera en esa calle, no evitaría la foto.

    ResponderEliminar
  2. Loque la verdad es que no me acordé de esa peli cuando pasamos por Charing Cross :/ Tampoco pudimos pasar por la famosa de Notting Hill (que creo que ahora es una zapatería, no una librería) ni por el 186 de Fleet Street, la barbería de "Sweeney Todd". Lo dejaremos para una próxima visita ;)

    Lo del London Pass al menos a nosotros nos compensó bastante, y eso que pillamos el de un solo día. Dedicaré una entrada a ello para que la gente lo tenga en cuenta.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Que sepas que estoy tomando notas, no solo de los lugares, sino también de todo lo que tenga que ver con entradas y transporte publico.

    ResponderEliminar
  4. Chechu, mi intención es hacer un post completo con todos esos detalles, posiblemente al final de las crónicas diarias. Espero ser de ayuda si planeas viajar a Londres pronto :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  5. Al igual que Loque, ha sido leer Charing Cross y acordarme de 84, Charing Corss Road, que por cierto leí hace poco. La película (La carta final) es una de mis favoritas.
    Madre mia, cuánto tiempo se necesita para poder ver tantas cosas, ¿eh?

    Sigo. Muy interesante!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails