viernes, 28 de noviembre de 2014

Londres (VIII)

The Arch, Kensington Gardens
Nuestro viaje a Londres tocaba ya a su fin. En nuestro último día completo en la ciudad el objetivo era el Natural History Museum, un centro que recoge millones de fósiles, esqueletos animales y muestras de la naturaleza de todo el mundo. 

Albert Memorial, sur de Kensington Gardens
Para llegar hasta allí decidimos dar un pequeño paseo mañanero por los Kensington Gardens, con un tiempo muy agradable y acompañamiento de ardillas incluido. Dejamos a lo lejos el Kensington Palace, que no pudimos visitar durante este viaje, y salimos directamente al Albert Memorial y al Royal Albert Hall, ambos monumentos muy representativos de la ciudad y dignos de contemplar.

Royal Albert Hall
Tras callejear unas cuantas manzanas llegamos al Museo de Historia Natural, que tiene una orientación esencialmente didáctica por lo que estaba lleno de familias con niños iniciándose a la historia de las especies desde sus albores. El edificio en sí es ya una auténtica joya. Fue inaugurado a finales del s.XIX como escisión del Museo Británico, recogiendo gran parte de su colección fósil y el archivo geológico. De nuevo sir Hans Sloane fue el principal proveedor de este museo gracias a su colección privada.

Natural History Museum, hall con Lillu y diplodocus
Las muestras se exponen en varias zonas según su sector de estudio científico: paleontología, geología, botánica, zoología. La sección de dinosaurios es bastante espectacular, con réplicas de muchos animales extinguidos y esqueletos recuperados de varias excavaciones. Un enorme diplodocus da la bienvenida en el hall principal del museo, siendo quizás la pieza más llamativa de la colección.

Esqueletos de cetáceos, NHM
En el espacio dedicado a cetáceos se puede contemplar el esqueleto de una ballena azul de 25 metros de longitud, aparte de otros mamíferos marinos. Muchos animales disecados y recreaciones de otros ya inexistentes en nuestro mundo actual completan una vasta colección que muestra la evolución de cientos de especies.

 Interior Natural History Museum
Aunque no pudimos pararnos con detalle en algunas salas, demasiado llenas de gente o con menor interés para nosotros, el conjunto informativo del museo es verdaderamente excepcional. Varias exposiciones móviles recrean determinados momentos de la evolución, como la eclosión de unos huevos de saurio o el cambio climático. También hay sectores dedicados al mundo mineral, vegetal y una sala completa de insectos, por la que pasé por encima ya que son unos bichos que me dan cierto repelús vistos tan de cerca.

Lateral edificio Natural History Museum
En definitiva, se trata de una extensa colección con fines muy educativos, imposible de ver con detalle en un solo día. A pesar de llegar media hora antes de la apertura y tratarse de un martes, ya había cola en todas las entradas y tardamos un ratito en poder acceder al museo. Una vez dentro la visita es bastante libre, aunque hay algunas zonas como la sala de los dinosaurios con un recorrido predeterminado, de esos que me disgustan especialmente porque si el de delante no avanza tú tampoco puedes hacerlo y si deseas pararte más tiempo en algo que te interesa fastidias también a los que te siguen y quieren continuar la visita. La entrada, como en casi todos los museos londinenses es gratuita, con algunas exposiciones temporales de pago.

Fachada Natural History Museum
Tras el almuerzo en un chino de la zona de South Kensington, decidimos entrar también en el Museo de Victoria & Alberto, que me habían recomendado y está situado justo enfrente del Museo de Historia Natural. Bueno, la verdad es que Exseminarista Ye-ye prefería visitar el Imperial War Museum pero para ello tendríamos que coger un metro y desplazarnos al otro extremo de la ciudad, así que cedió y no me lo perdonará en la vida (lo sé, ays!).

Victoria & Albert Museum
El Victoria & Albert Museum (también llamado Museo Nacional de Arte y Diseño) es un edificio victoriano de cinco plantas que recoge la mayor colección de artes decorativas del mundo. Se fundó en 1852 y muestra numerosas piezas de pintura, orfebrería, cerámica, escultura, mobiliario, fotografías, textiles... El fondo del museo cuenta con más de 4 millones y medio de objetos procedentes de las más variadas culturas, entre ellas importantes colecciones de China, Oriente Medio, India y casi todos los países de Europa.

"Neptune and Triton", Bernini, V&A Museum
En sus 145 galerías se pueden contemplar recreaciones de viviendas victorianas, con todo su mobiliario y en la última planta del edificio una extensísima colección de porcelanas y cerámicas clásicas de decenas de países, con un fichero de búsqueda y consulta, dada la amplitud de la exposición. Óleos, grabados y dibujos conforman otra de las galerías, con la mayor colección del mundo de cuadros del pintor británico John Constable. También se exhiben en el museo notas manuscritas de los trabajos de Leonardo da Vinci, dentro de la Biblioteca Nacional de Arte. 

"St. John Baptiste", Rodin, V&A Museum
La colección es totalmente ecléctica y a ratos un poco caótica, por la gran cantidad de vitrinas y objetos artísticos que colapsan todas las esquinas del edificio. Personalmente, lo que más me gustó fue la sala dedicada a escultura, con piezas de Bernini, Donatello o Rodin, éstas últimas donadas al museo por el propio artista en 1914.

Sección de porcelana y cerámica, V&A Museum
En general el museo es en sí una obra de arte desde la misma arquitectura del edificio, con una hábil conjunción de lo clásico y lo moderno, exposiciones temporales de arte contemporáneo y distintas actividades relacionadas con las muestras. Eso sí, demasiados objetos y demasiada información para asimilar en una sola tarde, más aún después de una semana completa de visitas culturales.

Placa a la izquierda de la entrada del V&A Museum
Placa a la derecha de la entrada del V&A Museum
Al salir del V&A Museum nos dirigimos hacia nuestra última parada del viaje, un pequeño recorrido por Hyde Park, que sólo habíamos tocado parcialmente hasta entonces. Este parque se sitúa al este de Kensington Gardens y constituye uno de los más grandes de Londres, famoso por su lago (el Lago Serpentine, que lo separa de la parte occidental del parque) y por su Speaker's Corner, una tribuna desde la que cualquiera puede hablar al público que allí se congregue y donde la policía suele ser bastante tolerante con la temática de las protestas siempre que el lenguaje no sea ofensivo y no haya quejas de los presentes.

Entrada a Hyde Park
Hyde Park, zona Memorial Diana de Gales e Isis
Hyde Park suele estar bastante masificado y para mi gusto no resultó ser el parque más bonito de la capital británica, aunque sí es sin duda el más conocido y visitado. Desde allí nos dirigimos a la salida de Marble Arch para seguir caminando hacia nuestro hotel, pudiendo constatar que la zona alrededor del parque es una de las más cotizadas para vivir teniendo en cuenta el nivel de los automóviles aparcados en las entradas de las casas y la presencia de seguridad privada en las puertas de algunos domicilios.

Marble Arch desde la salida de Hyde Park

*** Haz click en las imágenes para ampliarlas!
 
*** (... continuará)

5 comentarios:

  1. Efectivamente, nunca lo perdonaré, doy fe :P

    Pero desde el cariño, sin rencor. O con rencor más bien. Salud.

    ResponderEliminar
  2. ¡Recuerdo el Victoria & Albert! Vale, mentira, recuerdo que estuve ahí, pero si normalmente no se recuerda nada de un museo al cabo de unos meses, no te digo yo después de veint... venticinc... bueno, muchos años!

    ResponderEliminar
  3. Estupendas las entradas sobre Londres, Lillu. Una asignatura más que pendiente. Algún día, seguro. Ahora creo que me hubiese escapado antes a Londres que a Berlín, aún estando bien esta ciudad con su modernidad y tal. Felices fiestas :-D

    ResponderEliminar
  4. Pensando en esa masificación que dices, que impide ver las cosas a tu ritmo, he pensado en lo bien que estaría ver Londres tal y como aparece en la película "28 días después". Puliendo algunos detalles, claro :p

    ResponderEliminar
  5. JuanRa, algunos detalles, sí XDD

    Gracias por los comentarios chicos! No he podido contestar a todos antes porque estoy liada estos días (Navidades, trabajo, gente... esas cosillas) pero todavía me quedan pendientes un par de entradas sobre cómo moverse en Londres para intentar que la ciudad no te supere :D Próximamente ;)

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails