miércoles, 29 de noviembre de 2006

Dire Straits

Puede que a los más jóvenes el grupo Dire Straits no les suene de nada. La cosa puede cambiar si decimos que su líder indiscutible era el guitarrista Mark Knopfler... o puede que tampoco signifique nada para muchos lectores. En primer lugar decir que esta banda británica marcó una época en el mundo del rock y que, sólo por ello, merece ser recordada aunque haga ya bastantes años que se disolvieron.

Los hermanos Mark y David Knopfler, acompañados por John Illsley, Pick Withers y Ed Bicknell, fundaron Dire Straits a finales de los años 70, con un sonido rockero diferente del punk que reinaba por entonces. A pesar de que en su primer disco de 1978 ya se incluyó un tema que se convertiría en mítico, "Sultans of swing", su consagración llegaría en la década siguiente, sobre todo con la publicación del álbum "Brothers in arms" en 1985. El tema que da título al disco cerraba el mismo con un larguísimo solo de guitarra y una emotividad que sólo Mark Knopfler podía dar a sus canciones.

La banda como tal editó su último trabajo de estudio en 1991, "On every street". Ya en los años anteriores, mientras lideraba Dire Straits, Mark Knopfler se había dedicado a componer la banda sonora o los temas principales de varias películas, entre las que destacan la inolvidable "La princesa prometida" o "Un tipo genial (Local hero)". De igual modo había compartido su genialidad con otros grandes artistas como The Notting Hillbillies o Chet Atkins para grabar discos conjuntos, acercándose más al blues.

Para ilustrar esta pequeña reseña sobre el grupo he elegido una de las entradas más triunfales de cualquier canción de rock de todos los tiempos: "Money for nothing". Este tema se incluyó en su exitoso disco "Brothers in arms" y fue un número uno indiscutible, con un vídeo musical también digno de mencionar. Otro día mostraré la vena más intimista de Mark Knopfler, que también la tiene y hace buen uso de ella en sus temas.

7 comentarios:

  1. si que lles soa, muller, que tráxica:) o tema mítico gustábame. aló quedei:) pertiñas!! véxote moi moi nostálxica, por certo...

    ResponderEliminar
  2. Nostálgica yo? nah :P Es q de lo q escucho ahora no me llama la atención casi nada. He escuchado canciones q se me quedan durante un par de días y... flop! se van como vinieron, no perduran, no marcan. De vez en cuando sí q surge algún grupo que me interesa, pero la norma general es q me aburran y no me transmitan nada, ni nuevo ni viejo, nada. Y eso que tampoco soy muy exigente eh, q suelo aceptar de todo y tengo gustos variopintos. De todos modos, mantendré la oreja atenta y no dudes q señalaré por aquí si algún sonido nuevo me incita a postear :)

    muacks!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! mucho gusto la musica si lo escuche pero no sabia su nombre ,
    si , me gusta voy aver si que lo encuentro en Japón !!

    ResponderEliminar
  4. Hola Koko, gracias por tu visita. Seguro q encuentras algún disco de Dire Straits en Japón porque es un grupo q tuvo mucho éxito en los años 80.

    Tienes un blog muy bonito, por cierto :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  5. Hola

    Uf... Claro que te gusta la música de hace unos cuantos años; lo que hay ahora... Salvo excepciones, a mí me pasa lo mismo. La música comercial de hoy en día no me llena... O se centra en romantiqueos.

    Un saludo.


    Juan.

    ResponderEliminar
  6. Ay, algún día me contarás q tienes tú en contra del romanticismo, Juan :) Yo soy muy poco romántica, pero si me sorprenden con una cena con velas pos me hace ilu, q te voy a decir :D Y si una canción me emociona, poco importa q sea romanticona; siempre el fondo antes q la forma, creo yo.

    saluditos

    ResponderEliminar
  7. Hola

    No es exactamente que tenga nada contra el romanticismo, es que cuando oigo música tampoco me hace mucha gracia que me estén recordando continuamente que me he quedado solo (y más que me quedaré, pero de ese problema ya me ocuparé cuando llegue :-) ). Con esta actitud, el único que pierde soy yo, lo sé, pero no tengo ni demasiado tiempo ni demasiadas ganas como para cambiar. Ni te imaginas la paciencia que tenía antes con las chicas, lo que soportaba... y ahora no tolero lo más mínimo. No es que me líe a pegar gritos, que no es mi estilo, sólo que a la primera dificultad, por pequeña que sea, que me ponen, se acabó. Aunque hace tiempo que no me preocupo de buscar nada, porque pienso que es inútil. Supongo que el desencanto al que la vida nos lleva para todo, en este aspecto me ha alcanzado cuando aún soy muy joven.

    Para que una letra romántica me diga algo tiene que estar, o muy bien escrita, o ser trágica y, por tanto auténtica (la historia de The Highwayman, de Loreena McKennit es de las que me gustan... si quieres te la cuento). En el resto de casos, por lo general, prefiero la música instrumental (como Nightnoise que, por cierto, daban conciertos cuando estaba en la Universidad), que te deja mucha más libertad frente a la que tiene letra para inspirar cosas.

    Hasta pronto.


    Juan.

    P.D.: Esto me recuerda que, la última chica que he conocido (sólo eso, que no hubo nada), el verano pasado, y me cayó francamente bien era... ¡orensana! Ja, ja.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails