domingo, 10 de diciembre de 2006

Abre los ojos

Un año después del estreno de su ópera prima, Alejandro Amenábar repite trabajo con sus dos actores fetiche, Eduardo Noriega como protagonista y Fele Martínez de secundario en una película que daría mucho que hablar y que es considerada por muchos como la mejor de su autor: "Abre los ojos". Amenábar toca aquí otro de los géneros poco atendidos por el cine español, la ciencia ficción, conformando una cinta creíble dentro de la fantasía del argumento. (Spoilers!)

El personaje de César, interpretado de forma extraordinaria por Eduardo Noriega, despierta un día con el rostro desfigurado debido a un accidente de coche provocado por su ex-novia celosa (Najwa Nimri, perfecta en su papel también). César, joven y apuesto heredero de una considerable fortuna no consigue aceptar su nueva condición, por lo que sus visitas al psiquiatra son constantes, al igual que su desesperación. Inmerso en la extrañeza de las circunstancias intima con la hermosa Sofía (a mí Penélope Cruz personalmente no me gusta, pero para gustos... lo de siempre), que le hace sentir que lo más importante son los sentimientos y no la belleza exterior, revisando y actualizando el mito de la Bella y la Bestia y la historia de "El fantasma de la ópera" por el accesorio de la máscara.

La genialidad de "Abre los ojos" no está en la confusión de sueño y realidad, sino en la capacidad de su director para sorprender una vez más al público y concebir una historia sin fisuras en la que al final todo encaja. La idea de una criogenización para posteriormente continuar la vida en el momento en que el protagonista elige no es del todo novedosa pero sí impactante en esta cinta, en la que durante casi todo el metraje asumes que se trata de un sueño y no de una realidad virtual que la empresa elegida ha creado para él. La desubicación que sufre César nos agobia a todos, haciéndonos partícipes de su personal búsqueda de la verdad en una historia en la que sus recuerdos se mezclan en un perverso cóctel de angustia.

Uno de los puntos fuertes de la cinta es precisamente que te obliga a hacer cábalas durante todo el tiempo, intentando conectar las pistas que el realizador te va dejando en cada escena para encontrar la lógica a una serie de acontecimientos que no la tienen. Se ha comparado la habilidad del director español en esta película con la del mítico Alfred Hitchcock a la hora de engañar al espectador, de sorprenderlo, algo que se echa mucho de menos en la mayoría de cintas de intriga (o que pretenden serlo) y en las que se ve venir el desenlace desde el principio y lo peor es que al final te jode no haberte equivocado. En "Abre los ojos" cada uno de nosotros tiene una teoría distinta cuando la ve, una explicación concreta para lo que está ocurriendo y lo bueno de todo ello es que al final a todos se nos desmonta el planteamiento.

El gran éxito de la película llegó a las altas esferas de Hollywood, ni más ni menos que a las manos del todopoderoso Tom Cruise, que produjo un remake infame en 2001 protagonizado por él mismo y dirigido por Cameron Crowe, bajo el título de "Vanilla Sky". Puede que, sin haber visto antes la original, esta película tuviera un punto de interés, pero francamente a mí me parece que han aligerado tanto la historia para que se entienda que le han arrebatado con ello todo el encanto y la inquietud que tenía. La parte positiva de esta versión fueron los contactos que se iniciaron entre Cruise y Amenábar y dieron como fruto una colaboración económica en el siguiente proyecto del director español, "Los Otros", con la incomparable participación de la por entonces esposa del actor, Nicole Kidman.

6 comentarios:

  1. Hola

    Abre los ojos. Ciertamente, me encantó. Es muy buena. No sólo el trasfondo de ciencia ficción, sino detalles como uno muy famoso, el de Eduardo Norierga a contraluz con dos rostros, la máscara y el suyo propio.
    Una película de ciencia ficción bien llevada, realmente.

    Tienes muy buen gusto ;-).

    Un saludo.


    Juan.

    P.D: Otra pega de la versión nueva es cuando intentas poner un comentario, ya no te vale tu usuario y contraseña, sino que da un poco más la lata. Esto supongo que lo corregirán.

    ResponderEliminar
  2. si, foi un segundo golpe maestro. mágoa que os ianquis o estropeen todo ao tocalo.. en fin, cousas da vida... pertas!!

    ResponderEliminar
  3. mira isto:)
    emocioneime moitísimo!! pertis!!
    http://www.farodevigo.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=2839&pIdSeccion=5&pIdNoticia=104947&rand=1165815948281


    mírao:) e si, o sorriso está pintado, pero será real. non te ocupes:) o gato... é duns amigos! chámase mitchum:)

    biquiños, raíña!

    ResponderEliminar
  4. Tía, acabo de flipar!! La verdad, difícil encontrar un texto más profundo y sentimental q el q ha escrito Alvite para ti, tan desgarrador y tan inesperado, supongo! Te ha retratado exactamente cómo yo te recuerdo en aquellos meses q trabajamos juntas, aunque por entonces aún no fumabas y mi vocación distaba mucho de tener el entusiasmo de la tuya.

    Alégrate por ser inspiración para muchos y, a pesar de la melancolía del artículo, sigue sonriendo :)

    bezitos y gracias por compartir eso conmigo.

    ResponderEliminar
  5. Yo la vi despues de ver Vanilla Sky, el remake, y ciertamente me gusto mas que la de Tom Cruise, aunque me cargue el factor sorpresa.

    Abre los ojos es una de las mayores obras maestras de la ciencia ficcion, y no me refiero a nivel de españa (estilo practicamente nulo aqui), sino a todo el mundo

    ResponderEliminar
  6. Coincido contigo, Alexliam. La ciencia ficción es un género casi inexistente en nuestra cinematografía pero cuando sale alguna buena cinta destaca muchísimo sobre cualquier otra.

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails