sábado, 30 de diciembre de 2006

Doble cuerpo

Me he llevado una pequeña decepción con esta película, quizás porque ya han pasado más de 20 años desde su estreno y los giros que antes podían impresionar hoy por hoy no sorprenden demasiado. A pesar de tener ciertos toques maestros, de la mano inconfundible de su director, Brian De Palma, la película se me ha quedado coja en muchos aspectos tanto de guión como de montaje, aunque la historia sea buena. (Spoilers!).

En primer lugar, vuelvo a insistir aquí también sobre las traducciones al español de los títulos originales. El original "Body double" debería haber sido traducido como "Doble de cuerpo", que es realmente de lo que trata el film, de una doble cinematográfica. El título "Doble cuerpo" lleva a confusión y despista totalmente sobre el tema de la película. No sé si fue intencionado o no el hecho de traducirlo de ese modo, pero desde luego desvirtúa el significado original.

Dicho esto, "Doble cuerpo" cuenta la historia de un actor de películas de bajo presupuesto que un día descubre que su mujer le engaña y se ve obligado a buscar un alojamiento provisional. Un conocido, compañero de profesión, le ofrece su lujoso apartamento mientras él trabaja en otra ciudad, advirtiéndole que a través de un telescopio podrá observar cada noche a una exuberante mujer ligera de ropa. El espíritu voyeur del joven actor le pierde hasta el extremo de controlar todos los movimientos de su vecina, convirtiéndolo por casualidad en testigo de su asesinato a manos de un supuesto ladrón. La historia me parece fantástica, con escenas de homenaje a películas como "La ventana indiscreta" o "Vértigo", del inolvidable Alfred Hitchcock. Visualmente es un poco retorcida para mi gusto, con planos excesivamente repetidos que llegan a hacerse aburridos, pero el planteamiento no me parece malo.

Lo peor que tiene desde mi punto de vista el film es el montaje, donde parece que se han eliminado escenas por puro corte y confección sin tener en cuenta el desarrollo de la historia. El actor principal, Craig Wasson, tiene momentos de sobreactuación que me entorpecen bastante la visión de la película, aunque estoy segura de que en el momento de su estreno todos los aspectos que comento eran novedosos en la factura cinematográfica. Sin pensar en su fecha de producción (1984), quizás la cinta tenga más aire setentero que otras películas de suspense de la época. Estamos ante todo un clásico, no cabe duda, pero con más imperfecciones que otras cintas de su autor de las que tengo mucho menos que criticar.

A pesar de todo ello, no puedo negar que la película interesa. El momento en el que aparece Melanie Griffith es mítico y cómo el protagonista comienza a enlazar todas las pistas de lo que ha estado ocurriendo resulta atrayente. El desenlace del film, aunque visto hoy en día no es novedoso, deduzco que por entonces sí lo era y en ese aspecto ata todos los cabos que se habían podido soltar. Me resulta muy creíble el personaje de Melanie Griffith como actriz porno, y aunque personalmente no es una de mis actrices favoritas sí ha tenido actuaciones rompedoras y poco convencionales que engrandecen con el paso de los años su trabajo.

En general, la película se deja ver hasta el final con cierto interés, aunque la mezcla de humor casi ridículo del final con el terror claustrofóbico que sufre el personaje principal durante todo el film me producen una dicotomía cerebral que me descoloca más de lo necesario como para dar mejor nota al film. Eso sí, tiene algunos diálogos francamente buenos y algunas escenas dignas de recordar, sobre todo ahora que Brian de Palma pasa por momentos de menos lucidez artística que entonces.

Me gusta mirar

1 comentario:

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails