jueves, 25 de octubre de 2007

Thirteen

Vi esta película con bastante interés, esperando una historia sobre adolescentes con algo más de originalidad de lo que se suele ver en los tradicionales dramas de sobremesa. Y la verdad que sí es una historia diferente, cruda y directa, basada parcialmente en las propias vivencias de una de sus protagonistas y se supone que por ello muy realista, pero que sin embargo no ha colmado mis expectativas. (Spoilers!).

“Thirteen”, dirigida por la debutante Catherine Hardwicke en 2003, cuenta el difícil paso de la infancia a la adolescencia de Tracy (Evan Rachel Wood), que fascinada por el carisma de la chica más popular del instituto, Evie (Nikki Reed), comienza a perder el norte de una manera apabullante. Lo peor de la película es precisamente eso, que la pobre Tracy no tiene un problema, parece tener todos los problemas posibles de los 13 años y de su entorno. Sus padres separados (con padre ausente y desentendido y madre ex-alcohólica en rehabilitación que intenta rehacer su vida con un toxicómano también en proceso de curación) son la base ideal para el disloque de Tracy. Con esa situación sólo necesita el pequeño empujoncito de su pérfida amiga Evie para pasar de ser la hija y estudiante modelo a convertirse en una descarriada niña que fuma, bebe, toma drogas en variados tipos y cantidades (además de venderlas), practica sexo con conocidos (o desconocidos), se autolesiona, deja de comer, roba, miente…

Todo ello bien agitado forma un cóctel de difícil digestión que se sucede en la pantalla sin descanso, bien rodado, ciertamente, pero que tiende a ser un tanto excesivo. No es que me parezca poco creíble, pero quiero pensar que el porcentaje de jóvenes de 13 años que sufre todos esos contratiempos a la vez no es demasiado alto ni representativo de la sociedad, ni estadounidense, ni europea, ni española por supuesto. O eso, o es que yo estoy muy fuera de onda (que también puede ser). En todo caso la visión de la pre-adolescencia es demasiado desoladora y sufrida para mi gusto.

La espiral de destrucción personal en la que se ve envuelta Tracy, jaleada por su colega Evie, está permanentemente al límite, causando una sensación de ahogo constante. En ese sentido insisto en que la historia está bien filmada puesto que agobia bastante ver que la cría hace todo lo que quiere y nadie es capaz de quitarle la tontería (no puedo decir con una bofetada que luego me critican :P). Su madre (interpretada por Holly Hunter) no se entera de nada y todavía cree que tiene una niña pequeña con las típicas rebeldías de la edad, cuando lo que está creciendo en esa habitación de niña es una delincuente potencial.

Por suerte, algo hace “click” en su cabeza antes de que la cosa ya no tenga arreglo y madre e hija se unen para intentar normalizar la situación. Un pelín de moralina al final para dar un claro toque de atención a los padres de adolescentes que han perdido el control sobre sus vástagos. En definitiva, película entretenida, un poco asfixiante (algo más positivo que negativo en este caso) pero también demasiado aturullada donde se cuenta más de lo necesario para taladrar las insensibilidades. Las interpretaciones, eso sí, magníficas.

4 comentarios:

  1. Hola, Lillu:

    ¿Cuánto tiempo, verdad? estuve por Tarragona unos días y todavía me estoy recuperando del viaje.

    "Thirteen" no la he visto y tampoco es una película que me llame mucho la atención. Aunque me ha gustado una que ya tiene sus años: "Las vírgenes suicidas". Particularmente digamos que me he interesado por otro tipo de cine,... que muchos de los que conozco aquí en Compostela definen como "raro". Desde hace un tiempo me he enganchado a las películas de Kim Ki-duk, películas como "La isla", "El arco", "Samaritan girl", "Hierro 3",... y la última que he visto "Time". Es un tipo de cine diferente y que transmite algo y no una serie de estudiantes de colegio que semejan más ser un@s pin-ups.
    Esta semana se está celebrando el Festival Internacional de cine Euro-Árabe aquí. Pasan documentales, cortos y largometrajes, se ve que es algo que raramente aparece en cartelera. El mes que viene, en noviembre, todo el mes se celebra el Cineuropa: 30 días de cine con diferentes pases. Mmmm! ya tarda en llegar el mes que viene. Ya te/os informaré de ese festival, porque vale la pena.

    Informa: NimRI para Lillublog
    ---
    :D Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. NimRi, no te lo vas a creer, pero justo después de ver "Thirteen" puse a descargar "Las vírgenes suicidas" y "Samaritan girl", y el caso es que no llegué a ellas por la misma vía XD. También tengo ahí pendientes "Kids", de la que he oído buenos comentarios, y alguna otra peli koreana con buenas críticas.

    Entiendo lo que comentas del "cine diferente" y, aunque en "Thirteen" hacen el intento, la historia como comenté es al final un simple batiburrillo de mil cosas sin un sentido concreto.

    Todavía no me ha dado por el cine árabe, pero ya llegará el momento. Aaah Cineuropa, qué recuerdos (nunca me dejaron ir al maratón!); vi allí algunas películas interesantes.

    Saluditos!

    ResponderEliminar
  3. "Kids"? si es la de Spike Lee, te la recomiendo. Otra que me gustó de él fue "25th hours". De Kim Ki-Duk, de todas las que he visto, hay dos que dan un poco de grima: "El arco" y "La isla", en las siguientes parece ser que no se le dió por repetir la misma imagen,... supongo que ya el silencio se puede convertir en algo duro, pesado,... o violento.

    Los de AMAL, tienen una web por si te interesa, aunque no se la curraron mucho, comparando los carteles y folletos que circulan. amalfestival.com

    ResponderEliminar
  4. No he visto la película y no he leido la mitad de tu post por si acaso.
    Por la poca experiencia que tengo viendo estas pelis es muy facil caer en la peli facil, de adolescentes con problemas y no crear una historia realmente interesante. Supongo que lo mismo esta peli es parecida.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails