sábado, 1 de marzo de 2008

Pequeña Miss Sunshine

“Pequeña Miss Sunshine” es una película sencilla, sin grandes pretensiones pero con un importante fondo. Es una comedia con toques dramáticos y una honda crítica social que nos hace comprender que no somos tan diferentes de los demás, ni en nuestros éxitos, ni en nuestros fracasos. Fue la sorpresa de los Oscars del año pasado y yo creo que se mereció ese lugar de película revelación.

Realizada con un presupuesto modesto para lo que es hoy el cine americano (8 millones de dólares), la película lanzó a la primera plana a una pareja de directores desconocidos, Jonathan Dayton y Valerie Faris, que hasta entonces habían empleado todo su talento en la producción de vídeos musicales. Para el guionista Michael Arndt también fue esta su primera película, ganando el Oscar al mejor guión original con ella.

*** Spoilers! ***

La familia Hoover es un mosaico de locos en el que cada miembro lucha por sobrevivir enfrentándose a sus propios fantasmas. El padre fracasa una y otra vez en su empresa de proyectos de autoayuda para lograr el éxito, mientras ve que su propio padre, el abuelo Hoover, desperdicia los últimos años de su vida esnifando heroína y maldiciendo. Su hijo el joven Dwayne, de 15 años, se niega a hablar desde hace meses porque no le permiten ingresar en la academia de pilotos, mientras que su hija Olive, una regordeta niña miope de 7 años, aspira a convertirse en una belleza de los concursos de televisión. La abnegada madre soporta con estoicismo el cuadro diario de su hogar, sobre todo cuando se ve obligada a incorporar temporalmente a la familia a su hermano Frank, un gay con el corazón roto que ha intentado suicidarse.

Vista la situación, cualquiera diría que esa familia es una prueba de hogar desestructurado y sin futuro, pero todos deciden unir sus esfuerzos para ver cumplido el sueño de Olive: participar en el concurso infantil de belleza Little Miss Sunshine. Para ello deberán atravesar medio país en una maltrecha furgoneta y sufrir multitud de contratiempos que, sin embargo, no les hará desistir de su empeño por hacer feliz a la niña.

De fondo hay una crítica brutal a los concursos de belleza, a esas pequeñas Barbies de 8 años maquilladas, peinadas y vestidas como modelos de 25 en las que no se atisba ni pizca de la inocencia que muestra la infantil Olive. Ella sólo aspira a ser una niña guapa, a dejar atrás esas horribles gafas y a eliminar esa barriguita que la hace torpe. Todavía es demasiado joven para comprender que la belleza, como no, también está en el interior y su familia la rodea de un amor y una seguridad que jamás le permitirá verse fea. La muerte inesperada del abuelo durante el viaje (debido a un mal viaje…), hace que Olive tenga más deseos aún de mostrar ante el crítico jurado de Little Miss Sunshine la coreografía que su abuelo ensayó con ella durante muchas horas.

La familia en sí es enternecedora. La relación de Olive con su abuelo es muy tierna e inocente, al margen de la obsesión sexual del viejo por las mujeres; el adolescente nihilista descubre en su tío suicida a alguien que escucha sus reflexiones y le comprende en su sufrimiento existencial; la crisis matrimonial entre Sheryl y Richard es un calco de la que puede sufrir cualquier pareja con una situación económica difícil y cargas familiares añadidas. Todo tiene unos tintes de naturalidad sorprendente dentro de la particular locura de los Hoover. Podemos mirar hacia nuestras propias familias y posiblemente ellos serán más normales que algunos de nuestros propios consanguíneos. Eso es precisamente lo que los hace tan especiales, tan dignos de la comprensión y el cariño del espectador.

*** Fin de Spoilers! ***

“Pequeña Miss Sunshine” es para mí un soplo de aire fresco cinematográfico, no muy espectacular ni sorprendente pero sí muy cotidiana. Tiene momentos muy divertidos y otros mucho más dramáticos, lo que en conjunto hace del film algo muy entretenido que sigue una línea regular. Las interpretaciones son bastante correctas, aunque algunas escenas del guión llegan un pelín forzadas. Mi personaje favorito es sin duda el de
Toni Collette en su papel de sufrida madre, que mantiene económicamente a la familia, es resolutiva y siempre tiene una sonrisa para todos, poniendo un poco de cohesión y lógica en ese collage de personalidades que habitan bajo su techo. Alan Arkin, encarnando al deslenguado abuelo Hoover, ganó el Oscar por esta interpretación, 40 años después de haber sido nominado por primera vez por “Que vienen los rusos”.

Técnicamente hay también un buen trabajo en “Pequeña Miss Sunshine”, además de que la fotografía y la música son muy acertadas. Da en general la impresión de ser una producción hecha con cariño y, dentro de lo poco que me gustan las películas con niño, ésta se merece una buena nota por su prudencia y acierto al no mostrar algunos tópicos del género.

11 comentarios:

  1. Ví la película hace unos meses y me gustó mucho, no será una obra maestra pero es agradable y te hace pasar un buen rato. Es fácil empatizar con los personajes, y por lo que recuerdo el toque cómico y el dramático se equilibran bien.
    Sobretodo, para pasar un buen rato sin mayores pretensiones :)

    ResponderEliminar
  2. Hola lillu, vi la peli. Me gustó. Fue agradable y sin más pretensiones.
    Un besito, cielo.
    Natacha

    ResponderEliminar
  3. Akane y Natacha, a veces se agradecen películas así, verdad? Sencillas, sin estridencias, que te hacen pasar un buen rato :)

    Gracias a las dos por el comentario y saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Se te ha olvidado nombrar a la furgoneta como parte de esa familia. Y es que, sin ser el más importante, es uno mas de los personajes de la pelicula.

    Tambien me hizo gracia el baile de la niña que su abuelo le habia ayudado a crear. Donde parece un baile escandaloso y propio situaciones implicitamente presexuales, realmente es el reflejo de los monstruos en los que se han convertido el resto de niñas participantes donde se ve lo desagradable y zafio de la sociedad.

    Como siempre, muy buen comentario.

    ResponderEliminar
  5. Kano, cierto que la furgoneta es uno más de la familia, con sus pequeños fracasos y sus pequeños éxitos :) El baile con la coreografía del abuelo, impresionante. Para mí una de las mejores frases de la peli es cuando Olive anuncia que dedica el baile a su abuelo y, cuando el presentador le pregunta si está allí entre el público, ella responde "no, está en el maletero de la furgoneta" XDDD.

    Gracias por el comentario y saluditos

    ResponderEliminar
  6. Pues a mí la relación del abuelo con la niña no me pareció tan tierna e inocente. Cuando se desvela el bailecito-putón de la niña, me dió la sensación de que el abuelo la tenía más por un objeto de deseo. No sé, me dio esa impresión.

    ResponderEliminar
  7. Angus, pues yo la verdad no vi esa relación insana entre el abuelo y la cría. Cierto es que el hombre estaba obsesionado con el sexo y eso se ve en la coreografía, porque posiblemente es lo único que él conoció a lo largo de su vida, pero no creo que fuera consciente de que el baile era inapropiado para una niña de 7 años.

    Es posible que la película dejara abierta esa posibilidad de un abuelo pedófilo, pero a mí no me lo pareció. Pirado estaba un rato largo, eso sí, pero es lo que tienen las drogas XDD

    saluditos

    ResponderEliminar
  8. Coincido contigo en que es una buena película. No coincido en eso de las intervenciones infantiles, pero cada uno piensa como le place. La vi en V.O.S y la vi luego de nuevo en español. En V.O.S. es mucho mejor. Más diver y cómo no... Más auténtica. Después de eso la he vuelto a ver en casa otra vez y siempre que me acuerdo la recomiendo como "peli para una tarde de sábado/domingo".
    Gracias por el artículo, ¡siempre lo haces mu' bien!

    Un saludo, maja.

    ResponderEliminar
  9. Hannamary, gracias! Me pongo colorada con tanto cumplido :)

    Es verdad que la mayoría de la gente prefiere las pelis en versión original subtitulada porque son más auténticas y reales. Yo es que soy bastante lenta leyendo y si me pierdo una palabra o algo ya me pongo de los nervios, así que mientras mi nivel de inglés no mejore me quedo con la versión doblada. Al fin y al cabo, tenemos suerte de que los doblajes españoles no son de lo peor que se ve por ahí.

    saluditos

    ResponderEliminar
  10. Sin duda una de mis películas preferidas. Me encanta.

    ResponderEliminar
  11. Juananpol, se refleja tu vena tierna? :) Es una peli agradable, muy cierto.

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails