sábado, 11 de octubre de 2008

Laggy

ATENCIÓN! Si no te gustan los lagartos, mejor no leas este post :)

Hace aproximadamente un año se coló en nuestro patio un lagarto. El animal en cuestión me dio un susto de muerte puesto que lo primero que pensé cuando vi algo moverse era que se trataba de un ratón. Cuando comprobamos que en realidad era un reptil adulto, que parecía no tener intención de marcharse, decidimos adoptarlo, ponerle nombre y alimentarlo.

Aquí en Canarias existen varias especies de lagartos endémicos protegidos, dada su escasez y gran valor ecológico, así que buscamos información para asegurarnos de que no estábamos dando asilo a un lagarto en peligro de extinción. Comprobada su identidad, llegamos a la conclusión de que posiblemente se trate de un
lagarto tizón (gallotia galloti), especie común en la isla de Tenerife y La Palma.

El lagartito, que mide aproximadamente 13 centímetros sin contar la cola, fue bautizado como Laggy y aunque lo tratamos como a un macho sus características físicas indican que tiene más probabilidades de ser hembra, ya que no muestra las manchas azules laterales típicas de los machos. Mis limitados conocimientos científicos sobre fauna animal no me permiten comprobar este extremo, así que sólo espero no causarle un problema de identidad a nuestro reptil al llamarle "pequerrechiño".

Laggy, que llegó al patio con más o menos su tamaño actual, puede tener ya dos o tres años. Según los datos de la
Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles, los lagartos de esta especie pueden llegar a vivir ocho o nueve años (ya puede ponerse a trabajar antes para ganarse el sustento, tal y como están las cosas con la crisis…).
No sé lo que prefieren los demás lagartos en libertad, pero Laggy disfruta comiendo pimiento (sobre todo rojo), tomate, col, plátano y manzana. He probado a ofrecerle algunos otros vegetales y frutas pero suele despreciarlos. Da la impresión de no necesitar agua para sobrevivir (o la consigue de un modo que desconozco) y, a pesar de poder irse por el mismo lugar por el que entró, no parece querer abandonar nuestro humilde patio interior.

Aunque desde donde habita no le da prácticamente nunca el sol, por las mañanas busca la claridad y se sitúa en el alféizar de la ventana, mirando hacia dentro y levantando el morro, con una característica pintita blanca en la punta. Al mediodía se sitúa cercano al lugar donde le dejamos los trocitos de comida y ya por la tarde, cuando oscurece, se cobija bajo un mueble del patio y no parece tener actividad nocturna.

Tampoco muestra mayor interés por entrar en casa, sobre todo desde que le cerré la puerta que da a la cocina el día que lo vi con ánimo de investigar de donde procedían los alimentos que le dábamos. Ha perdido bastante el miedo pero suele esconderse siempre que oye ruidos fuertes o cuando salimos al patio. Lo único malo es que todavía no he conseguido que haga sus necesidades siempre en el mismo lugar y el patio a veces parece un campo de batalla de restos de comida y cagaditas de lagarto… gggrrrrr :P

Sé que no es muy emocionante contar la vida de una mascota, y menos cuando se trata de un lagarto que no acude cuando se le llama, pero en fin, que me apetecía presentarlo en sociedad. Mis padres ya lo han visto incluso en vídeo! :D

22 comentarios:

  1. Cute! ^^
    Es genial cuando aparece un animal en tu vida de pronto, sin aivar, y encima decide quedarse gorroneando un poco :P Mi gato nos llegó exactamente así, colándose por el patio de casa (claro que ya fue cogiendo cada vez más confianzas...).

    Me he acordado con tu post de un lagarto que vivía por nuestro jardín del campo hace ya muchos años, yo era una cría y lo recuerdo enorme ^^U Le llamamos Juancho, por un personaje de una serie de dibujos :)

    ResponderEliminar
  2. Como q aburrido?? siempre las mascotas son un punto importante en nuestras vidas... io tengo 2 sharpeis por ejemplo y son lo máximo!!

    Nos leemos

    ResponderEliminar
  3. Akane, conozco al Juancho de los dibujos, jeje, nosotros decimos que es el primo de Laggy XDDD Yo no entiendo mucho de lagartos la verdad, pero es como si tuviera cualquier otra mascota, con la diferencia de que Laggy no se deja tocar y suele esconderse si nos ve. Como mucho nos observa desde detrás de algo, donde piensa que está bien oculto :)

    A veces pienso que igual se siente mal entre las cuatro paredes del patio, pero luego se me ocurre que fuera se lo comerá un gato o lo matarán los agricultores porque se come los cultivos, así que creo que está mejor con nosotros :D

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Glenn K. Lo que pasa que este lagarto no está muy domesticado, jaja, así que no interactúa mucho con nosotros :D Pero bueno, sólo verle comer o pasearse por el patio es muy divertido :)

    saluditos y gracias por tu visita!

    ResponderEliminar
  5. Ciertamente, no es la tipica mascota con la que puedes jugar o acariciar... pero aun asi, se pilla cariño a los animalillos :)

    Y con todo, lo mejor, es poder demostrar que la convivencia pacifica con el resto de los animales de este planeta es posible.

    ResponderEliminar
  6. ¡Si me trataran tan bien a mí yo tampoco me habría ido!

    ResponderEliminar
  7. Aburrido dices???? me encantan las historias de mascotas... a mi me encantan los lagartitos, perenkenes y demás reptiles "domésticos"... tengo que tener cuidado que no me entren en casa porque mi dos Panteritas los matarían.... pero les dejo la luz de la entrada encendida hasta que me voy a dormir a dos perenkenes que viven en mi tejado para que coman bichitos que se acercan a la luz.......Me encantó tu historia. Besos. B

    ResponderEliminar
  8. Jose, ya te digo! Yo lo primero que hago al llegar a casa es ver si Laggy anda por el patio, si comió o si ya está debajo del zapatero preparado para dormir :) Es muy amoroso aunque no se deje tocar, jeje.

    Möbius jajaja, no te creas que yo lo tenía tan claro al principio, porque pensé que entraría en casa y me mordería la ropa o algo, no sé XDD Pero veo que es totalmente pacífico y que es agradecido si se le pone su comida favorita :D

    Bea yo también prefiero que no entre en casa, porque aparte de que me cague por todas partes le podemos hacer daño sin querer con una puerta o algo. En el patio lo tengo más controlado, porque desde que lo vi ir hacia la cocina, por donde tengo la lavadora, me entró miedo de que se metiera dentro y se muriera de una sobredosis de suavizante, pobre XD

    saluditos a los tres!

    ResponderEliminar
  9. ¡Laggy es maravilloso! Adoro a ese lagartito, para mi forma parte de vuestra familia. Creo que incluso podría tener su club de fans o su programa de televisión XD

    Además con vosotros vive feliz y con comidita asegurada. ¡larga vida a Laggy! jajaja

    Un beso :D

    ResponderEliminar
  10. Snowy, gracias por el entusiasmo! jajaja. Le diré a Laggy que te ofreces como presidenta de su club de fans, a ver qué le parece :D Desde luego, dudo que vaya a estar mejor alimentado que aquí, que nos preocupamos por ponerle el pimientito fresco y el tomate recién cortado todos los días XDD

    un beso wapa!

    ResponderEliminar
  11. Como ni me gustan ni me disgustan los lagartos he leído el post y admiro que respetéis la libertad del animalico campando a sus anchas por el jardín. Por cierto, ¿no comen insectos, arañas y similares?

    Saludos (extensivos a Laggy)

    ResponderEliminar
  12. Sese, pues en teoría sí que comen insectos y bichos así, pero a este parece que le gustan más las verduritas. Pa mí que es vegetariano XDD

    saluditos!

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado este post y vuestro lagarto. Chulísimo!! ¿No se deja coger? Es lo que le falta para ser una mascota perfecta.
    Ah, el agua seguramente la obtiene de las jugosas frutas y verduras, suficiente para sus necesidades.

    ResponderEliminar
  14. Qué va Angus, en cuanto abrimos la puerta del patio corre a esconderse detrás de lo que pille y no hemos podido ni acercarnos a medio metro XD A veces cree que está escondido y lo vemos perfectamente debajo de algún mueble o así, jaja. De todos modos, desde que llegó hasta ahora se ha vuelto más confiado, porque al principio tardaba como 40 minutos en salir cuando le dejábamos comida, y ahora no espera ni un minuto y ya sale corriendo a por su ración :D Quizás algún día nos armemos de paciencia y nos pongamos al lado de la comida esperando, a ver si no se asusta, pero me da que no le apetece mucho el contacto humano.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  15. Me parece genial que ya que a Greek Draz no le gustan los perros ni los gatos en casa, pués por lo menos que tengais a Laggy.
    Ya tengo ganitas de conocerlo, la verdad.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  16. ¡Waaaa! No me emocionan mucho los reptiles pero puestos a escoger me quedo con los lagartos antes que por ejemplo las tortugas. Esas sí que son guarretas... El pobre Laggy hace sus cositas y punto :P No sé yo cómo te las verías si tuvieras 3 gatos como yo, que hacen unas deposiciones impresionantes y más cuando toman algo lácteo. ¡Jaja! Hoy precisamente los bañé a los 3 para que de cara al otoño/invierno duren algo limpios, que con días malos cogen catarro si los meto bajo el chorro. Y se dejan eh... Lo único es que acabo rendida de la cintura, pero se dejan.
    Saludos a Laggy de mi parte. A ti también, maja :)

    ResponderEliminar
  17. Amixam, ya veo que también formas parte del club de fans de Laggy fundado por Snowy!! :D Seguro que le encanta tener tantas admiradoras, jaja. Yo preferiría tener una mascota un poco más cariñosa, pero bueno, igual un día nos sorprende y se vuelve menos asustadizo.

    Hannamary, lo malo de los lagartos es que creo que no comprenden aún lo del cajón de arena... XDDD Tus gatos, por lo que he visto en fotos, son una monada. A mí me encantaría tener uno, peeeero, lo que no se puede, pues no se puede. Mientras me consuelo con Laggy... le hablo y todo, no veas, incluso hace compañía ahí mirando por la ventana hacia la habitación, jeje.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  18. [los lagartos de esta especie pueden llegar a vivir ocho o nueve años (ya puede ponerse a trabajar antes para ganarse el sustento, tal y como están las cosas con la crisis…]

    JUAZZZZZZZ

    Yo sigo en mis trece de que seguro que se come las cucarachas, arañitas y cosas asi, y nadie me va a bajar del burro jajajaja

    Me dejan unirme al club de fans???

    ResponderEliminar
  19. Hola

    Ja, ja, ja, ja. Qué mascota más curiosa. En mi casa son cinco o seis gatos, con distinto grado de valentía y afinidad (unos que quieren vivir siempre dentro y otros que huyen nada más verme).

    Eso sí... yo no los cuido O:-).

    Pero sigo echando de menos a mi perro.

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  20. Hola Lillu, cuanto tiempo sin visitarte¡¡ me ha gustado mucho que nos contaras tu experiencia con el lagarto y me parece magnífico que no seas de esas personas que en cuanto ven algo moviéndose le pegan el pisotón y luego preguntan...
    Aquí en Mallorca, una de las pequeñas islas que nos rodean se llama Dragonera, ya puedes imaginar porqué. Es una reserva natural protegida, sin habitantes humanso, donde los "dragós" mallorquines campan por sus respetos, no se qué variedad de lagartijas son en concreto pero son miles las que habitan la isla, y además como están acostumbradas a los visitantes, vienen a comer de tu mano.
    En nuestro jardín tenemos varias salamandras que comparten generosamente con nosotros las noches de verano, nos respetamos mutuamente y por supuesto intentamos no pillarlas con las puertas cuando se acercan mucho a la casa.
    Dios, como me enrollo... en fín, un placer visitarte y leerte. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Adi, yo creo que aquí si matas al lagarto indebido pueden hasta detenerte, con lo de las especies protegidas. Eso sí, con las cucarachas no suelo tener tantos miramientos, lo reconozco, sobre todo cuando se adentran en mi cocina sin consentimiento XD

    El resto de animalitos, salvo los que me dan miedo, suelen despertarme mucha ternura, así que yo no los molesto si ellos no me molestan a mí. Como la vida misma, vamos :) Con los bichejos que me asustan opto por huir y que otro se encargue de apartarlos de mi camino. Siempre hay gente que no le teme a las arañas, por ejemplo... :D

    saluditos y gracias por tu visita :)

    ResponderEliminar
  22. Giela, apuntada para el Club de Fans! Y sí, algunos insectos sí que debe comerse, que desde que está en el patio tengo menos cucarachas, eso es cierto.

    Juan, a mí me encantan los gatos y los perros, aunque a los segundos les tengo un miedo irracional heredado que algún día me gustaría superar. Mientras, me conformo con Laggy, que hace las veces de mascota del estilo de los peces de acuario, que tampoco son muy cariñosos que se diga :D

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails