martes, 21 de octubre de 2008

So Strange

Estoy de vuelta. Mi abuela paterna nos dejó la semana pasada y tuve que viajar inesperadamente a Galicia para despedirla y desearle una agradable estancia allá donde esté. Ya no tengo más abuelos ni abuelas, así que desde aquí quiero mandar un beso para los cuatro, Quinso, Manolo, Pura y Manola, y decirles que tengo un pedacito de recuerdo de cada uno siempre conmigo.

Tras una semana de inestabilidad, cansancio y nervios, estoy de regreso intentando recuperar la tranquilidad de la rutina. La foto estaba preparada desde antes de irme, así que por qué no ponerla y comunicar al mundo que a veces la vida es tan extraña... Lo dicho, cogiendo fuerzas.

13 comentarios:

  1. Jo! Lo siento Lillu, no lo sabía! De haberlo sabido te acompañaría.
    :(
    Parece ser que este mes es el mes de las malas noticias.

    Mil besos!

    ResponderEliminar
  2. Ay, lo siento,,,se queda uno tan desaparado sin abuelos!!!! Un beso muy fuerte!! Bea

    ResponderEliminar
  3. Pues solo podemos acompañarte en el sentimiento... y esperar que estos dias extraños vengan otros mejores.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pues te doy el pésame; yo sólo conocí a uno de mis abuelos, y al menos tendrás contigo los recuerdos de los momentos vividos junto a todos ellos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Lo siento mucho Lillu! Mucho ánimo y un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  6. Jo Lillu, lo siento mucho... ya me preguntaba yo por qué tardabas tanto en actualizar...

    Ánimo, un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos.

    Saluditos :)

    ResponderEliminar
  8. Hola

    Llevaba unos días sin pasarme por aquí, y me encuentro con esta mala noticia. Lo siento mucho :( . Por desgracia, el otoño y la primavera son épocas muy malas para las personas mayores.

    A mí sólo me queda una abuela, que está, prácticamente, en cama, y temo mucho a esta época, sobre todo.

    Recupérate lo antes posible.

    Un abrazo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Juan. Mi abuela era ya muy mayor, 97 años, pero por suerte tuvo una vida casi sin enfermedades ni percances. En este caso tuve el añadido de muchos kilómetros en avión y coche en muy pocos días, lo que me ha dejado el cuerpo machacado, aparte del ánimo. Pero en breve estaré de nuevo en línea, ya que la vida sigue para los que nos quedamos y eso tiene que ser bueno por fuerza :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  10. Nunca sabré que decir en éstas situaciones, asi que solo te mandaré un abrazo desde barna...
    Laura.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails